“Aún no estamos listos para despenalizar la homosexualidad”.
A pesar de que las naciones africanas tienen culturas muy diferentes que la occidental, en especial la norteamericana, el presidente Obama comenzó una gira por África Subsahariana en Senegal e hizo campaña por la democracia, incluyendo especialmente la no discriminación de los homosexuales.

 

Presidente de EEUU y Senegal en Senegal

 

Hay que recordar que desde que asumió el presidente Obama, la exportación de la homosexualidad ha sido la base de su política exterior, por ejemplo propulsando y financiando marchas del orgullo gay, condicionando ayudas materiales a leyes de no discriminación, etc.

PLANTÓ BANDERA EN SENEGAL

El itinerario de Obama en Senegal fue diseñado para enviar un mensaje, entregado a propósito en un país de habla francesa, de mayoría musulmana, a otros países africanos que no han hecho los avances hacia la democracia que tiene Senegal.

“Senegal es una de las democracias más estables de África y uno de los socios más fuertes que tenemos en la región”, dijo Obama.“Se está moviendo en la dirección correcta con las reformas para profundizar en las instituciones democráticas”.

Los enfrentamientos y los abusos a los derechos humanos limitaron las opciones de Obama para su primera gran gira por el África subsahariana desde que asumió el cargo hace más de cuatro años. Obama está evitando la patria de su padre, Kenia, cuyo presidente ha sido acusado de crímenes de guerra, y Nigeria, el país con la economía más dominante en el continente, que está envuelto en una insurgencia islamista y represión militar.

ESTRENANDO EL “JUGUETE” NUEVO QUE LE REGALÓ LA SUPREMA CORTE

No todo el mundo está de acuerdo con los recientes puntos de vista del presidente Barack Obama sobre el matrimonio gay. Tomemos, por ejemplo, al líder africano que visitó, que no está de acuerdo – al menos por el momento – que las uniones entre personas del mismo sexo debe ser la ley de la tierra.

Obama elogió el jueves la decisión del Tribunal Supremo sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo como una “victoria de la democracia americana”, pero se enfrentó en Senegal sobre derechos de los homosexuales, en una muestra de las enormes diferencias que existen entre las “construcciones legales” en los Estados Unidos y en el extranjero.







El presidente de EE.UU. dijo que el reconocimiento de las uniones homosexuales en los Estados Unidos deben cruzar las fronteras estatales y que la igualdad de derechos deben ser reconocidos universalmente. Fue su primera oportunidad de expandir sus ideas sobre la sentencia, mientras volaba a Senegal, uno de los muchos países africanos que prohíben la homosexualidad.

LA DISCREPANCIA CON EL PRESIDENTE DE SENEGAL

En sus conversaciones del 27 de junio de 2013 durante una conferencia de prensa bilateral con su homólogo senegalés Macky Sall en el Palacio Presidencial en Dakar, Senegal, el presidente Barack Obama elogió a Senegal como un dechado de democracia y dijo que estaba liderando una campaña para el buen gobierno en África. Y habló de los homosexuales.

El presidente senegalés Macky Sall rechazó el llamado de Obama para que los africanos den a los homosexuales los mismos derechos ante la ley.

“Todavía no estamos listos para despenalizar la homosexualidad”, dijo Sall, aunque insistió en que el país es “muy tolerante” y necesita más tiempo para digerir el problema sin presión. “Esto no significa que somos homofóbicos”.

Obama dijo que los derechos de los homosexuales no fueron la base de su reunión privada en el palacio presidencial, sin embargo, dijo que quiere enviar un mensaje a los africanos que, si bien respeta los diferentes puntos de vista personales y religiosos sobre el tema, es importante contar con la no discriminación ante la ley.

“Las personas deben ser tratadas por igual, y eso es un principio que creo que se aplica universalmente”, dijo.

DATOS SOBRE LA DISCRIMINACIÓN

Un informe publicado la semana pasada por Amnistía Internacional dice que 38 países africanos criminalizan la homosexualidad. En cuatro de ellos – Mauritania, el norte de Nigeria, el sur de Somalia y Sudán – el castigo es la muerte.







Estas leyes parecen tener un amplio apoyo público. Una encuesta de Pew Research Center de junio encontró al menos nueve de cada 10 entrevistados en Senegal, Kenia, Ghana, Uganda y Nigeria creen que la homosexualidad no debe ser aceptada por la sociedad.

Sall intentó tranquilizar a Obama que los gays no son perseguidos en Senegal. Sin embargo, bajo la legislación senegalesa,

“un acto impropio o antinatural con una persona del mismo sexo” puede ser castigado con hasta cinco años de prisión.

Ndeye Kebe, presidente de una organización de derechos humanos que trabaja con homosexuales llamada Sonrisa de Mujer, disputó la afirmación de Sall que los homosexuales no sean discriminados.

“Conozco alrededor de una docena de personas que están en la cárcel por homosexualidad en estos momentos, dijo. “No había ninguna prueba real contra ellos, pero ellos fueron declarados culpables y están en la cárcel.”

En febrero de 2008, la policía reunió a hombres sospechosos de ser homosexuales después que un tabloide senegalés publicara fotografías de una boda gay clandestina en las afueras de Dakar. Los gays se ocultaron o huyeron a los países vecinos, pero fueron expulsados ??de Gambia por amenazas del presidente de decapitación.

Fuentes: The Blaze, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: