Fiorano alberga la milagrosa imagen de Nuestra Señora que fue pintada en la puerta exterior del castillo al fin de 1460.

Permaneció intacta durante muchos años, a pesar de la intemperie y las vicisitudes del tiempo.

Beata Vergine del Castello di Fiorano







El 8 de febrero de 1558, destruido el castillo, la imagen salió milagrosamente indemne.
.
Otros milagros sucedieron, cuando en 1630 y en 1855, el pueblo de Fiorano se mantuvo a salvo de la peste primero y el cólera después.

El Santuario se encuentra a 18 kilómetros de Módena, en Fiorano, en la zona de la Emilia-Romagna, en la cima de la colina, donde hasta 1510, hubo un castillo antiguo y famoso.

 

 LOS MILAGROS

El primer núcleo del castillo de Fiorano, construido en el siglo X sobre una meseta estratégica de la colina, se compone de una pared única, con cuatro lados, con la iglesia dedicada a San Juan.

Destruido en 1325 por hombres bajo el mando de Francisco Bonaccolsi fue reconstruido tres años después para pasar primero a los Visconti en 1354, luego lo cedió a Pío di Savoia en 1499.

Se remonta a 1510 la segunda destrucción del castillo por el enfrentamiento entre el duque Alfonso I de Este y el papa Giulio II.

Fue destruido y reducido a escombros por las tropas del Este, para evitar que caiga en las manos enemigas.

Es en este evento que sucede el famoso milagro de la pintura del fresco de la Virgen y el niño.
.
Más o menos en 1460 fue pintada la imagen de la Virgen por encima de la puerta de entrada del antiguo castillo de Fiorano y era objeto de devoción particular.

cuadrodelavirgendefiorano

La imagen fue lo único que sobrevivió a la destrucción de 1510.
.
Más tarde,  el 8 de febrero de 1558 algunos soldados españoles, en medida de represalia prendieron fuego a las casas de la localidad de Castello.
.
Sólo la imagen de la Virgen permaneció incólume por las llamas y el humo.

Es en la memoria del evento que la imagen de la Virgen, representada sentada en un nicho con el niño Jesús en brazos, añade la figura de un soldado arrodillado a los pies de la Virgen en el acto de pedir perdón.

La fama del milagro se extendió rápidamente y numerosos fieles acuden a la aldea de Fiorano para venerar a la imagen sagrada.

En 1630, se esparce por Modena la terrible epidemia de peste.
.
Los Fioranesi buscan la intercesión de la Virgen, cuyo retrato estaba expuesto a los elementos climáticos después de la destrucción del castillo.
.
Y el pueblo hizo el voto de que si se salvaban de la plaga comenzarían la construcción del santuario.

Mientras que la peste hacía estragos terribles, en las zonas adyacentes a Fiorano no se produce ningún tipo de infección. Es suficiente para hacer un milagro.

La población mantiene la promesa y el 23 de abril de 1631 es bendecido solemnemente por el Obispo de Módena el oratorio dedicado a Nuestra Señora.

En 1934, recibió el título de María Mediadora de Todas las Gracias.

interior delaiglesia de fionaro

 

EL SANTUARIO

La fama del milagro se extendió rápidamente, por lo que se había convertido en un lugar de peregrinación para venerar a la imagen sagrada.

En 1630, en cumplimiento de una promesa hecha por los Fioranesi, se dio inicio a la construcción sobre la colina de Fiorano, de un oratorio con una capacidad suficiente para custodiar la imagen sagrada de la Virgen.

Y ya el 23 de abril de 1631 fue solemnemente bendecida por el Obispo de Módena la nueva capilla dedicada a Nuestra Señora.

Después de sólo dos años, el Oratorio es insuficiente para dar cabida al gran número de fieles que acudían de todas partes para venerar a la Virgen.

A medida que aumentan las ofrendas por los favores por intercesión de Nuestra Señora de Fiorano, se decide llevar a cabo la construcción de un templo suntuoso.

En 1634 en Roma luego del proceso canónico, la Santa Sede confirma los milagros y las gracias, y el obispo de Módena autoriza la construcción del edificio. El 15 de agosto de 1634 se coloca la primera piedra.

La transferencia al Santuario de la Sagrada imagen desde el Oratorio se produjo en 1659, y después se repite otro “milagro del fuego” en 1670. A la celebración del 8 de septiembre de 1672 asistieron más de treinta mil personas.

Pruebas tangibles de la devoción popular fueron los ex votos que se ofrecen en el altar de Nuestra Señora, que aún se conservan y que cuentan la historia de los milagros y las gracias recibidas.







En 1866, se reanudó la construcción del Santuario (iniciado en 1634 e interrumpido en 1683), con la reestructuración y renovación de la cúpula.

El 8 de septiembre de 1889 se inauguró la nueva fachada de mármol y la construcción de la segunda torre del Santuario.

Después de la conclusión final del templo, en 1906, los pintores Giuseppe Mazzoni y Alberto Artioli, realizaron la decoración del interior.

Y el 13 de septiembre de 1907, el arzobispo de Módena consagró el santuario después de la ejecución de obras de construcción adicionales.

En 1984, en el 350 aniversario de la fundación del Santuario, el Arzobispo Mons. Bartolomeo Santo Quadri, a petición de Don Eligio Silvestri, rector del Santuario, y de Mons. Rino Annovi, párroco de la Catedral de Módena, comenzaron los procedimientos para que el Templo Fioranese adquiriera una dignidad cada vez mayor, y se lo declarara basílica menor.

El decreto Papal fue del 27 de septiembre de 1989.

Il Santuario della Beata Vergine del Castello, Basilica Minore

El papa Juan Pablo II ha elevado el templo de Fiorano a la dignidad y la condición de Basílica Menor con los derechos y privilegios.
.
Lo que confirma el derecho de preferencia sobre todas las demás iglesias.
.
El Santuario de Fiorano es ahora, por lo tanto, la cuarta Basílica Menor de la diócesis de Modena-Nonantola, junto con la Catedral y la iglesia de San Pietro de Modena y la Abadía de San Silvestre de Nonantola.

En septiembre de 1998, cuatrocientos cuarenta años del suceso, la administración municipal de Fiorano, con la colaboración de la parroquia Fioranese, ha catalogado y colocado la preciosa colección de exvotos del santuario, que ahora se puede apreciar a través de una exposición permanente instalada dentro del templo.

Los aspectos de la evolución de la vida socio-económica, religiosa y cotidiana de la comunidad Fioranese.

Tablas votivas, corazones en laminas de plata, y el resto de ex votos que constituyen un patrimonio histórico y artístico de valor, un importante complejo de recuerdos, religiosos y civiles, que demuestra la devoción popular a la milagrosa imagen de Nuestra Señora y su santuario.

 

CARACTERÍSTICAS DEL TEMPLO

Ubicado en el terreno ocupado por las ruinas del antiguo castillo y realizada, por la voluntad del duque Francisco I, con el proyecto del arquitecto romano Bartolomeo Avanzini, tuvo el acto de colocación de la primera piedra en agosto 15 de 1634.

El Santuario de Fiorano está construido sobre una colina de 155 metros de altura y domina la región.

Se llega por una carretera – Via del Santuario – que atraviesa la ciudad antigua o se sube por una doble escalera de 128 peldaños de la Via Bonincontri.

Statua-e-vescovo-fiorano

A la entrada de la plaza hasta hace unos años se colocó una cruz de piedra, tallada en piedra arenisca, con una inscripción que data del año de ejecución 1276.

Hoy, para repararla de la intemperie, la cruz está el interior del templo y se sustituyó por un artefacto moderno.

También en el parque hay una estatua de Juan Pablo II inaugurada en el 2011 con motivos de su beatificación.

La fachada principal del templo es de estilo barroco, fue inaugurado el 8 de septiembre de 1889 y tiene particularidades comunes con la iglesia de Trinità dei Monti en Roma, con sus dos torres incorporadas en la fachada.

El interior es de cruz griega con cúpula central, con frescos de Segismundo Caula y Adeodato Malatesta (1865).

Es rico en mármoles preciosos y de artística decoración. El fresco en el techo sobre el altar mayor, representa a María en la gloria (1907).

En 1932 fueron construidas dos escaleras laterales para llegar a la imagen venerada, que representa la Virgen con el Niño.

Detrás de la cúpula central hay cuatro columnas que representan a los patriarcas Abraham, Isaac, Jacob y David, pintadas en 1681.

Fuentes:

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: