Para ver a un verdadero héroe hay que mirar a San Patricio.

Que tiene un día dedicado en su honor, el 17 de marzo.

Y aunque en Irlanda se suele festejar con excesos en el consumo, esto es totalmente contrario al espíritu del hombre que cristianizó Irlanda.

estatua de san patricio

San Patricio, el patrón de Irlanda y uno de los santos más conocidos en el mundo, nació en Escocia en el año 387 dC.
.
Y a la edad de 16 años fue hecho prisionero y llevado a Irlanda por una banda de piratas.
.
Allí trabajó como pastor y fue que se acercó a Dios.

En definitiva San Patricio fue liberado y regresó a Gran Bretaña, pero posteriormente volvió a Irlanda como misionero.

De hecho, Patricio muestra lo que Dios puede hacer a través de alguien que se ha comprometido plenamente a él.

 

LOS BÁRBAROS INVADEN EUROPA Y DESTRUYEN LA CULTURA A SU PASO

Hay un excelente libro de Thomas Cahill, “Como Irlanda salvó la civilización: La historia jamás contada del papel heroico de Irlanda desde la caída de Roma a la rebelión de la Europa medieval”.

En él toma nota de que Patricio y los irlandeses estaban en un momento de suspenso cultural y desempeñaron un papel clave para ayudar a salvar la civilización.

En el siglo V, los bárbaros invadieron el Imperio Romano – que era el depositario de gran parte de la civilización occidental – hasta que finalmente se derrumbó.

Mientras tanto, a través de la obra misionera de Patricio (387-461), el evangelio fue llevado a Irlanda, y muchos hombres se convirtieron monjes, como resultado, copiaron meticulosamente manuscritos de la Biblia y de muchos de los escritos de la antigüedad.

Cahill escribe:

“Cuando el Imperio Romano cayó, los bárbaros cayeron sobre las ciudades romanas, saquearon y la quemaron libros, y los irlandeses, que estaban aprendiendo a leer y escribir, hicieron su gran labor copiando toda la literatura occidental – todo lo que caía en sus manos

Él señala:

“Estos escribas luego sirvieron como conductos a través de los cuales la cultura judeo-cristiana y greco-romana fueron transmitidas a las tribus de Europa, recién asentadas en medio de los escombros que había dejado”

Cahill añade:

Sin este servicio de los escribas, todo lo que sucedió posteriormente habría sido impensable

Sin la misión de los monjes irlandeses, la civilización europea refundada en todo el continente y el mundo que vino después habría sido una totalmente diferente; un mundo sin libros. 

Y nuestro propio mundo nunca habría llegado a ser”.

El hombre en el centro de todo esto fue San Patricio.

Desfile de san patricio el 17 de marzo

 

LA CURIOSA HISTORIA DE SAN PATRICIO

Muchos de los detalles de su vida los aprendemos a través de un documento que escribió al final de su vida, Confesión“.

Este no fue un libro de confesiones de sus pecados, sino una declaración de sus creencias. Es de naturaleza autobiográfica.

Patricio (para sorpresa de muchos) no era irlandés por nacimiento, sino que creció en Inglaterra como cristiano nominal.

Él dijo en “Confesión”, “Yo no conocía al verdadero Dios.”

Cuando tenía 16 años piratas irlandeses que merodeaban y asolaban su ciudad capturaron esclavos, entre ellos a Patricio. Más tarde escribiría sobre esto:

Patrick dijo,

Me llevaron cautivo a Irlanda, con muchos miles de personas.

Y con razón, porque dimos la espalda a Dios, y no guardamos sus mandamientos”.

Durante seis años, trabajó como esclavo de un jefe de terratenientes.

Cahill señala que durante este tiempo, Patricio tenía dos compañeros – el hambre y la desnudez.







Mientras se desempeñaba como pastor, se acordó de las oraciones de su juventud y llegó a conocer verdaderamente a Dios a través de Cristo.

Después de seis años de cautiverio, providencialmente fue capaz de escapar de Irlanda.

Las notas finales del Dr. D. James Kennedy señalan que,

“[Patricio] juró venganza – la noble venganza de compartir el evangelio con las personas que lo tenían cautivo. 

Él creía que había sido llamado por Dios para volver a la tierra de su esclavitud”.

Así que Patricio, después de algún tipo de formación teológica, finalmente regresó a Irlanda, donde pasó el resto de su vida (unos 30 años) como misionero.

Patricio pudo haber bautizado cerca de 120.000 almas.

Algunos estudiosos señalan que él fue el misionero más exitoso desde el apóstol Pablo.

Patricio escribió esto:

“Todos los días, espero asesinato, fraude o cautiverio … pero no temo ninguna de estas cosas debido a las promesas de los cielos. 

Me eché en las manos de Dios Todopoderoso que reina en todas partes”.

 

HAY UNA LEYENDA QUE DICE QUE NO HAY SERPIENTES EN IRLANDA PORQUE SAN PATRICIO LAS EXPULSÓ

Hay una explicación sobre la inexistencia de serpientes en Irlanda, que para algunos se debe a la  actividad milagrosa de San Patricio.

El momento decisivo de su conversión fue cuando San Patricio tuvo una visión.

Vio a un hombre de nombre Victoricus que llevaba unas cartas que según San Patricio el título de las cartas era “La Voz de los irlandeses”.

Y escuchó a la gente gritando

“te hacemos un llamamiento, santo niño, ven y camina entre nosotros”.

Se dice que miles fueron bautizados por San Patricio, y que creó muchas comunidades y monasterio cristianos.

Se dice también que mujeres ricas daban sus fortunas para convertirse en monjas y que los hijos de los Reyes se pasaban al cristianismo.

A la edad de 43 años se convirtió en obispo de Irlanda.

En esa época se creó la asociación entre el trébol e Irlanda y se comenta que fue debido a un ejemplo de San Patricio para explicar la Divina Trinidad.

Con respecto a las falta de serpientes en Irlanda los científicos dicen que esto se puede rastrear a la edad de hielo, cuando Irlanda se dividió de Inglaterra físicamente.

Aparentemente las serpientes quedaron atascadas en Inglaterra.

Pero hay otros que dicen que la causa hay que buscarla en la acción de San Patricio.

Y específicamente en la utilización de su bastón cómo Moisés utilizaba su vara.

Hay una leyenda que dice qué San Patricio, parado en una colina, utilizó su bastón para conducir al mar a las serpientes que le molestaban.

Algunos pueden considerar poco creíble esta explicación pero también puede ser poco creíble que precisamente todas las serpientes se hayan quedado del lado de Inglaterra y no hayan pasado Irlanda.

Sin embargo, las investigaciones científicas muestran que nunca hubo serpientes en Irlanda, aún antes de San Patricio; no hay fósiles de serpientes.

Pero hay otra explicación simbólica.







La serpiente era el símbolo de los celtas y su elite espiritual, los druidas – que habitaban la isla de Irlanda mucho antes de la llegada del cristianismo en el siglo 5 dC.

Cuando llegó Patricio, las únicas criaturas molestas y peligrosas que San Patricio deseaba echar eran los celtas nativos.

Puesto que las serpientes representan a menudo al mal en la literatura,

“cuando Patricio expulsa a las serpientes fuera de Irlanda, se está diciendo simbólicamente que expulsó las viejas formas del mal, a los paganos de Irlanda y trajo una nueva era”, según el profesor Philip Freeman de Luther College en Iowa.

Hay una famosa oración atribuida a Patricio que se inspiró en él – aunque en su forma actual, fue escrito probablemente después.

Esta hermosa declaración de fe es llamada “Escudo de San Patricio”.

Hay una famosa oración atribuida a Patricio que se inspiró en él – aunque en su forma actual, fue escrito probablemente después. Esta hermosa declaración de fe es llamada “Escudo de San Patricio”.

Procesión de San Patricio

 

ESCUDO DE SAN PATRICIO (oración exorcista)

Me envuelvo hoy día y ato a mí una fuerza poderosa, la invocación de la Trinidad, la fe en las Tres Personas, la confesión en la unidad de Creador del Universo.

Me envuelvo hoy día y ato a mí la fuerza del Cristo con su Bautismo, la fuerza de su crucifixión y entierro, la fuerza de su resurrección y ascensión, la fuerza de su regreso para el Juicio de Eternidad.

Me envuelvo hoy día y ato a mí la fuerza del amor de los querubines, la obediencia de los ángeles, el servicio de los arcángeles, la esperanza de la resurrección para el premio, las oraciones de los patriarcas, las profecías de los profetas, las predicaciones de los apóstoles, la fe de los mártires, la inocencia de las santas vírgenes y las buenas obras de los confesores.

Me envuelvo hoy día y ato a mí el poder del Cielo, la luz del sol, el brillo de la luna, el resplandor del fuego, la velocidad del rayo, la rapidez del viento, la profundidad del mar, la firmeza de la tierra, la solidez de la roca.

Me envuelvo hoy día y ato a mí la fuerza de DIOS para orientarme, el poder de DIOS para sostenerme, la sabiduría de DIOS para guiarme, el ojo de DIOS para prevenirme, el oído de DIOS para escucharme, la palabra de DIOS para apoyarme, la mano de DIOS para defenderme, el camino de DIOS para recibir mis pasos, el escudo de DIOS para protegerme, los ejércitos de DIOS para darme seguridad, contra las trampas de los demonios, contra las tentaciones de los vicios, contra las inclinaciones de la naturaleza, contra todos aquellos que desean el mal de lejos y de cerca, estando yo solo o en la multitud.

Convoco hoy día a todas esas fuerzas poderosas, que están entre mi y esos males, contra las encantaciones de los falsos profetas, contra las leyes negras del paganismo, contra las leyes falsas de los herejes, contra la astucia de la idolatría, contra los conjuros de brujas, brujos y magos, contra la curiosidad que daña el cuerpo y el alma del hombre.

Invoco a Cristo que me proteja hoy día del veneno, el incendio, el ahogo, las heridas, para que pueda alcanzar yo abundancia de premio.

Cristo conmigo, Cristo delante de mí, Cristo detrás de mi, Cristo en mi, Cristo bajo mi, Cristo sobre mi, Cristo a mi derecha, Cristo a mi izquierda, Cristo alrededor de mi. Cristo en la anchura, Cristo en la longitud, Cristo en la altura, Cristo en la profundidad de mi corazón. Cristo en el corazón y la mente de todos los hombres que piensan en mi, Cristo en la boca de todos los que hablan de mí, Cristo en todo ojo que me ve, Cristo en todo oído que me escucha.

Me envuelvo hoy día en una fuerza poderosa, la invocación de la Trinidad, la fe en las Tres Personas, la confesión de la unidad del Creador del Universo.

Del Señor es la salvación, del Señor es la salvación, De Cristo es la salvación.
Tu salvación Señor esté siempre con nosotros.

Amén

Puedes leer más sobre San patricio Aquí:

Los Milagros de San Patricio, el Patrono de Irlanda

El Peregrinaje al ‘Purgatorio de San Patricio’ puede Acortar los Días en el Purgatorio

La confesión de San Patricio

Fuentes:

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: