En 1960, la Virgen María se apareció a una monja y a una pareja.

Fue en una capilla solitaria dedicada a Fátima en un bosque de Neuweier.

Se presentó como Madre de Gracia, sanadora de los enfermos, refugio de los pecadores y consuelo de los afligidos.
.
Pidiendo que vuelvan a rezarle porque la han olvidado luego que la honraron con una estatua cuando los salvó de un peligro.
.
Si hacen esto, ella prometió protección siempre.

Posteriormente se formó un grupo de rezo del rosario en la Capilla de Fátima todos los domingos.

Neuweier es una municipalidad de Baden Baden, al sur de Alemania, que cuenta apenas con 3000 habitantes.

Es famosa por sus vides y su producción vitivinícola. Está sobre las laderas de la Selva Negra.

El 16 de abril de 1960, la Virgen se apareció por primera vez a Erwin Wiehl y su esposa, y a sor María.

Los tres estaban de paseo y de repente vieron un cartel: “Para la Capilla de Fátima”.
.
Siguieron esta indicación y llegaron a una gran estatua de Fátima, que mostraba una cara triste.

Y como era sábado los tres se sentaron en un banco fuera de la entrada de la capilla solitaria a orar el rosario.

Sor María de repente vio la estatua de Nuestra Señora lagrimear, y luego las lágrimas se convirtieron en Sangre.

La Sra. Wiehl no vio sangre.

Los tres observaron el movimiento de los labios de la estatua, pero sólo la hermana María escuchó las palabras que decían:

“Estoy muy contenta de que hayan seguido mi llamado.
.
Me siento muy triste porque estoy siempre en la soledad de este bosque.
.
Los hombres me han colocado en este lugar para honrarme en un momento de gran necesidad.
.
Pero pasado el peligro, se han olvidado de mi.
.
Siempre deben volver a orar conmigo porque yo soy la Madre de la Gracia.
.
Si vienen a menudo van a ser protegidos siempre, Ustedes y toda la comunidad de las zonas circundantes.
.
Vuelvan”

Dicho esto, sor María veía la figura luminosa de la Virgen levitar sobre la estatua como un ser vivo, mientras que la capilla estaba iluminada por la luz brillante.

La hermana trató de acercarse para ver la sangre de la Virgen que goteaba, cuando dijo de nuevo:

“Los ángeles han reunido Mi gotas de sangre.”

Inmediatamente después de la visión desapareció, y aparecieron dos ángeles con un cáliz, mientras que la estatua sonrió.

El cambio en la cara de la estatua también fue notado por Erwin.

 

LAS OTRAS APARICIONES

El 1º de mayo regresaron a la capilla en el bosque y de nuevo vieron a Maria Santísima que con una sonrisa dijo:

“Vengan aquí a menudo!
.
Yo soy la Madre de Gracia, la sanadora de los enfermos, el refugio de los pecadores, el consuelo de los afligidos.
.
Si me llaman yo estaré con ustedes.
.
Quiero que la gente venga en peregrinación y en procesión.
.
Vuelvan de nuevo al final del mes y voy a darles una gran bendición”.

El 25 de mayo, en el curso de otra aparición dijo,

“Estoy transmitiendoles la bendición de la Trinidad de Dios.”

A principios de junio, la Madre de Dios habló a la Hermana María de nuevo,

“Ve por el párroco de Neuweier y comunícale todo.”

Esa misma tarde, se dirigió a ver al párroco que escuchó pacientemente, prometió hacer una visita a la capilla y pidió recibir todo por escrito.

Sor María entregó un informe escrito al párroco que lamentablemente murió poco después y nunca se encontró el informe.

Los informes en poder del párroco no se encontraron y pasaron diez años sin hacerse nada.

El Sr. Wiehl escribió al Obispo responsable pero esto no garantizó una investigación.

Mientras tanto, algunos devotos habían formado un grupo de oración que recitaban el rosario por el Corazón de Jesús en la capilla parcialmente renovado.

El grupo de fieles se reúne todos los Domingos a las 14:30 en la Capilla de Fátima en el bosque.

Por fin la Madre de la gracia ya no estaba sola.

Fuentes:

 

Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: