Campaña Financiera decisiva de los Foros de la Virgen María

Puntos centrales a tener en cuenta para orar por un ser querido que ha muerto

[Imprimir] [Enviar x Email]


También se ganan indulgencias.
¿Cuál es el medio más eficaz de rezar a por ser querido que ha fallecido? ¿Y por una persona que aún vive? ¿Y por una persona que no es católica y ni siquiera tiene fe?

 

misa

 

La base de todo esto es tener claro que las oraciones siempre son eficaces, en cualquier circunstancia, en todo momento, para cualquiera, e incluso para nadie en particular.

TRES PUNTOS CENTRALES

En primer lugar, la oración por los muertos es eficaz. Dios escucha nuestras oraciones y nuestras oraciones no son en vano. No sabemos a ciencia cierta el destino eterno de muchos de los que mueren. Sin embargo, nuestras oraciones y buenas obras para nuestro ser querido fallecido – y enemigos – son de alguna manera útiles para alguien. Tal vez no para ellos, pero ya “el cielo” se encargará para re direccionarlas.

En segundo lugar, pero ¿por qué esperar para orar por las personas hasta después de su muerte?

En tercer lugar, tenemos que hacer una distinción y también “rezar al cielo” por los que realmente han muerto, pero teniendo en cuenta que nosotros y ellos probablemente estemos en el estado de purificación del purgatorio.

¿LOS MEJORES MEDIOS? 

Hacer misas.

Las misas se pueden ofrecer tanto a los vivos como a los muertos.

Un sacerdote cuenta que un amigo suyo, hace algunos años sufragó bastante dinero para misas por su madre que, aunque mayor, todavía estaba en bastante buen estado de salud. Dijo muchas misas por ella cuando aún vivía. Felizmente, ella hizo una buena muerte. Después de muerta, él ha seguido sufragando misas también por ella.

PARA VIVOS, MUERTOS, CATÓLICOS Y NO CATÓLICOS

Las misas se puede decir por la intención de los vivos y los muertos, incluso por  los no católicos.

A algunas personas no les gusta la idea de hacer misas para los no católicos. Pero eso sólo nos hace pequeños y mezquinos. Cuando la Iglesia dice que hay que orar por los muertos, no añade “sólo si son como nosotros”.

No todo el mundo puede encontrar un sacerdote que esté dispuesto a decir misas con esas intenciones, depende del país, de la zona. Ese es un problema real en la actualidad. Oremos por las vocaciones. Cuanto más sacerdotes, más misas al día, más intenciones, más almas para ganar.

Además, la Santa Iglesia tiene la autoridad de otorgar el gran tesoro espiritual de los méritos del sacrificio de Nuestro Señor y de las vidas (y muertes) de los santos, en indulgencias para la remisión de la pena temporal por los pecados.

Los que mueren en amistad con Dios, pero que no han hecho suficiente penitencia por los pecados cometidos, y que han sido perdonados antes de la muerte, tienen un período de purificación de los últimos vestigios de apego al pecado y compensar de manera penitencial las injusticias perpetradas a Dios y al prójimo.

Sólo los puros entran en la presencia de Dios en el cielo, por lo que, por su amor, no tienen ese estado intermedio.

INDULGENCIAS

Mediante las indulgencias, podemos ayudar a las almas del purgatorio, tomando algo de su penitencia en nosotros a través de algunas oraciones y obras, y la disposición adecuada del alma. Por lo tanto, no pierda de vista cuando la Iglesias concede indulgencias. Por lo general hay oportunidades especiales y ciertos lugares también. Infórmese.

También tenga en cuenta que, según la mente de la Iglesia ahora, ganamos indulgencias para los muertos y para nosotros mismos (en forma total o parcial). Sin embargo, las indulgencias sólo pueden aplicarse a sí mismo o a un alma en el purgatorio, no a otra persona viva. Así que ruegue por usted mismo al cielo y por las pobres almas del cielo.

LA RUTINA DE LA INTERCESIÓN DIARIA

Por último, en sus propias devociones ore por la gente. Usted puede ofrecer cualquier cantidad de pequeñas penitencias / mortificaciones y oraciones, pidiendo a los santos para que intercedan por cualquiera.

Dios sabe los que necesitan gracias. Pregunte a los santos y los santos ángeles para que le ayuden.

Usted puede añadir sus oraciones a lo que el sacerdote vierte en el cáliz para ser transformado en la consagración.

Usted puede agregar sus peticiones durante las oraciones de acción de gracias después de una buena comunión.

Diga el Santísimo Rosario, que pone en fuga a los demonios aterrorizándolos y que da consuelo a las pobres almas y consigue ayudar a los vivos.

Cualquiera de estos tipos de cosas usted puede hacerlas por sí mismo, por otras personas vivientes y por las pobres almas.

Y mantener su vida limpia. Su buen ejemplo en palabras y acciones podría ser otra manera de ayudar a los cielos.

E ir a la confesión.

Fuentes: Padre John Zuhlsdorf, Signos de estos Tiempos

 

Haga click para ver las otras noticias
Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:


Publicado en: Bioética, Catolicismo, Catolicismo, Gracias, Laicos, Muerte, NOTICIAS, Noticias 2014 - agosto - diciembre, Oración, Religion e ideologías, Sacerdotes, Signos de estos Tiempos, SIGNOS DE ESTOS TIEMPOS, Signos extraordinarios de la Iglesia -- Etiquetas: , , , , ,