En este artículo traemos dos revelaciones.

Una es la de una religiosa en el purgatorio que señala que hay distintos niveles allí.

almas-del-purgatorio

Y otra revelación que ha circulado poco, y tiene un enfoque optimista del purgatorio.
.
Al punto que no destaca los dolores que se sufren en él sino las gracias que se obtienen.

Lo que dice la primera revelación también lo ha expresado la vidente de almas del purgatorio, María Simma, quien dice que en el purgatorio hay tres niveles principales.

 

Ambas revelaciones dan un panorama más completo y ‘redondeo’ de lo que es el purgatorio, un concepto de fe para los católicos.

Leer también aquí:

almas del purgatorio

 

DEL MANUSCRITO DE LA HERMANA M. DE L.C., ESCRITO ENTRE 1874-1890

Para tener una idea de cómo se organiza el Purgatorio, podemos obtener una buena vista a partir de una monja de Francia, que había fallecido el 22 de febrero 1871 a la edad de 36 años.

Y 2 años y 1/2 más tarde (en noviembre de 1873) ella comenzó a aparecer desde el Purgatorio a una monja compañera en su convento, llamada Sor M. de L.C.

Esto se se relata en el folleto, “Un manuscrito inédito sobre el Purgatorio”, publicado por la Sociedad de Reparación del Inmaculado Corazón de María, Inc., 2002.

Este libro trae varios diálogos entre ambas religiosas, y aquí resumimos las partes más importantes.

pobre alma del purgatorio

 

LOS NIVELES QUE EXISTEN EN EL PURGATORIO

Les puedo decir acerca de los diferentes niveles de Purgatorio porque he pasado a través de ellos. En el Purgatorio grande hay varios estados.

El más bajo y más doloroso, es como un infierno temporal, y aquí están los pecadores que han cometido crímenes terribles en la vida y cuya muerte les sorprendió en ese estado.

Fue casi un milagro que se salvaran, y con frecuencia lo lograron por las oraciones de sus santos padres u otras personas piadosas.

A veces ni siquiera tuvieron tiempo para confesar sus pecados y el mundo los creyó perdidos.

Pero Dios, cuya misericordia es infinita, les dio en el momento de la muerte, la contrición necesaria para su salvación en razón de una o más acciones buenas que realizaron durante la vida.

Para esas almas, el purgatorio es terrible. Es un verdadero infierno.

Con la diferencia de que en el infierno se maldice a Dios, mientras que nosotros le bendecimos y le damos gracias por habernos salvado.

Al lado de estas vienen las almas, que aunque no cometieron crímenes grandes como las demás, fueron indiferentes a Dios.

No cumplieron con sus deberes de Semana Santa y se convirtieron también en el momento de la muerte.

almas del purgatorio

Muchos no pudieron recibir la Sagrada Comunión. Ellos están en el Purgatorio por los largos años de indiferencia.

Ellos sufren de dolores sin precedentes y son abandonados, sin oración.
.
O si alguien reza por ellos, no se les permite sacar provecho de ellas.

Hay en este estado del Purgatorio, religiosos de ambos sexos, que eran tibios, negligentes en sus funciones, indiferentes a Jesús.

También sacerdotes que no ejercieron el sagrado ministerio con la debida reverencia a la majestad soberana y que no inculcaron el amor suficientemente a Dios en las almas confiadas a su cuidado.

Yo estaba en esta etapa del Purgatorio.

zona gris del purgatorio fondo

 

EL SEGUNDO PURGATORIO

En el segundo purgatorio están las almas de aquellos que murieron con los pecados veniales no totalmente expiados antes de la muerte.
.
O con los pecados mortales que han sido perdonados, pero que no han hecho la entera satisfacción de la Justicia Divina.

En esta parte del Purgatorio, también hay diferentes grados de acuerdo a los méritos de cada alma.

Así, el purgatorio de las almas consagradas, o de aquellos que han recibido gracias más abundantes, es más largo y mucho más doloroso que el de la gente común del mundo.

Maria, San Miguel y las almas del purgatorio

 

EL TERCER PURGATORIO: EL UMBRAL

Por último, existe el purgatorio de deseo que se llama el Umbral.
.
Muy pocos escapan a este.

Para evitarlo, se debe tener un ardiente deseo del Cielo y de la visión de Dios.

Eso es raro, más raro de lo que la gente piensa, ya que incluso las personas piadosas tienen miedo de Dios y no tienen, por lo tanto, un deseo suficientemente fuerte de ir al Cielo.

Este Purgatorio tiene su martirio, muy doloroso, como los demás; la privación de la vista de nuestro amado Jesús se suma a los intensos sufrimientos.

almas del purgatorio

 

OTRA EXPLICACIÓN DE LOS NIVELES DEL PURGATORIO DE ESTE MISMO LIBRO

 

LO EXPLICADO EN UN RETIRO DE AGOSTO 1878

Los grandes pecadores que fueron indiferentes a Dios, y los religiosos que no fueron lo que deberían haber sido, están en el estado más bajo del Purgatorio.
.
Mientras están allí, las oraciones ofrecidas por ellos no se aplican a ellos.

Debido a que han ignorado a Dios durante su vida, ahora en su turno, los dejan abandonados, a fin de que puedan reparar sus vidas negligentes y sin valor.

Mientras que en la tierra no pudieron ni imaginar que Dios realmente existe, nosotros (en el Purgatorio) conocemos y comprendemos lo que Dios realmente es.

Porque nuestras almas están libres de todos los lazos que las cautivaban y les impedían darse cuenta de la santidad y majestad de Dios y su gran misericordia.

Somos mártires, consumidos como si fuera por amor.

Una fuerza irresistible nos atrae hacia Dios, que es nuestro centro, pero al mismo tiempo, otra fuerza nos empuja de nuevo a nuestro lugar de expiación.

Estamos en el estado de no poder satisfacer nuestros anhelos.

¡Oh, qué sufrimiento que es!, pero lo deseamos y no hay murmuración contra Dios aquí. Queremos solamente lo que Dios quiere.

En la tierra, sin embargo, no se puede comprender lo que tenemos que soportar.

Estoy muy aliviada porque ya no estoy en el fuego.

Tengo ahora sólo el deseo insaciable de ver a Dios.

Un sufrimiento muy cruel, pero creo que al final mi exilio está a la mano y que pronto voy a salir de este lugar donde extraño a Dios con todo mi corazón.

Lo conozco bien, me siento más a gusto, pero yo no te puedo decir el día ni la hora de mi liberación.

Sólo Dios lo sabe.

Puede ser que tenga todavía muchos años de anhelo por el cielo.

Continúa orando, yo te lo pagaré más adelante, aunque yo rezo mucho por ti ahora.

La religiosa en la tierra le pregunta: ¿Por qué es que yo rezo con menos fervor para ti de lo que yo oro por los demás y muchas veces se me olvida recomendarte?

almas del purgatorio

No te preocupes por eso. Se trata de un castigo para mí.

Incluso si tú oras más no debería haber ningún alivio. Dios lo quiere así.
.
Si Él quiere que ores más Él te inspirará a hacerlo.

Vuelvo a repetir, no te preocupes por mí.

Nunca me verás en sufrimientos.

Más tarde, cuando tu alma sea más fuerte, podrás ver las almas en el Purgatorio y otros males, pero no dejes que esto te asuste.

Entonces Dios te dará el necesario coraje y todo lo que necesites para cumplir su santa voluntad.

Pregunta de la religiosa en la Tierra: ¿No es esto un castigo?

No, ciertamente no, estoy aquí para mi alivio y para mi santificación, si le prestas atención a lo que digo.

La hermana en la tierra le dice:

Eso es cierto, pero estos acontecimientos son tan extraordinarios que no sé qué hacer con ellos, no es una cosa normal que te escuche de esta manera.

Y la del purgatorio le contesta:

Entiendo muy bien tu dificultad y estoy consciente de tus sufrimientos.

Sin embargo, si Dios lo quiere y eso me alivia, tendrá piedad de mí, ¿no?.

Cuando esté liberada verás que voy a hacer mucho más por ti de lo que has hecho por mí. Yo ya rezo mucho por ti.

Pregunta de la religiosa en la Tierra: ¿Dónde está la hermana XX?

En el Purgatorio más bajo, donde ella no recibe ningún beneficio de las oraciones de nadie.

Dios está disgustado, si se puede hablar así, cuando muchos religiosos mueren.
.
Porque Él ha llamado a estas almas a sí mismo para que pudieran servirle fielmente en la tierra e ir directamente al cielo en el momento de la muerte.
.
Pero a causa de su infidelidad, tienen que permanecer mucho tiempo en el Purgatorio.
.
Mucho más que las personas en el mundo que no han tenido tantas gracias.

Un angel Libera las Almas del Purgatorio Ludovico Carracci en el vaticano

 

LO EXPLICADO EN UN RETIRO EN SEPTIEMBRE 1879

Vemos a San Miguel como vemos a los ángeles. Él no tiene cuerpo. Él trata de conseguir las almas terminen su purificación.

Él es quien las conduce al Cielo. Él es uno de los Serafines, como dijo Monseñor. Él es el ángel más alto en el cielo.

Nuestros Ángeles Guardianes propios vienen a vernos.
.
Pero San Miguel es mucho más hermoso de lo que ellos son.

En cuanto a la Santísima Virgen, la vemos en cuerpo.
.
Ella viene al purgatorio en sus fiestas y se remonta al cielo con muchas almas.
.
Mientras que ella está con nosotros no sufrimos. San Miguel la acompaña.
.
Cuando él viene solo, sufrimos como siempre.

Cuando yo te hablé del gran y segundo Purgatorio, fue para tratar de hacerte entender que hay diferentes estados en el Purgatorio.

Así que yo llamo el estado del purgatorio “grande” o “peor”, a donde están las almas más culpables, y donde me quedé por dos años sin ser capaz de dar una señal de los tormentos que sufría.

El año en que tú me oíste gemir, cuando empecé a hablar contigo, yo todavía estaba en el mismo lugar.

En el segundo Purgatorio, que todavía sigue siendo el Purgatorio, pero muy diferente del primero, se sufre mucho, pero menos que en el gran lugar de expiación.

Luego hay una tercera etapa, que es el purgatorio del deseo, donde no hay fuego.

Las almas que no desean ardientemente el cielo, que no aman a Dios suficientemente, están ahí. Es ahí donde estoy en este momento.

angel-ayudando-a-almas-del-purgatorio-fondo1

Además, en estas tres partes del Purgatorio, hay muchos grados de variabilidad.
.
Poco a poco, en la medida que el alma se purifica, sus sufrimientos son cambiados.

A veces me dices que el perfeccionamiento de un alma es un proceso largo.

Y también estás asombrada de que después de tantas oraciones, estoy tanto tiempo privada de la vista de Dios.

Por desgracia, el perfeccionamiento de un alma no asume menos tipo en el purgatorio que en la tierra.

Hay un número de almas, pero son muy pocas, que tienen sólo unos pocos pecados veniales que expiar.

Estas no se quedan mucho tiempo en el Purgatorio. Algunas oraciones bien dichas, algunos sacrificios pronto se le entregan.

Pero cuando hay almas como la mía – y sucede a casi todos aquellos cuyas vidas han sido tan vacías y que prestaron poca o ninguna atención a su salvación – entonces toda su vida tiene que ser iniciada de nuevo en este lugar de expiación.

El alma tiene que perfeccionarse en el amor y el deseo por él, a quien no amaba lo suficiente en la tierra.

Esta es la razón por la que la liberación de algunas almas se retrasa.

Dios me ha dado una gracia muy grande permitiéndome pedir oraciones.

Yo no lo merecía, pero sin esto me habría quedado como la mayoría de los que están aquí, por años y más años.

Sé cuándo se ora por mí, y es lo mismo con todas las otras almas aquí en el Purgatorio.

A muy pocos de nosotros les llegan oraciones.
.
La mayoría de nosotros estamos totalmente abandonados.
.
Sin ningún pensamiento u oraciones ofrecidas para nosotros por los de la tierra.

Ahora vayamos a ver la otra revelación.

purgatorio arte en dos pisos fondo

 

LA REVELACIÓN: “LOS SECRETOS DEL PURGATORIO”

Hay un pequeño libro llamado “Los secretos del Purgatorio”, un raro pequeño librito, publicado en 1958 y ahora fuera de impresión, que no describe específicamente como ocurre la revelación que contiene.

Esta subtitulado “Reminiscencias de un alma en el purgatorio”.

El autor es anónimo pero el librito, una vez publicado en Illinois, tiene el imprimatur del arzobispo de Chicago Cardenal Samuel Stritch.

¿Es este el trabajo de un místico? ¿Alguien quien ojeó la eternidad? ó ¿Es un alma del purgatorio? No estamos seguros.

¿A qué se parece el purgatorio de acuerdo a esta revelación?

“El purgatorio es un lugar de misericordia y bondad dice la revelación.

“Nunca podría yo haber imaginado que Dios fuera tan infinitamente bueno con las almas que sufren.

Es su tierna misericordia hacia ellas lo que más me causa y siempre me causó asombro.

En ningún lugar he visto que el amor misericordioso se vuelque tan libremente por sí mismo como ahí.
.
En ese fuego purificador encontré la bondad y misericordia de Dios tal como mi alma la buscaba.
.
Me parecía como si las almas le preguntaran a Dios.
.
‘¿Puedo vivir una vez más? ¿Puedo todavía enmendarme?’
.
Y Dios dice: ‘si, ahora estás entrando en el noviciado del cielo’.
.
Debes sufrir y expiar todos tus pecados. De esta manera serás puro’”.

“Es con gratitud, con agradecimiento infinito” – dice la revelación – “que un alma acepta su purgatorio.

Realmente es un lugar de redención donde las almas se unen al borde del abismo”.

El opúsculo afirma.

Es el último lugar de refugio, una invención del amor misericordioso”.

Es también un lugar de realización.

Es la comprobación de cuan bueno y amoroso es Dios, y como nosotros frecuentemente lo rechazamos, y que tan a menudo malgastamos las oportunidades que nos brinda.

En el purgatorio vemos las oportunidades perdidas. Se revela toda la bondad del Señor.

Dios no es severo, ni cruel con las pobres almas, como muchos se lo imaginan”. Dice la revelación contenida en 46 páginas.

“No, Él es bueno, lleno de compasión y amor por ellas.

Pareciera como si escuchara a través de todo el área de influencia del purgatorio: ¡oh, cuan bueno es Dios! ¡Si lo hubiésemos conocido antes!

Pero es también un lugar de bendecido sufrimiento. Hay desesperación.

Está el conocimiento del Amor Divino y la toma de consciencia de la propia testarudez, lo cual constituye el mayor tormento.

“Las almas en el purgatorio están envueltas o es como si lo estuvieran, en un grueso velo dentro del cual se han herido a ellas mismos cuando vivían en la tierra, dice la revelación.

Es el envoltorio de su propio egoísmo.

Su principal cuidado en la vida era ellos mismos, ya que el más alto ideal en el mundo es la propia glorificación y honor.

Esta es la moda que hace que la Luz de Dios difícilmente pueda penetrar en esta tosca envoltura.

“Muchas almas en la tierra no se hacen seriamente a sí mismos la pregunta: ‘¿la manera en que vivo es agradable a Dios?’

gutave dore purgatorio fondo

Continúa el viejo librito,

“en vez piensan sin ansiedad que sus vidas son rectas y encomiables pero están equivocados.

En el purgatorio el alma ve sus propias imperfecciones y que cada alma es un mosaico en un gran trabajo que Dios ha designado con pequeñas ‘piedras’ que son Sus gracias.

Cada piedra debe ser restaurada en todo su esplendor”.

Si bien esto puede ser duro,

el purgatorio más largo no es nada comparado con el gozo que a estas pobres almas sufrientes les espera en el cielo.

Ninguna alma en el purgatorio queda sin consolación.

La certeza que ellas sufren sólo para ser felices eternamente es la consolación de las pobres almas”.

Tan pronto como toman consciencia que están en el purgatorio, la Luz de Dios comienza a purificarlas.

Y las almas acrecientan la receptividad de los beneficios de las oraciones, Misas y buenas obras que hacen por ellas, dice la revelación.

Ellas se dan cuenta que están en urgente necesidad de Dios. Ellas se dan cuenta que no prestaron suficiente atención a Dios.

Hasta el religioso debe prestar extremada atención.

Las almas de quienes fueron píos y devotos en la tierra por cuenta del aprecio que ellos tenían de sí mismos y recibieron de los hombres, sufren los dolores del purgatorio por un largo tiempo”, dice el librito.

“He observado muchas almas en el purgatorio cuyo deseo de volverse santos era motivado por el deseo propio y el amor propio.
.
O quienes se volcaban a la vida interior para satisfacer a sus propios confesores y directores espirituales.
.
Aquellos cuyo motivo no fue Dios sino su propia glorificación, su propio egoísmo.
.
Quienes llevaron a cabo actos de penitencia en orgullosa imitación de los santos, no en humildad ni en arrepentimiento”.

Estas son palabras terribles. Recomendamos releer el párrafo de arriba. Recomendamos mostrárselo a los que amamos, sacerdotes y amigos.

Es imposible, dice, para nosotros juzgar. Las decisiones del juicio Divino son totalmente diferentes de las nuestras.

A menudo, dice, pensamos,

“‘Oh esta alma seguramente está perdida, o como mínimo enterrada profundamente en el purgatorio’, cuando de hecho tal alma puede estar en el cielo.

O pensamos que un alma está seguramente en el cielo, cuando en realidad todavía está siendo purificada”.

¿Cuál es la ruta segura?

No confiar en sí mismos, dice la revelación; liberarse de las cosas mundanas; confiar en Jesús solamente.

“El ardiente deseo de hacer todo justo como a Jesús le gusta, hace al alma pura e incorruptible”, dice.

navicella del purgatorio

Las almas que entran más rápidamente al cielo son las que toman consciencia rápidamente de sus pecados, quienes no son obstinadamente tomados por su propio concepto.

Las almas pobres deben volverse ‘pobres’ en su propio interior. Entonces ellas pueden entender nuestra cristianidad mejor”.

“Aquellas almas quienes fueron ya pobres en vida se desenvuelven mejor.

Hay varios estados de sufrimiento en aquel bendito estado de purificación, pero inexplicables, más allá de mi descripción.

Me dí cuenta de varias cosas en el purgatorio las cuales casi no me atrevo a pronunciar”.

“Aquellos que buscan al Señor, quienes desean a Dios en la tierra, hacen el purgatorio aquí y tienen la ruta más rápida al cielo”.

“Es en verdad una gran gracia y un paso positivo para ellas.

Ellas emergen desde la más grande oscuridad de la noche y se aproximan a la luz.

Entonces ellas le dan a Jesús más y más cabida en sus almas.

Cuando rezamos por las pobres almas, ellas nos agradecen más y rezan por nosotros a cambio.

Es de inexpresiva belleza ver a una pobre alma entrar al reino del cielo. ¡Oh, es tan inspirador que no se puede mirar esta escena sin derramas lágrimas¡”

Entre otras cosas, la supuesta revelación advierte sobre el orgullo.

Distingue entre la verdadera santidad y la falsa piedad y confirma que si bien en los niveles más bajos del purgatorio hay llamas, este es un lugar de esperanza.

Qué bueno es Dios que permite a las almas borrar esas manchas en el purgatorio dice.

“El Purgatorio es por lo tanto un sufrimiento temporario”.

Las almas sufre por el tiempo perdido.

Anhelan inexplicablemente a Dios para su pureza y corrección; pero están felices porque saben que están en un lugar en el que pueden mejorar donde no hay razón para desesperarse.

Entonces el sufrimiento se convierte en esperanza, confianza, aspiración, conversión”.

Fuentes:

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis:

  • Carlos

    Hermanos que leyeron esto: no vamos a poder decir que no sabíamos que sucede después de morir. Oremos y entreguemos por las Almas del Purgatorio, las de nuestros Familiares y Amigos, y si somos generosos oremos por las Almas mas olvidadas y que María nuestra Mamá. reparta esas pequeñas oraciones y sacrificios, como Ella en su Sabiduría lo disponga.
    Que Dios nos bendiga a todos.

  • Jose Chumpitaz Atencio

    Efectivamente las almas del purgatorio por si solas no pueden hacer nada su tiempo de oración se acabo cuando dejaron la tierra ahora somos nosotros los que tenemos que orar,ofrecer la santa misa por ellos hermanos en el momento que el padre menciona se ofrece esta Santa misa por las alma de………… nosotros nombramos a nuestros familiares difuntos y por todas las almas del purgatorio es la única manera de ayudarlas para que pronto salgan de allí por que luego cuando nosotros nos toca ir a ese lugar ellos nos ayudaran. Dios los bendiga

  • Juan Donnet

    Muy bueno. Es necesario reivindicar el Purgatorio. La idiotez del progre-modernismo-buenismo-light lo ha proscripto casi totalmente de la fe de la gente incluso de la Jerarquìa.
    Està profundamente inscripto en el alma humana el impulso de rezar y hacer cosas buenas por los difuntos. Sin no existiera el Purgatorio, que es una muestra eñocuente de la misericordia y la Justicia de Dios, no se salvarìa casi nadie.

  • Adriana

    Esto me hace reflexionar mucho. Antes rezaba por las almas del purgatorio pero dejé de hacerlo (tal vez por seducción del maligno), debo hacerlo nuevamente. No sé qué me pasó, estaba yendo a misa casi diario y rezaba todos los días el rosario y de pronto como si algo me lo quitara por completo de la cabeza, lo dejé de hacer. Pero me siento muy mal por eso, quiero volver a ese camino. Empezar con las oraciones a las almas del purgatorio puede ser un nuevo inicio. Si alguien puede nombrarme en sus oraciones, estaré muy agradecida. Que Dios se los regrese en bendiciones.

  • Cecilia Mtz

    Adriana, estarás en mis oraciones…DIOS TE BENDIGA !!, y si inicias otra vez el rezo del Santo Rosario nuestra Madre María te llevara pronto a Jesus…

  • Adriana

    Gracias Cecilia, Dios te bendiga, también te tendré en mis oraciones.