¿Cómo llegó el Luteranismo a Suecia?

¿Fue por conversión o a sangre y fuego?







Los latinos no conocemos esa historia.
.
Y tendemos a pensar que, como toda religión, su hegemonía se afianza desde abajo.
.
Prende en el pueblo y luego la legitiman los gobernantes.
.
Pero en el caso del luteranismo en Suecia no fue así, como tampoco lo fue en otros países.

Rey Gustavo I de Suecia

Rey Gustavo I de Suecia

 

CÓMO LLEGÓ EL CISMA PROTESTANTE A SUECIA

El Rey Gustavo I, de la casa de los Vasa, tras varios años de lucha contra Dinamarca, en 1523 obtuvo la independencia de Suecia.

Y como ya veremos, su personalidad tuvo muchas similitudes con Enrique VIII de Inglaterra, su contemporáneo.

A causa de un malentendido con el Papa Clemente VII por la designación de un Arzobispo, el Rey Gustavo I decidió nombrar por su cuenta a otro candidato, el cual era de tendencias luteranas.

A partir de ese momento, el Papa fue perdiendo su influencia sobre la Iglesia en Suecia.

En 1527, con apoyo del poder real, se separan de la Iglesia.

Y con ese Cisma surge la “Svenska Kyrkan” (Iglesia Luterana Sueca), declarándose el rey Gustavo I como su cabeza suprema.

El Rey Gustavo I apoyó a los predicadores luteranos y la instalación de una nueva iglesia, totalmente independiente de Roma.

Y utilizó la máxima violencia contra los intentos de quienes pretendían mantener el catolicismo, la religión tradicional en Suecia.

Por ejemplo, por orden del rey fueron ejecutados dos Obispos.

Y en la toma del monasterio de Ystad, tres frailes franciscanos fueron martirizados.

El pueblo sueco ofreció dura resistencia.

Escudo de armas de la Casa Vasa de Suecia

Escudo de armas de la Casa Vasa de Suecia

Y a lo largo de los años hubo 5 fuertes rebeliones armadas en defensa de la Fe católica.

Pero todas ellas fueron sofocadas despiadadamente.

Como sucedió en casos similares en otros países donde se propagó la herejía luterana, Gustavo I tomó la decisión de tomar “para la Corona y el Estado” una buena parte de los ingresos monetarios eclesiásticos.

Lo que más tarde se extendió hacia todos los bienes de la Iglesia.

Con el paso de los años, hacia el siglo XVII, toda manifestación de vida católica fue prohibida, pese a algunos intentos de sus sucesores de reintroducir la tolerancia.

Sólo se toleraban actos de culto católico en las capillas de las embajadas de las potencias católicas.

Y eso a condición de que ningún súbdito sueco asistiese.

Si algún súbdito sueco quería retornar al catolicismo, era desheredado y desterrado.

Dar refugio a un sacerdote católico se penaba con la muerte.

Recientemente un grupo de investigadores suecos, especializados en esa época tremenda para la Fe católica, ha lanzado un libro con un título muy sugestivo y que se titula “El olor de las velas apagadas”.

Sus autores principales son el sacerdote jesuita Heiding Fredrik y Magnus Nyman, historiador y sacerdote y fueron entrevistados por Aci Stampa.

El libro busca recoger

“estudios y conocimientos sobre la historia de la Reforma luterana en Suecia, desde una perspectiva del pueblo: ¿Cómo habían vivido los simples fieles este torbellino?

Magnus Nyman explica que

“Antes, los historiadores de la Iglesia y muchos historiadores describían generalmente la Reforma como una victoria de la razón, la idea subyacente era la de una transición de la oscuridad a la luz.

Ya no se lo ve más así. 

Ahora casi todo el mundo está de acuerdo en que la Reforma en Suecia se impuso desde arriba y que en un principio había muy poco apoyo popular…

Los diferentes capítulos de nuestro libro, en general muestran una visión bastante sombría de lo que la Reforma dio a Suecia en términos culturales”.

Ellos mencionan muchos indicadores, entre ellos:

“El cierre de monasterios, de hospitales, de las escuelas, de las catedrales, de la Universidad de Uppsala, menos contacto internacional, etc.

E incluso una liturgia dominada por la palabra, la escucha y la homilía.

Las cinco revueltas durante el siglo XVI, todas en contra de la nueva doctrina, confirman la imagen de la resistencia popular”.

Convento de Vadstena fundado por Santa Brígida

Convento de Vadstena fundado por Santa Brígida

El libro también se ocupa de la violencia y arbitrariedad desplegada por el establishment luterano sueco contra las expresiones del tradicional catolicismo sueco:

“Tratamos los levantamientos populares contra el Luteranismo.

La disolución de las asociaciones religiosas y el cierre de todos los doscientos monasterios y conventos en los países nórdicos.”

Las órdenes católicas fueron combatidas con furor:

“Las órdenes tuvieron una importancia muy grande.

Por encima de todo, al Rey y a los luteranos les era importante denigrar y expulsar a las órdenes mendicantes.

Ellos estaban en la ciudad, y hubieran podido contrarrestar la propaganda luterana temprana, que apareció en las ciudades.

En muchos lugares de Suecia se ejerció mucha violencia durante el cierre de los conventos.

Leyendo las descripciones que tenemos, nos da la impresión de que fueron matones en lugar de reformadores, los que penetraron en los conventos.

Tres de los franciscanos en Ystad, mueren mientras son expulsados.

Al parecer, los frailes eran vistos como una amenaza a las nuevas ideas.

El último monasterio que fue cerrado en Suecia fue el de Vadstena en 1595, fundado por Santa Brígida de Suecia en el Siglo XIV).

Con su cierre, la Iglesia Católica perdió su última base en Suecia

El libro afirma no obstante, que la tradición católica y la literatura y la teología católicas, están de nuevo en el centro de la vida de muchos cristianos.

Tal vez esto también es un poco una provocación al “establishment” luterano.

Antje Jackelén Arzobispo Luterano de Suecia

Antje Jackelén Arzobispo Luterano de Suecia

 







¿QUÉ LE HA LEGADO EL LUTERANISMO A SUECIA?

¿Cómo está la fe luterana en Suecia?

En Suecia, el 73% de los niños son bautizados por la Iglesia Luterana, el 63% de los adultos están casados en la iglesia con el rito religioso y el 90% de los funerales es religioso.

Sin embargo, sólo el 2% de las personas van regularmente al culto religioso del domingo, uno de los porcentajes más bajos del mundo.

Es un problema para la Iglesia luterana sueca, que recién en el 2000 se separó del Estado.

Por el contrario, la Iglesia Católica y la Iglesia Ortodoxa (que son aproximadamente el 3 % de la población sueca) van aumentando año tras año las filas de sus fieles, los cuales asisten a Misa en su gran mayoría.

Hay muchas conversiones del Luteranismo al Catolicismo, principalmente.

La líder de la Iglesia sueca se llama Antje Jackelen y es de origen alemán.

Su progresismo le hace interpretar todas las enseñanzas de la Biblia como una metáfora.

Para ella, nada de la Biblia es real.

No hay infierno (y por lo tanto, también probablemente ni siquiera existe el Paraíso).

Y claro, también afirma que María no era virgen cuando concibió a Jesús.

Pero una vez eliminado gran parte del credo del cristianismo, ¿qué queda?

¿Al menos hay un Dios? ¿Se puede llamar a esa ideología “Cristiana”, es decir, fiel seguidora de Cristo?

En una audiencia pública, antes de su elección, ante la pregunta de si Jesús o Mahoma dan la visión más veraz de Dios, Antje Jackelen no respondió.

Tanto ella como otros dos candidatos (cuatro en total) han dado explicaciones evasivas.

El cristiano se distingue de un musulmán, porque no considera que Jesucristo sea un “profeta”, sino el Hijo de Dios.

Así que, cada uno de estos competidores por el liderazgo luterano sueco podría haber contestado esto, pero ninguno lo dijo.

Son los amargos frutos del progresismo y del modernismo.

La descristianización (apostasía) de Suecia es una de las mayores de Occidente.

Antje Jackelen, adicionalmente, fue ordenada sacerdotisa en 1980 por Lars Carlzon, que era entonces jefe de la Asociación de Amistad entre Suecia y la República Democrática Alemana.

Es decir, del régimen comunista de Alemania Oriental, que practicaba el ateísmo de Estado y perseguía a los cristianos.

John Lennon

 

EL SUEÑO FALLIDO DE SUPLANTAR A DIOS

El sueño de John Lennon que niega a Dios, se desmorona en Suecia.

Parecería que estaba casi completamente realizado el sueño pacifista y ateísta de John Lennon en “Imagine”:

“Imagina que no hay cielo / Es fácil si lo intentas / sin el Infierno debajo nuestro / arriba nuestro, solo el cielo / Imagina a toda la gente / Vive sólo para hoy / Imagina que no hay países / no es difícil de hacer / Nada para matar y morir / y tampoco religión / Imagina a toda la gente / que vive en paz”.

Una Arzobispa que no cree en el Infierno ya está ahí, enseñando eso: que no hay Infierno y tantas otras herejías por estilo.

Todas las personas en Suecia viven realmente “sólo por hoy”, en el sistema de Estado de bienestar, con el sonido de los impuestos por supuesto.

El Estado provee cada necesidad, desde la cuna hasta la tumba: el pago de la casa, garantiza el trabajo, ayuda a las familias y a los solteros, y les ayuda a morir anticipadamente si no tienen el coraje de hacerlo solo.

“Imagina que no hay países”… es una meta aún por venir, pero Suecia está tratando más que los otros.

La última medida de inmigración es la concesión automática de asilo político a cualquiera que escape de Siria.

Yihadista o cristiano, tendrá derecho a permanecer en Suecia de forma permanente.

Y a “ninguna religión” estamos llegando, considerando que el 2% de los suecos van a culto dominical regularmente.

Y la señora Arzobispa cree que todas las religiones están en el mismo nivel.

mapa de zonas criminales en estocolmo

Mapa de Zonas Criminales en Estocolmo

 

LOS MUSULMANES HOY DÍA CONTRADICEN ESE SUEÑO

El problema para los suecos, es que pueden soñar con lo que quieran, pero tarde o temprano la realidad cobra su precio.

La minoría musulmana está en franco en crecimiento (un tercio de la población urbana de ciudades como Malmo) y cree firmemente que hay un cielo y un infierno.

No se puede decir que ya no haya “nada por lo que matar o morir”, como dice Lennon en Imagine.  

La parte de esta minoría fundamentalista, cree que no merece ir al infierno y sí al cielo.

Por lo que deben obedecer las instrucciones de Dios, que también puede incluir la violencia contra los suecos infieles.

Los suburbios de Estocolmo se quemaron en el fuego de la rebelión islámica en el verano 2013.

Y que la violencia de los rebeldes tenía un sustrato religioso lo confirmaron los gritos “Allahu Akbar” (Alá es el más grande) y quemaron una iglesia en Storholmsjo, Karlskrona.

Recientemente ha aparecido un informe que señala que la policía sueca ha cedido el control de más de 55 zonas prohibidas a las bandas de criminales predominantemente musulmanas.

La aplicación de toda ley sueca es inexistente allí, y ha cambiado de mano, se le ha dado el control a las bandas de criminales.

Los oficiales se enfrentan con frecuencia ataques directos al tratar de entrar a las áreas.

Las zonas prohibidas en gran medida coinciden con el mapa de las 186 “zonas de exclusión” donde predominan los guetos de inmigrantes musulmanes, y donde la educación es baja, el empleo también y la única empresa local que prospera es el tráfico de drogas.

Debido a que la ley del estado desaparece, el crimen organizado surge para tomar su lugar.

El informe señala que la policía

“ha encontrado que cada más clientes [en las zonas] están recurriendo cada vez más a las autoridades penales no gubernamentales para la justicia de una manera similar a “El Padrino”.

En definitiva, Suecia se ha convertido en una sociedad llena de inmigrantes extra comunitarios, especialmente musulmanes.

Que no trabajan y viven del estado, provocan disturbios y siembran de inseguridad en las calles.

Y todo esto está protegido por la ideología del multiculturalismo, que no se puede discutir, so pena de ser etiquetado como racista.

Por un lado entonces, un panorama de apostasía total, pérdida de la Fe, negación de las verdades reveladas de la Iglesia, junto con una Herejía creciente.

Y esto da base para la práctica del multiculturalismo, “bocatto di cardenale” para el islamismo radicalizado.

Ya el árabe es el segundo idioma hablado en Suecia.

Pero Dios está alerta.

Ulf y Birgitta Ekman

Ulf y Birgitta Ekman

 

LA CONVERSIÓN DEL FAMOSO PASTOR PENTECOSTAL SUECO ULF EKMAN Y SU ESPOSA

El Señor no deja jamás de derramar su Gracia en los que lo buscan de corazón.

Hace un par de años el destacado Pastor sueco pentecostal Ulf Ekman, anunció su conversión a la Iglesia Católica.

Ulf Ekman y su esposa Birgitta, el domingo 9 de marzo de 2014 sorprendieron a la congregación pentecostal que ellos mismos fundaron, Palabra de Vida, con el anuncio de que van a hacerse católicos.

El mayor periódico secular de Suecia, Dagens Nyheter, publicó una declaración de Ekman detallando su conversión y las razones.  

Ekman y su esposa Birgitta explicaron lo que habían visto en la Iglesia Católica Romana:

Hemos visto un gran amor por Jesús y una sana teología, fundada sobre la Biblia y el dogma clásico. 

Hemos experimentado la riqueza de la vida sacramental

Hemos visto la lógica de una estructura sólida para el sacerdocio que mantiene la fe de la iglesia y se lo pasa a la generación siguiente. 

Hemos encontrado una fuerza ética y moral y coherencia que se atreven a enfrentar a la opinión general, y una bondad hacia los pobres y los débiles.

 Y, por último pero no menos importante, hemos estado en contacto con representantes de millones de católicos carismáticos y hemos visto su fe viva”.

Ekman explicó que su conversión era un asunto personal y que no había tratado de llevar a Palabra de la Vida a unirse con la Iglesia Católica, porque “eso sería poco razonable.”

Además de la iglesia principal de más de tres mil miembros en Uppsala, Ekman construyó una red de iglesias que se extienden hacia la Europa del Este.

Originalmente fue ordenado en la Iglesia Luterana de Suecia, a principios de 1980.

Y cuando la congregación de Ekman en Uppsala creció, muchos de los dirigentes provenían de ex sacerdotes luteranos suecos.

Esto dio lugar a un movimiento que combinaba un fuerte sacramentalismo con un ethos carismático. 

La Eucaristía se realizaba dos o tres veces a la semana en el marco de una liturgia.

Las amistades de la comunidad católica carismática, especialmente con Raniero Cantalamessa, Predicador de la Casa Pontificia, llevaron a Ekman a repensar su comprensión de la Iglesia como una encarnación visible del Reino de Dios.

Que a su vez lo llevó a preguntarse dónde estaba la expresión más fiel de ese cuerpo visible. 

La eclesiología y la preocupación por la unidad cristiana llevaron a Ekman a cruzar el Tíber.

La conversión de Ekman muestra cómo el pentecostalismo mundial se ha convertido en un conducto por el cual los cristianos se mueven entre las tradiciones.

Fuentes:

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: