Noticia de Interés

 

Manny Pacquiao, la estrella del boxeo de Filipinas, se ha convertido en senador de la nación, con una plataforma pro-cristiana y de lucha contra la pobreza.

manny pacquiao en acto publico

Pacquiao se había desempeñado durante tres años como miembro del Congreso en su provincia natal Sarangani, y ganó el asiento en el Senado de Filipinas por seis años con más de 15 millones de votos.

Hizo campaña sobre su historia de vida, diciendo que había resucitado de la extrema pobreza a la riqueza a través de su carrera en el boxeo. “Si un líder no ha experimentado ser pobre, no puede realmente sentir por los pobres”, dijo a los votantes en la campaña, asegurándoles que él sabía “cómo se siente al pasar hambre durante todo el día”.

El énfasis de sus oponentes fue que pasaba demasiado tiempo en la preparación para las peleas o mezclándose con las celebridades en los Estados Unidos.







Recordemos que Pacquiao perdió el patrocinio de Nike por su opinión sobre la homosexualidad. Nike terminó el contrato con Pacquiao porque dijo que quienes se dedican a las relaciones homosexuales son “peor que los animales”, una declaración por la que Pacquiao se disculpó afirmando que no tuvo la intención de causar daño emocional, pero reiteró, “Lo que estoy diciendo es correcto. Quiero decir que yo estoy aquí manifestando la verdad, lo que dice la Biblia”.

Puedes leer aquí el artículo que publicamos sobre ese hecho.

La Iglesia Católica filipina defendió las declaraciones de Pacquiao sobre la homosexualidad.

manny pacquiao en recorrida politica







A diferencia de la mayor parte de las Filipinas, Pacquiao es un cristiano evangélico, después de haberse convertido de su religión católica de la infancia. La conversión ha consternado incluso a su madre, que ha criticado públicamente el cambio, e incluso declaró que la Virgen María se le había aparecido cuando estaba embarazada de Manny, ver aquí.

La fe de Pacquiao también ha hecho de él un importante objetivo para el grupo islamista radical Abu Sayyaf, afiliado al Estado Islámico. El presidente Benigno Aquino reveló en abril pasado que el grupo terrorista había tramado el secuestro de Pacquiao o uno de sus familiares, no sólo para llenar sus arcas con dinero del rescate, sino para enviar un mensaje de que ningún cristiano en las Filipinas está seguro.

La popularidad de Pacquiao ayudó a dos de sus hermanos a hacerse con un cargo político. Bobby Pacquiao, también boxeador, ganó su elección al consejo de General Santos City y Rogelio ‘Roel’ Pacquiao ha sido elegido miembro del Congreso de Sarangani en sustitución de Manny.

camioneta de campaña de manny pacquiao fondo