En el campanario de la capilla Santo Domingo de la ciudad de Chilecito en la Rioja, el 29 de septiembre de 2006 comenzó la aparición de una silueta de mujer que se reconoce como la Virgen María.

Produciéndose un clima de fervor y religiosidad popular nos solo en la ciudad, ya que han llegado peregrinaciones de otros sitios del país para observar el milagro.

Grandes y chicos rezan mirando hacia el campanario e interpretan como un “signo” del llamado a la conversión.

La Iglesia Católica, si bien no desconoció el fenómeno, mostró inmediatamente cautela y el párroco de Chilecito, Jorge Vega, aconsejó “prudencia”.

Otro signo es que la quiniela de La Rioja premió esa noche al 060, “la virgen” en la jerga de los apostadores.

Un año después, los sacerdotes y religiosos del Decanato Oeste de la Rioja reconocieron la presencia de la Virgen María en el Campanario de la capilla Santo Domingo.

Custodiado por el reconocido Valle de Famatina, Chilecito se alza como uno de los principales centros poblacionales de la provincia de La Rioja, provincia de Argentina.

 

EL ACONTECIMIENTO

El hecho ocurrió entre las cero y las 6,45 del 29 de septiembre del 2006 con las últimas horas de luz en que se diluyó.

De acuerdo con los testimonios fue más nítida en algunos momentos.

Unas doscientas personas, que iban renovándose a medida que se conocía el fenómeno tomaron distintas actitudes: rezaron, observaron en silencio y mostraron curiosidad.

A las 20 comenzó a observarse la imagen habiéndose concentrado gran cantidad de gente.

Cabe señalar que la iglesia fue abierta pero algunos testimonios daban cuenta que sólo se observaba a la distancia pues cuando se acercaban se diluía.

A las 21, el párroco Vega comenzó a oficiar una misa.

El doctor Sergio Julio, quien es catequista de confirmación y miembro del grupo Senda, comentó que:

“Anoche cuando venía de la parroquia Sagrado Corazón de Jesús, donde estamos organizando un retiro para jóvenes y como soy del barrio siempre paso por la capilla y me persigno.

Anoche fue algo especial porque algo me hizo mirar hacia el campanario y vi la silueta de una mujer brillante.

Le saqué una foto con el celular.

Me quede muy impresionado y me fui a mi casa donde todos veían lo mismo.

A los minutos volvimos y ya todos se habían anoticiado, se llenó la plaza de jóvenes y gente mayor, que rezó toda la noche el rosario”.

Recordó que cuando iba a la reunión, se estaba rezando la novena a la Virgen del Rosario de San Nicolás y solo había tres personas

“Me dio mucha tristeza ver tan poca gente, en cambio después de la parición estaba lleno.

Creo que la Virgen quiere compartir con sus hijos este momento, porque la novena es un tiempo de gracia y ella quiere que sus hijos no desaprovechen esa gracia”.

Otro testimonio fue el de Graciela Barrionuevo, que manifestó que

“Sentimos una alegría inmensa al ver la silueta de la Virgen María y realmente se vivieron momentos muy emocionantes por ver la cantidad de chicos que estuvieron anoche con mucha ansiedad por ver.

Sentimos la sensación de estar muy cerca de la Virgen, cuando rezábamos era como que se iluminaba mas la imagen. Pudimos ver que se la veía contenta.

Además hay gente como yo que pudo divisar también el rostro de Cristo en otro vértice”, remarcó.

También se llegó al lugar el padre Lorenzo González, quien reconoció que mucha gente le dijo haber observado el “reflejo de la Virgen”, aunque

“Hay que ser considerado aún, porque sabemos que en general este tipo de fenómeno se dan si es del beneplácito de Dios, él es dueño de dar indicaciones o de manifestarse a través de ciertos signos, sin duda sirviéndose de nuestra psicología”.

Durante toda la noche, las personas que constaron la aparición rezaron con mucho fervor y su emoción llegó hasta las lágrimas.

Las miradas se perdían en el resplandor de la fuerte luz que irradiaba la imagen, mientras surgían opiniones acerca del mensaje de la Madre de Jesús.

Para algunos se trata la imagen típica de la Virgen María con sus brazos extendidos.

Para otros es la virgen de la Medalla Milagrosa o la Virgen de la Merced.

De costado algunos dicen ver una imagen de Jesús o del Sagrado Corazón.

Desde el momento mismo de la aparición, los fieles rezaron el Santo Rosario y pidieron por la salud y las necesidades urgentes.

El sacerdote reflexionó que cuando la Virgen María se aparece en estas ocasiones “es para llamarnos a la reconversión interior de nosotros”.

“Las apariciones de la Virgen siempre estuvieron marcadas por el llamado a la conversión del corazón, y este mensaje es para todos”, dijo el padre Vega.

El párroco, si bien no estuvo presente en el lugar de la aparición, dijo que de acuerdo a las fotografías que pudo ver “es la imagen de la Virgen la que se ve”.

Agregó asimismo que “lo importante es acrecentar nuestra vida de fe”.

 

UN AÑO DESPUÉS

Un año pasó desde la aparición de la Imagen de la Virgen del Campanario, el 29 de Septiembre de 2006.

La imagen está, y permanece como casi en ningún lugar en el mundo ha permanecido, y los registros fotográficos han podido demostrar, no solo la Virgen, sino además mensajes que no tienen una explicación lógica.

El 21 de Marzo de 2007, los sacerdotes y religjosos del Decanato oeste, se reunieron con el Obispo de La Rioja, Monseñor Roberto Rodríguez, en Nonogasta.

Donde se reconoció oficialmente que la presencia de la Virgen que se muestra delante de un ambón con el libro de la Palabra de Dios en el campanario de la Capilla Santo Domingo es un Signo Mariano.

Por todo ello el Decanato del Oeste expresó lo siguiente:

Los Sacerdotes y religiosas del Decanato del Oeste, nos reunimos con nuestro Obispo, Monseñor Roberto Rodríguez.

Tema Principal: consideraciones sobre la figura mariana que se observa en el Campanario de la Capilla Santo Domingo, en Chilecito, desde el 29 de septiembre de 2006.

1- Hablamos de un Signo Mariano. Muy llamativa la figura orante de la Virgen que se muestra delante de un ambón con el libro de la palabra de Dios.

2- Valoramos la actitud devota y buena disposición del pueblo, en general frente al episodio.

3- Este signo nos invita a profundizar la devoción a la Virgen y tener en cuenta su deseo expresado en las Bodas de Caná: “Hagan lo que Jesús les diga” (Evangelio de San Juan)

4- Proponemos crear grupos para leer y meditar el Evangelio, siendo los sacerdotes los primeros en hacerlo.

5- Deseamos manifestar nuestro amor a la Virgen mediante una sincera conversión para dar testimonio de vida cristiana, trabajar contra la corrupción y la desigualdad social.

6- Tenemos que aprovechar este signo mariano para impulsar la Nueva Evangelización promoviendo la participación del laicado.

7- El cura párroco de Chilecito, Padre Jorge Vega se hace cargo de asesorar los grupos organizadores de Santo Domingo, coordinar la actividad en general, y solicitar la ayuda oportuna a los sacerdotes del Decanato.

PP.BB. Lorenzo González- Decano

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: