Todavía la ciencia seria no ha podido establecerlo con certeza.

No se sabe si los fenómenos aparentemente anómalos que se están dando en el clima de la tierra son mayores que en tiempos pasados.

Y si es así, si son un período pasajero o una tendencia.

Sin embargo hay datos demoledores que indican que la tierra no se está calentando en el largo plazo.

globo terraqueo entres pastos

Pero la elites políticas y económicas occidentales lo están tomando como ‘caballito de batalla’ para su estrategia política y económica.

Por un lado crear un gobierno centralizado mundial con la excusa de combatir el cambio climático.

Y por otro lado generar grandes ganancias con las tecnologías ‘limpias’ de generación de energía.

Están usando una estrategia de miedo que la que usan para imponer el aborto, la homosexualidad y la idea que los terroristas islámicos no son musulmanes.

Con inundación de imágenes dramáticas en los medios de comunicación y estigmatización a lo que sostienen criterios diferentes.

pequeña edad de hielo

 

LA HUMANIDAD ES EL MALO DE LA PELÍCULA

Lo anterior halla su justificación en el menú del Nuevo Orden Mundial – comunicado a través de la cultura popular y los medios de la corriente principal.

A través de la idea que la humanidad tiene la culpa por el calentamiento global y hay que hacer algo para salvar a la Tierra de nosotros, los seres humanos, productores de carbón. 

La prueba del calentamiento global producido por el hombre fue en realidad dibujada por el hombre cuando estalló el escándalo Climategate en 2009, y el mundo fue informado de que el calentamiento global antropogénico no era más que una manipulación y un multimillonario fraude por el control del mundo a través de las iniciativas de comercio e impuestos sobre el carbono.

Pero esto no ha sido suficiente porque hay poderosas fuerzas que tratan de usar el calentamiento global para crear un gobierno mundial ecológico y hacer su ganancias.

Sin embargo hay datos demoledores contra la conjetura del calentamiento global antropogénico (AGW según la sigla inglesa). 

Si se mira a largo plazo el clima de la tierra está saliendo de un momento frío, luego de la pequeña edad de hielo post medioevo, pero no llega a los niveles de la época caliente medieval.

Y si se mira en el corto plazo, hace por lo menos 14 años que la temperatura en la atmósfera ya no sigue subiendo.

La hipótesis del calentamiento de base antropogénica partió de una conjetura razonable y simple: desde hace más de un siglo el hombre introdujo más dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera, el CO2 es un gas de efecto invernadero, por la quema de combustibles fósiles.

Y en el último siglo, el planeta ha estado más cálido que en el pasado reciente, ergo, se sugirió que las emisiones antropogénicas son las responsables de este cambio climático.

Para verificar la validez de la hipótesis, la ONU creó un cuerpo – el IPCC – que no es científico, sino que es político, en el sentido de que sus miembros son nombrados por los gobiernos, aunque son técnicos. 

El IPCC asume la hipótesis como verdadera (como está escrito explícitamente en su carta) y procedió recoger todas las circunstancias que confirman la hipótesis (sobre todo los resultados de los cálculos de los modelos).

El procedimiento adoptado ha llevado al IPCC a elegir selectivamente los resultados a favor de la hipótesis que quiere probar.

calentamiento global

Pero el método científico, sin embargo, funciona de manera diferente.

En presencia de una hipótesis, tenemos que proceder con la formulación de la hipótesis nula – es decir, que niegue el supuesto de que se desea controlar – y tratar de buscar una falla, sólo si no se puede falsificar, la hipótesis nula es aceptada, entonces la hipótesis es de interés.

En este caso, se debe falsear la siguiente frase: el clima actual es de origen natural.

Procediendo de acuerdo con los cánones del método científico, entonces vemos que esta última hipótesis no se falsifica y vemos media docena de circunstancias.

 

5 DATOS DEMOLEDORES CONTRA EL CALENTAMIENTO GLOBAL

Veamos los 5 datos demoledores contra el calentamiento global que presenta Franco Battaglia, un químico italiano. 

Figura 1

 

PRIMERO: SOBRE LA HISTORIA CLIMÁTICA DE 400 MIL AÑOS 

Los datos geológicos nos informan que la historia climática de la Tierra es esencialmente la de un planeta frío, que vive cada 100.000 años períodos de clima óptimo (figura de arriba).

Vivimos en una época de óptimo climático, pero todos los períodos anteriores de óptimo climático eran más calientes que hoy en día, estamos en un clima óptimo que por coincidencia, nunca ha sido tan frío.

El clima de los períodos cálidos previos, más calientes que hoy, sólo pueden haber sido de origen natural.

Figura 2

 

SEGUNDO: SOBRE LAS OSCILACIONES SUPERPUESTAS

Superpuesto a las oscilaciones con un período de 100.000 años, hay otras variaciones, con períodos más cortos.

La de la figura de arriba es un ejemplo.

Se puede observar que hace unos 1.000 años el planeta ha experimentado el llamado Período Caliente Medieval (PCM), cuando el clima era más cálido que el período de calentamiento de hoy.

Alguien trató de negarlo, alegando que los datos son limitados a nivel local.

En cambio, la globalidad del PCM es certificado por docenas de resultados, con datos recogidos en cualquier lugar en el mundo.

El clima del PCM, más caliente, sólo puede haber sido de origen natural.

 

TERCERO: ESTE CALENTAMIENTO COMENZÓ HACE CUATRO SIGLOS

El calentamiento global actual no ha comenzado hace un siglo, en relación con las emisiones de CO2, sino hace algo menos de 4 siglos.
.
Cuando el planeta estaba en un mínimo de la llamada Pequeña Era Glacial (PEG) (los astrofísicos lo llaman mínimo de Maunder, que corresponde a una actividad solar mínima).

Alrededor de 1650 (véase de nuevo la figura de arriba), el planeta comenzó a calentarse y salir de la pequeña era glacial, y continuó haciéndolo, con diversos altibajos, hasta nuestros días.

No es por casualidad que a menudo oímos de los medios de comunicación que desde hace 400 años las temperaturas no son tan altas como lo son hoy.

Hace exactamente 400 años nos encontrábamos en medio de la PEG.

 

CUARTO: MÁS DE UNA DÉCADA DE TEMPERATURA ESTABLE

La salida de la PEG comienza 400 años atrás, y por lo tanto es de origen natural.

Figura 3

La salida de la PEG no fue un proceso monotónico sino, más bien, el aumento de la temperatura ha sufrido detenciones e inversiones. 

El hecho es que, una coincidencia, un cambio importante se produjo en los años 1940 a 1975 (figura de arriba), en pleno boom demográfico, industrial y de las emisiones industriales. 







Otro dato importante es que desde hace más de 14 años (figura de abajo), las temperaturas globales han dejado de crecer, a pesar de que las emisiones de CO2 han seguido creciendo de forma exponencial sin parar.

Una vez más, el clima del planeta se rige por los fenómenos naturales, ya que se ha enfriado en el momento en que las emisiones de gases de efecto invernadero han sido más elevadas.

Figura 4

 

QUINTO: TEMPERATURA DE LA TROPÓSFERA

La conjetura del AGW (Calentamiento Global Antropogénico) prevé que el aumento de la temperatura de la troposfera ecuatorial, unos 12 km de la superficie de la tierra, tenga casi tres veces el aumento en la temperatura de la atmósfera de la superficie de la Tierra (figura de abajo).

Esta condición se llama “la huella digital del AGW”.

Las mediciones de temperatura de los satélites no muestran un aumento de temperatura en la tropósfera en comparación con la del suelo, y mucho menos tres veces, sino incluso un enfriamiento.
.
La “la huella digital” de la conjetura del AGW se ha convertido así en la huella de la falsedad de la misma conjetura.

Figure 5a e 5b

 

HAY UN MONTÓN DE OTRAS COSAS QUE PUEDEN DECIRSE 

Por ejemplo, el aumento del nivel del mar del cual se hace mucha alarma, en realidad es un fenómeno natural que tiene lugar hace 18.000 años, es decir desde que se comenzó a salir desde la última edad de hielo.

El efecto del CO2, a continuación, debería producir una aceleración en el aumento, pero no se observa una aceleración en comparación con los aumentos se produjeron en el período pre-industrial.

Y hay otras cosas también, pero los anteriores datos son suficientes, por lo que cualquier intento de refutar la hipótesis nula ha fallado.

Entonces podemos decir con certeza que, si bien existe un calentamiento global, no existe un calentamiento global producido por el hombre.
.
Y el calentamiento global está dentro de los parámetros históricos que se han visto en el planeta.

EL VERDADERO OBJETIVO QUE ENTRA DE CONTRABANDO Y SE CUMPLE

Muchas personas están seguras que cambio climático es un término que perfora la cabeza.

Si se escucha con bastante frecuencia, será tomado como verdad.

En otras palabras, es probable que todo el cambio climático y las historias del calentamiento global sean sólo un montón de galimatías, diseñado para encender el miedo y la confusión.

El entrelazamiento de la mayoría de las naciones para combatir el “cambio climático” puede parecer un generoso esfuerzo mundial.

Pero la organización de las naciones en un esquema mundial para frenar que la humanidad siga “calentando” la Tierra a un grado catastrófico, está basada en información cuestionable y tiene aspectos más profundos y preocupantes.

El mensaje principal enviado por el COP21 – la 21ª Conferencia en el marco  de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en diciembre de 2015 – es realmente simple;

El mundo está superpoblado, y precipitándose hacia la destrucción masiva porque cada alma en la Tierra está empeorando las cosas.

Esto no fue dicho explícitamente esta vez como en las conferencias anteriores, para no entrar en el enfrentamiento directo, pero claramente sobrevoló y dirigió los esfuerzos.

La religión cristiana, y especialmente los creyentes Católicos lo verían de otra manera:
.
la vida es un regalo de Dios, cada alma es preciosa y si las cosas están tan terriblemente mal de este lado del Paraíso es fundamentalmente por el rechazo del reinado de Dios sobre Su Creación y los innumerables pecados que alejan al ser humano de la gracia.

Por lo tanto no lo podían siquiera sugerir en voz alta porque el papa Francisco esta siendo un aliado.

Pero el hecho es que el punto de vista malthusiano está detrás de la conversación “climática”.
.
Y continuara liderando en las organizaciones internacionales y fundaciones internacionales para promover el control de la natalidad,  la anticoncepción, el control de la población, el aborto “legal y seguro”, la “educación” sexual y todos los otros instrumentos de la reingeniería moral casi universalmente aceptados en las naciones “desarrolladas”.

Sin embargo, los controladores de la población y “ecologistas” han criticado la COP21 por omitir discutir sobre demografía y las políticas anti natalidad que ellos consideran necesarias para “salvar el Planeta”.

Y en efecto, el acuerdo de París no plantea directamente la cuestión en absoluto, concentrándose sobre la emisión de dióxido de carbono que se supone será reducido con el fin de mantener las temperaturas bajas.

Pero el punto central es que 100 mil millones de dólares serán transferidos anualmente de los países “desarrollados” a los países “en desarrollo” a partir de 2020 para financiar su “transición energética”.
.
Y aquí está la clave por la que la burocracia internacional no quiso la confrontación en el tema demográfico.

Al igual que los microbios no pueden verse, pero de cualquier manera están ahí.

Los organismos internacionales como la ONU, el Banco Mundial y otros tienen como meta promover “la salud reproductiva y sexual” a cambio de la ayuda internacional.

Esto implica el acceso universal e irrestricto al aborto y la anticoncepción.

Y aunque no tienen mandato de las naciones, el mensaje anti-vida está siendo predicado fuerte y claro por estas instituciones en el mundo en desarrollo. 

El acuerdo sobre el clima implica darles más poder a las instituciones especializadas bajo control de la ONU sobre los miles de millones de dólares públicos que van supuestamente a ayudar a que estos países cambien a la costosa la energía “renovable”.

Estos fondos frescos manejados por esta burocracia internacional, y sin sistemas para evaluar su eficacia, está en la tapa del libro, que sean usados para promover los temas de control de la población, para lo cual la organización está aceitada.

La primera página del acuerdo COP21 da una interesante luz de fondo a todo el asunto:

“Conociendo que el cambio climático es una preocupación común de la humanidad, las Partes deberían, al tomar medidas para abordar el cambio climático:

 respetar, promover y considerar sus respectivas obligaciones sobre los derechos humanos, el derecho a la salud, los derechos de la gente indígena, las comunidades locales, los migrantes, los niños, las personas con discapacidad y personas en situación de vulnerabilidad y el derecho al desarrollo, así como la igualdad de género, el empoderamiento de las mujeres y la igualdad intergeneracional …

¿No queda claro cuál es el objetivo después de leer eso?

Por ejemplo, los derechos de los migrantes en la legislación europea ha dado paso a los “derechos culturales” que obligan a los miembros de la UE de respetar y proteger los modos de vida, costumbres y otras creencias culturales en países de llegada tradicionalmente cristianos.

La protección de las “personas con discapacidad” suena como profunda ironía cuando abortan bebés con defectos genéticos, pero es visto como un derecho y un signo de las sociedades avanzadas.

La promoción de la “igualdad de género” conduce a la “incorporación de la perspectiva de género”: poco a poco borra las diferencias complementarias entre hombres y mujeres.

En cuanto al “empoderamiento de la mujer”, es citado regularmente en la prensa y por los movimientos de control de la población como la solución no coercitiva para reducir las tasas de natalidad en los países “sobre” fértiles.

Los organismos internacionales como el Fondo de Población de las Naciones Unidas que tratan el “empoderamiento de la mujer” y “tiene como objetivo asegurar que todo embarazo sea deseado” o cortarlo.

El acuerdo de París también cita – 24 veces – la necesidad de “desarrollo sustentable”, una palabra que implica discretamente control de la población en la jerga de la burocracia internacional.

De la misma manera el acuerdo tiene en cuenta “garantizar la integridad de todos los ecosistemas, incluidos los océanos, y la protección de la biodiversidad, reconocido por algunas culturas como la Madre Tierra, y tomando nota de la importancia de algunos de los conceptos de “justicia climática”, al tomar medidas para hacer frente al cambio climático”.







¿No es esto una promoción directa del culto pagano de la New Age a la naturaleza?

Esto es lo que justifica la entrega de miles de millones a para que maneje a su discreción la burocracia internacional, así como el desguace proyectado de los combustibles fósiles que hoy conforman el 85 por ciento del consumo de energía humana.

Y a partir de ello es que se está armando desde hace décadas el esquema de funcionamiento de un gobierno mundial.

Fuentes:

Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: