El pensamiento de la New Age está impregnando la espiritualidad de occidente.

Pero hablan de Dios y de Cristo, y eso es una confusión para muchos cristianos.

Quienes asumen muchas cosas de esta religión y se las ponen al Jesucristo católico, al de la Biblia.

santisimo nombre de jesus

La New Age es una mezcla de agnosticismo, hinduismo y esoterismo, lejano del cristianismo.
.
Y el Dios y Cristo de la New Age es energía cósmica.
.
A la que cada uno de nosotros puede llegar, porque cada uno puede ser Cristo según ellos.

Incluso dicen que en cada era hubo un Cristo, en la era de Piscis fue Jesús.

Y que cada mundo y dimensión tiene su propio Cristo.

Un ejemplo típico para mostrar las diferencias es ver el libro El Tercer Jesús de Deepak Chopra, que es un clásico del Cristo de la New Age.

un mundo y manos new age

 

TODO ES DIOS

La idea básica de la New Age es que toda la realidad visible, el hombre incluido, se reduce a una “energía cósmica”.

Según eso la energía del cosmos se manifiesta de muchas formas: una piedra, el viento, la mente humana, etc…

Por eso ellos dicen que hay cosas, lugares y ejercicios que pueden aumentar nuestra capacidad y nuestro control de esta energía.

Por ejemplo llevar puesto un cristal de cuarzo, visitar una pirámide u otro lugar “sagrado” el día del equinoccio primaveral, realizar ciertas posturas del yoga, etc.

Algunos adeptos de New Age recorren el Camino de Santiago para apropiarse de la energía concentrada especialmente en varios de sus lugares.

Cuando, en 1995, la artista Shirley MacLaine llegó a uno de ellos, san Juan de Ortega (Burgos), estuvo mucho tiempo contemplando el entorno mientras, ensimismada, exclamaba:

“todo es Energía…, todo es Dios. Yo soy Dios”.

Según la New Age, estamos inmersos en un mar energético, aunque no veamos la energía cósmica, como el pez no ve el océano en el que nada ni su inmensidad.

¿Pero, qué se entiende por energía” en la New Age? eso lo veremos más abajo.

Lo que queremos demostrar es como conceptos que han surgido en la New Age son lugares comunes de charla o creencia de cristianos. 

Frases como “te voy a mandar energía positiva” no se basan en la creencia cristiana sino en el criterio de la New Age, de que todo es energía.

Por más que la New Age coincida con el cristianismo que “hay algo superior” a la materia que vemos, no piensan que sea un dios personal que creó a cada uno y lo cuida.

Sino una energía difusa que lo abarca todo y que tiene sus reglas impersonales.

mujer con poder en sus manos new age

 

LA NEW AGE DIVINIZA LA ENERGÍA FÍSICA

Según la ciencia moderna, todo es energía.

Si la energía electromagnética -la luz- se condensa un número muy elevado de veces, se transforma en materia.

La Nueva Era está influida por los avances de la ciencia moderna.

Uno de los centro de la red New Age, la secta Vida Universal o Nuevo Retorno, fundada en 1974, hace un traspaso literal desde la física cuántica a lo divino en un sincretismo de impronta cristiana.

Pues afirma:

“La base energética de toda la Creación: el Sol Central Primario y la corriente etérea, el éter, son el Dios impersonal, el Espíritu Santo”.
.

Que consta de “dos fuerzas primarias”, a saber, la ”positiva y la negativa” al modo de “los dos polos de un imán, de una corriente eléctrica”.

A su vez

la partícula positiva se compone de dos tercios y la negativa de un tercio de la Fuerza Primaria”.

los chakras de la new age

Esta proporción está tomada de la física moderna, a saber, del elemento más diminuto de los conocidos hasta ahora: el quark compuesto de 1/3 (negativo) y 2/3 (positivo) de la carga de los protones.

Aunque, a primera vista sorprenda, la New Age tiene razón en la medida en que se acerca a la verdad científica de la física. 
.
Pero no la tiene cuando niega la existencia de seres puramente espirituales.
.
Reduce todo a energía, también a Dios, a los ángeles, a lucifer, al alma o espíritu humano, a Cristo.

Jesucristo sería Dios solamente desde el instante en que, en el Jordán, habría descendido sobre Jesús de Nazaret, no el Espíritu Santo de la Trinidad, sino la “Energía cósmica” o “crística”.

No es que el universo -como el hombre- se componga de cuerpo visible y del alma invisible, como enseñan el estoicismo, Plotino, etc..

Sino que el universo entero y todos sus integrantes, especialmente la Tierra, son Energía y que ésta es divina.

Así lo físico se transforma en realidad metafísica, teologal.

Lo divino, entendido así, no es un ser personal, “alguien”, ni “único”, ni trascendente, capaz de juzgar, salvar o condenar.
.
Sino “algo”, inmanente al universo, al que uno puede abrirse mediante técnicas.
.
Porque está presente también en uno mismo.

mujer meditando estilo new age

 

ALGUNAS MANIFESTACIONES DE LA ENERGÍA DE LA NUEVA ERA: EL ECOLOGISMO, LOS MÉTODOS DEL POTENCIAL HUMANO (REIKI, TAICHÍ, ETC.) 

La ecología trata del entorno medioambiental y se preocupa de que sea adecuado para el desarrollo de la vida.

Ha llegado a ser un movimiento de protesta contra los daños y alteraciones irreparables de la naturaleza (contaminación del aire y de las aguas, efecto invernadero, etc.).

La New Age ha dado un paso más, transformándola en ecologismo.
.
Pues considera la Tierra como un organismo vivo, auto organizado y, además, numinoso, divino.
.
Es llamada Gaia una de las designaciones de “Tierra” en griego, la Pachamama (indígenas americanos), la diosa Madre Tierra.

El ecologismo de la New Age es central en no pocas protestas ecológicas (los Verdes, Greenpeace).

Parecen conceder menos importancia al hombre y a la mejora sensata de los medios de subsistencia, que a la naturaleza en su estado actual.

Protestan contra la construcción de carreteras, vías férreas, etc. donde hay pantanos, por considerarla una especie de “sacrilegio” de la numinosidad de la Tierra.

Aunque, de cara al público, suene a oposición por la contaminación del ambiente, destrozo de la belleza del paisaje, etc.

La New Age ha creado el clima propicio para la proliferación de innumerables Métodos del Potencial Humano: reiki, taichí (“ki” en japonés, “chí” en chino significan “energía”), el yoga, Energía Humana y Universal, Meditación Transcendental, Kryon, etc.

En ellos hay que distinguir su condición de psicotecnia, de su ideología.
.
Sus recursos psicotécnicos (ejercicios respiratorios, gimnásticos, etc.) suelen ser el anzuelo para que sus practicantes terminen por picar en su ideología de sectas de New Age.
.
Generalmente una mezcla que tiene raíces budistas, hindúes y taoístas.

De todos o de casi todos puede afirmarse lo dicho por el Comité Doctrinal de la Conferencia Estadounidense de Obispos Católicos en un documento sobre el reiki: “Carece de credibilidad científica”, “es incompatible con la doctrina cristiana”.

ángeles de luz nueva era_magicodespertar

El panteísmo, vigente en el hinduismo desde el siglo VIII a. C., identifica lo divino, Átman-Brâhman, lo Uno Todo, con el prana, palabra sánscrita que significa la esencia del éter, elemento inmaterial y difuso por todo el universo, que es su “alma” (= átman en sánscrito).

Por eso, en el hinduismo y en sus sectas, en el yoga y en tantos Métodos del Potencial Humano y en general en New Age, los ejercicios de respiración diafragmática o profunda tienen una finalidad fisiológica (una mejor oxigenación de las células).
.
Y sobre todo, teologal, al aspirar o respirar más y mejor lo divino para lograr el endiosamiento propio hasta en el plano fisiológico.

Hasta el siglo XX se creía que el éter llenaba todos los espacios vacíos moleculares e interplanetarios y que era necesario para la transmisión de las ondas electromagnéticas.

Pero la física moderna (Einstein, etc.) lo ha declarado innecesario e inexistente.

¿Por qué lo mantienen el hinduismo, el budismo, New Age, etc.?

Seguirá siendo una “creencia”, pero incompatible con la ciencia.

dibujo buda y cristo

 

CRISTO ES LA ENERGÍA CÓSMICA

Para la New Age  “Jesús” es el de Nazaret, un hombre como otro cualquiera.

En cambio, “Cristo”, al que suele llamar “Cristo cósmico”, “Energía crística”, no es un ser personal de unos rasgos físicos y caracterológicos determinados.
.
Sino la Energía cósmica, que habría descendido sobre Jesús de Nazaret en el instante de su bautismo en el Jordán por Juan Bautista.

Es lo que habían enseñado los gnósticos originarios en los siglos II-IV y lo que enseñan los gnósticos modernos.

Además, como –según los gnósticos– la materia es intrínsecamente mala, el cuerpo de Jesucristo no habría sido material, sino apariencial energético e impasible.

El Cristo descendido del pleroma divino en el Jordán habría abandonado a Jesús de Nazaret antes de la Pasión.

Según la New Age, Jesucristo tras la crucifixión habría entrado en el reino etéreo o energético, inaccesible a los sentidos.
.
En y desde él sigue influyendo en la humanidad.

un mundo y manos new age

 

UN “CRISTO” EN CADA ERA O CICLO CÓSMICO E HISTÓRICO

Según la concepción cíclica, la evolución del universo y de la humanidad se estructura en ciclos eternos e ininterrumpidamente sometidos a la progresiva degeneración hasta que se llega a su total degradación.

Entonces irrumpe una nueva Era paradisíaca.

Precisamente en la Era final o de máxima corrupción de cada ciclo sería cuando aparecería el avatar en el hinduismo, que influirá muy beneficiosamente en su entorno, provocando el paso a una Nueva Era, a una nueva Edad de Oro.

Según la New Age, ahora estaríamos en el desenlace de la Era de Piscis (= “pez” en latín), la Era de los dos mil años del cristianismo.

Lo es por el oficio “pescador” de casi todos los Apóstoles, por su peculiar vinculación  de Jesucristo con el mar de Tiberíades y, sobre todo, por haber sido el pez un signo cristiano en los primeros siglos de la Iglesia.

La New Age llena con todos los errores y horrores la Era Piscis, que se habría caracterizado por el dogmatismo, la intolerancia, la violencia, la Inquisición, las guerras de religión, etc.

Jesucristo habría sido el “Cristo” de la Era Piscis.

Los adeptos de New Age están convencidos de que está a punto de irrumpir la Era Acuario o “Aguador”.

Que nos va a inundar torrencialmente de paz, concordia, amor y armonía con uno mismo, con los demás y con el universo.

estatua de cristo en el templo de sal

 

CADA UNO PUEDE SER “CRISTO” E INCLUSO MÁS “CRISTO” QUE JESUCRISTO MISMO

Cada hombre, según la new age o nueva era, debe aspirar a la expansión máxima de su conciencia hasta llegar a la capa freática de la Energía crística.

Entonces se extingue la luz de los sentidos y de la razón.







El yo consciente queda desbordado e inundado de luminosidad gozosa, irrumpiendo los fenómenos llamados “místicos”: visiones, levitación, éxtasis, clarividencia, telekinesis, etc.

La New Age, como las religiones orientales, considera esencial el misticismo y sus fenómenos.

Sin ellos no hay “perfección”, que depende del grado de expansión de la conciencia, de los “estados alterados de la conciencia y subconsciencia” (fenómenos paranormales, parapsicológicos), o sea, de la abundancia de la Energía Crística en cada uno.

Por eso, uno –en teoría– puede ser más “Cristo” que Jesús de Nazaret, que Jesucristo.

Cada uno es lo que es por su esfuerzo personal.
.
Por su capacidad de concentración.
.
Por los recursos psicotécnicos capaces de producir el sentirse bien interior. aunque sea mediante medios artificiales (movimientos gimnásticos, respiratorios, alucinógenos, aparatos mecánicos para producir el ritmo alfa).

En cambio, en el cristianismo, la mística no es necesaria ni, menos aún, esencial para la perfección o santidad.
.
A la cual están llamados todos los cristianos, cada uno en su propio estado y circunstancias.

A la hora de declarar oficialmente beato o santo a una persona, la Iglesia valora la práctica de las virtudes, no los fenómenos místicos.

Además, en la New Age se quedan en el ámbito psicológico y subjetivo del individuo.

Carecen de proyección apostólica y de preocupación social o de atención a los más necesitados, dos vertientes esenciales en la espiritualidad cristiana.

La New Age huye de la cruz y de las cruces.

La mística de nueva era, como la oriental, desconoce la realidad clave en la vida y mística cristianas, la humildad.

Y desconoce la misericordia divina y el sentimiento de pesar religioso, el dolor de amor por los pecados.

DEEPAK CHOPRA

Deepak Chopra

 

UN LIBRO DE DEEPAK CHOPRA ES UN BUEN EJEMPLO DEL CRISTO DE LA NEW AGE

Para comprender mejor todo esto vemos lo que dice Deepak Chopra, médico, quien escribió el libro El Tercer Jesús (2008), que lleva el subtítulo “El Cristo del que no podemos prescindir”

Chopra estudió con el Maharishi Mahesh Yogi, el fundador de la meditación trascendental y ha escrito docenas de libros.

Pero a pesar de ser un gran divulgador del Cristo de la New Age cuenta con propaganda de católicos, como el Padre Paul Keenan, conocido conductor de un programa un canal católico.

Quien afirma:

“En El Tercer Jesús, Deepak Chopra despliega para nosotros el espíritu de Jesús, y con una reverencia que es a la vez simple y profunda, hace que su espíritu sea accesible para nosotros en nuestra vida cotidiana”.

Y también la difunta Sor Judian Breitenbach, una adherente de toda la vida a las enseñanzas de Chopra, quien dijo en su momento,

“En este estudio intrigante de los dichos de Jesús, Deepak Chopra libera suavemente a este maestro espiritual altamente evolucionado, luz del mundo y el Hijo de Dios, de las limitaciones de la dogmática”.

Chopra trata a Jesús como la conciencia crística, la iluminación, como el Dios de adentro.

Presenta a Jesús como un maestro espiritual semejante a Buda, y habla de nuestro Yo divino y que todos podemos ser Cristo.

Para Chopra Jesús dejó un “enigma” que “2000 años de culto no han resuelto”.

El acertijo es “¿Por qué las enseñanzas de Jesús son imposibles de vivir?”.

Para Chopra, el cristianismo tradicional, ortodoxo, no sólo ha fracasado en ayudar a que las personas sigan a Cristo.

Y se ha creado un falso Cristo que guarda verdaderas intenciones de Jesús ocultas.

Lo que Jesús realmente pensaba, nos dice, era

“Una nueva visión de la naturaleza humana… Quería inspirar un mundo renacido en Dios“.

“Jesús tenía la intención de salvar al mundo al mostrar a otros el camino de la conciencia de Dios”.

Esta es la creencia general de la Nueva Era de que el hombre está destinado a una conciencia “superior”, “cósmica”, en el que el reino material y moral desaparecen.

jesucristo sacerdote

 

LAS CLAVES PARA ENTENDER QUIEN ES JESÚS PARA CHOPRA Y LA NUEVA ERA

El apologista evangélico y filósofo Dr. Douglas Groothuis ha escrito varios libros excelentes sobre el movimiento de la New Age.

En Jesús en la Era de la Controversia, describe los rasgos comunes de Jesús de la New Age, todos los cuales se encuentran en el libro de Chopra.

Jesús es un ser espiritualmente avanzado que proporciona un ejemplo para nosotros para lograr nuestro propia “evolución espiritual”.

A menudo se le compara con Buda.

Por lo tanto, Chopra insiste,

“el buscador cristiano que quiere llegar a Dios no es diferente del budista. Ambos están dirigidos a su propia conciencia”

El Jesús histórico es distinto de la “conciencia de Cristo” universal e impersonal o “conciencia de Dios”, que la encarna pero no la monopoliza.

Lo que entienden los cristianos ortodoxos de Jesús se considera de mente estrecha, provincial, y limitado.

O, en palabras de Chopra:

“Es evidente que Jesús no tenía una visión provincial del mismo.

Aunque un Judío y un rabino (o maestro), se vio a sí mismo en términos universales“.

La muerte de Jesús en la cruz y su resurrección son de poca o ninguna importancia.
.
Por lo tanto, una parte significativa de los Evangelios (más o menos un cuarto de los textos) es simplemente ignorado o desestimado como poco importante.

La segunda venida de Jesús no es un evento literal, visible al final de los tiempos para él, sino una etapa en el avance evolutivo de la humanidad.

Como dice Chopra,

La Segunda Venida será un cambio de conciencia que renueva la naturaleza humana elevándola al nivel de lo divino”.

Documentos extra-bíblicos, especialmente textos gnósticos, se utilizan y se consideran como fuentes auténticas de la vida de Jesús.

Mientras tanto, los Evangelios se citan de forma selectiva y con frecuencia “corregida” por otras fuentes.

Otros documentos pueden ser tan antiguos como los cuatro Evangelios, escribe Chopra, “y por lo tanto tener su propia pretensión de autenticidad”.

Se dan interpretaciones esotéricas de pasajes de la Biblia que contradicen entendimientos ortodoxos, así como los hechos históricos.

Jesucristo resucitado fondo

 

LOS TRES JESÚS EN EL LIBRO DE CHOPRA

En el libro Chopra habla de 3 Jesús.

El primer Jesús es el Jesús histórico, “amable, sereno, pacífico, amoroso” y “el guardián de los misterios”, pero también el “menos consistente”.

El segundo Jesús es el que nunca existió, una “creación teológica abstracta”, el “fundamento de una religión que ha proliferado en veinte mil sectas”.

Y el tercer Jesús, el defendido por Chopra.

Es el “que enseñó a sus seguidores cómo llegar a la conciencia de Dios”, y este Jesús “no es el salvador, no es el único Hijo de Dios”.

jesucristo-predicando

 

EL PRIMER JESUS

Chopra afirma rotundamente que el primer Jesús “es histórico y no sabemos casi nada sobre él”.

El primer Jesús fue un rabino que vagó por las costas del norte de Galilea hace muchos siglos.

Este Jesús todavía se siente lo suficientemente cerca como para tocar.”

cristo dali

 

EL SEGUNDO JESUS

Chopra escribe que el segundo Jesús es uno inexistente creado por la Iglesia

“Es el Espíritu Santo, el Cristo de tres-en-uno, la fuente de sacramentos y oraciones que eran desconocidas para el rabino Jesús cuando que estuvo en la tierra”.

Cualquier palabra en la Biblia de Jesús diciendo que es necesario creer en él “como el camino a la salvación” no son en realidad las palabras de Jesús.

Más bien,

“esas palabras fueron puestas en su boca por los seguidores de la escritura décadas más tarde”.

Chopra maneja un abierto desdén para la Iglesia católica y la autoridad de la Iglesia.

Cabe señalar, que pasó parte de su infancia asistiendo a una escuela católica, y que dedicó el libro “a los hermanos cristianos irlandeses en la India que me presentaron a Jesús…”.

Así que el segundo Jesús, es descrito como “una creación teológica abstracta nos lleva al desierto sin un camino claro hacia afuera“.

Chopra aquí está confundiendo a Jesús con los defectos de las instituciones religiosas.

Ignora el hecho de que el cristianismo histórico se ha basado en la Escritura y, a pesar de todos los conflictos y desacuerdos, el conjunto básico de creencias ha sobrevivido durante 2000 años.

jesus y los 12 apostoles fondo







 

EL TERCER JESÚS

Así que para Chopra el Jesús histórico no puede ser conocido y que el segundo Jesús es una desagradable mentira.

Chopra afirma audazmente que Jesús “no descendió físicamente de la morada de Dios… ni tampoco volvió a sentarse a la diestra de un trono literal“.

El tercer Jesús, según Chopra, enseñó a sus seguidores cómo llegar a la conciencia de Dios“.

Este Jesús era “un salvador”, pero

“No el Salvador, no es el Hijo único de Dios. Más bien, Jesús encarna el más alto nivel de iluminación

Jesús tenía la intención de salvar al mundo mostrando a otros el camino de la conciencia de Dios”.

El Cristo de Chopra no tiene en cuenta el mundo material.

No tiene nada que ver con el cristianismo o de la Iglesia, o con el Dios de los judíos y los cristianos.

Él no tiene ningún interés en la fe, se ocupa sólo de la iluminación y de un estado superior de conciencia:

“Una vez que vemos a Jesús como un maestro de la iluminación, la fe cambia su enfoque.

Usted no necesita tener fe en el Mesías o en su misión, en su lugar se tiene fe en la visión de la conciencia superior“.

Este Jesús no nos pide creer en él, sino buscar “su esencia, que es la luz de la conciencia pura”.

Chopra añade que lo que hace Jesús, el Hijo de Dios, es que “había alcanzado la conciencia de Cristo”.

Cualquiera que esté familiarizado con este término, lo que quiere decir, es que está hablando de un estado de conciencia, una realización de la propia divinidad inherente, que toda la humanidad puede lograr, con Cristo como el modelo.

“Si Jesús se levantó al más alto nivel de iluminación”, pregunta Chopra, “¿por qué debería ser único en este sentido? Buda puede ser su igual… junto con rishis védicos como Vasishta y Vyassa, que no pasan a tener religiones que llevan su nombre”.

En otras palabras, Jesús no es más que otro maestro iluminado como Buda, uno grande quizás, pero muy conocido en parte porque tuvo una religión el nombre de él.

Un mensaje esencial del Tercer Jesús es el mantra cansador pero popular: la espiritualidad es buena; la religión es mala

Esta “Tercer Jesús” no se parece siquiera tenuemente el Jesús proclamado en el Evangelio, ni hay ninguna evidencia de que los primeros cristianos o la Iglesia primitiva confesaron a este Jesús.

Fuentes:

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis:

  • Pietro Piffari

    Anche se non sembra, la “New Age” si oppone radicalmente al Cristianesimo,
    almeno in questi aspetti fondamentali, dove entra in gioco la stessa fede ed
    esperienza cristiana trinitaria:

    ASPETTI DI INCOMPATIBILITA’
    RADICALE DELLA “NEW AGE” CON LA FEDE CRISTIANA.

    a) Negazione o irrilevanza della PERSONALITA’
    di DIO e della presenza provvidenziale di un DIO PADRE nella storia.

    Nel fondo, nella prospettiva orientale, tutti siamo
    divini. Il misticismo panteista rende difficile in radice ogni
    affermazione cristiana sulla Creazione e Liberazione del mondo, da parte di un
    Dio Personale, e sulla valorizzazione e responsabilità davanti a Lui, di
    noi soggetti come persone, create a sua immagine, e chiamate a collaborare attivamente con Lui,
    in questo mondo.

    Il cristiano ha sperimentato già nell’ A.. Testamento la
    presenza attiva di un Dio, Padre, che libera paradigmaticamente un
    popolo, quello d’ Israele, dalla schiavitù d’Egitto, e che rinnova
    definitivamente in Gesucristo la sua Alleanza con l’Umanità intera, formandosi
    un Nuovo Popolo, la Chiesa , con cui Cristo continua presente per tutto il
    mondo, per rinnovarlo con il suo Vangelo ed i suoi Sacramenti.

    E’ indiscussa per il cristiano, la presenza
    personale di un Dio, Padre e Provvidente, promotore già in questa
    storia di quel Regno di “vita eterna”, che Cristo ha inaugurato sulla terra con la sua stessa
    vita terrena, e che ora è in germe nella sua Chiesa, che si va purificando,
    evangelizzando ed umanizzando sempre di più le culture umane: Regno
    di Dio Padre, che gli sarà consegnato da Cristo nell’ultimo giorno di
    questo mondo.

    b) Negazione o irrilevanza della nostra
    RESPONSABILITA’ personale, con un’AUTO-SALVEZZA, che rende inutile l’incontro salvifico con il
    DIO di GESUCRISTO.

    La fede e morale cristiana si fonda anche sulla responsabilità
    individuale. Oggi, purtroppo, si perde la coscienza del “peccato”.
    Questo non coincide sempre con l’azione cattiva in sé (che può essere un
    incidente, non voluto), ma nella volontà maturata interiormente, nella nostra opzione
    fondamentale.

    Si privilegia uno spontaneismo morale al coraggio
    della “conversione” e delle decisioni forti nella vita. Non si crede
    nella sfida della propria ed altrui libertà e vocazione personale, ma ci cerca
    solo di stare in pace, senza tanti problemi. Al contrario, il Vangelo del Gesù
    di Nazaret, anche se Buona Nuova, è un appello pressante ad una
    vita nuova in Lui, con una vera conversione ed identificazione in Lui.
    Anche se si accettano del Cristo specialmente
    i messaggi di amore, bontà e fraternità, nondimeno si prescinde da Lui, come
    Salvatore Assoluto.

    La SALVEZZA
    delle persone umane, per il fatto
    che è sminuito il senso del “peccato” e della responsabilità personale
    (che ci fa radicalmente distinti, come soggetti, dagli altri viventi animali),
    viene concepita come una purificazione, che, se non si dà in questa vita, sarà
    possibile in altre reincarnazioni (come nell’Induismo); oppure (come nelle varie forme di Spiritismo), si
    otterrebbe con una superazione fortuita dei mali di questo mondo e con una liberazione da
    demoni o spiriti del male; da questi ci si vuol guardare, spesso con
    ricette magiche e superstiziose, invece che nella fiducia in un Amore
    Misericordioso, che ci vuol salvare per mezzo dell’incontro con la Persona di
    Gesucristo, diventando come Lui, figli nel Figlio, in una santità e
    divinizzazione, irreversibile al peccato, per grazia di Lui.

    Per ridurre la propria responsabilità umana, si popola
    il mondo (anche quello “virtuale” dei films di terrore) di demoni o degli spiriti dei
    defunti, che cercherebbero una propria salvezza intervenendo in questa
    terra e con cui si potrebbe dialogare con
    “simboli” segreti ed arti magiche…

    Il vero segreto e “Simbolo” ( da “sun-ballon”che ci unisce con…), che il cristiano ha contro il Maligno o Diavolo (da “dia-ballon” che ci separa da…), è il Cristo Salvatore, il più
    “forte” contro quel Maligno, che
    ha seminato la zizzania in noi e fuori di noi, ma che non ci può togliere la
    nostra responsabilità e libertà personale.

    In queste Note,
    se non abbiamo parlato direttamente del “Maligno”, non significa
    che non riconosciamo che, anche a causa della la ribellione di quegli
    angeli, di cui parla la Bibbia (e che avevano una missione pure in questa terra),
    si da di fatto in questa storia una presenza reale di male e di tentazione, di
    cui non è esente l’esistenza del cristiano, pur battezzato in Cristo. Alla
    domanda se il Maligno o i Demoni siano “persone”, rispondiamo, con molti
    teologi tra cui lo stesso teologo Papa Josef Ratzinger, che li possiamo
    considerare come “non persone”, perché sono la “non realizzazione personale” di chi
    era chiamato a compiersi in Dio ed invece si è chiuso nel proprio
    egoismo e nella propria nullità creaturale, nell’illusione di vivere senza Dio.

    c) Negazione o irrilevanza della speranza
    gioiosa di una “VITA ETERNA”, in una pienezza anche corporale, nella gioia di
    un DIO, SPIRITO D’AMORE E DI BELLEZZA.

    La vicenda storica del Gesù di Nazaret e l’esperienza
    pasquale e pentecostale della comunità cristiana, che pregusta le
    primizie escatologiche dello Spirito Santo, che disseta i cuori con l’”acqua
    viva”, (simbolo di felicità definitiva, già promessa nell’
    A.Testamento), non può conciliarsi con una concezione della salvezza, intesa come
    soppressione dei desideri (così come nella mentalità buddista).

    I desideri vanno però orientati nel senso della “carità-agape”,
    che integra l’”eros”, ma al tempo stesso supera l’egoismo, per
    condividere con gli altri il banchetto di questa vita, come preludio di quello
    promesso nei “Cieli nuovi e Terra nuova”.

    “La gioia nei cuori”, non una qualsiasi gioia, ma “la
    gioia del Risorto” è il desiderio in noi dello Spirito S. e della Regina
    della Pace, anche nei suoi messaggi di Mejgugorje (es. 25/10/2011)

    La “New Age”, nella misura in cui
    assume acriticamente anche la concezione negativa dei desideri, propria del
    Buddismo, è una proposta di salvezza riduttiva ed inconciliabile con l’esperienza
    cristiana nello Spirito di Santità e di
    Gioia, Colui che si fa garante anche dell’aspetto soddisfacente ed
    entusiasta di un autentico cristianesimo, affinché sia pure un autentico umanesimo.

    Nel dialogo anche con la religiosità buddista,
    come con quella induista, si tratterà quindi di assumere i loro valori positivi,
    ma al tempo stesso di affermare il loro compimento e superamento da parte
    del Cristianesimo, non come una nuova religione competitiva, ma come la vera e
    piena salvezza, che è offerta già in questa storia, come realizzazione
    definitiva (superando il peccato e la stessa peccabilità), che solo è
    possibile, grazie a Dio, ed identificandoci con una Persona Divina, quale
    quella del Figlio-Parola, fatto uno di noi.

    CONCLUSIONE

    La mentalità diffusa in questa “New Age”, come abbiamo
    visto, nega o misconosce aspetti fondamentali del cristianesimo, che fanno riferimento al nucleo
    centrale della fede trinitaria. Il cristiano, adulto in questa fede ed
    esperienza trinitaria, ha quindi il miglior “antidoto”, per
    non deviare, se vive ed approfondisce la sua fede, proprio nella
    presenza viva e propria di ciascuna delle Tre Persone Divine, rivelateci in
    Gesucristo .

    Della “New Age”, anche se vanno
    assunte certe istanze culturali, proprie del nostro tempo, come
    l’importanza della dimensione affettiva, comunitaria e di gratificazione
    gioiosa, che va vissuta nelle stesse esperienze religiose, si tratta di mettere
    ben in chiaro la sua radicale incompatibilità con la fede cristiana ed anche
    con una autentica umanizzazione del mondo, che è impossibile, al
    margine di un Dio, davvero Personale (e per il cristiano, propriamente
    Tripersonale), e presente nella storia e nella nostra vita, per
    motivarci nella ricerca della verità e dell’ amore, nel rispetto della libertà
    (in senso positivo) di tutte le persone.

    Non c’è quindi posto né al relativismo religioso, né ad un
    ecletticismo contraddittorio, né ad una de-responsabilizzazione morale in
    questa vita, che è il dono più prezioso che abbiamo, non sostituibile
    con altre reincarnazioni (senza continuità ed identità personale), ma come l’unico
    campo di prova, per realizzarci davvero come persone, secondo i piani
    misteriosi di un Dio, che in Gesucristo ci si vanno svelando meravigliosamente
    ed insuperabilmente.

    Ed il cristiano, che ha “le primizie dello
    Spirito”, dono del Cristo Risorto, vive la speranza escatologica dei
    “Cieli nuovi e Terra Nuova”, non per evadere da questo mondo, ma per
    collaborare ed anticipare già in questa storia l’esperienza di quella “vita
    eterna”, solo possibile grazie a Gesucristo, che continua anche nella mediazione della sua Chiesa, e che è offerta a tutti gli uomini di
    buona e sincera volontà.

    Non è cristiano adulto nella fede, chi
    non vive già in questa storia, l’esperienza cristiana trinitaria, della prima
    comunità apostolica (con le mediazioni di fede e di sacramenti che abbiamo visto nelle note precedenti) e pensa prescindere dal collaborare ed
    ascoltare la Chiesa ed i suoi Pastori, scegliendo vie autonome o
    “antidogmatiche” . Ma di questo tratteremo nella Nota seguente.

    ———————————————————————————————

    COMMENTO FOTO: (simboli della “New Age”)

    La “New Age”, sincretismo religioso sempre in
    auge nel mondo, promette la felicità all’ umanità, nell’accomunare tutte le
    religioni, in un chiaro relativismo eclettico, in una certa
    de-responsabilizzazione morale (non esisterebbe il peccato) in questa
    storia (che nasconderebbe la salvezza in future reincarnazioni), o
    nell’assopire (come un allucinogeno) anche i desideri umani più veri, in una
    evasione “spirituale”.

    Il cristiano deve dialogare con tutte le religioni,
    nei loro valori, che sono “religiosi” solo se sono anche autenticamente umani e
    quindi è attento a una costante autocritica con gli antivalori (es, i metodi
    violenti o discriminatori), che quindi sono anche antireligiosi.

    Il cristiano vive, spera per sé e promette in Cristo, a tutti, una
    felicità che si può pregustare già in questa vita, con il dono dello Spirito di
    Amore e Bellezza, ricevuto nella Pasqua- Pentecoste, anche se la vera e
    piena realizzazione delle persone, non è possibile in questo mondo.

    In ogni caso, senza Dio, non c’è né futuro, né vera
    felicità per nessuno. L’unica vera sfida è incontrarlo ed accettarlo
    davvero, già in questa vita, dato che, per il cristiano, nessuno potrà scappare
    dall’incontro con il Dio di Gesucristo, nel battesimo cruciale della propria
    morte.