Quienes han trabajado en unidades de cuidados intensivos han visto muchos pacientes que saben el momento exacto en el que van a morir.

Otros que parecen decidir por sí mismos el día y la hora.

Y hay avisos premonitorios a familiares y terceras personas.

manos hacen contacto

Y sobre todo, están los casos de pacientes terminales que unos días antes de morir comienzan como a interactuar con personas que no están en la habitación.
.
Incluso ellos dicen que hablan con personas que han muerto, y que los han venido a buscar.

El encuentro con seres queridos fallecidos es un rasgo distintivo que reportan las personas que han tenido Experiencias Cercanas a la Muerte, acompañado de un sentimiento de paz y amor.

Y muchos de ellos vuelven con una misión que les fue dada en el Cielo, a veces por el mismo Jesús.

 

CARACTERÍSTICAS COMUNES DE LA EXPERIENCIAS CERCANAS A LA MUERTE

Se estima que alrededor del 20% de los sobrevivientes de paro cardiaco y 4.9% de la población general han vivido una ECM. 
.
Sin embargo, se cree que estas experiencias son subestimadas.
.
Por lo que la cantidad real de personas que las han tenido es probablemente mucho mayor.

Investigaciones recientes indican que las ECM se producen cuando el funcionamiento físico se ve gravemente comprometido o es inexistente.

Esto es interesante porque la sabiduría convencional sugiere que las lesiones físicas graves y/o la muerte física resultan en la disminución de las capacidades perceptivas.

Sin embargo, reportes de las ECM indican exactamente lo contrario.

Paradójicamente, las ECM parecen sugerir que las habilidades conscientes pueden continuar aun en ausencia del funcionamiento fisiológico detectable.

experiencias cercanas a la muerte

Uno de los ejemplos más intrigantes de esto es la aparente existencia de la conciencia incorpórea.

Es decir, muchos han descrito percibir eventos como si estuvieran fuera de su propio cuerpo.

Algunos de los relatos más populares incluyen el testimonio de los esfuerzos de resucitación por parte del personal médico, de sentir o percibir a otros en lugares distantes, y ver objetos en lugares inusuales.

Un caso conocido es el de un hombre en estado de coma que veía su propia reanimación y a la enfermera retirar su dentadura y colocarla en un “carro de paro cardíaco”.

Más de una semana después, el paciente fue capaz de identificar a la enfermera y describir la ubicación de su dentadura perdida.

 

SUCEDE ALGO MÍSTICO

Aquellos que reportan haber vivido una ECM a menudo describen un evento psicológico profundo que es místico, trascendental, o incluso de índole espiritual.
.
En el cual los límites entre el espacio, el tiempo y la conciencia perceptiva normal se tornan borrosos.

Otras características comúnmente reportadas de una ECM incluyen el paso a través de un túnel a menudo a gran velocidad, viendo hermosas escenas de otro mundo

También hacer un recorrido de la propia vida y llegar a una frontera sin retorno.

Estas características con frecuencia se combinan con la experiencia de emociones abrumadoramente positivas, entre ellas paz, amor incondicional y alegría.

A menudo se experimenta algo de decepción al volver al cuerpo.

El encuentro con seres queridos fallecidos es una característica particularmente importante de algunas ECM.

Muchos han narrado haberse encontrado y conversado con los padres, hijos, cónyuges, y hasta mascotas, ya fallecidos.

Particularmente fascinantes son los casos en los que la persona que vive la ECM no conocía un ser querido fallecido, pero lo encuentra durante su ECM.

Algunos se enteran sólo al momento de recuperar la conciencia de que el ser querido de hecho había muerto, en un lugar distante, tan sólo momentos antes de la ECM .

Tal vez aún más interesante son los casos en se encuentran con otro fallecido durante una ECM, pero la persona no conoce la identidad del otro.

Es sólo después de la ECM – a veces décadas después – que  la persona finalmente se entera que a quien “se encontró” durante su ECM era su padre, hermano o abuelo biológico.

experiencia cercana a la muerte

Una característica final de un ECM que destaca particularmente es ver una luz brillante. 

A menudo descrita como “más brillante que la luz”, pero “sin llegar a cegar”, la luz es sobrenatural. 

Es cálida, amorosa, y acogedora.

No se parece a ninguna otra luz que la gente haya visto ni antes ni después de su ECM.

 

EL CASO DE LOS PACIENTES QUE SABEN CUANDO VAN A ENTRAR EN EL CIELO

La ex enfermera Penny Sartori ha pasado más de veinte años trabajando en la UCI y ha realizado su tesis doctoral cuyas conclusiones están en el libro The Wisdom Of Near-Death Experiences.

Ella dice que entre el 70 y el 80% de los pacientes esperan a estar solos en la habitación para morirse.

O sea para pasar al “otro lado”.

penny sartori

Su tesis principal se centra en que “nuestro cerebro es independiente de la conciencia.
.
Es el medio para canalizarla, por lo que en realidad es físicamente ajena al cuerpo”
.

Una idea que explicaría por qué “el alma y la conciencia pueden experimentarse al margen del cuerpo”, como en las ECM.

Al margen de que se trate de personas creyentes, agnósticas o ateas, todas ellas tienen el sueño o la visión de cómo su familiar se va de este mundo guiado por alguien (cónyuges ya fallecidos, seres anónimos o ángeles).
.
Y lo hace con una clara sensación de “paz y amor”.

Este es el caso de los ejemplos de personas que a sabiendas de cuando van a morir piden quedarse unos minutos solos.

O lo hacen justo cuando el familiar, que permanece todo el tiempo a su lado, los abandona un solo momento para ir al baño.

Otros casos son los de personas que se mueren justo después de ver al familiar que tarda en acudir a verlos por estar en el extranjero, cuando terminan con todo el papeleo de herencias y seguros vitalicios.

Parecen estar a la espera de que ocurra un evento específico para permitirse morir”, relata la enfermera.

Sartori se niega a creer que estas vivencias estén motivadas por alucinaciones.

No es posible que varias personas vean lo mismo y sean capaces de describirlo igual si realmente se trata de una percepción distorsionada de la realidad”.

El recurso de explicar este fenómeno a partir de disfunciones cerebrales, tampoco se sostiene.
.
Hay ejemplos de personas ingresadas con alzheimer avanzado que repentinamente recuperan la capacidad de raciocinio:
.
“Se trata de pacientes en un estadio terminal de la enfermedad, incapaces de articular palabra.
.
Que de forma sorprendente comienzan a hablar con total coherencia, interactuando con gente que no está en la habitación y que frecuentemente son familiares muertos”
.

Además, añade,

“suele suceder que después de esta experiencia dejan de estar intranquilos y acaban muriendo con una sonrisa en la cara, generalmente, uno o dos días después”.

 

EL CASO DE UN HOMBRE QUE MURIÓ Y VOLVIÓ PARA DAR UN MENSAJE DE JESÚS

Durante un ataque al corazón un hombre de Wisconsin habló con el padre difunto y Jesús, quien le dio un mensaje para todas las personas durante su experiencia cercana a la muerte.

Patrick Brayer residente Marshfield, Massachusetts, EE.UU., la noche del sábado del 14 de julio de 2012 no se sentía bien, hasta el punto de escupir sangre de color rosa y una tos constante.

Un amigo vino a averiguar por qué yo no estaba en el Torneo de Golf anual de los Caballeros de Colón.

Él se dio cuenta de que mis labios tenían un terrible color azul y trató de convencerme de que me fuera a la sala de emergencias.

Sin suerte, contactó con uno de mis hermanos que llegó enseguida.

Después de 20 minutos de persuasión, fuimos a la sala de emergencias.

En el hospital, yo estaba pensando que el médico me vería y me enviaría a casa con algo de medicina y eso sería todo.

Pero me equivocaba.

El hospital me admitió para más observación y análisis.

Esto incluye muchas muestras de sangre y tomar mi presión arterial cada cuatro horas.

Esto continuó durante los primeros cuatro días de mi estancia.

Esto me estaba volviendo absolutamente loco.

Yo estaba empezando a sentirme como un alfiletero todo pinchado y auscultado.

Las enfermeras siempre decían:

“Esto va a doler un poco” a la que yo respondería: “Tal vez no a Ud., pero me hace daño a mi”.

En el quinto día en el hospital, una enfermera y un fisioterapeuta quisieron que fuera a dar un paseo para ver mi estabilidad y fuerza.

Yo les dije: “No, no creo que esta sea una gran idea.”

Sin embargo, seguían persistiendo que yo fuera a dar un pequeño paseo.

En contra de mi mejor juicio, finalmente cedí a sus deseos.

Tal vez di cinco pasos y sentí que mis rodillas se doblaban, y que me derrumbé allí mismo, en el suelo, mi corazón se detuvo y todos mis órganos dejaron de funcionar. 

Yo estaba en la lista como “código azul”, muerto.

patrick brayer

 

LA EXPERIENCIA DEL OTRO LADO

Estuve fuera por un largo tiempo, me pareció, pero fueron solamente unos 4 minutos. 

En ese breve tiempo, vi la luz más hermosa, 10 veces más brillante que el sol. 

Entonces vi a dos hombres que caminaban de la mano, que venían hacia mí. 

Uno de ellos era mi padre, que había muerto 13 años antes, y el otro era Jesucristo.

Jesús me mostró las manos y los pies y el costado de cuando fue crucificado. Fue en ese momento en que

Jesús habló y me dijo, “Patrick, no estamos preparados para ti todavía”

Le dije, Jesús, te deben haber hecho mucho daño cuando los romanos te clavaron en la cruz.”

Y él dijo, “Sí Patrick, ciertamente lo hicieron, pero lo hice por toda la humanidad, ahora y en el futuro.

De hecho, fue una de las tres veces que he llorado en mi vida”.

Luego pasó a decirme: “Tengo trabajo para que puedas hacer en la tierra.”

Así que le pregunté qué tipo de trabajo sería esto.
.
Jesús respondió:
.
“Patrick, di a todo el mundo que te conoce e incluso a la gente que no conoces, que son realmente amados, y que eso es por un hombre llamado Jesús.
.
Y asegura a todos que hay un lugar especial para ellos.
.
Vivir en la tierra es sólo temporal y… el cielo es para siempre”

Mi padre le preguntó a Jesús si podía hablar conmigo por un momento, a lo que Jesús le dio el visto bueno.

Ahora entiendo, mi padre murió cuando él tenía 85, y ahora él parece ser de 45, como yo lo que soy ahora “mayor” que mi papá.

En el cielo, al parecer, Ud. tiene la edad que usted quiere tener.

Papá entonces me habló diciendo: “Patrick, te quiero mucho, y siempre lo haré. 

Tú estás haciendo un gran trabajo cuidando de mamá. 

Veo eso todos los días, por lo que te doy las gracias. 

Ahora, quiero que realmente escuches lo que Jesús te dijo, y nosotros nos veremos en unos 50 años a partir de ahora”.

Entonces Jesús se volvió y dijo: “Quiero que vuelvas a la tierra para cuidar de tu madre y de proclamar y difundir las buenas nuevas.”

 

VUELTA A LA VIDA, CIRUGÍA Y RECUPERACIÓN

Y así como así, ya no estaban. Lo siguiente que supe es que desperté rodeado de ocho a 10 médicos y enfermeras; yo estaba de vuelta en mi cama, y fueron las primeras personas a quienes hablé del maravilloso amor de Jesús.

Sé en mi corazón que Jesús es real.

Quiero decir que yo lo sabía antes, pero ahora puedo ponerle una cara real “al hombre” de mis lecturas de la Biblia.

Todo lo que puedo decir es que esto es simplemente impresionante.

Después de ese asombroso quinto día, los médicos y las enfermeras hicieron más análisis de sangre y se estaban poniendo un poco frustrados por no encontrar lo que querían.

Después de 10 días más de pruebas, uno de los médicos ordenó una ecografía de mis pulmones y mis piernas, y para mi sorpresa, tenía grandes coágulos de sangre en ambos pulmones y en ambas piernas.

Esto casi me asustó.

A las 11 horas, un médico me dijo que tenía que realizar una cirugía de vida o muerte. Insertar un filtro para disolver los coágulos esta noche, o estaría muerto en la mañana.

Él me aseguró que todo el procedimiento se llevaría a cabo en 17 minutos, y yo estaría despierto.

Le pedí un par de minutos a solas, y él dijo que estaba bien.

Consulté a Jesús y le pedí algún tipo de señal para hacerme saber que este médico era digno de confianza.
.
En 30 segundos, él respondió con un rayo de luz, y esa fue mi respuesta.

El médico regresó y preguntó por mi respuesta, y yo le dije que quería vivir.

El equipo de cirugía me había preparado, y por supuesto el procedimiento tomó exactamente 17 minutos, tal como había dicho el médico.

La siguiente semana, trabajé muy duro con el terapeuta en la caminata y la respiración, y tuve la oportunidad de ir a casa.

Y si puedo citar a Dorothy del Mago de Oz: “No hay lugar como el hogar, no hay lugar como el hogar”.

Fuentes:

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: