La pasarela de la moda con modelos y valores cristianos de Turris Eburnea [2012-08-30]

La moda femenina con un estilo de vida cristiano basado en los evangelios es lo que difunde Turris Eburnea, una misión que lleva la belleza de la moda femenina a la pasarela, con el mensaje del amor, la belleza exterior e interior, la gratuidad, el matrimonio…   

Turris Eburnea (“torre de marfil” símbolo de la fuerza, la pureza y también una de las letanías de la Virgen), es una asociación para la formación de jóvenes que lleva a la pasarela palabras como “amor”, “bien” o “humildad” pronunciadas por modelos que ofrecen su testimonio de conversión o de camino espiritual.

Las diseñadoras de la asociación confeccionan los vestidos: “se les enseña la moderación, porque, para resultar bella, no es necesario llevar escotes vertiginosos, ni faldas cortísimas ni un maquillaje apabullante. Un vestido sobrio y elegante y un maquillaje ligero pueden ser la mejor tarjeta de visita” afirma Gabriela Costa, coordinadora del sector de moda en declaraciones a la revista “Jesús”.

“Los desfiles son gratuitos, la publicidad y el alquiler de los locales los paga quien solicita el desfile mientras que la iluminación, música, atrezzo, vestidos y maquillaje los ponemos nosotros”, explica.

Han desfilado en centros comerciales, colegios y plazas de países tan distintos como México, EE.UU, Turquía o Letonia.

La iniciativa de “los desfiles del Evangelio” viene de lejos, cuando a finales del siglo pasado el padre Michel Peyron atendía espiritualmente a las modelos de los antiguos talleres de modistas del Piamonte para darles una formación crisitana.

SU MISIÓN

La Turris Eburnea se presenta a los jóvenes de todo el mundo a través de DESFILES DE MODA, sin un fin comercial:

-para que la belleza y la juventud estén al servicio del bien

-para valorar la dignidad de la mujer, no la mujer-objeto, sino una mujer en la que la belleza exterior sea un reflejo de la interior

-para recordar que la palabra moda significa equilibrio, medida

-no solo desfiles de moda, sino también desfiles de ideas

Las chicas que desfilan, entrevistadas por una presentadora, comunican mensajes y dan su testimonio sobre el amor, sobre los chicos, sobre el matrimonio…

La Turris Eburnea ha llevado sus desfiles a grandes y pequeños centros, a muchisimas ciudades italianas y del mundo.

En Europa: Austria, Belgica, Francia, Alemania, Grecia, Inglaterra, Irlanda, Lettonia, Malta, Polonia, Portugal, Principado de Monaco, España, Suiza, Turquia, Hungria

En Medio Oriente: Chipre, Jordania, Libano, Siria

En Asia: Japon (Tokyo, Osaka, Kobe) y China (Hong Kong e Canton)

En Australia: Sidney, Melbourne, Adelaide

En Africa: Algeria, Camerun, Egipto, Libia, Marueccos, Senegal, Tunez

En Norte America: USA – Minnesota

En Sud America: Brasil, Chile

¡El nombre en sí es ya un programa! La torre de marfil, símbolo de fortaleza y de pureza – dos virtudes indispensables para vivir una juventud responsablemente. 

Turris Eburnea es:

– encontrarse entre chicas para buscar la verdad sobre el Amor

– aprender a amar para que el matrimonio dure toda la vida

– gritar al mundo que el AMOR VERDADERO existe

 es un grupo de chicas que estudian o trabajan y que en su tiempo libre, guiadas por unas responsables, se encuentran con otras chicas y juntas profundizan este tipo de argumentos. En nuestros centros, estos temas vienen tratados a través de “almuerzos de amistad”, encuentros con parejas casadas, médicos, expertos.

….pero no sólo…. sino a través de desfiles de moda que ponen la juventud y la belleza al servicio del bien. Son, también, desfiles de ideas, porque las chicas que lucen los trajes son entrevistadas y nos hablan sobre la amistad, la mujer, la moda, el amor, el matrimonio….

 Turris Eburnea es:
…una propuesta sin fronteras
…un estilo de gratuidad y servicio.

COMO NACE

La inspiración de la Turris Eburnea nace en los años de la Segunda Guerra Mundial, en la Turín de los años ´39/40. Don Michele Peyron, joven viceparroco del Corazón Sagrado de María inició con pequeños espectáculos a reunir jóvenes que no frecuentaban grupos parroquiales.

Teniendo también una licenciatura en Jurisprudencia es llamado a menudo aconsejar, naturalmente de manera gratuita, a parejas de esposos en dificultad. A partir de esto madura la idea de iluminar a los jóvenes con el verdadero significado del matrimonio. Y su atención se orienta especialmente a la mujer, con la convicción de su extraordinaria influencia positiva o negativa en el hombre.

Por eso don Peyron está convencido de que es sobre todo la muchacha (joven, chica) que necesita ser iluminada sobre los problemas del corazón para saber elegir el esposo y afrontar el matrimonio de manera consciente y responsable. De la preparación y de la elección depende la sintonía de la pareja. Enamorado de la Virgen, ve en ella el modelo de feminidad y belleza.

En aquellos años después un discurso de Pio XII invita a los jóvenes a redescubrir las virtudes de la fortaleza y la pureza para vivir una juventud verdaderamente cristiana. Este discurso lo lleva a elegir como nombre “Turris Eburnea” para el grupo que está naciendo. Es una de las letanías de la Virgen y a su protección viene encomendado todo el recorrido que se inicia.

Con una corona bendecida a Roma por Pio XII, el 27 de abril de 1941 en Turín, en la iglesia del Sagrado Corazón de María, ante la presencia de miles de personas, es coronada la estatua de la Turris Eburnea y aquel día la Obra inicia su historia.

La Turris Eburnea experimenta con audacia y prontitud iniciativas de apostolado completamente nuevas para aquellos tiempos, procura encontrar chicas de diferentes ambientes, por medio de reuniones masivas o en pequeños grupos, en los teatros, en las plazas, en los parques públicos, al aire libre… Y se concretiza la idea de utilizar el lenguaje de la moda y de la elegancia para acercarse a las jóvenes.

Así inicia una sucesión de encuentros para jóvenes, jornadas de la “serenidad” a Turin y en varias ciudades italianas, y poco a poco verdaderas pasarelas de moda que, preparadas por el mismo equipo, van llevadas a todas partes en Italia y en el extranjero. La primera etapa en el extranjero fue Modane, en 1952. A partir del inicio de los 60’s con grande audacia, fe y sacrificio, inician las giras en Europa y en el mundo que hasta ahora continúan realizándose.

A la primera sede de Turín se une en el ’67 la de Génova. En el ’68 nace un centro también en Roma por el deseo de Paolo VI. Por el contrario, en Milán, después de 20 años de actividad con encuentros e pasarelas, se abre finalmente en el 2004 la cuarta sede.

LA MODA COMO PRETEXTO

Seguimos adelante gracias a la colaboración desinteresada de mucha gente: los materiales para cada desfile los conseguimos en pequeñas tiendas que liquidan. Algunos comerciantes nos regalan telas y accesorios y es que la Providencia tiene muchas caras“, prosigue Gabriela: Con el mundo “oficial” de la moda mantienen una relación particular: “Nos inspiramos en las colecciones de los grandes estilistas pero creamos vestidos que no vendemos, diseñándolos a nuestros gusto. Nuestros desfiles son un pretexto para tocar el corazón de las jóvenes del público a las que enseñamos que con poco se puede aspirar a la belleza” afirma.

Antes de cada desfile, las modelos se reúnen en una habitación y rezan unos cinco minutos. Luego salen a la pasarela. Durante eldesfile, un presentador les pide que cuenten su historia o den su testimonio.

Eleonora Sgaravatti empezó en la pasarela con 14 años: “Los desfiles servían para ganar dinero pero me di cuenta de que no me reconocía en aquel ambiente, mis valores eran demasiado diferentes. Para mí, la pasarela de Turris Eburnea es un modo de afirmar el auténtico valor del cuerpo femenino, valorando la feminidad y no el feminismo agresivo“.

Federica Morais ha desfilado para Yves Saint Laurent y Missoni: “La experiencia me ha enseñado que también en el criticadísimo mundo del espectáculo se puede ser coherente. Mis decisiones han estado siempre guiadas por el respeto a unos valores fundamentales. En su día desfilé para ganar dinero y hoy puedo permitirme hacerlo para Turris sin recibir a cambio nada más que amistad y ganas de compartir”.

Fuentes: sitio oficial de Turris Eburnea, Religión en Libertad, Signos de estos Tiempos

Más noticias relacionadas

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: