El 5 de junio de 1963 Conchita reveló que la Virgen le había dicho que quedaban 3 papas (¿o habrá dicho 4?) hasta el final de los tiempos. Hoy esta en discusión si la Virgen le dijo 3 o 4, y también que significa que vendrá el “fin de los tiempos”.Y según san Malaquías, después de Juan Pablo II quedaría 2 papas más.

Si creemos que la Virgen dijo que quedaban 3 papas, entonces, como a la muerte de Juan XXIII siguió Pablo VI, Juan Pablo I y Juan Pablo II, con la asunción de Benedicto XVI estaríamos en el “final de los tiempos”.

Si creemos que la Virgen dijo que quedaban 4 papas, uno casi no lo contaba porque iba a durar muy poco (Juan Pablo I), entonces el “final de los tiempos” vendrá con el sucesor de Benedicto XVI.

Ver estos posts de los Foros:
Nuestra Señora del Carmen de Garabandal, España ( 18 de junio)
La Virgen de Fatima profetizó su aparicion en Garabandal
Videos sobre las Apariciones de Garabandal
El Aviso, el Milagro y el Castigo en Garabandal, España
La Profecía sobre los Papas en Garabandal
Los Papas, la Iglesia y los Sacerdotes en Garabandal
El Padre Pio y las apariciones de Garabandal
El Milagro de la Comunión del Arcangel Miguel en Garabandal
Dos Testimonios de Curaciones en Garabandal
Visión del Padre Andreu en Garabandal, España ( 8 de agosto de 1961)
El Diario de Conchita, la vidente de Garabandal
La aldea de San Sebastián de Garabandal donde apareció la Virgen en 1961
Los Mensajes y Milagros de Garabandal

Sea cual fue el último papa sigue igual en pie determinar cuales son las consecuencias perceptibles concretas, en tiempos humanos, de que entremos en los “últimos tiempos”.

De cualquier forma, esta profecía de los tres Papas siempre ha sido objeto de gran interés a causa de sus enormes implicancias. De acuerdo a Conchita, la Virgen le dijo que después del tercer Papa (o cuarto) vendría el final de los tiempos pero no el fin del mundo, una sentencia que Conchita misma no entiende.

 

VERSION DE QUE QUEDAN SOLO 3 PAPAS

En los primeros días de junio, de 1963. Las campanas de Garabandal empezaron a tocar; Conchita que estaba en la cocina de su casa con su madre Aniceta, exclamó inmediatamente:

Las campanas tocan por un muerto. Seguramente, es por el Papa (en efecto, Juan XXIII había muerto). Ahora ya no quedan más que tres Papas.

La madre, sorprendida, le pregunta que ha dicho, ella le responde que la Virgen le había dicho que después de este Papa (Juan XXIII) solo quedaban tres. La madre le pregunta si entonces vendrá el fin del mundo. Conchita responde, “no el fin del mundo, pero el fin de los tiempos”.

Aniceta entonces le pregunta si no era lo mismo. La niña respondió “A mí fue la Virgen quien me lo dijo: “Después de este Papa ya sólo quedan tres y después, el fin de los tiempos”. (Diario de Conchita de 5-6-63)

No debe de confundirse el fin de los tiempos con el fin del mundo. Hay que recordar que el “fin de los tiempos” comenzó a partir de la primera venida de Cristo. El fin de los tiempos se refiere al final de una época. Quizás, esas palabras en boca de la Virgen signifiquen que tras una purificación de la humanidad y la renovación de la Iglesia comenzará otra época donde reine glorioso Jesucristo.

No se trata de un paraíso en la tierra ya que los conflictos continuarán siempre pero si un tiempo en que la Iglesia manifieste mas claramente a Cristo por estar El reinando en muchos de los corazones de los fieles.

 

VERSION DE QUE QUEDAN SOLO 4 PAPAS

Esta versión es la que se narra en http://www.virgendegarabandal.org, que es un sitio dedicado integramente a las apariciones de Garbandal.

En 1965 Conchita dijo que en algunas ocasiones no sabía si contar algunas cosas porque, aunque la Santísima Virgen no se lo prohibió, tampoco le dijo que lo dijese.

La Santísima Virgen, el 1 de Enero de 1965, le reveló el AVISO que va a venir y esto sí que lo podía decir, en cambio, la importantísima conversación del 8 de diciembre de 1963 acerca de cosas futuras que van a suceder no se las permitió decir ni siquiera bajo secreto de confesión.

La conversación tan importante que continuamos acá la contó en presencia de cuatro testigos: su madre Aniceta, D. Albrecht Weber, su madre Elisabeth Weber y Eloisa Deguia.

Fue en la tarde del día 13 de noviembre de 1965, el día de la última Aparición de la Santísima Virgen. La Sra. Elisabeth Weber tomó notas detalladas. En este día, D. Albrecht Weber habló largamente con Conchita de varios temas relacionados con las Apariciones.

La primera parte de la conversación dice:
Cuando la noticia de la muerte del Papa Juan XXIII llegó al pueblo, las pequeñas campanas de la Iglesia anunciaron la muerte del Papa con un tono fúnebre.

Conchita fue con su madre Aniceta y la Sra. Ortiz de camino a la Iglesia. Surgió la siguiente conversación:

— El Papa ha muerto.
Dijo su madre.

Contestó Conchita:
— Ah, que el Papa murió. Entonces quedan TRES papas.
Hasta aquí todo muy bien. Sin embargo, una vez de vuelta a casa, Aniceta no estaba tranquila y quiso conocer más profundamente los pensamientos de su hija que parecía reservarse en presencia de la Sra. Ortiz.

En casa, a solas, temiendo un posible error de su hija, le pregunta su madre:
— ¿De donde sabes que solamente quedan TRES papas?

Conchita respondió:
— De la Santísima Virgen. En realidad me dijo que aún vendrían CUATRO papas pero que Ella no contaba uno de ellos.

Dice Aniceta:
— Pero entonces, ¿por qué no tener en cuenta UNO?

Responde Conchita:
— Ella no lo dijo, solo me dijo que UNO no le tenía en cuenta. Sin embargo me dijo que gobernaría la Iglesia por muy poco tiempo.

A la pregunta:
— ¿Quizás por eso no lo cuenta?

Conchita dice:
— No lo sé.

Su madre:
–Y qué viene después?
— Ella no lo dijo.

La Virgen dice claramente que, después de Juan XXIII, habrá cuatro Papas más pero que uno de ellos no le tiene en cuenta. Aniceta no entiende por qué y le pregunta a su hija si será por el motivo de que gobernará la Iglesia por muy poco tiempo. Sin embargo la Santísima Virgen no explica la causa de la repentina muerte de Juan Pablo I ni cual es el motivo concreto por el que no le cuenta pero sí indica claramente que el que Ella no cuenta es el que reinará poco tiempo, es decir el papa Juan Pablo I.

Así pues los cuatro Papas, después de Juan XXIII, son: Pablo VI, Juan Pablo I, Juan Pablo II y Benedicto XVI y el que la Virgen no cuenta, cuando dijo “Solo quedan TRES papas”, es Juan Pablo I. Hay que entenderlo así: Solo quedan TRES papas que gobernarán normalmente a la Iglesia ya que a Juan Pablo I no le dio tiempo a realizar ni siquiera la primera de las grandes reformas que pensaba hacer.

 

LAS PROFECÍAS DE SAN MALAQUÍAS

Para contrastar informamos también sobre las profecías de San Malaquías que muestran cierta familiaridad con las de Garabandal.

San Malaquías fue un Arzobispo Irlandés (de Armagh), que vivió en los años 1094-1148. Hizo una lista de 111 Papas, más “Pedro Romano”, sin número, que sería el último Papa. Y estas profecías están relacio
nadas con las de Garabandal para los últimos Papas, con algunas diferencias.

A cada Papa le puso un “lema”, y en 800 años se han cumplido muy bien.

Así, el número 1 era “Ex Castro Tiberis”: ¨de un Castillo del Tíber”, y correspondió al Papa Celestino II que había nacido en la ciudad de Castillo sobre el río Tíber.

El lema del número 2 era “Inimicus Expulsus” (“Expulsador de Enemigos”), que correspondió al Papa Lucio II, y su nombre de familia era “Caccianemici” que significa “Expulsador de Enemigos”.

El número 35, “De Suttore Osseo” (Del Remendón de Ossa), el Papa Juan XII (1316-24), que era hijo de un zapatero remendón nacido en Ossa.

Así se han ido cumpliendo los “lemas” con increíble exactitud. En los últimos tiempos:

El Papa número 106, “Pastor Angélicus” correspondió a Pío XII, que tenía en su escudo un Angel, y es considerado como el más angélico de todos los Papas.

El número 107, “Pastor et Nauta” (“Pastor y Navegante”), correspondió a Juan XXIII, cuyo tema preferido era el “Buen Pastor”, y nació en Venecia, la ciudad entre las aguas.

El número 108, “Flos Florum” (“Flor de las Flores”), Pablo VI, que tiene en su escudo de armas el “lirio”, la “flor de las flores”.

El número 109, “De Mediate Luna” (“De la Media Luna”), Juan Pablo I, que fue elegido en una Media Luna y falleció en la siguiente Media Luna.

El número 110, “De Labore Solis”, Juan Pablo II. Juan Pablo II sería el último Papa según Garabandal (si se cuenta a Juan Pablo I). Esta descripción encaja perfectamente al Papa Juan Pablo II, quien surgió como una luz especial para la Iglesia Católica, promoviendo la fe desde todos los ángulos. Las obras de Juan Pablo II fueron realmente el trabajo de Dios, la labor del sol.

El segundo significado de “de labore solis” es el de un eclipse solar, en el cual parece que el sol tiene que trabajar para dar luz. Tal vez el hecho de que Juan Pablo II fue un Papa muy Mariano que tuvo una devoción especial a la Virgen Maria, la mujer vestida con el sol que aparece en el Apocalipsis, sugiere como si el sol (Nuestro Señor) es opacado temporalmente por la luna (la Virgen Maria).

Según San Malaquías habría otros dos Papas más:

El número 111, “De Gloria Olivae”… Los Benedictinos siempre han pensado que se tratará de una persona relacionada con su Orden, profetizado por el mismo San Benito, que unirá a los creyentes y vencerá a los herejes. Este sería Benedicto XVI.

“Pedro Romano”, según San Malaquías, vendrá después del número 111, pero a Pedro Romano no le da “número”, solo dice que será el único Papa llamado “Pedro”, como el primero. Y en verdad esta profecía también se ha cumplido, porque en 800 años desde que se hicieron estas profecías, ningún Papa se ha llamado “Pedro”. Habrá muchas persecuciones de la Iglesia, el Vaticano será destruido, y el Juez juzgará a la humanidad.

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: