Desde el 31 de octubre del 2001 la Virgen María se aparece a la Sra. Claudia Buchet. 

El fenómeno comenzó con una lacrimación de sangre, el 12 de octubre de 2001, de una imagen de la Virgen del Luján.

madre de la humanidad fondo

Durante sus inicios la aparición se denominó Virgen de Luján en Quilmes.
.
Pero el 12 de octubre de 2005, Nuestra Señora señaló su nombre: Madre de la Humanidad.

Los mensajes expresan el último grito de la Virgen a la humanidad.

En el Mensaje 30 del 27 de noviembre de 2002 la Virgen dice:

“Griten, salven a los demás. 

Este es el último “grito”, del “derrame” mariano.

Se inicia el paulatino y lento deceso de las apariciones marianas en el mundo”

Por esto dice en el Mensaje 92:

“el derrame en la tierra ya está hecho”…

Ver los mensajes aquí.

Durante varios años la Sra. Claudia Buchet peregrina a pie a Luján (cercad de 60 km), pidiendo por la salud de su hijo Martín, el cual desde su nacimiento enfrentaba serios problemas de salud.

En la peregrinación a Luján del año 2001, la familia compra una imagen de plástico de la Virgen de Luján, patrona de Argentina.

La cual es portada al domicilio de la familia, ubicado en la localidad de Quilmes y se le hace un pequeño altarcito, a esta imagen de 25 cm.

El día 12 de Octubre de 2001, la familia observa superficialmente que la imagen tiene una mancha bajo el ojo.

Se cree en un principio que la misma es producida por algún insecto.

Con el andar de los minutos, esta mancha se agranda y cobra dimensiones de llanto, se observa que las lágrimas, como se corroboran luego con los respectivos análisis, son de sangre grupo AB factor RH negativo.

Mientras el esposo acepta el hecho y se pone en manos de María para lo que disponga, su esposa se resiste, deseando en su interior arrojarla a la basura.

Los vecinos y el cura de la Parroquia Ntra. Sra. de Luján asisten a la familia, intentando explicar el significado del llanto de sangre, pues ninguno de ellos entiende los motivos del mismo.

Pasaron quince días y la señora no aceptaba de ningún modo que lo sucedido era por voluntad divina.

Mientras se le explicaban los alcances del fenómeno, persistiendo ella en su negativa total, se lee la 1ra. carta de San Pablo a los Corintios donde habla de la diversidad de carismas en el cuerpo de Cristo que es su Iglesia.

Entonces observa a su izquierda que una figura adquiere la forma de Nuestra Señora, la cual con los brazos abiertos, tal cual se la ve en la medalla milagrosa, le dice:
-¿Y…, ahora me creés?

De este modo la Señora , se entrega a María ante la evidencia de los hechos.

Muchos se preguntan el motivo por el cual la imagen llora sangre.

La respuesta la encuentran en el cumplimiento de la Sagrada Escritura que dice: Ríos de lágrimas bajan de mis ojos, porque no se guardan tus mandatos. (Sal 119 (118),136)

En este caso las lágrimas que bajan de sus ojos, son de sangre.

Se realiza un grupo de oración en torno a la casa y a la imagen, donde todos los días por la tarde se practica el rezo del Santo Rosario.

Claudio Buchet habla sobre la luna de sangre

Vidente Claudio Buchet

 

LOS MENSAJES

El día 31 de octubre de 2001, se interrumpe el rezo del Rosario, la señora entra en éxtasis y transmite inconscientemente el primer mensaje.

Fundamentalmente, los mensajes son el último grito de Nuestra Señora hacia la humanidad.

Hasta el mes presente, son muchas veces que en los Mensajes, ha dado la orden de gritar.

El “grito” es el último llamado divino, fuerte, desesperado, para quien transita la senda de la muerte.

Por esto decía en el Mensaje 30 del 27 de noviembre de 2002: “Griten, salven a los demás.”







Más aún, el grito indica impotencia, así leemos en el mismo Mensaje 30:

“En vano, en vano es todo lo que hago,” y remataba con esta pregunta desgarradora: “¿Qué más quieren que haga?”.

Este es el último “grito”, del “derrame” mariano. “Derrame” no es otra cosa que la cadena de manifestaciones realizadas en todo el mundo, durante estos últimos años.

Se inicia el paulatino y lento deceso de las apariciones marianas en el mundo, por esto dice en el Mensaje 92: “el derrame en la tierra ya está hecho”.

El cielo acompañando a su Iglesia, agotó todos sus recursos para hacerse oír de una humanidad fría, sorda y obcecada.

Luego del “grito” vendrán otros tiempos, aquellos de dura y triste realidad, donde Dios habrá comenzado su tiempo de lógico silencio, sintiéndose el hombre en total soledad, la soledad que él mismo se buscó.

El llanto de Nuestra Señora ya ha cesado, para que se dé inicio al paulatino, triste e irremediable llanto del hombre, en estos últimos tiempos.

El día 11 de julio de 2006, ante las cámaras de la televisión capitalina, la pequeña imagen emite su último llanto continuo y formal de sangre, cesando de llorar, si bien no se descarta que en ciertas ocasiones lo vuelva a hacer, como aconteció el 27 de diciembre de 2006, día del apóstol san Juan.

madre de la humanidad peregrina

 

VIRGEN PEREGRINA

El grupo de oración inicial se perfila con el andar del tiempo en grupo de Misión.

Nuestra Señora sale al encuentro de sus hijos, por ello ha viajado a Carmen de Patagones, 9 de Julio en la Pcia de Bs. As.; Río Ceballos en la Pcia de Córdoba; Caseros, Martín Coronado, en la zona al Norte de la Capital Federal; Berisso, La Plata y Tolosa. En el 2006 se contabilizaron 9390 Km recorridos.

Durante sus inicios hemos llamado estas manifestaciones: La Virgen de Luján en Quilmes, pero el 12 de octubre de 2005, Nuestra Señora señaló su nueva advocación: Madre de la Humanidad.

La Virgen de la Humanidad, ha llamado a sus seguidores a orar, a servir, al ágape fraterno, a llevar el despertar de la fe, a los lugares donde se adoren falsos dioses, a los lugares donde persiste la idolatría del hombre.

Es una misión hacia la humanidad que ha apostatado de la fe, que ha renegado de Dios.

Todo aquel que se sienta llamado a acompañar a Nuestra Señora en sus viajes hacia los lugares del país, es su nuevo Servidor e ingresa con la promesa de sostener los pilares de la Iglesia, bajo su manto de acción.

El grupo de Misión lo forman los Servidores de la Virgen, totalmente consagrado por obediencia a Nuestra Señora de la Humanidad desde el 8 de diciembre de 2006.

 madre de la humanidad

 

IMAGEN DE NUESTRA SEÑORA DE LA HUMANIDAD

A partir del 12 de Octubre de 2006, Nuestra Señora pidió se la invoque con el nombre de Nuestra Señora de la Humanidad.

La imagen inicial de Nuestra Señora de la Humanidad es un resultado basado en técnicas modernas de ensamblado de fotografías y diseños.

Esta Imagen es un Icono, un diseño con valor simbólico.

El valor simbólico está en los elementos que representan dos realidades totalmente disímiles: las superiores y las cotidianas.

Estas realidades son como dos mundos:

El mundo visible, aquel que el hombre ve, encerrado en un gran corazón y el mundo invisible, aquel que trasciende el corazón, que abarca todo el marco del Icono.

El mundo invisible, se ha hecho visible por un elemento que impacta en el Icono, que es el rostro cubierto de sangre.

Este rostro fotográfico, está tomado de la pequeña imagen de Ntra. Sra. de Luján, que inició su primer llanto el 12 de octubre de 2001 y finalizó el 11 de julio de 2006, estando entre ambas fechas cubierto su rostro permanentemente con sangre. ¿qué significa este rostro manchado permanentemente con una capa de sangre?

Entre otras cosas, la imagen hace pensar, dando inicio al Salmo 119 (118),136:Mis ojos destilan ríos de lágrimas, porque tus mandatos no se guardan.

En el Mensaje 85 del 12 de septiembre diría:

“Ya no quiero llorar y esconderme en la soledad de aquellos que no me reciben, quiero estar, porque así está mi Hijo, porque así está Dios Padre Todopoderoso, Todopoderoso.”

Este llanto de sangre acentúa el papel de la Corredención de María en la obra salvadora de Jesucristo.

Es el rostro ensangrentado lo más impactante del Icono, dado que es un grito lanzado a los cuatro vientos de la humanidad, la cual vista desde el icono resulta incomprensible, pues el hombre lejos de Dios es un ser incomprensible.

Nicolas esposo de Claudia Buchet de Madre de la Humanidad

Nicolas esposo de Claudia Buchet de Madre de la Humanidad

Para ver el sol naciente solo se requiere voluntad, querer es ver y ver es creer.







Así se explicaba en el Mensaje 23 del 9 de julio de 2002:

“Solo aquel que sepa escuchar, abrirá las puertas del cielo y el que no escucha es porque no quiere”.

La imagen fue diseñada a pedido de la Virgen, quien es la que proporcionó su arquetipo.

Por aquí pasaron la recepción del mensaje que proporcionó la idea del arquetipo del Icono, este mensaje fue interpretado por otra persona que trató de darle idealmente una forma al arquetipo emitido en el mensaje, buscando la manera para hacerse y por último fueron diseñadas por una tercera persona, la artista, quien configuró lo que vemos.

Fuentes:

Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: