El advenimiento del Anticristo es un plan cuidadosamente diseñado por el demonio.

No sólo implicará el ascenso de esta figura que gobernará el mundo, sino que tendrá un correlato femenino.

Y esto ya se está gestando.

El movimiento feminista contemporáneo no sólo ha adoptado una plataforma de valores antimariana.
.
Sino también, ha adoptado el icono de un demonio femenino como Lilith.

Esta oscura relación la develaremos en este artículo.

 

¿HABRÁ UNA ANTIMARÍA?

Seguramente habrá un AntiMaría para acompañar o anunciar al Anticristo.

Los Padres de la Iglesia enseñan que el Anticristo será un hombre individual.

Pero en el caso de la AntiMaría es posible que sea un movimiento como el feminismo o surja de allí.

El feminismo manifiesta un espíritu tan antitético a Nuestra Señora que merece, por su iniquidad, ser comparado con el Anti-Cristo mismo.

Por ejemplo este año Carrie Gress se preguntó si hubiera una AntiMaría como sería, y responde que esta mujer o mujeres que cumplirían con el estereotipo de AntiMaría serían:

Mujeres que no valoran a los niños. Serían groseras, vulgares y estarían enojadas.

Ellas se enfurecerían contra la idea de cualquier cosa que se asemejara a la humilde obediencia o auto-sacrificio para otros.

Serían petulantes, superficiales, maliciosos y demasiado sensuales.

También serían egoístas, manipuladoras, chismosas, ansiosas y ambiciosas.

En resumen, serían todo lo que María no es”.

Y el tiempo en que esto pasa es hoy, porque por todas partes que miramos vemos el orden de la creación bajo ataque.

Especialmente vemos el ataque concentrado hacia la Familia, a partir de dos derechos que se han vuelto hegemónicos: los “derechos especiales” homosexuales y el “derecho” al aborto.

Ambos males atacan la institución del matrimonio, el primero en su perversión de la relación natural ordenada por Dios del amor conyugal y el segundo en su negación al sangriento asesinato de los derechos y
deberes de paternidad.

 

SURGE LILITH APOYANDO EL ABORTO

El reciente huracán Harvey en EE.UU. ha llamado la atención sobre una organización no lucrativa dedicada a recaudar fondos para el aborto: el Fondo de Lilith.

El grupo con sede en Texas creó un “Fondo de Emergencia para los sobrevivientes de Harvey” para recaudar dinero para las mujeres que están “buscando un aborto pero no pueden pagarlo”.

Y argumentan:

“Con el aumento de las barreras como los cierres temporales de las clínicas, el desplazamiento, la pérdida de viviendas y vehículos, y más, el acceso al aborto se hizo aún más difícil para los afectados por Harvey.

Pero, ¿quién es este Lilith?

Lilith es un personaje mitológico ancestral que se ha convertido en un icono del feminismo y ahora la Patrona de Aborto.

 

QUIEN ES LILITH

Lilith fue originalmente una diosa madre sumeria, babilónica.

Tomado por la mitología hebrea se convirtió en patrona del parto, los niños, las mujeres y la sexualidad.

Y más tarde se demonizó.

Lilith terminó siendo un demonio sexual desenfrenado que viene en la noche y roba los bebés recién nacidos.

El nombre de “Lilith” en realidad significa “noche”.

Lilith es un demonio femenino mesopotámico asociado con el viento y tormenta.

Ella parece ser el miembro superviviente de una clase antigua de demonios femeninos, conocidos por los babilonios y otros pueblos mesopotámicos como los Lilitu o Lillu .

Se pensaba que eran portadores de la enfermedad y la muerte.

La Lista de los Reyes Sumerios contiene la primera referencia a ella.

Se establece como la máxima figura de la mitología babilónica, Gilgamesh, era el hijo de un demonio Lillu.

El origen de la historia de Lilith puede haber sido un espíritu salvaje conocido como la “dama oscura” que aparece en el mito sumerio “el Descenso de Inanna” (3000 aC).

Los textos sumerios afirman que Inanna ha enviado a la hermosa, soltera y seductora prostituta Lilith a los campos y a las calles para desviar a los hombres por el mal camino.

Los textos babilónicos describen a Lilith como la prostituta de la diosa Ishtar.

También hay una referencia a ella se encuentra en una tableta siglo VII aC descubierto en Arslan Tash Siria.

Se dijo que los Lilitu asirios atacaban a niños y mujeres, y fueron descritos como asociados con leones, tormentas, desiertos y enfermedades.

Las representaciones tempranas de tales demonios se conocen con garras del pájaro de Zu en los pies y las alas.

Eran sexualmente depredadores hacia los hombres, pero eran incapaces de copular normalmente.

Se pensaba que residían en lugares desolados y desiertos.

En algún momento, Lilith se incorporó en el folklore judío.

Hay una gran cantidad de textos semíticos antiguas más allá de lo que se conserva como la Biblia Hebrea o el Tanaj, es decir, el Antiguo Testamento.

Lilith aparece como un demonio nocturno en la sabiduría judía en Isaías 34:14.

“Los gatos salvajes se juntarán con hienas y un sátiro llamará al otro; también allí reposará Lilit y en él encontrará descanso.”

En una terracota babilonia que data de alrededor de 2000 aC, Lilith es en realidad representado con las alas y los pies de un búho.

En el folklore posterior, Lilith es el nombre de la primera esposa de Adán.

 

LILITH Y ADÁN

Aquí es donde se pone realmente interesante la leyenda.

Años después de Cristo, Lilith comenzó a tener una nueva historia.

En el Alfabeto de Ben Sira, una obra anónima, Lilith es descrita como la primera esposa de Adán.

La idea de que Adán tuvo una esposa antes de Eva puede haberse desarrollado a partir de una interpretación del Libro de Génesis y sus cuentos de creación dual.

Mientras que Génesis 2:22 describe la creación de Dios de Eva desde la costilla de Adán, un pasaje anterior, 1:27, ya indica que una mujer había sido hecha junto con Adán y en el mismo momento.

“Creó, pues, Dios al ser humano a imagen suya, a imagen de Dios le creó, macho y hembra los creó”

El texto del Alfabeto coloca la creación de Lilith después de las palabras de Dios en Génesis 2:18 que “no es bueno que el hombre esté solo”

En este texto Dios forma a Lilith de la arcilla de la cual hizo Adán, pero ella y Adán pelean.

Ella dijo: “No voy a estar por debajo”.

Y él dijo: No voy a permanecer por debajo de ti, sino sólo en la parte superior. Los que sirvan sólo van estar en la posición inferior, mientras que yo soy para estar en la superior”.

Lilith respondió: Somos iguales en la medida en que fuimos ambos creados de la tierra”

Pero ellos no escucharon el uno al otro.

Cuando Lilith vio esto, pronunció el Nombre Inefable y se fue volando por el aire.

Dios entonces envió tres ángeles para traer de vuelta a Lilith.

Los ángeles fueron sobre ella en el mar:

Le dijeron a la palabra de su Dios,

“Si ella está de acuerdo en volver, lo que está hecho es bueno. Si no es así, debo permitir que un centenar de sus hijos mueran todos los días”.

Pero ella no quiso regresar.

Los ángeles dijeron: “Vamos a que se ahogue en el mar.”

Ella dijo “¡Déjame. Fui creada sólo para causar enfermedad a los bebés.

Si el bebé es varón, tengo dominio sobre él durante ocho días después de su nacimiento, y si es mujer, durante veinte días.”

Y agregó:

“Cada vez que veo a ustedes o sus nombres en un amuleto, no voy a tener ningún poder sobre ese niño”

En este pasaje se nota el poder de los sacramentales (medallas, escapularios), la desobediencia de Lilith hacia Dios, su rivalidad con el hombre y su función destructora de la prole.

En la tradición popular que surgió a principios de la Edad Media, Lilith se afianzó como una hembra dominante, y se identificó con Asmodeo, Rey de los Demonios, como su reina.

Asmodeo ya era bien conocido en este tiempo debido a las leyendas sobre él en el Talmud.

Se creía que Asmodeo y Lilith procreaban a hijos demoníacos sin cesar y propagaban el caos a cada paso.

A ambos se les atribuyeron muchos desastres, haciendo que el vino se convirtiera en vinagre, los hombres fueran impotentes, las mujeres no pudieran dar a luz.

Y Lilith fue culpada por la pérdida de vida infantil.

Pero Dos características principales se ven en estas leyendas acerca de Lilith.

Una es Lilith como la encarnación de la lujuria, haciendo que los hombres se desvíen.

Y la otra es Lilith como una bruja matadora de niños, que estrangula neófitos indefensos.

 

LILITH Y EL OCULTISMO

Dos organizaciones que utilizan las iniciaciones y la magia asociada con Lilith son el Ordo Antichristianus Illuminati y la Orden del Fósforo.

Lilith aparece también como un súcubo en el De Arte Magica de Aleister Crowley .

Lilith era también uno de los nombres medios del primer hijo de Crowley, Ma Ahathoor Hécate Sappho Jezebel Lilith Crowley.

Un rito mágico del caos, basado en un rito alemán anterior, ofrece una invocación ceremonial de Lilith:

¡Oscura es ella, pero brillante!

¡Negras son sus alas, negro sobre negro!

¡Sus labios son rojos como rosa, besando todo el Universo!

¡Ella es Lilith, que dirige las hordas del Abismo, y lleva al hombre a la liberación!

Ella es la irresistible cumplidora de toda lujuria, vidente del deseo”.

En el luciferianismo moderno, Lilith es considerada una consorte de Lucifer y se identifica con la figura de Babalon.

Es conocida como la Reina de los Súcubos.

Cuando ella y Lucifer se aparean, forman un ser andrógino llamado “Baphomet”, también conocido en Luciferianismo como el “Dios de las Brujas”.

Con este pedigrí relacionado con el satanismo Lilith se convirtió en un icono feminista moderno.

 

LILITH COMO ICONO FEMINISTA

Observa que Lilith nace de la misma tierra de la que Adán, creada por la mano de Dios, en el mismo proceso de creación del hombre.

A diferencia de Eva, que Él forma posteriormente a partir de una costilla del costado de Adán.

Lilith sostiene que su origen determina su igualdad con Adán y es la base de su rechazo de la superioridad de Adán.

Así Lilith ha sido adoptada como el primer símbolo de los derechos de las “mujeres liberadas”.

La rabina Jill Hammer escribe lo siguiente sobre de Lilith:

“El demonio más notorio de la tradición judía se convierte en un héroe feminista”.

Pero por otro lado Lilith ha encontrado una encarnación casi perfecta en la civilización occidental contemporánea (post siglo XX), con su combinación de empoderamiento de las mujeres, costumbres sexuales relajadas y gran poder destructivo.

Simone de Beauvoir

 

LA INFLUENCIA DE LILITH SE VE EN EL NACIMIENTO DEL FEMINISMO MODERNO

En el fondo, el feminismo enseña que los hombres y las mujeres tienden a comportarse de manera diferente debido a los condicionamientos sociales, no porque haya innatas diferencias biológicas y psicológicas entre ellos.

Pero en todas las sociedades humanas a lo largo de toda la historia las mujeres fueron reprimidas por una estructura de poder patriarcal, mantenida a través de la fuerza y el adoctrinamiento.

Debido a que un gran número de niños en la familia constituyen una barrera para el adelanto de la mujer las familias pequeñas deberían ser la norma cultural.

Pero aún es injusto que las consecuencias de la conducta sexual sean biológicamente desiguales para hombres y mujeres, aludiendo a la preñez y el parto.

Para encontrar un sentido a sus vidas, las mujeres deben mirar primero a su carrera, en lugar de a su papel como dadoras de vida, portadoras de cultura, cuidadoras, y educadoras de la próxima generación de seres humanos.

Las mujeres que se consideran como madres primero, están perdiendo su educación y asfixiando sus talentos al quedarse en casa para criar a sus hijos.

Esto es claramente un enunciado de la AntiMaría.

En su tratado de 1884, El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado, el mejor amigo de Karl Marx y co-autor, Frederich Engels, afirmó que la familia burguesa, con su división del trabajo – los hombres trabajan, las mujeres cuidan a los hijos – era uno de los mayores obstáculos para el logro de una sociedad socialista.

Engels sostuvo que esta barrera debe ser desmantelada alentando a las mujeres a verse a sí mismas como una clase oprimida, como trabajadoras de las fábricas explotadas, que deben participar en “la lucha de clases” marxista en contra de sus padres y maridos.

Y aún más, que las mujeres que aceptan ese principio deben dejar de ver a la familia como una unidad de objetivos comunes.

Y en cambio sentirse moralmente justificadas en la búsqueda de sus intereses egoístas en detrimento no sólo de sus maridos, sino también de sus hijos.

Simone de Beauvoir, autora de la obra pionera feminista El Segundo Sexo, admitió en 1975:

Mientras la familia, el mito de la familia, el mito de la maternidad y el instinto maternal no se destruyan, las mujeres serán oprimidas.

Ninguna mujer debe ser autorizada a permanecer en casa y criar a sus hijos.

La sociedad debe ser totalmente diferente.

Las mujeres no deben tener esa opción, precisamente porque si existiera esa opción, muchas mujeres la tomarían”.

Si los propios hijos de una mujer pueden ser sus enemigos, no es de extrañar que las feministas respalden la anticoncepción y luego el aborto, como requisitos fundamentales para el progreso de la mujer en la sociedad.

No es de extrañar que la cruzada de Margaret Sanger para el control de la natalidad encontrara a sus reclutas más ansiosas entre las feministas de la década de 1920.

Ellas buscaron, como ella lo dice, reducir la “plaga” de las familias numerosas entre los grupos de inmigrantes étnicos “menos aptos” que estaban llenando las ciudades de Estados Unidos.

Así, las feministas que se unieron a la cruzada eugenésica de Sanger se preocuparon por la autonomía de las mujeres para defender el uso de métodos anticonceptivos en el matrimonio.

Prácticas que antes estaban confinadas a las prostitutas, fueron aclamadas como la clave para la felicidad del matrimonio por organizaciones como Planned Parenthood.

 

¿POR QUÉ LILITH Y EL FEMINISMO ES LA ANTI-MARÍA?

Mientras que Lilith dijo “No” a Dios, la Virgen María dijo “Sí”.

Pero además su misión de tentar con la sexualidad a los hombres y de terminar con la vida de los niños pequeños es la antítesis de María, Nuestra Madre y Madre de Todos.

Su aversión por medallas y escapularios, como vimos, se refiere a que le coartan su misión.

Tal vez esto es parte de la razón por la Mater nos anima a usarlos, ya que son repelentes a la Madre Maldita.

Por eso deberíamos pedir la intercesión de la Madre de Dios Nuestra Señora Reina de los Ángeles.

Pero mientras eso pasa a niveles invisibles para los seres humanos, en la Tierra las feministas adoptaron a Lilith, un demonio, como sus Patrona.

Quien es además patrona del aborto y de la seducción a los hombres.

Y a la que las brujas le rinden culto.

Esto explica las razones por las que el feminismo se ha convertido en un movimiento anti familia, pro aborto y pro ideología de género y homosexualidad.

No hay casualidades, hay causalidades.

Fuentes:

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: