Impactante documento sobre la brutalidad de la política china de un niño por familia [2012-04-10]

[Imprimir] [Enviar x Email]

[SdeT] La foto que se muestra en este artículo es fuerte. Es de un bebé abortado tirado en un balde por las autoridades chinas, luego de forzar a su madre a matar a la criatura con una inyección letal.
Dios quiera que este testimonio salve muchas vidas de bebes que están en riesgo en occidente, porque sus padres aún no comprenden la gravedad del aborto. Y que Dios obre también sobre China.

Este es el terrible lado de la brutal política china de un solo hijo, que muchos académicos y grupos de presión, ahora piden que se impongan en el oeste. La imagen muestra a un bebé de 9 meses muerto en una cubeta, abortado a la fuerza por las autoridades chinas de planificación familiar en el ciudad de Moshan, provincia de Shandong.

Debido a que los padres del bebé ya tenían un hijo, fueron perseguidos y obligados a cumplir con la draconiana política china de un solo hijo. La madre fue inyectada con un veneno que induce al aborto, por lo que después de que el bebé se “sacó inhumanamente como un pedazo de carne”, todavía estaba vivo, y se puso a llorar antes que los médicos tiraran al niño indefenso en un balde y lo dejaran morir.

La historia ha generado una repulsión generalizada contra las autoridades de planificación familiar responsable por el asesinato del bebé.

La política china de un hijo se hace cumplir por medio de abortos forzados, infanticidio y la esterilización obligatoria. En muchos casos, las mujeres son literalmente secuestradas en la calle por los matones del estado de la “Oficina de Control de Natalidad”, y son llevadas a los hospitales públicos, drogadas, y su hijo es abortado a la fuerza.

En un caso en 2009, una mujer joven y su bebé murieron luego de este tipo de secuestros en la ciudad de Liaocheng.

“De acuerdo con un doctor del hospital donde los dos murieron, la joven fue secuestrada por la” Oficina de Control de Natalidad “y fue llevada al hospital donde fue obligada a someterse a un procedimiento de aborto”, informó The Epoch Times

“La joven luchó con el personal para proteger a su hijo a punto de nacer, sin embargo, la mitad de una docena de hombres, la empujaron hacia una cama y le inyectaron un medicamento para inducir el parto. Después de que el joven había nacido muerto, ella desarrolló una hemorragia masiva y murió.“ 

La práctica del infanticidio tiene sus orígenes en épocas bárbaras de la historia antigua, pero actualmente sigue siendo común en muchas áreas, incluyendo a China, donde la política del único hijo está aliada con la presión social, se ha traducido en un gran desequilibrio en la población de niños. Estudios han encontrado que 40 millones de niñas están “desaparecidas” en China como resultado del aborto selectivo en función de género y el infanticidio. En la India, hay 50 millones de mujeres menos por las mismas razones.

Los defensores del control poblacional, que no es más que un disfraz para la eugenesia de hoy en día, desde hace mucho tiempo presionan para que la política de un solo hijo se aplique en occidente. En 2009, un artículo escrito en el Canada’s National Post abogó por “una ley planetaria, tal como la política de China del hijo único, que es la única manera de revertir la desastrosa tasa mundial de natalidad”.

En su libro de 1977 Ecoscience, el actual zar de la ciencia de la Casa Blanca, John P. Holdren, lanzó la idea de abortos forzados y la esterilización obligatoria, entre una serie de otras medidas draconianas de control poblacional, todo lo cual se llevaría a cabo por un “Régimen Planetario”.

Durante un discurso en la Universidad de Sichuan el año pasado, el vicepresidente estadounidense Joe Biden dijo a una audiencia que él “entiende perfectamente” la política china de un único niño.

La red de noticias CNN, además del multimillonario Ted Turner y otros elitistas, junto con toda una serie de grupos de presión, se comprometieron a impulsar el control poblacional, defendiendo la política de un solo hijo.

Como se informó hace un mes, un artículo publicado en el Journal of Medical Ethics, escrito por importantes académicos de la Universidad de Melbourne, argumentó que el aborto debería ampliarse para realizar la matanza de los bebés recién nacidos, incluso si el bebé está perfectamente sano.

Los autores argumentaron que “ambos, los fetos y los recién nacidos, no tienen el mismo estatus moral de personas reales”, y que, debido a que el aborto está permitido, incluso cuando no hay ningún problema con la salud del feto, “matar a un recién nacido debe estar permitido en todos los casos donde el aborto ocurre, incluyendo los casos en que el recién nacido no está discapacitado“.

La chispa de esperanza que podemos sacar de esta inquietante historia es el hecho de que los pocos minutos de preciosa vida del bebé antes de ser asesinado no fueron en vano y, de hecho, podrían terminar significando más gente viva hasta la vejez. ¿Por qué? Debido a que, como resultado de ver esta imagen, decenas de parejas en todo el mundo pueden decidir estar en contra de tener un aborto, salvando la vida de muchos más bebés en el largo plazo.

La imagen también sirve como una condena irrefutable de lo negativo de la política china de un solo hijo, así como una advertencia de que las llamadas a imponer medidas similares de control poblacional en occidente deben ser desacreditadas con fuerza, resistirlas y rechazarlas en todo momento.

Fuentes: Prision Planet, Signos de estos Tiempos

Más noticias relacionadas

Haga click para ver las otras noticias


Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

Publicado en: Aborto, Bioética, Eugenesia, NOTICIAS, Noticias 2012 -- Etiquetas: , , , , ,

Share This Post