Hacemos memoria de un hecho excepcional. Una imagen de la Virgen María había aparecido en los vidrios de un edificio de Clearwater, Florida. EE.UU. en 1996, dibujada por los reflejos de paneles de vidrio que abarcaban dos pisos.

virgin-window_1358426i

El edificio fue comprado luego por un ministerio católico, el que puso sillas en la explanada para convertirlo en un lugar de oración. Hasta el 2004 habían pasado 1 millón y ½ de personas por allí. También se instaló en la explanada un crucifijo gigante de 21 metros.

Pero en el 2004, los tres paneles que formaban la cara y el velo de la Virgen fueron destruidos con hondazos, y hoy sólo queda la memoria de aquella figura, el crucifijo, algunas sillas en la explanada y la parte de debajo de la imagen en los vidrios.

 

LA IMAGEN DE LA VIRGEN DE GUADALUPE

La imagen fe vista por primera vez el 17 de diciembre de 1996, por un cliente en lo que entonces era el Seminole Finance Corporation Building, en Florida, EE.UU.. La imagen, de dos pisos de alto, brillaba y brillaba, pasando de verde a azul, a rojo, y había como una cabeza, una túnica con capucha y un torso.

Los escépticos afirmaban que era causada por el reflejo de los rayos del sol rebotando en el agua dejada por aspersores, pero eso no explicaba la frecuencia con que aumentaba su brillo en la noche – aunque se quedó a oscuras justo antes de septiembre 11.

George Pecoraro, un científico de una empresa de vidrio, dijo a un diario que:

“no somos capaces de explicar cómo apareció la forma o por qué apareció. Podría ser un accidente o tal vez es la intervención divina.

MaryClearw

Lo más misterioso fue cómo la imagen continuó sin interrupción en al menos nueve paneles independientes de vidrio en dos pisos. Más de 1,5 millones de personas la han visitado y el dueño original, Mike Krizmanich, les permitió instalar lo que se ha convertido en un santuario permanente, creyendo que la imagen es “un regalo de Dios a ser protegido y compartido.”

El estacionamiento adjunto a la imagen se convirtió en lugar de oración, llegando personas de todas partes. Ante la imagen dejaban flores, peticiones y agradecimientos a la Virgen.

La imagen también era significativa para la comunidad hispana de la Florida porque evocaba la Virgen de Guadalupe, Patrona de México y Emperatriz de las Américas, y, según los lugareños, protectora de los 20.000 mexicanos que viven en Clearwater.

La imagen estaba cerca de un centro de abortos y la imagen daba la sensación de que la mujer estaba embarazada.

Otro hecho significativo es que en Clearwater, residía por mucho tiempo Terri Schiavo, víctima de eutanasia, en el año 2005. A ella la mataron cerca de allí. Su marido Michael, quien protagonizó la campaña para matarla, aún vive en esta área.

La figura iridiscente se había convertido en un icono religioso internacional y se relataban casos de curación milagrosa debajo de ella.

En el verano de 1998, el Ministerio Pastores de Cristo que arrendaban el edificio de 22.000 metros cuadrados, lo compraron por más de 2 millones de dólares y lo llamaron “Nuestra Señora de Clearwater.” 

 

LA DESTRUCCIÓN DE LA IMAGEN

En la primavera de 1997 alguien echó ácido a los paneles para destruir la imagen y aunque por un tiempo ésta se deterioró algo, se reparó por si misma volviendo a su esplendor original.

Pero el lunes 1 de marzo de 2004 la imagen fue decapitada, las tres ventanas que una vez contenían la cara y velo habían sido rotas.

Es insustituible dijeron los vecinos que se reunían a orar.

virgen de clearwater antes y despues







Alguien disparó tres bolas pequeñas en las ventanas la madrugada del lunes. La policía piensa que los rodamientos deben haber sido disparados por una honda.

La policía no supo quién hizo el vandálico ataque, pero podría haber sido un ataque a los católicos. La policía cree que los rodamientos no rompen inmediatamente el cristal, sino más bien causan que las ventanas se astillen y la tela de araña luego colapsa gradualmente en sus marcos.

Sería como si alguien atacara la bandera de Estados Unidos, dijo Darrell Fasching, profesor en el Departamento de Estudios Religiosos en la Universidad del Sur de Florida. “Es algo que significa mucho para la gente, en este caso religioso y no político. El ataque a la imagen de la Virgen es un ataque a la misericordia de Dios y un ataque a la religión.” 

Algunos de los fieles que fueron a ver el destrozo, piensan que fue motivado por el odio, debido a la precisión de los disparos.

Algunos se preguntaban si el vandalismo podría haber sido agitado por la película La Pasión de Cristo que se estaba proyectando por esa época.

maria en clearwater

El lunes por la noche, más de 100 personas, algunas con lágrimas, habían llegado al sitio. Encendieron velas, cantaron canciones y oraron. 

Los líderes del Ministerio Pastores de Cristo, propietarios del edificio, dijeron que planeaban abordar la ventanas rotas, pero aunque algunos visitantes expresaban su esperanza de que Dios redibujara la imagen Virgen María en las ventanas, eso no sucedió y lo que queda ahora es sólo la historia que hoy relatamos.

 

EL CRUCIFIJO GIGANTE

Se había instalado al lado del edificio un crucifijo gigante, de 21 metros y 1 tonelada y ½ utilizando un árbol de cedro gigante y tallado a mano.

Dios me dio un mensaje para hacerlo, dijo Félix Avalos, de 65 años de edad, de LaRue, Texas. “No tengo ni idea de si es el crucifijo más grande de su tipo. Pero para mí lo es”.

Avalos dijo que Dios le dio una visión de un crucifijo en las nubes y tres días más tarde recibió un mensaje divino para tallar una cruz en el lugar donde aparece María.

Dijo que todo empezó cuando recordó haber leído sobre una imagen de la Virgen en un edificio de oficinas Clearwater, el 17 de diciembre de 1996. Se enteró de los Pastores de Cristo, un ministerio católico con sede en Ohio, y entró en contacto con el presidente del ministerio, John Weickert.

“No nos conocíamos”, dijo Weickert, cuya organización compró el edificio. “Por supuesto, nos preguntamos si era una buena idea dejar que él emprendiera un proyecto tan grande. Entonces nos dimos cuenta que Felix nos fue enviado por Dios.” 

paneles ya recosntruidos en clearwater

Avalos, que se mantenía tallando figuras para carrusel, compró un cedro gigante a un ranchero de Texas y lo transportó 1.037 millas en un camión.

El 20 de octubre de 1998, comenzó el proyecto, por lo general trabajando durante la noche bajo una lona para proteger la madera de los elementos. Avalos no obtuvo ningún dinero por su labor. Los Pastores de Cristo le proporcionaron alojamiento y comida con voluntarios del ministerio. También renunció a la compañía de su esposa de 44 años y sus siete hijos.







Por último, la noche del 3 de junio, hizo el último corte. Abrumado por la emoción, llamó a su esposa llorando. “No tengo palabras para describir la alegría”, dijo.

“Esto completo el cuadro”, dijo Weickert. “Tenemos María, que lleva a la gente a Jesús. Y ahora tenemos un Jesús para que la gente lo pueda ver”.

Esta es una de las tantas historias que si no se relatan quedan en el olvido.

Fuentes:

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: