La Virgen del Panecillo domina la ciudad de Quito.

De 42,5 metros de altura, es una réplica de la escultura policromada de madera del siglo XVIII atribuida a Bernardo de Legarda.

La original se encuentra en el Altar Mayor de la Iglesia de San Francisco.

Quito 74

Su iconografía, está basada en la Virgen del Apocalipsis, que habla de una mujer sometiendo al pecado, representado en una serpiente.
.
Se trata de una representación inédita, llamada Inmaculada Legardiana, mejor conocida como la Virgen de Quito.

 

EL PANECILLO

La elevación natural del Panecillo fue bautizada así por su parecido con un pequeño pan, se erige en medio de la ciudad de Quito como un mirador natural desde el cual se aprecia la belleza andina de la zona y la disposición urbana de la ciudad.

El montículo recibió su calificativo de los conquistadores españoles, pero se cree que su nombre auténtico es “Shungoloma” que en quichua significa “loma del corazón”.

La loma del Panecillo, con tres mil metros de altitud sobre el nivel del mar, es una referencia para los quiteños porque marca la división entre el sur y el centro de la ciudad.

Y aún mantiene el legado de la época incaica porque allí se encuentra la Olla del Panecillo, una especie de cisterna circular de ocho metros de profundidad que fue utilizado para el riego de sembríos.

panecillo desde centro de quito

Años después, durante la dominación española, el lugar sirvió para recolectar agua lluvia destinada al riego de los jardines de la mansión española Bellavista y luego fue utilizado como sitio de defensa de las tropas coloniales durante la batalla libertaria de Pichincha el 24 de mayo de 1822.

En la época preincaica se erigió sobre él un templo dedicado al culto del dios Sol, llamado Yavirac, el cual fue destruido por el indigena Rumiñahui mientras resistía con sus tropas al avance español.

En 1976, el artista español Agustín de la Herrán Matorras realizó en aluminio el monumento a la Virgen María que se encuentra en la cúspide del cerro.

En Quito dicen
.
“que cuando se escuche a la Virgen del Panecillo hacer sonar fuertemente sus cadenas, y la serpiente que está atada de ellas se escape, será el aviso del fin del mundo… “
   

 

¿QUIÉN COLOCÓ ALLÍ A LA VIRGEN?

“El Ecuador a la Inmaculada Madre de Dios, Augusta Reina, Amabilísima Madre y Soberana Protectora de esta República. Decreto Legislativo 1892”.

Hace más de un siglo comienza la historia de este polémico monumento enclavado en un cerro que el mundo pre incásico lo había dedicado al Dios Sol.







virgen de quito

Al cumplirse los 400 años de evangelización en América, la República del Ecuador fue consagrada al “Corazón Inmaculado de María”.
.
El 6 de agosto de ese año, un decreto legislativo dispuso erigir una estatua a la madre de Cristo
para lo que se destinaron 10.000 sucres para “los gastos de adquisición en Europa y la colocación de la estatua”.

El Municipio donó el terreno con el compromiso de que la estatua fuera construida en el plazo de 30 años.

Después de un largo proceso de licitación, en 1955 comienza su construcción.

Se inauguró recién en 28 de marzo de1975, durante la Alcaldía de Sixto Durán Ballén.

La ejecución estuvo a cargo de los misioneros oblatos y la construcción, del escultor español Agustín de la Herrán Matosas.

 

LA VIRGEN DE QUITO 

Compuesta por siete mil piezas diferentes, esta es la mayor representación de aluminio en todo el mundo.
.
La obra, empezada a construir en 1976, es una réplica de la escultura de 30 centímetros realizada en el siglo XVIII por el escultor quiteño Bernardo de Legarda.
.
La misma que reposa en el altar mayor de la iglesia de San Francisco, y que está considerada como la obra cumbre de la escultura de la escuela quiteña colonial.

virgen del panecillo nocturno

La escultura representa a la Virgen María tal como se la describe en el libro bíblico del Apocalipsis: una mujer con alas, una cadena que apresa a la serpiente que tiene bajo sus pies y que representa a la bestia del 666.

Es por ello que además de los nombres de Virgen de Quito ó Virgen de Legarda (por el escultor de la obra original), esta estatua también es llamada Virgen del Apocalípsis.

La escultura reposa sobre un edificio base de cuatro niveles, construido en hormigón y revestido de piedra volcánica; dentro se puede recorrer un pequeño museo en el que se relata la historia del milenario cerro y de la construcción de la escultura.

Además, accediendo por este museo se puede llegar a un mirador ubicado en los pies mismos de la Virgen, desde el cual se tiene una privilegiada vista de 180 grados de la ciudad de Quito.

En su base de hormigón se encuentra una placa nombrada “La Mujer de la Apocalipsis (Cap 12)” escrita por el Padre Jesús Rigoberto Correa Vázquez la cual dice:







“¿Quién es esta mujer, de sol vestida, reina, de doce estrellas coronada, portentosa señal, airosa, alada, que al firmamento se remonta erguida?

¿Quién es esta mujer engrandecida, que a sus plantas la luna ve postrada, mantiene a la serpiente encadenada y entre todas es la única escogida?

Es María, la virgen, la esperanza mostrada, en el edén, a cielo y tierra, en quien Dios se encarnó y entró en la historia.

Es la madre de Dios, flor de la alianza, la mujer fuerte que al infierno aterra, la esclava del Señor, la asunta en gloria.”

Fuentes:

Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: