La existencia de las llamadas popularmente ‘almas en pena’ que aún no han dejado la tierra es algo en discusión en la Iglesia como lo declara el Padre Amorth.

almas en pena

Pero hay muchas historias que hablan de esas ‘presencias’.
.
Incluso historias de sucesos
acaecidos a sacerdotes como la que traemos aquí de algo que vivió un sacerdote filipino.

Esto es algo para discernir.

Leer también:

 

 

 

 

 

UN SACERDOTE FILIPINO REZANDO EL ROSARIO EN LATÍN EN SU IGLESIA

Una noche después que el devastador tifón “Amy” del 8 de diciembre 1951 inundó la ciudad Tanauan durante semanas, un joven sacerdote católico llamado Cipriano V. Urgel enclaustrado dentro de los muros de una iglesia oraba por los muertos.

Lo hacía dentro de la capilla de la Parroquia de la Virgen de la Asunción de Barangay Bontay.
.
El sacerdote de 33 años de edad, Urgel, rezaba el responso, la oración tradicional en latín para los muertos.
.
Las oraciones eran dichas en latín en la Iglesia Católica antes de las reformas liberalizadoras del Concilio Vaticano II de 1962.

Lo que pasó esa noche se ha convertido en parte de la leyenda “oculta” sobre Urgel, un sacerdote y educador muy querido que se elevaría hasta convertirse en el primer arzobispo de la Arquidiócesis de Palo en 1982.

fantasmas sentados en una iglesia

 

OTRAS VOCES

Dentro de la capilla, esa noche hace 65 años, el joven Urgel estaba rezando el “Ave María” en latín en voz baja.

Cuando oyó una voz desde algún lugar respondiendo con “Santa María…”, también en latín.

Pero cuando miró a su alrededor, no había nadie allí, sino sólo él.

Asustado por esta experiencia de otro mundo, el sacerdote dejó de orar. Casi no durmió esa noche.

La noche siguiente, Urgel de nuevo oró el responso.
.
Cuando comenzó a rezar el Ave María, esta vez varias voces respondieron con la “Santa María…”.
.
Una vez más, miró a su alrededor para encontrar que él era el único en el interior de la capilla.

En lugar de dejarse asustar de nuevo, Urgel continuó orando, pero ahora al recitar el Santo Rosario, había un coro que contestaba, y sus voces crecían.

Urgel continuó con su recitación de todas las noches con las voces extrañas como coro, hasta que se desvaneció en frecuencia y luego se detuvo por completo.

 

ALMAS PERDIDAS

Más tarde le fue informado que la capilla fue el sitio de un antiguo cementerio antes de que la iglesia fuera construida en la década de 1870.

cementerio en filipinas







“Esas fueron almas perdidas que hicieron su camino de regreso. Finalmente encontraron su descanso eterno”, dijo el P. Oliver T. Mazo, asistente párroco de la Iglesia del Santo Niño en la ciudad de Tacloban.

Mazo, quien terminó sus estudios de teología en Roma, dijo que se enteró de la historia de Urgel a través de la historia oral transmitida por el clero a los miembros de la iglesia a través de los años.

gabriele amorth

 

LA OPINIÓN DEL EXORCISTA AMORTH

Él dice que las  llamadas “presencias” representan una vasta casuística, que afecta a no pocas personas, que afirman percibir la cercanía.
.
A veces incluso física, de antepasados o de personas extrañas quizás muertas de repente
.

Otras veces hablan de “almas en pena”, que son percibidas como almas de difuntos que aún no han encontrado su lugar en el orden de la vida eterna.
.
Otras veces se habla de “almas guía”, que aconsejarían a las personas sobre las decisiones más justas.

Se trata de problemas abiertos que los teólogos deberían estudiar, profundizando en los datos de la Escritura, del Magisterio de la Iglesia y de las experiencias de los místicos.

Amorth piensa que hay algunas certezas.

La primera es que tenemos sólo una vida, que nos jugamos aquí, al final de la cual seremos juzgados para resucitar a la vida en Dios o para la muerte en el infierno eterno.

No existe, por tanto, posibilidad alguna de que estas sean almas reencarnadas, lo cual, está fuera de la fe de la Iglesia católica.

La segunda es que después de la muerte vamos al paraíso, al infierno o al purgatorio, pero Amorth tiene bastantes dudas para creer que existan almas en pena, es decir, vagando libres por el mundo.

Pero dice que otros exorcistas, sin embargo, están convencidos de que la presencia de estas almas en pena es real.

Por lo tanto insiste que sería oportuno promover profundizaciones teológicas sobre la condición de las almas tras la muerte. Tarea que no es propia de los exorcistas, sino de los teólogos.

El Cuerpo Místico que es la Iglesia comunica en su interior.

Entre las almas de los difuntos que están en el paraíso y en el purgatorio y nosotros, aún en peregrinación sobre la tierra, existe un intercambio de amor dado por la oración recíproca de intercesión.

En particular con las del purgatorio que están sufriendo su purificación.

Pero poco se sabe sobre las almas de los condenados. Y relata:

“A mi me ha sucedido que un espíritu durante el exorcismo afirmaba ser una tal persona, pero después de una comprobación más en profundidad, después de varias sesiones, se descubrió que en realidad era un demonio”.

padre jorge loring

 

COMO APOYAR A LOS DIFUNTOS, VIDEO DEL PADRE LORING

Agregamos un imperdible testimonio del Padre Loring donde expone como apoyar a las Almas del Purgatorio.







 

 

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: