En la mayoría de los retratos artísticos de la Virgen María se representa con un manto azul.

Y las vestimentas del clero en las fiestas marianas es el azul.

¿Por qué azul?

Virgen de Medjugorje

¿De dónde viene esa práctica?
.
¿El color azul le da una cierta característica a la imagen?

 estatuas de bernadette en gruta de lourdes

 

EL MANTO AZUL DE MARÍA

En la Galilea del primer siglo la ropa de María probablemente no tuviera mucho color.
.
Hubiera sido más bien color crema de la lana.

Los aldeanos pueden haber utilizado las plantas disponibles para producir algunos tintes modestos.

Púrpura y azul estaban reservados para las clases ricas y dominantes porque las plantas para esos colorantes eran más raros.

Fueron producidos por primera vez a partir del lapislázuli, una piedra semipreciosa que venía de minas en Afganistán, para hacer un pigmento, el “ultramarino”.

El Rojo se utilizó para el ejército romano, porque las plantas productoras de colorantes rojos eran fácilmente disponibles.

María se ha aparecido con distintos tipos de modelos de ropa, pero el azul ha predominado largamente.

Llevaba una banda azul en Lourdes.

Y en la Virgen de Guadalupe el manto azul esta tachonado de estrellas.

Tenía azul en Kibeho.

Ella fue pintada con el azul en el sitio de la aparición cerca de Green Bay.

Virgen de Guadalupe

En San Nicolás que llevaba un vestido azul.

En Bannneux en Bélgica su vestido refleja una luz azul.

En Beauraing en esa misma nación que fue descrito con una faja de “azul inolvidable”.

Ella era representada toda en azul en Pontmain. Es aparentemente interminable.

Y está el color del Ejército Azul de Fátima.

¡El azul es el color de María!

ns de kibeho

 

SIGNIFICADOS DEL AZUL

El color azul se piensa para proteger contra el mal.

Tal vez habías oído que allá por los tiempos de los primeros misioneros, las puertas en el suroeste de los Estados Unidos eran de pintura azul.

Según la tradición, señala Marion Amberg en “Shrines and Wonders: The Pilgrims Guide to Santa Fe and Northern New Mexico”,
.
Los colonos españoles pintaban sus puertas y ventanas de azul como una forma de oración para alejar malos espíritus”.

Esto se encuentra en centenarias casas de adobe y en ciertas casas más modernas también.

Algunos dicen que comenzó debido a la influencia, entre los indios,de la mística española María de Agreda, que al parecer llevaba una capa azul cielo cuando se apareciía a los indígenas bilocada.

Pero lo más probable, uno podría suponer, es que el color está estrechamente ligado a la Mater.

Y sobre todo en la imagen de Guadalupe, por eso los indios convertidos y los colonos usaron ese color.

O tal vez porque el azul se asocia con el cielo.







El azul ha sido un color asociado con la realeza, la paz y la naturaleza (el mar y el cielo).

Así que tiene sentido que las obras artísticas de María retraten a la Reina del Cielo y de la Tierra en azul.

En algunas culturas, el azul significa la confianza, la seguridad, y autoridad, y se considera que es relajante y tranquilizador.

primer plano estatua pontmain

En las culturas orientales el azul simboliza la inmortalidad, mientras que en Ucrania denota buena salud.

El color Azul está más comúnmente asociado con la santidad, fe, armonía.

Fr Johann Roten, director  de Investigación de la Universidad de Dayton (una universidad católica) escribió:

“El manto azul oscuro de María, de alrededor de 500 dC es de origen bizantino y es el color de una emperatriz

El color azul oscuro del manto de María representa una especie de espera que se produjo en la parte más oscura de la noche, que corresponde a la celebración católica de Adviento.

Y también el color sugiere el paralelo a las muchas asociaciones entre María, la luna y las estrellas, que se ve en Apocalipsis 12:1 y se representa en la obra de muchos vitrales

El manto por sí mismo había simbolizado la protección desde antes de la Edad Media, ya que las mujeres ocultaban bebés vulnerables en su interior para mayor seguridad.

Es con frecuencia el color preferido para la ropa de la Virgen María en el arte medieval.

virgen del rosario de san nicolas en el tigre

Después de la Edad Media, sin embargo, los artistas comenzaron a usar el color azul cielo en la capa, que ilustra su estatus en el mundo católico como protector y madre de la Tierra.

No en vano nuestro planeta se ve con un color azul desde el espacio.

Debido a que la mayoría de las denominaciones cristianas comparten una herencia común, este tono de azul es el más comúnmente utilizado hoy en día, incluso en las sectas no católicas del cristianismo.

El azul también se usa para el alfombrado de muchos santuarios como símbolo de lugar sagrado.

Escapulario Azul

Escapulario Azul

 

HAY UN ESCAPULARIO AZUL

Hay incluso un escapulario azul.

El Escapulario Azul se originó en España y se conecta con Santa Beatriz de Silva Meneses (1426-1492).

En 1484, fundó la Orden de las Hermanas de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María [Concepcionistas].

Uno de los requisitos de la Regla de Vida para estas monjas fue llevar el escapulario de la Inmaculada Concepción por debajo de sus hábitos blancos.

La creciente popularidad de esta forma de devoción a María en medio de los fieles animó a las hermanas concepcionistas a acercarse a la Santa Sede con la solicitud de indulgencias y privilegios especiales para todos aquellos que piadosamente llevaban el escapulario.

Un siglo más tarde, la práctica de usar el Escapulario de la Inmaculada Concepción comenzó a difundirse en Italia.

Allí, la Venerable Sierva de Dios, Úrsula Benincasa [1547-1618], fundó la Congregación de los Oblatos de la Inmaculada Concepción de la Virgen María en el año 1583.

En Nápoles, Italia, después de recibir la Santa Comunión en la Fiesta de la Presentación del Señor en 1617, la hermana Ursula recibió una visión de la Virgen vestida con una túnica blanca sobre la que llevaba otra prenda de vestir de azul celeste.

El escapulario de la Inmaculada Concepción era tradicionalmente hecho de tela azul, por lo tanto, se le llama el “Escapulario Azul”.

María lleva en sus brazos al Niño Jesús. Está rodeada de muchas personas, todas vestidas de una manera similar.

En 1910, el Papa Pío X dio su permiso para sustituir el escapulario de tela azul con una medalla.

En la cara anversa de la medalla hay una imagen de la Virgen de la Inmaculada Concepción; en el reverso hay una imagen del Sagrado Corazón de Jesús.

Tanto los escapularios de tela como medallas deben ser usados debajo de la ropa como símbolo de dignidad cristiana.







Estatua de sor Maria de Agreda como se le aparecía a los indios

 

EL AZUL EN EL NACIMIENTO DE LA VIRGEN MARÍA

En la visión que tuvo María Valtorta del nacimiento de la Santísima Virgen hay muchas alusiones al color azul y a su relación con la luz y el cielo.

Lo que implicaría que este color adjudicado a María sería por designio divino.

Veamos algunas de ellas.

“Dice Jesús:

Levántate y apresúrate, pequeña amiga.

Siento ardiente deseo de llevarte conmigo al azul paradisíaco de la contemplación de la Virginidad de María.

Saldrás de él con el alma fresca como si tú también hubieras sido recientemente creada por el Padre, una pequeña Eva antes de conocer carne.

Saldrás con el espíritu lleno de luz, pues te habrás abismado en la contemplación de la obra maestra de Dios.

Con todo tu ser repleto de amor, pues habrás comprendido cómo sabe amar Dios.

Hablar de la concepción de María, la Sin Mancha, significa sumergirse en lo azul, en la luz, en el amor…

Olvidaos de la cárcel, abandonad esa imagen vuestra llena de cosas oscuras, podridas, sucias, venenosas, mentirosas, blasfemas, corruptoras, y elevaos, al menos con la mirada, a la ilimitada libertad de los firmamentos.

Haceos un alma azul mirando tanta limpidez de cielo, haceos con una reserva de luz que podáis llevar a vuestra oscura cárcel.

Leed la palabra que escribimos cantando en coro nuestra melodía sideral, más armoniosa que si proviniera de un órgano de catedral…, porque siempre tenemos presente a Aquel que nos dio la alegría de existir, y le amamos por habernos dado este existir, este resplandecer, este movemos, este ser libres y bellos en medio de este cielo delicado allende el cual vemos un cielo aún más sublime, el Paraíso.

A Aquel cuyo precepto de amor en su segunda parte cumplimos al amaros a vosotros, prójimo universal nuestro, al amaros proporcionándoos guía y luz, calor y belleza.

¿Para quién habría hecho ese líquido azul: para el cielo, espejo; para la tierra, camino; sonrisa de aguas; voz de olas?…

Yo te miro, y te veo como serás, ¡oh, Mujer inmaculada que ahora eres sólo espíritu: el espíritu en que Yo me deleito!

Yo te miro y doy al mar y al firmamento el azul de tu mirada; el color de tus cabellos, al trigo santo; el candor, a la azucena; el color rosa como tu epidermis de seda, a la rosa; de tus dientes delicados copio las perlas; hago las dulces fresas mirando tu boca; a los ruiseñores les pongo en la garganta tus notas y a las tórtolas tu llanto.”

Fuentes:

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: