El más famoso santuario del mundo originado por una aparición de la Virgen María, y el mayor centro de sanaciones de la cristiandad, donde la Iglesia ha certificado más curaciones sobrenaturales.







El complejo del Santuario de Nuestra Señora de Lourdes se construyó a finales del siglo XIX como consecuencia de las apariciones de la Virgen María a la pastora Bernadette Soubirous (1844-1879) en el año 1858.

Leer además:

Vista de la ciudad y del santuario desde el castillo sobre el Rio Gave

Vista de la ciudad y del santuario desde el castillo sobre el Rio Gave

La Virgen se apareció a Bernadette en la gruta de Massabielle, a orillas del río Gave, en las proximidades de Lourdes, pequeña ciudad de 15.000 habitantes situada en las estribaciones de los Pirineos. Hasta 18 apariciones tuvo la pastorcilla según la tradición.

Virgen de la Explanada

Virgen de la Explanada

Ya desde 1862, diecisiete años antes del fallecimiento de Bernadette, el papa Pío IX permitió la veneración de la Virgen María en ese lugar.

Tras su muerte su cuerpo incorrupto se conserva en el convento de San Gildard de Nevers en una urna acristalada que es objeto de visita y peregrinación.

Puente

Puente hacia el Santuario

Bernadette fue canonizada por el Papa Pio XI en 1933 y desde entonces Lourdes se ha convertido en uno de los principales santuarios marianos de peregrinación mundial. Recibe al año más de 6 millones de peregrinos lo cual ha generado en el entorno una boyante actividad religiosa, turística, social, económica, etc. con las numerosas infraestructuras y servicios de todo tipo que ello requiere.

Vista desde la Explanada

Vista desde la Explanada

El 8 de diciembre de 1854, cuatro años antes de las apariciones de Lourdes, el papa Pío IX proclamó el dogma de la Inmaculada Concepción, por lo cual no es extraño que sea esa la advocación de la Virgen de Lourdes.

Peregrinos recogiendo agua

Peregrinos recogiendo agua

El manantial de agua milagrosa que brotó el 25 de febrero de 1858, en una de las apariciones de la Virgen a Bernadette, es una de las principales metas de numerosos peregrinos enfermos que acuden fervorosos para sanar sus males.

El llevar agua del manantial para amigos y familiares que no han podido acudir al santuario en recipientes-botellitas con la forma de la Virgen de Lourdes es una costumbre habitual de los peregrinos. Por las virtudes sanatorias del agua del manantial no es extraño que la Virgen de Lourdes sea patrona de los enfermos. Hasta este momento la Iglesia ha reconocido oficialmente 68 milagros atribuibles a la intervención de la Virgen de Lourdes.

Vista del Suroeste

Vista del Suroeste

El complejo arquitectónico de Lourdes del siglo XIX comprende entre otros templos la basílica del Santo Rosario, en la parte inferior, junto a la explanada, la basílica de la Inmaculada Concepción, en la parte superior, y la capilla de la Reconciliación; hasta 22 espacios de culto a la Virgen se hallan en el lugar.

Vista del Rio Gave junto a la Basílica

Vista del Rio Gave junto a la Basílica

Las construcciones religiosas de Lourdes y sus decoraciones combinan estilos artísticos neo-bizantinos (especialmente apreciables en los numerosos mosaicos plenos de dorados y figuraciones polícromas), neo-románicos (visibles en los numerosos arcos de medio punto, columnas, capiteles, etc.), neo-góticos (observables en los numerosos arcos ojivales, apuntados, pináculos, rosetones, etc. que se ven por doquier), estilos todos ellos característicos de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, como nostalgia reelaborada de estilos brillantes de épocas pasadas.

Vista de la Basílica desde laotra orilla del rio Gave

Vista de la Basílica desde la otra orilla del rio Gave

La torre principal de la basílica superior se alza espigada y grácil, hendiendo su chapitel cónico el cielo azul de los Pirineos.

Vista de la Explanada frente a la Basílica del Rosario

Vista de la Explanada frente a la Basílica del Rosario

Desde la inmensa explanada occidental del recinto de Lourdes vemos en primer término la basílica del Santo Rosario del complejo religioso.

Plaza del Rosario

Plaza del Rosario

Dos brazos-rampa en óvalo con simbolismo de acogimiento permiten la subida desde la explanada principal a la terraza sobre la basílica del Santo Rosario y a la basílica de la Inmaculada Concepción, en la parte superior.

Vista de la Basílica Superior

Vista de la Basílica Superior

La basílica del Santo Rosario fue construida entre 1883 y 1889 y fue consagrada en 1901. Tiene planta de cruz griega, esto es con los cuatro brazos iguales, y dispone de numerosas cúpulas y mosaicos.

Su fachada occidental almohadillada se estructura mediante un gran arco de medio punto que acoge a su vez a otro arco de medio punto ciego con parteluz y dos puertas laterales simétricas.

El tímpano central muestra un grupo escultórico compuesto por la Virgen María entronizada en una mándorla con el Niño Jesús recibiendo el Rosario de un santo sedente.

Mosaicos diversos con profusión de oro decoran las enjutas del arco principal, de los tímpanos laterales, de los supuestos vanos de la portada central y de los vanos de medio punto y peraltados de los extremos.

Entrada de la Basilica del Rosario

Entrada de la Basilica del Rosario

El interior de la iglesia inferior tiene un sabor neobizantino con numerosas cúpulas, mosaicos relativos a los Misterios del Santo Rosario, potentes arquerías de medio punto, etc. La luminosidad proporcionada por la cúpula central con numerosos óculos abiertos en ella y el variado cromatismo de los mosaicos que lucen en el interior hacen de este espacio un lugar hermoso y acogedor.

Altar de la Basilica del Rosario

Altar de la Basilica del Rosario

Interior de la Basílica del Rosario 1

Interior de la Basílica del Rosario

Desde la terraza observamos la cúpula de la basílica inferior con sus numerosos vanos-óculo y su vistosa corona dorada que culmina en una cruz. En los laterales vemos las rampas ovales que permiten a los peregrinos acceder desde la explanada inferior y desde la terraza a la basílica superior que observamos al fondo con la torre central y las dos torres laterales.

Cúpula de la Basílica del Rosario

Es muy atractivo el contraste de la piedra gris, el dorado de la corona y la cruz, la frondosa vegetación de la ciudad, y el cielo azul en el que se recorta al fondo el perfil del castillo de Lourdes.

Entrada a la Basílica de la Inmaculada Concepción

Entrada a la Basílica de la Inmaculada Concepción

Situada en lo alto de la roca de la Gruta está la Basílica Superior de la Inmaculada Concepción, esta basílica fue construida entre 1866 y1872 con planos del arquitecto Hipólito Durand.

Fue consagrada, bendecida e inaugurada el 15 de agosto de 1871. Se erigió como basílica menor, por el Papa Pío IX en 1874.







En la fachada, sobre la puerta vemos un medallón con la representación del Papa Pío X con el rostro sonriente. En su mano izquierda tiene el decreto, con fecha de 13 de noviembre de 1907, por el que la misa de la Aparición de Nuestra Señora de Lourdes se extiende a la Iglesia universal. El medallón inferior, sobre la puerta de entrada de la Cripta, representa al Papa Pío IX, que proclamó el dogma de la Inmaculada Concepción en 1854.

Basilica de la Inmaculada Concepcion

Basilica de la Inmaculada Concepcion

En la entrada de la basílica, a la derecha, hay una lápida de mármol; en ella está grabada la declaración de la autenticidad de las Apariciones a Bernadette, hecha por Mons. Laurence.

El presbiterio de la basílica está situado exactamente sobre la Gruta de las Apariciones de la Virgen, situada en la explanada sur inferior junto al río.

Los Vitrales de la basílica narran la historia de la Virgen, desde los orígenes hasta la proclamación del dogma de la Inmaculada Concepción por el Papa Pío IX en 1854 y las Apariciones a Bernadette sucedidas en Lourdes en 1858.

El interior de la basílica de la Inmaculada Concepción exhibe una nave central elevada separada de las laterales por arcos formeros apuntados; un triforio ciego de arquillos ojivales se sitúa en la parte intermedia y un claristorio conformado por arcos elevados con vitrales polícromos ocupa la parte más alta del muro, tanto en los muros laterales como en la cabecera. La cubrición se hace mediante bóvedas de crucería neogóticas cuyos nervios y los arcos fajones apean en columnas neogóticas (con capiteles) adosadas a la pared.

Sobre un elevado pedestal almohadillado se yergue la estatua de la Virgen de Lourdes rodeada por un jardincillo multicolor. Al fondo se aprecian los edificios de la ciudad. Viste túnica y manto-toca blancos, corona dorada, cinturón azul, lleva rosario colgando del brazo y exhibe dos rosas doradas a los pies.

Explanada frente a la Gruta

Explanada frente a la Gruta

El rostro de la escultura derrama calidez y dulzura, su expresión es de serenidad y sus manos se unen en actitud de oración.

Desde las proximidades del río Gave observamos la explanada sur con la gruta de las Apariciones de la Virgen al fondo. En las proximidades, desplazándonos hacia el oeste, alcanzamos el muro-fuente con numerosos chorros que vierten el agua milagrosa.

Una estatua de Nuestra Señora de Lourdes se alza en la pequeña gruta superior.

Clásica Gruta de Lourdes

Clásica Gruta de Lourdes

La imagen fue esculpida en mármol de Carrara por Joseph Hughes Fabisch (1812-1886), profesor de la Academia de las Ciencias, las Artes y las Letras de Lyon, entre 1863 y 1864 y bajo las indicaciones iconográficas de Bernadette que fue indicando al escultor cómo ella había visto a la Virgen.

Según hemos indicado viste túnica y manto-toca blancos, cinturón-faja azul que cae frontalmente, un rosario pendiendo de su brazo y dos rosas doradas a sus pies. La decimosexta vez la Virgen se apareció a Bernadette con la leyenda en occitano “Que soy era inmaculada councepciou” (Yo soy la Inmaculada Concepción), leyenda que apreciamos en la base de la imagen.

Otra vista de la Gruta

Otra vista de la Gruta

La exuberante vegetación verde del entorno pirenaico se refleja también en las verdes aguas del río Gave que discurre silencioso a los pies del santuario y de la gruta. Al fondo apreciamos el castillo de Lourdes.

Imagen de la Gruta

Imagen de la Gruta

La fortaleza es anterior al año 778, cuando sufrió, según la leyenda, el asedio de las fuerzas de Carlos Magno. Fue residencia de los condes de Bigorre en los siglos XI y XII.

Durante el siglo XIII el castillo y sus territorios pasaron a los condes de Champagne, bajo el control del Reino de Navarra, perteneciendo después a la Corona Francesa durante el reinado de Felipe IV de Francia. Fue cedido a Inglaterra en 1360 para volver a ser propiedad francesa al inicio del siglo XV, tras haber sufrido dos asedios.

Castillo de Lourdes

Castillo de Lourdes

En el siglo XVII sirvió de prisión real y desde la Revolución Francesa de 1789 cumplió las funciones de prisión estatal hasta principios del siglo XX. Desde 1921, y gracias a Louis y Margalide Le Bondidier, alberga el Museo Pirenaico, con diversas colecciones de etnografía e historia, distribuidas en numerosas salas. Desde el castillo se observan hermosas vistas de todo el entorno.

Objetos del Museo Pirenaico en el Castillo

Objetos del Museo Pirenaico en el Castillo

Basílica de San Pío X construída en cemento armado siguiendo una novedosa disposición técnica, tiene tres cuartas partes de su superficie bajo tierra. El motivo de su construcción fue la celebración del centenario de las Apariciones, además de responder a una demanda de los directores de peregrinaciones.

Basilica san Pio X

Basilica san Pio X

Así, el Obispo de entonces, Monseñor Pierre Marie Théas, decidió su construcción en un amplio recinto, para que pudiese servir además de recogimiento a los fieles en caso de lluvia o fuertes calores durante la celebración.

Tiene forma elíptica (como una quilla de barco invertida) con 58 pilares dobles que sujetan la bóveda. La decoración es realmente austera, destacando los retratos de santos y beatos de gran tamaño del interior. Tiene una capacidad para 25.000 personas, siendo la mayor iglesia de Francia. Lleva el nombre de San Pío X que promovió la comunión frecuente de los fieles y de los niños.

Basilica santa Bernardette

Basilica Santa Bernardette

Las Basílica Santa Bernardette es una obra moderna, como el mundo actual en el que vivimos. Cuenta con varias salas para el encuentro de grupos y con un hemiciclo de 300 plazas donde se reúnen los obispos de Francia. La capacidad total de la iglesia es de unas 5.000 personas, 300 de ellas para enfermos. Se inauguró en 1988.

Via Crucis

Via Crucis

Fuentes:

 

Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: