Cada primer domingo de mes desde la primera Aparición de la Virgen María, el 5 de agosto de 1990 hasta 1995, a las niñas Ivetka y Katka se les apareció la Virgen dando su mensaje a los fieles por cinco años.

Fue en un pequeño pueblo en el norte de Eslovaquia central, Litmanova. Este pueblo habitado por unos pocos cientos de familias es casi en su totalidad católicos-griegos. Estos griegos católicos son llamados católicos bizantinos y se dividen de acuerdo a los grupos eclesiales nacionales: Cárpato-ruteno, ucraniano, melquitas, rusos, húngaros, rumanos, etc.  Los católicos bizantinos están en plena comunión con el Papa en Roma y la Iglesia Católica.

Las dos chicas reciben visitas y mensajes de la Santísima Virgen, cada primer domingo del mes que cae después de los primeros viernes, en el interior de una pequeña choza en la cima de la montaña Zvir, un pico en las afueras de Litmanova (ver mapa).

Durante estas apariciones, la Virgen María alienta a los jóvenes a asistir a los servicios religiosos. Pide ofrecer sacrificios junto con oraciones en reparación por sus pecados, los pecados de Eslovaquia, y los pecados del mundo.

Cuando las niñas le preguntaron cómo se llamaba, la Virgen María respondió: “Yo soy la Inmaculada Pureza.”

El domingo de la aparición comienza con una procesión liderada por las dos videntes desde el frente de la iglesia del pueblo hasta la montaña, cantando himnos y rezando el rosario. Una vez que están dentro de la choza en la cima, comienzan a recitar el “Padre Nuestro”, el “Ave María”, y el “Padre Nuestro de Oro”.

Es típicamente durante el rezo del Rosario, que la Virgen María se aparece y se une a las jóvenes en la oración. Luego habla con ellas a la terminación de las oraciones. Después que Ella les deja, comienza la Divina Liturgia celebrada por el párroco. Después de la Liturgia las niñas anuncian el mensaje de la Santísima Virgen por micrófono a todos los reunidos.

Después los peregrinos son libres de ir a la fuente de agua que la Santísima Virgen ha bendecido y sacar agua para llevar a casa para la curación espiritual.

La Diócesis de Presov está investigando la validez de esta aparición.

Estas apariciones terminaron el 6 de agosto de 1995.

 

LOS SUCESOS 

La aldea Litmanova en Eslovaquia está a una distancia de 11 kilómetros de la ciudad de Stara Lubovna. Desde el 5 Agosto de 1990 hasta el 6 Agosto de 1995 sobre la montaña Zvir, a menos de 3 kilómetros de la localidad, Nuestra Señora apareció a dos chicas jóvenes, Ivetka Korcakova y Katka Ceselkova.

Ivetka (nacida en 1978) fue una vidente a quien Nuestra Señora utilizó para dar sus mensajes. La Virgen María habló con ella en sus pensamientos – por medio de la voz espiritual interior.

Katka (nacida en 1977) proviene de una familia de ocho hijos. Durante las apariciones de abril de 1991 interpretó el papel de un testigo. A partir de esta fecha, podía ver a Nuestra Señora, pero ella no era capaz de oírla.

Las apariciones tuvieron lugar en un granero de heno, en una pequeña habitación de madera (2,8 x 4 m). Antes de la aparición ambas niñas oraban el rosario, luego la Santísima Virgen venía por lo general como en una niebla y por lo general se sentaba en un banco de madera estrecho en la pared. Durante la aparición, las niñas caían en éxtasis. Ellas no le prestaban atención a los alrededores y con una dulce sonrisa miraban a la aparición.

Hasta el 24 de febrero de 1991 la Virgen María suele presentarse a ambas niñas en varias ocasiones en el mes, sobre todo los domingos y días festivos. Desde el 3 de marzo de 1991 siempre apareció el domingo después del primer viernes del mes. Las apariciones en la montaña fueron acompañadas por miles los peregrinos.

A unos 100 metros del granero de heno  la Virgen bendijo un pozo de agua y recomendó beber de este manantial. Según los testimonios de muchos testigos y de un sacerdote local, el padre Zavacky, toda clase de Milagros y recuperaciones ocurrieron. Estos casos son registrados e investigados por la Comisión nombrada por el Obispo.

 

LAS INVESTIGACIONES

Durante la aparición, un sacerdote tomó una cámara con un flash, lo colocó en frente de los ojos de Ivetka y apretó el gatillo. Ivetka ni siquiera parpadeó y después de la aparición, no podía recordar que tal cosa hubiera sucedido.

Después de la aparición, ambas niñas contaban sus experiencias a los miembros de la comisión que comparaban sus declaraciones y, a continuación Ivetka anunciaba el mensaje a la gente.

En este lugar, numerosas recuperaciones espirituales se producen.

El Obispo Mons. Jan Hirka formó un comité de ocho miembros, sacerdotes (representantes de las iglesias católicas romana y griega) y médicos. Su presidente es el vicario general. Las niñas han sido estudiadas por el Dr. L. Kvasnicka, un psiquiatra de niños (miembro del comité):

“De acuerdo a la conclusión de mi análisis, las niñas son realmente videntes mentales en forma. Durante aproximadamente 8 minutos de éxtasis el pulso de una de ellas fue de cerca de 130 y el pulso de la otra fue de 123. Se encontraban en una fase de tensión, las manos fuertemente cerradas. Yo traté de separar sus dedos pero no pude hacer eso. Durante la aparición los ojos estaban abiertos. Por lo general, si se pellizca alguien se puede ver en su gesto que duele, en ellas, sin embargo, no se producía ni siquiera un parpadeo de ojos.”

Sobre la cuestión de la autenticidad de las apariciones, el Ordinario de la Iglesia Griega Católica en Presov, el Obispo Jan Hirka escribió (abreviado):

Recientemente hemos recibido muchas peticiones solicitando nuestra opinión sobre los sucesos de Litmanova donde se dice que la Virgen aparece. Jesucristo y la Santísima Virgen a veces usan a las personas para comunicarse en forma extraordinaria -apareciéndose a la gente- para llamar la atención sobre una verdad sagrada o derechos que han sido descuidados, o para evitar castigos.

Esto es el plan de nuestro Gran Dios, que debemos recibir con gratitud y voluntad. Pero también es cierto que a través de dichas comunicaciones puede haber errores, y de estos, desilusión y fraude, y otras trampas de los malos espíritus. 

Por lo tanto, la Iglesia está muy atenta en materia de apariciones para no cometer errores como el auto-engaño o fraude, y para no confundir las apariciones inciertas con las apariciones verdaderas de Dios.

Pero a través de todo esto, cada uno debe avanzar de acuerdo a su mejor conciencia. Si las apariciones son verdaderas, el Salvador mismo o la Santísima Madre se encargarán de la exactitud de sus apariciones y luego no serán negadas.

Quiero hacer hincapié en que en un primer momento debemos refutar y ejercer una actitud crítica que nos permita más adelante que la verdad se revele más claramente si se trata de una aparición sobrenatural genuina. Hablando de la incredulidad de Santo Tomás, San Agustín dice que él fue más una prueba de la fe que cualquiera de los otros apóstoles. Y con razón el Salvador accedió a la duda de San Tomás, lo que puede fortalecer la fe de la gente más débil”. Mons. Jan Hirka

ermita litmanova

 

LAS PRIMERAS APARICIONES Y MENSAJES DE LA SANTÍSIMA VIRGEN

“¡Yo soy la pureza sin mancha, ayúdenme a mantener un corazón puro!”

 







5 DE AGOSTO 1991

Subimos a la colina – Katka Ceselkova, Ivetka Korcakova y Mikulas Ceselka. Era por la mañana alrededor de las siete. En la colina jugamos todo el día, hicimos una fogata, asamos tocino y cantamos. La liturgia se celebraba en la iglesia a las 5 pm, pero no quisimos ir a casa para asistir, así que nos quedamos en la colina un poco más.

A eso de las 6 pm, se oyó un crujido en el bosque cerca de donde habíamos hecho el fuego. El sonido era suave al principio, luego se intensificó. Entramos en nuestra cabaña – Ivetka y Mitko y se acostaron en la cama porque estaban cansados. Yo (Katka) oí un ruido como si alguien estuviera caminando alrededor de la choza. Grité “¡Ivetka, cierra la puerta, tengo miedo!”. Cerramos la puerta y entonces oímos un ruido como si alguien estuviera sacudiendo algo de lata. Los ruidos se hicieron más fuertes y nos dio tanto miedo que nos quitó el aliento. Después de un rato escuchamos un fuerte golpe, como si alguien arrojara una gran cantidad de madera para abajo de la colina rocosa. ¡Estábamos aterrados!.

En ese momento, Mitko nos dijo que debíamos orar cuando teníamos miedo como el cura dijo una vez durante una clase de religión. Rezamos el “Padre Nuestro” en tres ocasiones, “Ave María” y luego el “Padre Nuestro de Oro” en tres ocasiones (estas oraciones las conocíamos, y Mitko rezó algunas otras oraciones.) De repente, yo (Ivetka), tuve el sentimiento de orar “María, nuestra Madre, protégenos bajo tu manto.” Lo oré tres veces (esta oración nunca la había dicho antes), y luego oré “Ángel de la Guarda “….

Empezamos a prometer que Katka comience a ir a clase religiosa, que ella iría a la iglesia y a la confesión. Pedimos perdón por nuestros pecados y en ese momento se produjo un resplandor, pero no le prestamos atención a esto porque pensamos que era del sol. No dijimos nada, porque pensamos que era algo de nuestra imaginación, o por miedo. Hicimos el compromiso de que durante esta semana iríamos a la iglesia todos los días. En ese momento nuestro miedo se calmó. Estábamos sentados en la cama y de repente apareció un resplandor en el centro de la habitación y vimos a la Santísima Virgen. Tratamos de ver si era realmente ella. Se sentó en el banco y ella nos escuchaba.

Estábamos mirando el banco y Katka dijo: “Veo a la Santísima Virgen.” “Yo la veo también.” Ivetka dijo. En este momento, todos salimos corriendo de la habitación. Salimos del lugar a toda prisa, sin ni siquiera cerrar la puerta, sólo corrimos a nuestra casa.

La Santísima Virgen nos siguió en el camino, ella se quedó a dos pasos detrás de nosotros. Cuando nos dimos la vuelta, la vimos detrás de nosotros. Ella nos acompañó hasta la cruz en la carretera. Allí, ella se arrodilló y rezó. Luego, fue detrás de nosotros y entonces empezó a desaparecer poco a poco.

De vuelta a casa estábamos todavía con miedo. Me volví a mirar y vi a la Santísima Virgen en frente de mi casa por última vez. Ivetka vio a la Santísima Virgen frente a la casa de su tío. Ella no habló con nosotros en el momento. Iba vestida con vestido blanco, tenía un manto azul, un velo transparente, azul en la cabeza, llevaba una corona y en su mano sostenía un rosario.

Volvimos a casa asustadas. Fui a mi habitación y estaba tranquila. Ivetka fue a su casa y le dijo a su madre todo. Su madre no le creyó y por eso fue a la casa de Katka para preguntarle si era verdad. Las dos empezamos a llorar porque no nos creían. La madre de Ivetka creyó un poco. Cuando la madre de Katka fue a trabajar al día siguiente, rezó “Bendita Madre, dame alguna señal visible de que las chicas no están mintiendo”. Esa misma noche tuvo un sueño. “Vi a la Santísima Madre con una guirnalda verde.” “Le pregunté por qué una guirnalda verde.” “Ella contestó:” porque soy una virgen y tengo un corazón puro.” Le pregunté si era cierto lo que las chicas le habían dicho. La Santísima Madre respondió, “Sí, no dudes de nada, cree en todo.”

A finales de agosto, Ivetka, Katka, Mitko, la madre y el padre de Ivetka subieron a la colina de nuevo. Cuando llegaron a la choza, sólo Ivetka, Katka y Mitko entraron en la habitación. “Pedimos a nuestros padres que nos dejen tranquilos.” Oramos el Padre Nuestro y el Ave María en tres ocasiones, el Padre Nuestro de Oro tres veces y después “María ¡Oh, Madre nuestra protégenos bajo tu manto¡” por tres veces. “Nos sentamos en la cama y en un momento vimos una niebla y distinguimos la silueta de la Virgen, pero ella era apenas visible. Ella no habló con nosotros y no dejó ningún mensaje. Desapareció en la niebla y quedamos sin decir a nuestros padres lo que habíamos visto, que fue realmente a la Santísima Madre. Mitko no vio a la Santísima Virgen, solo dos de nosotros la vimos – Katka e Ivetka”.

 

30 DE SEPTIEMBRE 1990

Sólo Ivetka y unas pocas mujeres estuvieron presentes en el campo. “Vi a la Santísima Virgen y le pedí: “Bendita Madre, perdona todos mis pecados”, a pesar de que me había confesado hacía sólo dos días. La Santísima Virgen me preguntó qué me gustaría. Le pedí por la salud de mi madre, sus brazos y la espalda le dolían. Yo deseé esto porque el mes próximo sería mi cumpleaños. La Santísima Virgen me dijo: “no tengas miedo, tu madre se va a curar pronto a causa de tus lágrimas.”

En ese momento, comencé a a llorar, me dio lástima, porque la Virgen estaba llorando también y porque Katka que no vino. (Katka no cumplió su promesa de ir a la iglesia y recibir la confesión). Ella no cumplió lo que había prometido la primera vez. Ivetka estaba de rodillas muy tiesa y miraba al lugar de la aparición de la Santísima Virgen. En ese momento, la madre de Ivetka abrió la puerta e Ivetka se levantó de un salto y tomó a su madre alrededor del cuello reprochándole  ¿por qué viniste y abriste la puerta justo en ese momento cuando le rogaba a la Santísima Madre que permaneciera más tiempo!”

exterior del santuario de litmanova fondo

 

1 DE OCTUBRE 1990

Hoy es el día de la fiesta de la “Protección de la Madre de Dios.” Nosotros estábamos en el campo con unos 20 hombres de la aldea. Yo (Ivetka), vi a la Santísima Virgen con claridad pero Katka la vio en una niebla, porque había pecado en su alma. La Santísima Virgen le dijo que fuera a la confesión hoy con el fin de ser un ejemplo para la gente.

Le pedí a la Madre Santísima que interceda por Sonka S. que estaba enferma. La Santa Madre me dijo que cada enfermedad es un resultado del pecado. Los padres de Sonka eran muy materialistas y no se comportaban como los cristianos deben hacerlo en muchos asuntos. Sólo fervientes oraciones a la Santísima Madre puede ayudar a curar a este niño.”

 

2 DE OCTUBRE 1990

Las dos niñas estaban en el campo con una veintena de otras chicas. Empezamos a orar “Padre Nuestro” y “Ave María” tres veces y luego el “Padre Nuestro de Oro”. Vimos a la Santísima Madre, ella estaba muy feliz. Ella nos dijo que durante el mes de octubre no la veríamos, pero ella iba a rezar por la conversión de los pecadores, y que Ella estaba siempre con nosotros.

Le pedí acerca de un niño sordo y mudo y la Santísima Virgen me dijo que su padre golpeaba a su madre y era como si él golpeara a su Madre espiritual. Sabíamos que en la iglesia estaban rezando el rosario y queríamos volver a casa. Pero la Santísima Virgen nos pidió que nos quedáramos con ella y luego nos pusimos a rezar el rosario juntos.

Después de terminar el rosario, nos fuimos a casa, pero teníamos miedo de pasar por el bosque. De repente, Ivetka gritó que vio a la Madre Santísima cerca de los bosques. Nos preparamos para la oración diciendo: “María, nuestra madre, protégenos bajo tu manto” y después de la novena, la Virgen abrió su manto y nos vigilaba todo el tiempo. Durante el recorrido cantamos y rezamos el “Padre Nuestro”. La Santísima Virgen nos acompañó todo el camino a la cruz en la carretera.

 

1 DE NOVIEMBRE 1990

Había cerca de 40 personas presentes y entramos en la choza. Oramos de la misma manera como la primera vez. Fuera de la niebla, la silueta de la Virgen comenzó a aparecer y poco a poco la forma completa de la Santísima Virgen. Iba vestida humildemente y estaba descalza. Me preguntaba por qué la Santísima Madre estaba tan triste, dijo Ivetka. La Santísima Virgen me dijo: “Estoy muy triste porque Katka no se dedicó a mi todo el mes de octubre. Ella no rezaba el rosario todas las noches para arrepentirse de sus pecados.”

La Santísima Virgen nos ha pedido que vengamos al campo con frecuencia. Yo tenía miedo de cómo iba a ir al campo cuando el invierno viniera y la nieve comenzara a caer. La Santísima Virgen me dijo que no tuviera miedo porque Ella nunca causó perjuicio, sólo ayudó. Entonces, me puse a llorar y la gente en la habitación conmigo también lloró. Lloramos porque Katka no estaba suficientemente preparada hasta el momento, tenía insuficientemente expiados sus pecados. La Santísima Virgen nos quiso dar un mensaje que debemos difundir.

puerta del santuario de litmanova

 

4 DE NOVIEMBRE 1990 (DOMINGO)

Fuimos hasta el campo donde todos juntos rezamos el rosario. La Santísima Madre apareció de entre la niebla de donde comenzó a formarse su silueta. Le peguntamos a la Santísima Virgen por quien se debería ofrecer la Divina Liturgia aquí. La Santísima Virgen nos dijo que la Divina Liturgia se debe ofrecer en honor de su Inmaculado Corazón.

Había muchas personas presentes y algunas que no se sentía bien. Fuimos a la fuente, nos lavamos y volvimos. Nos arrodillamos otra vez. La Santísima Virgen nos dijo que la vemos débilmente porque nuestros corazones se tiñeron con el pecado. Ella nos dijo de rezar el rosario tres veces. Entonces ella nos dijo que ella había bendecido el agua de la fuente. Ella quería que todas las personas tomaran el agua del manantial. La Santísima Virgen es toda pura. Ella brillaba y nos dijo que volviéramos nuestra cara hacia el pueblo. Cuando lo hicimos, vimos que todas las personas tenían la cara sucia y entonces la Virgen desapareció.

 

11 DE NOVIEMBRE 1990 (DOMINGO)

Había un montón de gente. Oramos dos décadas del rosario y luego comenzó la Divina Liturgia. Tuvimos la aparición: la Santísima Virgen comenzó a tomar la forma de la niebla, primero su contorno y luego totalmente. Ella nos dijo que en la comunicación del mensaje, sólo dos de nosotros y los sacerdotes deberíamos permanecer en la sala. Durante la Divina Liturgia, yo no la vi, sólo después de haber terminado. Cuando la gente comenzó a rezar, continuaron con el santo rosario.

Nosotros no los oíamos porque la Santísima Virgen apareció de nuevo y nos dijo que ella no podía interceder por los pecados de Eslovaquia, que sus hijos tenían mucho de todo pero no veneración a su Hijo y a Ella. Su hijo podría enviar una catástrofe a Eslovaquia, pero si esta gente de corazón endurecido se ponía a rezar con fervor, el desastre sería pospuesto. La Santísima Virgen estaba triste y ella nos dijo que difundiéramos este mensaje a toda Eslovaquia para que todos los de Eslovacos fueran a orar a allí.

 

19 DE NOVIEMBRE 1990 (DOMINGO)

Fuimos al campo y había un montón de gente. En el camino, oramos y cantamos. Entonces, la gente comenzó a cantar este himno: “Hemos hecho una ofrenda para ti, María ….”. Miramos a un lado y vimos a la Santísima Madre. Había rosas alrededor de sus pies. Subimos más alto y entonces el pueblo cantó: “Jesús y María vienen con nosotros.”

Miramos a la derecha y nos encontramos con la Santísima Virgen con Jesús en sus brazos. Estaba descalza y Jesús envuelto en una tela blanca. Luego, todos cantamos juntos. Al terminar el rosario, vimos a la Santísima Madre que camina con un rosario. Entonces nos dimos la vuelta pero no la vi más.

Cuando llegamos al lugar de las apariciones, nos arrodillamos y rezamos como siempre. Entonces, apareció la Santísima Virgen con Jesús en sus brazos. Jesús estaba llorando. Ella nos dio un mensaje. Dijo que hay muy pocas personas que se sacrifican como Jesús hizo a sí mismo el sacrificio para todas las naciones.

Ella nos dijo: “¿Por qué los hombres no hacen sacrificios como lo hizo Jesús hace tantos años?. Ella nos dijo que la gente tiene muchas cosas materiales, tienen todo lo que quieren e incluso se matan unos a otros para ello. Lo único que quieren es obtener más posesiones. Jesús mismo nos enseñó que debemos amarnos unos a otros, que debemos perdonarnos unos a otros.” La Santísima Virgen dijo que: “aunque el agua en la fuente tuviera un poco de suciedad, si algo se sumerge en el agua, el agua sigue siendo buena”. La Santísima Virgen nos dijo de difundir el mensaje a toda Eslovaquia.

Luego Ella nos pidió que le dijéramos a la gente que no mintiera, que dijera la verdad – y ella preguntó por qué no venía más gente a rezar con nosotros. Una mujer se acercó a nosotros y nos trajo una hoja de papel en el que estaba escrito que su hijo había abandonado la fe y cómo podía volver a creer en Dios otra vez.

La Santísima Virgen respondió: “Su hijo se distrajo de la fe, porque él ha ido a Praga para continuar sus estudios, se encontró con un grupo malo y luego se volvió malo No quiso mencionar a nadie que era cristiano. Tenía vergüenza de decir que él era cristiano.” La Santísima Madre le dijo que su madre debe orar por él. Ella debe ayunar y luego la Santísima Virgen se haría cargo de todo.

Una mujer hizo la petición a la Santísima Virgen si debía hacer sacrificios por su esposo que había muerto, que debe hacer para su salvación, y que estaba haciendo en la otra vida? Ella preguntó si algunas oraciones, misas o sacrificios eran necesarios?. La Santísima Madre dijo que “la esposa del difunto debe seguir orando y que ella debe ofrecer la Divina Liturgia. Su marido estaba haciendo bien allí y que ella debe mantener una fe tan fuerte como la que ahora tiene”.

maria de litmanova

 

21 DE NOVIEMBRE 1990

La Santísima Virgen se presentó vestida de blanco. Llevaba un velo blanco hermoso y en las manos un rosario blanco. Ella dio un segundo aviso para nosotros. Había muy pocas personas presentes.







Jesús se sacrificó por todas las naciones. “Mis hijos, tienen muchas cosas materiales tanto que incluso se matan unos a otros. Mi Hijo mismo predicó y enseñó que los hombres deben amarse unos a otros y perdonarse unos a otros. Pero no se realiza aquí.”

Le preguntamos a ella acerca de Danka que estaba enfermo. La Santísima Virgen nos dijo que llevaran al niño hasta el campo, al lugar de las apariciones, que no escucharan lo que decía la gente, ¡qué niño sea traído aquí …¡ “Es necesario lavar al niño en la fuente sagrada. Tomar de dos a cinco litros de esta agua y bañar al niño en ella. Oren juntos el santo rosario y hacer sacrificios por el niño.”

 

25 DE NOVIEMBRE 1990

La Santísima Madre apareció entre la niebla, de la que empezamos a ver la figura. Más tarde, la vimos con claridad con un vestido azul y un rosario azul. En el crucifijo del rosario había un borde de oro y era totalmente de oro. La Santísima Madre apareció amable y nos dio un mensaje para el Padre (sacerdote)

“Por favor, celebren la Divina Liturgia aquí el domingo. Inviten creyentes de todas las parroquias. Deben venir sin miedo. El Espíritu Santo les ayudará. La Santa Liturgia se debe celebrar en honor de Mi Hijo y Mío. La Santísima Virgen dijo entonces gracias.”

Le pedí por Helenka, la pierna le duele. La Virgen dio el mensaje de que Dios permitió una prueba para ella, porque ella se aleja de Dios. Si ella ora, entonces se curará. Le pregunté sobre una mujer que bebía. La Santísima Madre dijo que “era necesario que la llevara al lugar de las apariciones. Debe de estar sobria. Déjela entrar en la cabaña y que quede en paz a rezar varias oraciones. Todas ellas serán aceptadas. Permítanle a ella que se lave en la santa fuente y debe hacerlo a menudo.” Después de todo esto, la Santísima Virgen nos dio el mensaje de que su poder es más fuerte en el campo, en la cabaña y cerca de la fuente donde puede trabajar sus milagros.

 

26 DE NOVIEMBRE 1990

Ivetka estaba en la escuela y durante un descanso de 20 minutos, vio un brillo muy claro y en el centro había un corazón. Sentía una sensación extraña después como si estuviera mareada. Ivetka dijo:

“Volví a la sala de clase y saqué mi rosario y lo puse sobre la mesa. Todos los niños reunidos alrededor mío me pidieron que les dijera de las apariciones. Me senté y empecé a hablar. No fue mi voz, sino más bien, me pareció que alguien estaba hablando en mi lugar. Todo rimado como en un poema. Todos los niños se mostraron entusiastas de esta charla, incluso los no creyentes me escuchaban. Me pidieron que rezara por ellos, para obtener iconos y rosarios, también rezar por ellos y por sus padres, que son infieles. Le dije a los niños que el Santo Rosario tiene un gran poder y que alejaría a todos los maslos espíritus.”

Fuentes:

 

Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: