El Carisma de Ciencia es una revelación sobrenatural.

Sobre hechos que no podríamos conocer por medios humanos.

Es un conocimiento que envía el Espíritu Santo.

Para poner luz sobre un asunto en nuestra inteligencia.

El conocimiento que viene del Espíritu Santo nos llena de humildad en lugar de envanecernos como el conocimiento simplemente humano del mundo.

 

¿QUE ES LA CIENCIA?

Hay tres clases de Ciencia:

la ciencia de Satanás,
la ciencia del Mundo y
la ciencia del Espíritu.

¿Y qué es la Ciencia como don del Espíritu Santo?.

Es la forma como DIOS conduce al ser humano para que avance hacia Él.

Es el regalo que nos hace de mostrarnos su Reino.

Dios enseña al hombre sobre sus verdades, permite que su luz penetre en el entendimiento del hombre.

 

EL CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA Y EL CONOCIMIENTO

DIOS tiene todo el conocimiento.
.
La verdad está en el conocimiento de Cristo Jesús
.
.
La contemplación de Jesús nos permite un conocimiento interno de él para amarle y seguirle.
.
Y mediante la lectura de la Biblia podremos comenzar a adquirir la ciencia de Cristo.

El Conocimiento humano, a través de la razón puede dar cuenta de la existencia de DIOS.

Aunque este camino puede conducir al error porque el hombre nunca puede llegar a la revelación Divina por sus propias fuerzas.

El hombre está llamado a conocer a DIOS y DIOS quiere que todos los hombres conozcan la verdad para su salvación.

La Fe nos introduce en el conocimiento de DIOS porque abre los ojos del corazón.

El Espíritu Santo es quien nos introduce en la Fe mediante el bautismo.

Y la propia Fe nos hace saborear anticipadamente el grandioso conocimiento de DIOS que tendremos en la vida futura.

DIOS nos ha hecho conocer con su revelación el misterio de la creación y la venida de Jesús mediante la profecía de Isaías.

Mediante la revelación nos dio conocimiento sobre el origen y fundamentos del pecado y nos ha dado a conocer leyes morales a través de la Biblia.

Definicion de los Carismas

 

QUE ES EL CARISMA DE CIENCIA

Al CARISMA O DON DE CIENCIA se lo encuentra mencionado también bajo el nombre de Carisma o Don de Conocimiento, Palabra de Ciencia, de Conocimiento, de Entendimiento o de Revelación.

Y según sea, se lo clasifica como un don de penetración (iluminación por el mismo Espíritu), de revelación, contemplativo.

El carisma de Ciencia NO ES ciencia natural, ni la ciencia que se aprende por medio de estudios académicos, ni sabiduría obtenida con la experiencia, ni siquiera la ciencia para comprender la Biblia.

Es el conocimiento que da DIOS sobre cosas naturales y espirituales, del mundo invisible y visible.
.
Es una visión o comprensión SOBRENATURAL por medio de revelaciones, sin ayuda humana alguna,
gracias solamente al auxilio divino.

Es una verdad que por otros medios sería IMPOSIBLE DE CONOCER y que nadie la puede saber, que no se puede aprender en ningún libro y es inaccesible por las vías naturales.

Esta capacidad lleva a algunos creyentes a CONOCER: a personas, circunstancias o verdades bíblicas.

Revela y comunica la raíz de un problema o la causa de una atadura, o el conocimiento de una sanación que se está produciendo.

Es el diagnóstico que Dios hace de un hecho, de un problema, de un estado de ánimo, de una situación, la revelación del plan y voluntad divinos con algún fin especifico.

De este modo se puede conocer algo del  PRESENTE  (simulcognición), del PASADO (retrocognición) o del FUTURO (premonición).

Se trata de un conocimiento INTUITIVO que también transmite estas intuiciones y visiones a la asamblea.
.
La persona sin haberlo estudiado o leído, da a conocer una VERDAD SOBRE DIOS con plena convicción de lo que dice y luego comprueba que era tal como dijo.

Revela parte de la Ciencia de DIOS, nos da una PALABRA DE CIENCIA. Él que todo lo sabe, no revela al hombre todo, da solamente una palabra o una parte de lo que Él sabe.

Puede tener relación con el conocimiento de las relaciones existentes entre distintos aspectos de la revelación. Y con volver a descubrir verdades olvidadas.

Puede enseñar una visión clara de la doctrina bíblica, desvelándose el sentido de los textos difíciles y mostrando aquellos acercamientos que iluminarán los puntos oscuros.

También puede abarcar el ordenamiento correcto de nuestra relación con Dios, para ayudarnos y sostenernos en el descubrimiento de la presencia suya en todo.

Nos puede permitir analizar la excelencia y bondad de los seres del Universo para llegar a entender que todo el Universo es solo vanidad en comparación de Dios.

La palabra de ciencia ayuda a adelantar el crecimiento interno de la Iglesia y expone el cuerpo de las verdades divinas Cristianas.

Es otorgada según el espíritu santo lo crea necesario.

Es un REGALO DE DIOS que es dado para una necesidad o situación específica.

 

RELACIÓN DEL CARISMA DE CIENCIA CON OTROS CARISMAS

Este don muchas veces se manifiesta juntamente con algún otro don, combinado con ‘Palabra de Sabiduría’, ‘Discernimiento de Espíritus’, ‘Profecía’, ‘Sanación’, etc.

Pareciera que la palabra de Conocimiento es un auxilio informativo del Señor para desplegar los otros Carismas.
.
Cuando la Palabra de Ciencia está ausente, los otros dones pueden ser usados incorrectamente
, lo cual ocasiona confusión.

Dios frecuentemente la otorga en conjunción con la Palabra de Sabiduría a fin de que los creyentes sepan cómo aplicarla correctamente.

Mientras el don de Ciencia ayuda a descubrir las verdades oscuras, el de Sabiduría a poseerlas.

Tomemos como ejemplo la vida del profeta Daniel: por la Palabra de Ciencia Daniel conoció los sueños de Nabucodonosor.

Y por la Palabra de Sabiduría Daniel pudo Saber cual era el significado o interpretación de estos sueños.

Daniel pudo aplicar así la ciencia de Dios que había recibido.

Según San Agustín, la Ciencia es el conocimiento de lo pasajero mientras la Sabiduría es la contemplación de lo eterno.

 

RELACIÓN DE CARISMA DE CIENCIA CON LA ESPERANZA

El Carisma de la Ciencia corresponde a la bienaventuranza de aquellos que lloran.

Lloramos porque comprendemos en nuestro interior que nuestros “patrones” de felicidad aprehendidos desde la infancia ya no funcionan más.

De allí viene “Bienaventurados los que lloran porque serán consolados”.

El consuelo consiste en el ejercicio de la Esperanza.

La virtud de la Esperanza es purificada por el Don de la Ciencia y la perfecciona.

carismatico orando en lenguas

 

COMO SE RECIBE EL CARISMA DE CIENCIA

Cualquier cristiano que crea en el poder del Espíritu, que viva unido al Espíritu, que lo invoque y le pida este don para un fin bueno, puede tener la palabra de ciencia.
.
Pero según el P. De Grandis, toda persona que ha recibido la Efusión del Espíritu tiene en sí este Carisma.

Un medio excelente para adquirir el don de ciencia, es dedicarse mucho a la pureza de corazón, velar cuidadosamente sobre su interior, darse cuenta de todos sus desórdenes y señalar las faltas más salientes.

La palabra de ciencia se percibe en un clima de oración y unión con DIOS, en la mente, en la imaginación o en el espíritu; de ordinario después de haberla pedido al Espíritu Santo.

Se distingue de las ideas propias por venir después de la oración, cuando no han irrumpido en la mente las propias consideraciones.

Este don puede darse a través de muchas formas del sentir, ver, saber, oler y oír.
.
Puede manifestarse como una idea clara que llega a la mente
y que en la medida en que la vamos comunicando, van apareciendo otros detalles adicionales.

Otras veces se manifiesta como una palabra que martillea la mente, por ejemplo: aborto (el aborto podría ser la causa del problema de una persona).

También se manifiesta en la mente como una visión, una imagen de un lugar, persona, cosa o animal.
.
Y hay que preguntar a la persona qué significa para ella esa imagen o visión, qué relación puede tener con su vida.
.
Y ella nos explicará algún suceso en el que tiene origen su problema.

Se da en forma infusa porque aparece en nosotros sin previa experimentación ni haberse informado de manera consciente.

La persona sólo tiene la certeza de que es así y no de otra forma, y hasta no manifestarla no sentirá la paz del Señor.

 

CUANDO UNA PERSONA TIENE EL DON DE CIENCIA

Quienes tienen un don de ciencia mas poderoso son los que pueden apreciar las virtudes de su conducta respecto a si mismos, al prójimo, a las demás criaturas y a Dios.

Primero, tienen claro lo que debemos creer o no creer, hacer o no hacer.
.
Segundo, el estado de nuestra alma, nuestros actos interiores y los movimientos secretos de nuestro corazón.
.
Tercero, el concepto que debemos tener de las criaturas y el uso debido de la vida interior y sobrenatural.
.
Cuarto, la manera de tratar y conversar con el prójimo, en relación al fin sobrenatural de nuestra creación.

Los que más participan del don de ciencia, son los más iluminados en todos estos conocimientos.

Ven maravillas en la práctica de la virtud.

Descubren grados de perfección que los demás desconocen.

Señalan imperfecciones donde los otros no alcanzan a ver, no están expuestos a equivocarse en sus sentimientos ni a dejarse sorprender por las ilusiones que llenan el mundo.

 

COMO SE OPERA CON ESTE DON

Cuando se produce una necesidad de palabra de ciencia, ésta es captada y discernida por el Espíritu Santo.
.
Así el Espíritu Santo envía el aviso al Padre, quién a su vez envía la unción a receptor/es entre los bautizados a quienes se les concedió el don.
.
Y los llama para ungirlos con su palabra para el bien común.
.
Este proceso es interno dentro de cada individuo e irreversible.

Es importante entender y explicar el uso del don en la asamblea de oración para que la persona incrédula se dé cuenta de su obra sobrenatural y de su presencia.

Instruir adecuadamente sobre las manifestaciones diversas de este don y enseñar a los miembros de la asamblea a usarlo.

Hacer que se pida y se ore para que el Señor dé el don a hermanos de la asamblea. Motivar a abrirse a este don sin temor. Usar toda oportunidad para que se manifieste el don.

Usar el discernimiento de espíritus para conocer lo que viene de DIOS y pedir la confirmación del resultado a la asamblea.

 

USOS DEL CARISMA DE CIENCIA 

El carisma de Ciencia es la gracia dada por DIOS para que actuemos a dos niveles.

Uno es hacia el exterior o sea sobre los demás hombres para edificación de la Iglesia.

Y otro hacia el interior nuestro cultivando y cuidando nuestras virtudes.

Toda Palabra inspirada por Dios es útil para Reprender (Ej. Ananías y Safira, (Hechos 5:1-11); Exhortar (Ej. la samaritana, Juan 4:7-26); Revelar (Ej. Juan 1:47-48), donde Jesús le dice su vida a Natanael.

A través de ésta, el desanimado puede ser confortado, los santos alegrados, la propiedad perdida recuperada, el enemigo derrotado y el Señor Jesucristo glorificado.

Generalmente este don se manifiesta en los llamados a orar por otros –como los ministerios de sanación e intercesión– para conocer el origen de sus males físicos o interiores.

También es otorgado cuando se está aconsejando, predicando o profetizando, o cuando un mandamiento de Dios es dado a fin de que sepamos cómo responder al mismo.

Un predicador conoce por este don lo que debe decir a su auditorio y lo que puede exigirle, lo que Dios obra en él y lo que debe poner de su parte para cooperar con Dios y llenar sus designios.

Un superior conoce cómo debe gobernar a sus inferiores.

Así como Dios utiliza sus dones para edificación de la Iglesia, el maligno también imita estos dones enviándolos para destrucción de ella.
.
Algunos ejemplos que describen esta situación son: Hechos 19:13-16 (Los hijos de Esceva); Hechos 16:16­18 (La pitonisa de Filipos).

 

CARISMA DE CIENCIA Y SANACIÓN

La palabra de Ciencia va junto con el carisma de Sanación, pues muchas veces cuando el señor esta sanando a alguien lo revela a través de algún hermano que en ese momento lo anuncia.

Es muy importante la confirmación de la Palabra de Ciencia pues es la forma más directa de comprobar que realmente es una palabra de Dios.

Hay tres ejemplos del P. Amando Sanz sobre como una sanador obtiene el conocimiento.

En el primer ejemplo el Señor le entregó el conocimiento por ejemplo de “rodilla sanada” y con su sola mención a la asamblea se produjo la sanación.
.
En el segundo ejemplo él recibió del Señor en una misa de sanación el conocimiento de que alguien estaba siendo sanado de un oído y efectivamente se produjo.
.
Y en el tercer ejemplo, el padre muestra cómo pidió al Señor una palabra de conocimiento para sanar a una persona de un trauma y como ésta le llegó.

 

CARISMA DE CIENCIA Y SAGRADAS ESCRITURAS

El conocimiento y LA CIENCIA —como se usan en las Santas Escrituras—hacen referencia a la experiencia personal.

Hay una cualidad directa e inmediata en el conocimiento espiritual que está estrechamente relacionada a la intuición.

Incluye las ideas de que es impartido como un incentivo y guía para la acción, y nunca meramente para proporcionar información.

Es instrumental y un medio para lograr que la vida y el servicio del Cristiano sean agradables a Dios.

Algunos de los conocimientos o palabra de ciencia que menciona la Biblia son los que siguen.

Jesús supo que un poder había salido de él cuando la mujer tocó su manto (Marcos 5: 28–32).

También les indicó a los apóstoles quién prestaría su casa para la última Cena (Marcos: 14: 13–15).

Y supo que ya venían a apresarlo en Getsemaní (Marcos 14: 42).

Jesús es tentado en el desierto.

Las respuestas que Jesús expuso a Satanás fueron palabras de Ciencia impartidas por el Espíritu Santo (Lucas 4:1-13).

Los escribas trataron de atrapar a Jesús, pero la Palabra de Ciencia dada por el Espíritu los confundió a todos (Lucas 20:22-26).

La Respuesta a la Mujer Samaritana (Juan 4:19-20).

Los escribas y fariseos trataron nuevamente de hacer caer a Jesús en una trampa, pero sus palabras sabias volvieron a confundir a sus adversarios (Juan 8:3-11).

La Respuesta de Cristo a sus enemigos (Juan 8:48-58).

Pedro conoce mediante este carisma la mentira de Ananías y de Safira
(Hechos 5: 3–4).

Otorgó sabiduría en la administración de la iglesia (Hechos 6:1-5).
Pedro conoce que llegan los que han de conducirlo a casa de Cornelio(Hechos 10: 9–23).

Ananías tiene conocimiento sobrenatural de la presencia de Pablo en Damasco y de su conversión (Hechos 9: 10–16).

Resolvió una crisis eclesiástica (Hechos 15: 28).

Confirió a Pablo control de la situación resultando en la salvación de muchas vidas (Hechos 27: 23-24).

José podía conocer adecuadamente los sueños del Faraón (Genesis: 41).
Daniel podía saber los sueños del rey Nabucodonosor (Daniel 2: 4-5,23).

El profeta Natán descubre el pecado de David y conoce también que ha sido perdonado (2 Samuel: 12).

 

Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: