Ahora el clima se está utilizando para pedir a la gente que no tenga hijos.

En un reciente artículo: ¿Debemos tener niños en la Era de Cambio Climático?, científicos infunden miedo pidiendo 

“No añadir más productores carbono a nuestro mundo”.

Incluso algunos llegan al absurdo de pedir públicamente al Príncipe William de Inglaterra que no tenga más hijos; tiene dos.

niña oliendo una flor

Y también quieren gravar a las familias por tener hijos.
.
Promoviendo la idea de un “impuesto al carbono”, pero ahora enfocado sobre los niños.

Sin embargo una nutrida cantidad de estudios nos dicen que el carbono es bueno para la vida.

Gracias al aumento del carbono la producción de alimentos ha crecido de forma sostenida.
.
Mientras que los desastres climáticos no han crecido que la forma que los alarmistas predijeron.

 

¿POR QUÉ NO ES UNA MALA COSA QUE AUMENTEN LAS TEMPERATURAS EN LA TIERRA?

Incluso si los seres humanos son un factor que crea un clima ligeramente más caliente – hecho que no está probado plenamente -, no es necesariamente una mala cosa.

El supuesto subyacente bajo el que operan prácticamente todos los alarmistas del clima es que el calentamiento de la Tierra está experimentando ahora es dañino, destructivo y peligroso.

Pero hay mucha evidencia para sugerir que el calentamiento moderado beneficia a la mayoría de las plantas, los animales y los seres humanos.

Sabemos, por ejemplo, que las plantas crecen significativamente mejor con concentraciones de dióxido de carbono más altas, por lo que muchos invernaderos bombean CO2 adicional en sus locales.

También ha sido confirmado por varios estudios que el reverdecimiento ha aumentado en las últimas décadas – y probablemente debido a una mayor concentración de dióxido de carbono.

De acuerdo con un estudio realizado por Martin Brandt et al., Publicado en la revista Naturaleza Ecología y Evolución, el 36 por ciento del continente africano se vino “más verde” durante el período de 20 año, desde 1992 a 2011, mientras que sólo el 11 por ciento se convirtió en “menos verde”.

Curiosamente, los investigadores encontraron que el aumento del enverdecimiento fue probablemente ‘accionado’ por los niveles de dióxido de carbono más altos y las precipitaciones.

Y la disminución del verdecimiento fue en gran parte resultado de la tala de la vegetación por los seres humanos.

Un planeta más verde significa que hay más alimento para humanos y animales.

Y un clima global más fresco históricamente se ha asociado con una significativa escasez de alimentos y, en casos extremos, con el hambre.

Un artículo publicado en la influyente revista The Lancet, publicado en 2015, examinó los datos de salud de 13 países, que representan más de 74 millones de muertes.

Los autores concluyeron que el clima frío, directa o indirectamente mata 1.700 por ciento más gente que el calor.

Por otro lado, un estudio publicado en la revista Nature también sugiere que el aumento de la temperatura global durante los siglos XIX y XX puede estar vinculado a una mayor fotosíntesis de las plantas.

El estudio, realizado por investigadores de la Universidad de California de la Merced, calculó que

“La suma de todas las plantas, por la fotosíntesis en la Tierra, creció en un 30 por ciento durante el registro de 200 años”, según un artículo publicado en la Universidad de California en Merced sitio web.

La fotosíntesis es el proceso de convertir dióxido de carbono en hidratos de carbono en las plantas, gracias la energía de la luz solar.

El artículo también afirma que más dióxido de carbono, que está siendo producido por los seres humanos, ha mejorado el crecimiento de las plantas, que a su vez mejora la producción de alimentos para humanos y animales.

“El aumento del nivel de CO2 estimula el rendimiento de los cultivos”, resumió el investigador principal Elliott Campbell, profesor de la Universidad de California en Merced.

Y dijo que la evidencia muestra

“Un cambio fundamental en las plantas de la Tierra, y que el crecimiento global de las plantas debe ser un objetivo central para la raza humana”.

Sin embargo Campbell advierte que también tiene efectos negativos, tales como causar

“El cambio climático, lo que aumentará la inundación de ciudades costeras, el clima extremo y la acidificación de los océanos”.

¿Cuál es la solución de la elite?

Dicen que lo importante es el planeta y no la población, por lo que prefieren un planeta despoblado pero sin los efectos negativos en el planeta.

Pero sin embargo, esos efectos negativos en el planeta no se han visto fácticamente aún en la magnitud que dicen; son proyecciones de modelos matemáticos que no necesariamente se cumplirán.

Además hay indicios de uso de la alarma medioambiental con fines políticos y de reingeniería de la sociedad.

En cambio sí se ha visto y medido el efecto favorable del aumento de las temperaturas en la producción de alimentos y en la salud dela población.

al gore calentando al mundo

 

LA ESTRATEGIA DE INGENIERÍA DE LA POBLACIÓN

La estrategia de “ingeniería de la población”, de contenido orwelliano, es supuestamente necesaria para detener las emisiones de carbono.

El profesor Travis Rieder del Instituto de Bioética Berman de Johns Hopkins sostiene que las naciones más ricas deberían eliminar recortes de impuestos para los padres y sancionarlos, con un impuesto progresivo.

La política sería parte de la transición hacia lo Rieder llama una “ética de la familia pequeña”.

Los autores argumentan que debería ser una

“respuesta política global a la amenaza del cambio climático peligroso”.

Esto debe incorporar la

“ingeniería de la población”, y la “manipulación intencionada del tamaño y la estructura de las poblaciones humanas.”

Rieder no está solo argumenta a favor de un menor número de hijos como una respuesta al calentamiento global.

Sino que empuja a los estudiantes universitarios a considerar no tener hijos como una forma de activismo ambiental.

Y un grupo de mujeres que han formado Futuro Concebible, afirma “la crisis climática es una crisis reproductiva”.

Y abogan por más aborto y anticoncepción.

Estos profesores del miedo al clima advierten a los estudiantes que por el tiempo que sus hijos tengan la mayoría de edad, estaremos inmersos en realidades climáticas peligrosas.

Travis Rieder en la Universidad James Madison ha dicho a los estudiantes:
.
“He aquí un pensamiento provocador: tal vez deberíamos proteger a nuestros hijos por no tenerlos”.

mundo que se prende fuego en una mano

 

LOS MITOS DEL CALENTAMIENTO GLOBAL Y EL CO2

En la década de los 90 unos pocos científicos predijeron que el planeta iba hacia un calentamiento global, que iba a producir desastres en el planeta.

Y que el principal responsable de esto era el CO2 generado por el hombre.

A partir de esto una serie de políticos y una fuerte elite de poder decidieron aprovechar esto para sus propios intereses exclusivistas.

Cuyo punto culminante es un gobierno mundial ecológico sobre la base de un impuesto a la generación del carbón.

Gente como Al Gore ha acaparado el mercado de créditos de carbono.

Y han hecho dinero a costa de los inversores que han perdido cientos de millones en sus empresas verdes.

Forbes informó que Al Gore y su compañero del comercio de créditos del carbono David Blood, han realizado realizar beneficios extraordinarios vendiendo compensaciones de CO2.

Pero la inversión en estos créditos terminó siendo sólo un montón de aire caliente.

Sin embargo Blood y Gore fueron capaces de depositar millones de dólares en sus cuentas.

Pero sucede que el CO2 no es malo “per se”.







Como vimos, es un nutriente para mejorar los cultivos de alimentos.

Y secuestrándolo adecuadamente, aumenta la producción de alimentos, a la vez que elimina la eventual parte sobrante del medio ambiente.

Pero ¿cómo comunicar esto si no es políticamente correcto defender al CO2?

Es aquí donde se muestra en toda su dimensión el medio ambiente cultural autoritario en el que estamos inmersos.

Éste logra poner un manto de silencio para que algunos grupos de poder hagan sus negocios aunque desfavorezca a la mayoría.

oso polar y barco

 

¿QUE HA SUCEDIDO EN LA ÚLTIMAS CUATRO DÉCADAS?

Las últimas 4 décadas el clima han ofrecido las mejores condiciones para la vida comparables al Período Cálido Medieval de hace 1000 años.

Basado en el CO2 beneficioso añadido estamos en el mejor momento para la vida desde que los humanos caminaron sobre la tierra.

Cientos de estudios demuestran de forma concluyente los beneficios masivos del aumento del CO2.

Mira aquí más estudios sobre cómo responde cada planta a más CO2.

Irónicamente, el reciente crecimiento de CO2 ha aumentado la producción mundial de alimentos en un 24%, de modo que podamos alimentar a más seres humanos.

Nuestros cultivos crecen a un ritmo más rápido que la tasa de crecimiento de la población mundial.

Y por ejemplo en los Estados Unidos el año 2016 ha sido record para la producción de maíz y soja.

En los últimos 2 años acabamos de tener un pico de temperatura global a partir del fenómeno natural de El Niño que ha aumentado los máximos de temperatura global, sin nada malo ocurriera.

Pero se va a enfriar de nuevo en 2017-18 debido al evento natural de La Niña.

Esta evidencia confirma que la teoría de dos décadas que los desastres catastróficos del calentamiento global proyectado no están sucediendo.

Ha habido un ligero calentamiento sobre todo beneficioso, con lluvias más intensas.

El único lugar donde existe, el calentamiento peligroso es en las proyecciones de los modelos climáticos teóricos.

Los científicos del clima sesgados están convencidos que el aumento de CO2 provocará un calentamiento catastrófico.

Pero los modelos climáticos han mostrado muy poca precisión hasta ahora, porque las conjeturas han estado muy sesgadas.

chimenea con co2

 

EL CALENTAMIENTO GLOBAL ES BUENO

Si no, pedir la confirmación a los osos polares, que en los años en los que las temperaturas eran más rígidas perdían muchos más cachorros, porque las capas de hielo son más gruesas y la caza de focas para alimentarlos es mucho más difícil.

No es una coincidencia que el británico Spectador haya diseñado una cubierta con la imagen de un oso blanco que surfea en las aguas de la Antártida: el mamífero es el símbolo de la lucha de los verdes contra el calentamiento global.

En ese artículo Spectator dice que,

El cambio climático ha hecho más bien que mal hasta ahora, y es probable que continúe haciéndolo durante la mayor parte de este siglo.

 Esto no es fantasía de un chiflado de derecha, es el consenso de la opinión muchos expertos.

Sin embargo, casi nadie parece saber esto y muchos lo satanizan porque creen a pie juntillas en el mantra y la narrativa occidental, de que el planeta va al desastre del calentamiento global producido por el hombre si no hacemos nada.

Este método de satanizar a los contrarios es el mismo que están utilizando el lobby del aborto, el de la eutanasia y el lobby gay para imponer su opiniones y acallar las disidencias.

paisaje verde

 

MENOS MUERTES EN INVIERNO

Supongamos que el calentamiento global es real.

Pero no se puede negar que el aumento de las temperaturas está trayendo más beneficios que otros y, por lo menos lo seguirá haciendo por los próximos 70 años.

Los ejemplos son numerosos y son recogidos en un documento del profesor Richard Tol, un estudioso de la Universidad de Sussex, que compara un total de 14 estudios diferentes sobre el cambio climático.

El nivel de bienestar de las personas aumenta en 1, 5 por ciento cada año.

Y como primera consecuencia del calentamiento global, caen las muertes por frío en el invierno, que por lo general se cobra más víctimas que un golpe de calor durante el verano.

Todo viene en ayuda de las clases más pobres y los ancianos, que sufren mucho más por las bajas temperaturas.

Y de hecho, otro de los beneficios del calentamiento global, es la disminución del costo de calefacción, que para el año 2035 será superado por el costo del aire acondicionado.

inverdandero

 

CRECEN LAS ZONAS VERDES

Pero la ventaja más consistente no parece venir por el aumento de las temperaturas, sino por el aumento del dióxido de carbono en la atmósfera.

Tanto es así que los estudios realizados por la Universidad de Boston certifican que en las últimas tres décadas, el 31% de las zonas verdes del planeta han aumentado, mientras que sólo el 3% se hizo menos verde.
.
Ya vimos esto antes en África.

El dióxido de carbono funciona como fertilizante, con resultados sorprendentemente buenos, incluso en zonas desérticas, como el Sahel, que desde 1970, se ha venido “más verde”.

Y algunos estudios dicen que el hambre y la carestía se han reducido, gracias en parte a mayores precipitaciones y un aumento de la vegetación que afectó a todo el ecosistema.

campo plantado con soja

 

EL CO2 ES UN NUTRIENTE ESENCIAL PARA LOS CULTIVOS ALIMENTARIOS

El CO2 se necesita desesperadamente en los cultivos de alimentos.

Y en este momento hay una escasez severa de CO2 en el planeta en comparación con lo que sería óptimo para las plantas.

Operadores de invernaderos están en realidad comprando dióxido de carbono e inyectándolo en sus invernaderos con el fin de maximizar el crecimiento de las plantas.

La ciencia en esto es irrefutable.

A modo de ejemplo, el Ministerio de Ontario de Agricultura y Alimentos dice:

El CO2 aumenta la productividad a través de un mejor crecimiento de las plantas y su vigor.

Algunas de las formas en las que la productividad se incrementa por el CO2 incluyen una floración temprana, el aumento de los rendimientos de los frutos, reducción del aborto del brote, mejora la fuerza y el tamaño del tallo y la flor.

Los cultivadores deben considerar CO2 como un nutriente.

Si quieres entender por qué el CO2 es un nutriente esencial para el crecimiento de cultivos alimentarios, echa un vistazo a esta presentación informativa.

 calentamiento global

 

MÁS RENDIMIENTOS CON MAS CO2

El CO2 que se encuentra en la actual atmósfera es de 340ppm.

Sin embargo, los cultivos de alimentos crecerán mucho más rápido si la concentración de CO2 estuviera más cerca de 1000 ppm, o aproximadamente un 300% superior a los niveles actuales.

De hecho, la mayoría de la producción de plantas de invernadero provoca un “agotamiento de CO2” bloqueando la fotosíntesis y limitando la producción de alimentos.

Como la hoja informativa de “Dióxido de Carbono en Invernaderos” explica:

Cualquier cultivo en crecimiento activo en un invernadero, con poca o ninguna ventilación, fácilmente puede reducir el nivel de CO2 durante el día hasta un mínimo de 200 ppm.







Por lo tanto, las plantas de invernadero están “acabando” el CO2. Ellas se mueren de hambre por ello.

Y cuando éste se agrega a los cultivos de alimentos, se obtiene un mayor rendimiento, un sabor mejorado, reducción de los tiempos de floración, una mayor resistencia a las plagas y otros beneficios.

Ciudad en Cambio Climatico

 

POR QUÉ UNA SOLUCIÓN ES BOMBEAR DIÓXIDO DE CARBONO EN INVERNADEROS

Esto nos lleva a una respuesta obvia para saber qué hacer con todo el CO2 producido por las centrales eléctricas, edificios de oficinas e incluso gimnasios donde la gente exhala grandes cantidades de CO2.

La respuesta es construir invernaderos adyacentes y bombear el CO2 en los invernaderos.

Cada planta de energía de carbón, en otras palabras, debe tener una amplia gama de invernaderos que la rodean.

La mayor parte de lo que ves emitir por las chimeneas de las centrales es vapor de agua y CO2, ambos nutrientes esenciales para el crecimiento rápido de los cultivos alimentarios.

Al desviar el dióxido de carbono y el agua a los invernaderos, el problema de las emisiones se resuelve instantáneamente.

Porque las plantas actualizan el CO2 y lo utilizan para la fotosíntesis, por lo que “secuestran” el CO2, mientras crecen rápidamente los cultivos alimentarios.

También pasan a producir oxígeno como un “producto de desecho”, que puede ser liberado a la atmósfera, subiendo (un poco) el nivel de oxígeno en el aire que respiramos.

Esta es una brillante solución porque los seres humanos queremos vivir en un mundo con bajas emisiones de CO2, que soporten las capas congeladas de hielo con el fin de mantener los niveles de agua del océano bajos.

Pero también queremos comer un volumen de alimentos que requieren altos CO2 para la producción.

La respuesta es concentrar el CO2 en los invernaderos donde se multiplica la producción de alimentos por la nutrición del CO2.

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis:

  • Angeles

    Que conmovedor resulta comprobar que los más interesados en despachar a millones de seres humanos como inservibles, se consideran a sí mismos parte de los útiles, capaces y necesarios para estar en este mundo. Las abortistas gritan muy fuerte con la voz que les legó una mujer que no las abortó. Alguien me dijo una vez que esta es “la generación de los derechos”. Bien por ellos, pero cuando todos estén sentados confortablemente en sus máquinas poderosas, con un dedo para manejar sus correos y sus cuentas y su todo, no vayan a tener que preguntarse “pero, cómo, ¿nadie se dedica a plantar lechugas?. Tal vez en ese momento recapaciten y que no sea demasiado tarde. En este mundo de Dios, nos estamos olvidando de que que Él lo creó para que fuera una morada compartida. Los supersónicos lo han olvidado. Y creen ser los que mandan en todos los aspectos, pero también pasa que, yendo a escalar el EVerest como vacación, como aventura exótica, se encuentran con un feroz terremoto en Nepal, que no sólo se llevó a los pobres que ellos creen inútiles, sino que también añadió a algunos de los “útiles”. Y por Dios, en cuanto a la Encíclica ecológica de Francisco, lo único que me animo a pedirle al Señor que la haya escrito Benedicto. Digo, para evitar los “dijo, pero no quiso decir” y los “no dijo, pero estaba implícito”, con que enseguida salen los “aclaradores” de turno en el Vaticano. Así evitaremos más bochornos. Bendiciones.