Quizás lo mas notorio de esta advocación sean “Las Paces”, de Villarta de San Juan.

Que son las ferias y fiestas en honor de la Virgen de la Paz, patrona de esta localidad y alcaldesa perpetua.

Que constituyen una tradición religiosa y popular que se remonta siglos atrás.

Y que tiene a la novena, las misas y las procesiones, y al fuego y la pólvora como elementos más característicos.

Las fiestas se celebran del 23 al 26 de enero dentro del ciclo de fiestas de invierno y antecedentes de los Santos Viejos.

Los villarteros se preparan durante todo el año para vivir estas fiestas, declaradas Fiestas de Interés Turístico Regional.

La Festividad de Nuestra Señora de la Paz se instituyó en 1369, aunque el primer dato histórico relacionado con la celebración de la Fiesta en Villarta data de 1575.

Villarta de San Juan es un municipio de España, situado en la provincia de Ciudad Real, comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, se localiza en el sector nororiental de la comarca de La Mancha.

800px-Parroquia_Villarta_de_San_Juan

 

IMAGEN E IGLESIA DE NUESTRA SEÑORA DE LA PAZ

La imagen, que actualmente se venera es, en orden cronológico, la cuarta imagen, por lo menos, que se ha tenido de la Virgen de La Paz.

La característica principal radica en que se trata de una virgen sin niño, es una talla para vestir y sus manos están separadas.
.
Con una mano tiene un ramo de flores y con la otra el pequeño estandarte y un báculo.
.
La corona es la misma que tenía la imagen antigua y es posterior a 1913.

A partir del año 1603 es frecuente encontrar en los archivos parroquiales disposiciones de celebraciones de misas a la Virgen de la Paz como último deseo de los difuntos.

Con indicación de donaciones de tierra u otros bienes, de forma que, como se recoge en el catastro del Marqués de la Ensenada (1752), la imagen de la Virgen de la Paz es propietaria de terrenos rústicos y sujetos a contribuciones únicas”.

procesion virgen de la paz villarta

La Iglesia de Nuestra Señora de la Paz es un edificio de construcción reciente, en la que se encuentra la imagen de la Virgen de la Paz patrona de Villarta, en un retablo y cuyo rasgo arquitectónico más reseñable radica en sus vitrales.

Catorce vitrales rectangulares en sentido vertical, dedicadas a la Virgen, San Pablo y los doce apóstoles, así como otra de grandes dimensiones que ocupa el frontal de la iglesia que consiguen un efecto interior de luminosidad, en el exterior colgada en la fachada existe una imagen abstracta de San Juan Bautista co-patrón de la localidad.

 

ORIGEN DE LAS PACES

El posible origen de las Paces data del año 1369, cuando en el concilio Eclesiástico del Arzobispado de Toledo, se instituye la festividad de Nuestra Señora de La Paz.

Podrían deberse al agradecimiento a la Virgen por la paz alcanzada tras años de sangrientas batallas y escaramuzas entre las tropas del bastardo Enrique de Trastamara y su hermanastro Pedro el Cruel.

El primer dato histórico relacionado con estas fiestas aparece en las relaciones de Felipe II. Estas fiestas tienen carácter Patronal al menos desde 1780.

Únicamente, no se celebraron durante la Guerra de la Independencia, cuando Villarta fue totalmente asolada y su Virgen desaparecida y, durante la guerra civil, periodo en que la imagen fue destruida en su totalidad.

El elemento característico es el despliegue pirotécnico, que tiene su origen en las promesas que durante el año se realizaban a la Virgen con motivo de algún hecho de especial relevancia (curación de alguna enfermedad, operación quirúrgica, nacimiento, etc.).
.
Se lanzaban un número determinado de cohetes por los oferentes acompañados de sus familiares, también en grupos de amigos que después pasaron a constituir las actuales peñas coheteras.

Las fiestas arrancan el 23 de mañana pero tienen un preámbulo religioso, las novenas que se celebran desde el día 14 al 22 de enero.

Los dos días siguientes, víspera y fiesta de la Virgen de la Paz, se celebran también actos religiosos que culminan con la procesión por las calles del pueblo.

Villarta paces (2)

 

LAS NOVENAS

Se celebran desde el 14 de enero hasta el día 22, comienzan a las nueve de la noche con el cántico del Himno a la Virgen de la Paz y finalizan con la Salve y el Himno popular a la Virgen; la duración del acto suele ser aproximadamente de una hora y tras la última novena, el día 22 de enero, tiene lugar el lanzamiento de una colección de fuegos artificiales.

 







EL 23, EL PREGÓN, Y POR LA TARDE LA QUEMA DE LA HOGUERA

El lunes 23 el programa se inicia con un desayuno suculento en la plaza de la Iglesia para todos los mozos y mozas que colaboran con la traída de leña en honor de la Virgen de la Paz para la esperada hoguera de la noche, con platos tan tradicionales como el magro con tomate o la barbacoa de chorizo.

A las 11:30 horas se inauguran oficialmente las fiestas, con la presencia de diversas autoridades, para seguir con la gran ofrenda floral a la Virgen, en la que colaboran las peñas de la localidad, la banda de música, coros y danzas.

A continuación, a partir de las 12.30 horas se lleva a cabo la proclamación y coronación de la Reina y Damas de las Fiestas. Seguidamente darán paso a la pregonera del año.

Por la tarde comienzan los actos religiosos, a las 16:30 tiene lugar la celebración religiosa y solemne de vísperas que se inicia con la misa, se realiza la procesión de vísperas, siguiendo el mismo recorrido que el día de la festividad.

El significado de esta procesión es el de acercar a la Patrona a la iglesia sede de la Parroquia, como un acto de deferencia, ya que hasta no hace mucho tiempo la Virgen permanecía en su antigua ermita, mientras la iglesia vieja era el centro de la vida religiosa.

Al desaparecer la ermita para construir el nuevo templo parroquial, perdió su significado pero se mantiene el hábito de su celebración.

Ya por la noche, tiene lugar la quema de la monumental hoguera, símbolo tradicional.
.
Representa el acto purificador del fuego y durante la misma no hay quema de cohetes.

Su origen se debe a la necesidad de calentar la vigilia de La Virgen de la Paz el día de San Ildefonso.

Esto daría lugar a una tradición que se repetirá cuando a la ermita de la Virgen de la Paz estaba incluida dentro del casco urbano.

La hoguera se compone de aportes voluntarios de los vecinos y la parte principal la aporta una caravana de remolques de leña que se recogen en la madrugada del 23 por los mozos del pueblo, volviendo con los remolques cargados para coincidir con la ofrenda floral.

Debido a sus grandes dimensiones es controlada por un equipo de bomberos.

Se sigue manteniendo, aunque en menor medida, la costumbre de asar en ella durante la madrugada; al situarse en el centro neurálgico de las fiestas es recogida a altas horas de la madrugada para dejar la plaza libre y permitir la celebración de la procesión.

fiesta-de-las-paces[1]

 

EL 24: PROCESIÓN, PIROTECNIA, OPERACIÓN 2000 Y PUJA

El día 24 es el día grande de Las Paces, que arranca a las 11,30 horas con la solemne función religiosa presidida por el Obispo de Ciudad Real.

Tras la santa misa, sale la Procesión de la Santísima Virgen de la Paz, organizada por la Hermandad Nuestra Señora de la Paz, al final de cuyo recorrido se hace la tradicional puja de brazos de la Virgen.

Los villarteros ofrecen a su patrona, durante el recorrido de la procesión entre la iglesia de la Paz, o “la nueva”, y la de San Juan, o “la vieja”, el lanzamiento de numerosos cohetes para agradecerle algún hecho positivo ocurrido ese año en su familia, con lo que el recorrido se realiza en medio de una jubilosa algarabía.

En el recorrido de la procesión tiene lugar también la llamada “Operación 2000”, que consiste en tirar 2000 docenas de cohetes en un par de minutos dando lugar a uno de los momentos más esperados y espectaculares de las fiestas, en el momento de la llegada de la Virgen a la Iglesia Vieja, aunque en los últimos años se ha estado haciendo en las afueras por razones de seguridad.

La veintena de peñas coheteras y la Asociación Operación 2000 son las responsables de dinamizar estas fiestas, pero también se ocupan de apelar a la prudencia entre sus miembros para que no ocurran incidentes.

Finalizada la Operación 2000 se inicia la puja de los brazos, que no es otra cosa que la pública subasta de los brazos de las andas (tres brazos delanteros, tres traseros y cuatro laterales) de la imagen para entrarla en su templo y sacarla el próximo año, superándose los doce mil euros recaudados durante la puja.

En este primer momento la puja sólo tiene un valor simbólico, pues realmente no empezará hasta que la imagen llegue a las puertas de la iglesia.

Cuando aparentemente se han realizado las subastas y la Virgen inicia su entrada a la iglesia, surge una nueva oferta y a los gritos de “para atrás”, la Virgen detiene su marcha y vuelve nuevamente a la plaza entre aplausos de la gente.

Esta acción se repite por lo general varias veces, hasta que al final la Virgen entra en el templo a los acordes del himno nacional que se mezcla con el himno de la Virgen cantado por los fieles que están dentro del templo y una estruendosa traca que anuncia que la virgen está entrando en la Iglesia.







Fuentes:

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: