La Advocación de la Virgen de Guadalupe de Cochabamba surgió en 1999.

Fue en razón del prodigio del escarchamiento de una imagen suya en la casa de Catalina Rivas.

Era exhibida en una capilla el día de la Anunciación.

guadalupana_que_llora1

Catalina Rivas es una vidente boliviana, que tiene los estigmas de la Pasión del Señor.
.
Ha sido examinada científicamente por el equipo que dirige el Dr. Ricardo Castañón, reconocido Neuropsicólogo perteneciente al Grupo Internacional para la Paz…

Catalina recibió del Señor una cantidad de dones, incluido el dictado de varios maravillosos textos que disfrutamos quienes aceptamos con corazón abierto la revelación privada.

Es justamente Catalina quien nos relata este milagro ocurrido sobre una imagen de la Virgen de Guadalupe, en Cochabamba – Bolivia.

 

LA HISTORIA

La historia de la escarcha de la Guadalupe comienza en Cochabamba el 25 de marzo de 1999, fiesta de la Anunciación del Ángel a la Virgen.

El sacerdote, Director Espiritual de Catalina, dirigía una casita de oración.

Estos lugares creados por el Apostolado para la Nueva Evangelización (ANE) funcionan en muchos lugares del mundo, y son los grupos de oración que son la célula madre de donde nace y se desarrolla esta Obra de Dios.

Esta casita funcionaba en la casa de Catalina en Cochabamba, cerca del Seminario mayor de la Ciudad.

Y tenía en aquella época un hermoso cuadro réplica de la imagen de la Virgen de Guadalupe, obsequiado a Catalina por un matrimonio de Monterrey, México, años atrás.

Dice Catalina:

“El Padre pasaba por el corredor donde estaba la imagen de la Guadalupana.
.
Y vio que chorreaba un aceite muy perfumado, de la unión de las manos de la Virgen.
.
Y a continuación salía algo plateado que brillaba mucho y se iba adhiriendo al aceite.
.
Me llama de inmediato, y yo llamo a todo el grupo del ANE que estaba allí por la fiesta de la Anunciación.
.
Introduzco mi dedo en el aceite y advierto que era muy perfumado, un perfume hermoso que sólo en el Cielo puede existir.
.
Lo plateado era como una escarcha muy finita, casi como un polvo.
.
Como se podrán imaginar, nos emocionamos todos mucho, nuestros corazones galopaban en nuestros pechos como corceles felices y enamorados.
.
El Padre nos pidió que recemos el Santo Rosario en la habitación que servía como una pequeña capilla en la casa”.

En aquella época el lugar tenía un pequeño oratorio privado, no estaba abierto al público.

Cuando terminaron de orar, volvieron todos al corredor y advirtieron que las escarchas plateadas eran seguidas por otras de color dorado y luego lila, verde, etc.

Y así se fueron agregando colores hasta llegar a la hermosura multicolor con que el vestido de María se fue vistiendo poco a poco.

Los fenómenos de escarchamiento de imágenes de la Virgen son bastante frecuentes, tanto que en Venezuela la propia Virgen ha revelado hace algunos años el sentido de cado uno de los colores que se representan.

María quiso poner en el hermoso vestido de la Guadalupana el testimonio de su presencia actual, viva y fulgurante como aquel día en que se presentó a Juan Diego en el cerrito Tepeyac.

guadalupana_que_llora

 

LA FILMACIÓN

Catalina continúa contando:

“Nos quedamos en oración casi toda la noche, no podíamos dejar de alabar al Dios Bueno que nos hacía un regalo tan maravilloso, a nosotros pobres pecadores.
.
Al día siguiente vinieron camarógrafos y periodistas de la Fox para hacerme un reportaje que habíamos acordado tiempo atrás.
.
El reportaje iba a formar parte de la película Signos de Dios.
.
Para ese momento había ya otras personas en casa, y todos miraban admirados no sólo a la Virgen de Guadalupe que se escarchaba más y más.
.
Y también a una imagen de la Virgen de Fátima que exudaba aceite de su carita a montones.
.
Estábamos todos excitados y felices de ser testigos de tantos signos de Dios.
.
La gente de la Fox dejó una cámara por dos días y dos noches encendida grabando lo que ocurría a la imagen con la escarcha.
.
Luego de tres días el cuadro de la Virgen de Guadalupe estaba totalmente bordado de escarcha en la parte de su vestido.
.
Una maravillosa obra de arte celestial que vistió de gloria a la pequeña Niña de Galilea”.

 

EL ARZOBISPO Y EL ORATORIO

El primer día en que se manifestó este prodigio, los emocionados integrantes del ANE que estaban allí encabezados por eL Director Espiritual de Catalina, su familia y ella misma, avisaron al Señor Arzobispo, Monseñor René Fernández Apaza, quien se hizo presente en compañía de otro sacerdote.

Ellos vieron el milagro, y todos juntos rezaron el Regina Coelli a la Virgen. Imaginemos la escena, tiene que haber sido hermoso y emocionante.

Allí ellos decidieron que debía crearse un oratorio público en el lugar, en honor de la Virgen.

Dice Catalina:

“En esa época realmente no teníamos dinero, no sabíamos cómo llevar adelante ese proyecto.
.
Esa noche yo sueño con el Señor que me pregunta si estoy dispuesta a cederle el living-comedor de mi casa para hacer un oratorio.
.
Yo le decía, en mi sueño, que por supuesto, que mi casa era Su casa.
.
Soñé que el Señor me decía como debía hacer la distribución de la casa hasta el último detalle.
.
Me dijo que le regalara el piso de abajo y que en la planta alta El me haría mi vivienda.
.
Desperté varias veces en la noche, más luego volvía a soñar lo mismo, con más y más detalles de la construcción.
.
Y así fue; sin tener un centavo en seis meses estuvo lista la obra.
.
El día que se pusieron los cimientos apareció la Virgen en el cielo.
.
Al enseñarle el lugar a mi Director Espiritual, tomamos fotografías con una máquina polaroid.
.
Se formó en cuestión de segundos un enorme y hermoso arco iris que parecía nacer justo frente a casa, y ahí entre las nubes se dibujó la preciosa Madre dando su bendición.
.
La vieron los albañiles, las personas que estaban en casa y también el Padre.
.
Fue un día muy emocionante para todos…”.

 

LOS MILAGROS EN EL ORATORIO

Las dos devociones de Catalina son el Sagrado Corazón y la Virgen de Guadalupe, así que ella decidió llamar al lugar como “Oratorio del Corazón de Maria de Guadalupe”.

Una perfecta síntesis que revela que el Corazón de Uno, Jesús, está con el Corazón del Otro, de María.

De inmediato la gente empezó a acudir al lugar, amigos, gente del ANE.

Todo el mundo tocaba las escarchas, que se habían producido sobre el vidrio.

De tal modo hubo que poner vidrio sobre vidrio para proteger el milagro de la mano de los peregrinos que acudían a admirar la obra de Jesús en el vestido de Su Mamá.

Esta maravilla puede contemplarse aún en la actualidad. Catalina, aun emocionada después de tantos años, nos relató esta hermosa muestra del amor de Dios por todos nosotros.

El oratorio fue bendecido por Monseñor René Fernández, Arzobispo Emérito de Cochabamba, y en ese día se contó con la presencia especial de la Concelebración de tres Obispos y doce Sacerdotes, un verdadero regalo de Dios.

Se han dado muchas sanaciones físicas y sobre todo la imagen de la Virgen ha suscitado muchas conversiones.

Hoy día, en Cochabamba, la gente sigue admirando este hermoso vestido que se ha puesto la Virgen de Guadalupe.

Escarchas de todos colores son el tejido que la cubre, reflejo de la Gloria de Dios que desciende entre nosotros.

Fuentes:

 

Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: