Beneficios y Bendiciones del Santo Rosario.

La Santísima Virgen María le dio a Santo Domingo de Guzmán el Santo Rosario.

Fue en una aparición, y le pidió que realizara la divulgación del mismo.

manos con rosario

Es así que el Rosario se mantuvo entonces casi por dos siglos como oración predilecta.
.
Pero al decaer con el tiempo, es cuando la Santísima Virgen se le aparece a Alano de la Rupe, y le reitera las promesas dadas a Santo Domingo.

Leer también:

Empecemos por él provecho que da el Rosario.

Son bien conocidos los Beneficios de rezar el Rosario y las Bendiciones que trae, estas son:

maria entrega a santo domingo el rosario

 

BENEFICIOS DEL ROSARIO

Nos eleva gradualmente al perfecto conocimiento Jesucristo.
.
Purifica nuestras almas del pecado.
.
Nos permite vencer a todos nuestros enemigos.
.
Nos facilita la práctica de las virtudes.
.
Nos abrasa en amor de Jesucristo.
.
Nos enriquece con gracias y méritos.
.
Nos proporciona con qué pagar todas nuestras deudas con Dios y con los hombres.
.
Y finalmente, nos consigue de Dios toda clase de gracias

 soldados y rosario

 

BENDICIONES DEL ROSARIO

Los pecadores obtienen el perdón.
.
Las almas sedientas se sacian.
.
Los que están atados ven sus lazos deshechos.
.
Los que lloran hallan alegría.
.
Los que son tentados hallan tranquilidad.
.
Los pobres son socorridos.
.
Los religiosos son reformados.
.
Los ignorantes son instruidos.
.
Los vivos vencen la decadencia espiritual.
.
Los muertos alcanzan la misericordia por vía de sufragios.

Además, el rezo de cada uno de sus misterios nos brinda innegables frutos espirituales, de gran provecho para nuestra alma:

Frutos del Santo Rosario

 

15 PROMESAS DE LA VIRGEN A LOS QUE RECEN EL ROSARIO

El Rosario es una verdadera fuente de gracias.

Dios ha querido que muchas gracias nos lleguen por su conducto, ya que fue por ella que nos llegó la salvación.

Así que la Virgen María le hizo 15 Promesas a Santo Domingo de Guzmán y luego a Alano de la Rupe a quienes recen el Rosario:

1 – A todos los que recen devotamente mi Rosario, prometo mi protección especial y muy grandes gracias.

2 – El que persevere en el rezo de mi Rosario recibirá alguna gracia insigne.

3  El Rosario será una defensa muy poderosa contra el infierno; destruirá los vicios, librará del pecado, disipará las herejías.

4 – El Rosario hará florecer las virtudes y las buenas obras y obtendrá a las almas las más abundantes misericordias divinas.
.
Sustituirá en los corazones el amor del mundo con el amor de Dios y los elevará al deseo de los bienes celestiales y eternos.
.
¡Cuántas almas se santificarán por este medio!

5 – El que se confíe en mí con el Rosario no perecerá.

6 – El que rece devotamente mi Rosario, meditando sus misterios, no se verá oprimido por la desgracia.
.
Si es pecador, se convertirá.
.
Si es justo, crecerá en gracia y tendrá la recompensa de la vida eterna.

7 – Los verdaderos devotos de mi Rosario no morirán sin los Sacramentos de la Iglesia.

8 – Los que recen mi Rosario encontrarán durante su vida y en la hora de la muerte la luz de Dios, la plenitud de sus gracias y participarán de los méritos de los bienaventurados.

9 – Libraré muy prontamente del purgatorio a las almas devotas de mi Rosario.

10 – Los verdaderos hijos de mi Rosario gozarán de una gran gloria en el cielo.

11 – Lo que pidáis mediante mi Rosario, lo obtendréis.

12 – Los que propaguen mi Rosario serán socorridos por mí en todas sus necesidades.

13 – He obtenido de mi Hijo que todos los miembros de la Cofradía del Rosario tengan por hermanos durante la vida y en la hora de la muerte a los santos del cielo.

14 – Los que rezan fielmente mi Rosario son todos mis hijos muy amados, hermanos y hermanas de Jesucristo.

15 – La devoción a mi Rosario es una gran señal de predestinación.

rosas fondo

 

20 PROMESAS DE LA VIRGEN A QUIENES LLEVEN CONSIGO EL SANTO ROSARIO

No solo la Santísima Virgen promete gracias a quien rece el Santo Rosario, sino también a quien lo lleve permanentemente consigo: 

1 – Todos los que lleven piadosamente el Rosario, los llevaré hasta Mi Hijo.

2 – Todos los que lleven piadosamente el Rosario, los ayudaré en sus empresas.

3 – Todos los que lleven piadosamente el Rosario, aprenderán a amar la Palabra y la Palabra los hará libres.
.
Ya no serán esclavos.

4  Todos los que lleven piadosamente el Rosario, amarán a Mi Hijo más y más.

5 – Todos los que lleven piadosamente el Rosario, tendrán un conocimiento más profundo de Mi Hijo en sus vidas diarias.

6 – Todos los que lleven piadosamente el Rosario, tendrán un deseo profundo de vestir con decencia para no perder la Virtud de la modestia.

7 – Todos los que lleven piadosamente el Rosario, crecerán en la virtud de la castidad.

8 – Todos los que lleven piadosamente el Rosario, tendrán una conciencia más profunda de sus pecados.
.
Y tratarán sinceramente de enmendar sus vidas.

9 – Todos los que lleven piadosamente el Rosario, tendrán un profundo deseo de difundir el mensaje de Fátima.

10 – Sobre todos que lleven piadosamente el Rosario, derramaré las gracias de las que soy medianera.

11 – Todos que lleven piadosamente el Rosario, serán llenados de un profundo deseo de rezarlo y meditar sobre los misterios.

12 – Todos los que lleven piadosamente el Rosario, tendrán paz en sus vidas diarias.

13 – Todos los que lleven piadosamente el Rosario, serán reconfortados en momentos de tristeza.

14 – Todos los que lleven piadosamente el Rosario, se les concederá el poder de tomar decisiones sabias a través del Espíritu Santo.

15 – Todos los que lleven piadosamente el Rosario, los llenaré de un profundo deseo de llevar el Escapulario café del Monte Carmelo.

16 – Todos los que lleven piadosamente el Rosario, venerarán Mi Inmaculado Corazón y el sagrado Corazón de Mi Hijo Jesús.

17 – Todos los que lleven piadosamente el Rosario, no tomarán el nombre de Dios en vano.

18 – Todos los que lleven piadosamente el Rosario, tendrán una profunda compasión por Cristo crucificado y crecerán en su amor por El.

19 – Muchos de los que lleven piadosamente el Rosario, serán sanados de enfermedades físicas, mentales y emocionales.
.
Así que llevadlo a los enfermos y moribundos.

20 – Las familias que lleven piadosamente el Rosario, tendrán paz en sus hogares.

Si todos los cristianos supieran el extraordinario poder de que es capaz el Santo Rosario, nunca más se separarían de él.

milagros del rosario

Si los hombres supieran realmente los milagros que la recitación de esta oración trae consigo, no dudarían en ponerse de rodillas tanto como les fuera posible.

Esto lo dice en el nuevo libro El Santo Rosario. La oración que María quiere, el padre Livio Fanzaga (Director de Radio María) y Saverio Gaeta (escritor y vaticanista), vuelven sobre la historia desde el principio de esta antigua devoción.

El aspecto más sorprendente es la realidad con la que se muestra la relación viva, presente y directa entre la Virgen y su oración.

Tanto es así que la recitación del Rosario es como un tiempo de permanencia en la presencia de la Madre celestial.

En este sentido, el Papa Juan Pablo II tuvo una relación privilegiada con la oración de María, la llamó una “conversación confidencial con María”.

“El Papa Wojtyla”, escribe el padre Livio, “tuvo una magnífica idea que inmediatamente hice propia.

El Rosario que se dice con la Virgen meditando con ella los misterios de Jesús, mirando a Jesús a través de los ojos de María.

Pensando en Jesús con los pensamientos de María, amando a Jesús con el corazón de María, siguiendo a Jesús con el celo de María.

Dicho esto con el Ave María que siempre recuerda esta presencia de la Virgen, es realmente una oración gozosa”.

Pero ¿cuáles son estas gracias que María dio a sus hijos?

Alano de la Rupe es considerado como el apóstol del Santo Rosario en varios países europeos, así como su codificador oficial.

Al dominicano, durante las apariciones marianas recibidas entre 1463 y 1468, le fueron regaladas directamente por la Virgen las quince promesas hechas a todos los devotos del Santo Rosario en todo momento.

Esto lo vimos antes.

padre Livio Fanzaga director de Radio María

Padre Livio Fanzaga director de Radio María

Pero también le dijo:

“Los que rezan mi Rosario”, le dijo a Alano de la Rrupe, “encontrarán durante su vida y en la hora de la muerte, la luz de Dios y la plenitud de sus gracias, y participará en los méritos de los bienaventurados en el cielo.

Cada día liberaré del purgatorio a las almas devotas de mi Rosario.

Todo lo que se solicite a través del Rosario se obtendrá.

Los que propaguen mi Rosario serán ayudados por mí en todas sus necesidades.

He obtenido de mi hijo que todos los devotos del Rosario tengan como hermanos en la vida y la muerte a los santos en el cielo.

Los que rezan fielmente mi Rosario son todos mis queridos hijos, hermanos y hermanas de Jesús.

La devoción a mi Rosario es una gran señal de predestinación“.

Lo que el Beato ha revelado hace más de medio milenio, fue confirmado posteriormente en varias ocasiones en las apariciones de los dos últimos siglos de la historia.

El plan de amor eterno de María por sus hijos no tiene límites y no se detiene ante nada. Lourdes (1858), Fátima (1917), hasta Medjugorje (1981).

La Madre llena de gracia y misericordia a aquellos que la invocan y tiene un solo gran proyecto: la conversión de los pecadores, la paz en los corazones y en la tierra, la salvación de las almas y el mundo entero.

Cada vez que la Santa Madre de Dios se ha manifestado en nuestra tierra, nunca ha dejado de recomendar a sus hijos a confiar totalmente en su oración.

Por lo tanto, se puede decir con certeza, que el Santo Rosario es un don que viene directamente de la Virgen María, la cual, a cambio promete gracias inconmensurables.

“No hay ningún problema, aunque sea difícil.
.
De naturaleza material o sobre todo espiritual, en la vida personal de cada uno de nosotros o de nuestras familias.
.
De las familias de todo el mundo, las comunidades religiosas, o incluso de la vida de los pueblos y las naciones, que no pueda ser resuelto por el Rosario.
.
No hay problema, aunque sea difícil, que no se pueda resolver, mediante la oración del Santo Rosario”
.

.
Estas son palabras de Sor Lucía de Fátima.

Y tenía razones para hablar de esa manera.

Fue a ella, de hecho, que la Virgen en 1917 le prometió lo impensable: el rosario como arma para poner fin a la Primera Guerra Mundial.

La coronilla de oro como medio para lograr la paz en el corazón humano, y también el final del conflicto en esta tierra.

Para todo esto nos da Su Rosario, porque con ella podemos vencer el mal y caminar por el camino de la santidad.

Pero, sobre todo, ahora podemos tomar parte en la alegría de su amor eterno. “Si supieras cuánto Te amo, llorarías de alegría”, (1982, Medjugorje).

 

 

Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: