Muchos católicos creen que la legalización del ‘matrimonio’ del mismo sexo es un golpe mortal para la familias. 

El golpe mortal fue dado mucho antes.

familia ante una cruz

Éste no es más que el corolario de una serie de tendencias que están afectando la salud de los matrimonios y las familias.
.
Y que los ha debilitado previamente a la aprobación del ‘matrimonio’ homosexual.

Hombres y mujeres del mismo sexo constituyen un pequeño porcentaje de la población, para empezar.

E incluso dentro de esa población son  menos propensos a querer casarse que el público en general. 

Por lo tanto, es posible que su impacto sobre el deterioro del matrimonio no sea decisivo sino sólo coadyuvante.

O si se quiere ‘un tiro de gracia’ a una institución que agoniza por problemas anteriores y más de fondo.

Veamos 8 tendencias que están actuando en occidente contra el matrimonio y la familia, que son previas al emergente de la legalización del matrimonio homosexual.

 

1. ESPERAMOS INJUSTAMENTE QUE NUESTRAS PAREJAS NOS COMPLETEN

¿Quién no ha escuchado frases como ella es mi otra mitad” o “él me completa” para describir a una pareja?

Nos sentimos como que no estamos completos mientras estamos solos. 

Y por desgracia, muchos recurren a otra persona para llenar ese vacío que sólo Dios puede llenar. 

Este modo de pensar contribuye a los altos niveles de divorcio y los bajos niveles de matrimonio.

No reconocemos que nuestras parejas no son perfectas, que fallan, que no nos satisfacen completamente, porque nosotros tampoco lo somos.

Pero luego incorrectamente interpretamos esto como una señal de que no debemos permanecer comprometidos con ellos.

El matrimonio no existe para completarnos, para arreglar todo lo que está mal en nuestras vidas, y darnos una vida de felicidad.
.
Eso nunca va a suceder en este mundo.

Estamos hechos para ser completamente completados en el cielo, no en la tierra, en el que podemos vivir con nuestro Dios y creador.

Cuanto antes debemos reconocer a nuestras parejas como personas imperfectas y amarlas lo mejor que podamos en lugar de visualizarlas como nuestros salvadores personales.

Si queremos amar verdaderamente a alguien, tenemos que tener ya un sano sentido de nuestro defectos y los del ser humano.

Matthew Kelly escribe en su libro, Los siete niveles de intimidad:

Para amar, debes ser libre, porque amar es darte a alguien o a algo libremente, por completo, sin condiciones, y sin reservas. 

Es como si pudieras tomar la esencia de tu propio ser en tus manos y dárselo a otra persona. 

Sin embargo, para dárselo a otra persona, a un proyecto, o a Dios, primero lo debes poseer tú. 

Esta posesión de uno mismo es la libertad. 

Es un prerrequisito para el amor, y se logra sólo a través de la disciplina.

Es por esto por lo que muy pocas relaciones prosperan en nuestro tiempo.

La propia naturaleza del amor requiere sangre fría.

Sin autocontrol y auto-dominio, somos incapaces de amor.

El problema es que no queremos disciplina.

Queremos que alguien nos diga que podemos ser felices sin disciplina.

Pero no podemos porque las dos cosas están directamente relacionadas.

Hay una tradición muy interesante en Medjugorje, que en el acto de casamiento en la iglesia, además de entregarse los anillos, la pareja se entrega uno a otro una cruz, como señal de la cruz que se debe llevar en la vida matrimonial.

juegos en familia

 

2. HEMOS ACEPTADO DIVORCIO SIN CULPA COMO LA NORMA

Vivimos en una cultura de usar y tirar.

Cuando algo no está funcionando, en lugar de arreglarlo nos vamos a la tienda y compramos un nuevo.

Y esa mentalidad parece estar afectando nuestra forma de ver el matrimonio.

La mayoría de nosotros se casan con alguien con quien nos gusta pasar el tiempo, más que con cualquiera de sus otros amigos.

Pero esa versión emocional, subjetiva del amor rara vez dura, y una vez que muere, estamos listos para pasar a otra persona.

Algunas de las razones más comunes para divorciarse son “diferencias irreconciliables” o una “ruptura irreparable del matrimonio”, que se traduce en “no nos llevamos muy bien” o “no nos gusta pasar tanto tiempo juntos como solíamos”.

Nos hemos olvidado (o, más probablemente, en realidad nunca aprendimos) que el amor auténtico es un acto objetivo de voluntad, no una emoción subjetiva que va y viene. 

Es una decisión de poner a otra persona antes que a uno mismo.

Por eso incluimos la frase en la mayoría de las bodas sobre “En la enfermedad y en la salud, en la riqueza y en la pobreza, hasta que la muerte nos separe.”

Es por eso que la iglesia a menudo define el amor en las palabras utilizadas por Santo Tomás de Aquino: “Amar es querer el bien del otro”.

Aunque se trata de una visión impopular, significa que si realmente amas a tu cónyuge y tus hijos, su bien viene antes que el tuyo propio.

Algunos que luchan contra el ‘matrimonio’ homosexual y en “defensa de la santidad del matrimonio” ellos mismos están en su segundo, tercero o cuarto matrimonio.







Mientras que Jesús además de establecer que el matrimonio es entre un hombre y una mujer, también dio una enseñanza directa sobre el divorcio:

“Por tanto, lo que Dios ha unido, que nadie lo separe.” Mateo 19: 6-9

 

3. TENEMOS UNA FALTA DESTRUCTIVA DE COMPROMISO

Esta actitud sobre el matrimonio se está pasando de generación en generación en todo el mundo occidental, que ahora se casa a un ritmo cada vez más bajo.

Mira en esta gráfica cómo han caído la cantidad de matrimonios por cada divorcio en EE.UU. por ejemplo; cada 1000 matrimonios cada vez son más los que se divorcian.

matrimonio y divorcio en eeuu

No sólo son menos las personas que se casan, sino más los hijos de las últimas generaciones que están naciendo fuera del matrimonio que dentro del matrimonio.

Una tendencia que es más alarmante entre los que no tienen una educación universitaria.

Esto significa que más niños que nunca están siendo criados en hogares monoparentales, o en cohabitación en hogares biparentales con menos estabilidad que los hogares con padres casados.
.
Lo que se asocia con una serie de resultados negativos, incluyendo un mayor riesgo de suicidio, más temprana y más frecuentes actividad sexual, bajo rendimiento académico, abuso de substancias, tasas más altas de actividad criminal, y problemas de identidad de género.
.
Lo que debe servir como un recordatorio de que los matrimonios fuertes y las familias fuertes crean una sociedad más sana.

 

4. ESTAMOS ENGANCHADOS A LA PORNOGRAFÍA

Estadísticas recientes estiman que

alrededor del 64-68% de los hombres adultos jóvenes y aproximadamente el 18% de las mujeres se exponen a la pornografía, al menos una vez cada semana.

Otro 17% de los hombres y el otro 30% de las mujeres utilizan el porno 1-2 veces al mes”.

¿Por qué es un problema?

Para empezar, la Academia Americana de Abogados Matrimoniales informa ahora que el 56% de los casos de divorcio implica que una de las partes tiene “un interés obsesivo en sitios web pornográficos.”

Varios estudios han encontrado que las parejas de los usuarios porno a menudo dicen sentir la pérdida, la traición, la desconfianza, la devastación, y la ira cuando se enteran de que la otra parte de la pareja ha estado utilizando el porno.

Muchos muestran síntomas físicos de ansiedad y depresión.
.
La investigación ha encontrado que después que los hombres están expuestos a la pornografía, se califican a sí mismos como menos amorosos con su pareja que los hombres que no vieron ningún porno.
.
Además de eso, otro estudio encontró que después de haber sido expuesta a imágenes pornográficas, la gente era más crítica de la apariencia de su pareja, a su curiosidad sexual, rendimiento sexual, y muestras de afecto.

El porno está literalmente matando el amor y debilitando los lazos en las parejas.

 

5. HEMOS HECHO SEXO OCASIONAL Y SIN AMOR

El sexo se ha convertido en lo que consigo de la otra parte de la pareja.

El placer físico que yo recibo, más que sobre lo que puedo dar a otra persona. 

El sexo y todas las formas de ternura entre las personas, son más gratificantes y genuinas cuando se acompañan con un mayor sentido de la responsabilidad y amor a la otra persona.

El Papa San Juan Pablo II escribió en “Amor y responsabilidad”:

No puede haber verdadera ternura sin un hábito perfeccionado de la continencia.

Que tiene su origen en siempre estar listos para mostrar la bondad amorosa, y así superar la tentación de disfrutar de la sensualidad y la concupiscencia de la carne.

Sin esta continencia, las energías naturales de la sensualidad y las energías del sentimiento, se convertirán simplemente en “materia prima” de lo sensual o en el mejor de egoísmo emocional. 

familia

 

6. NOS HEMOS CONVENCIDO QUE LOS NIÑOS SON UNA CARGA Y QUE LA VIDA NO ES UN REGALO

La anticoncepción artificial ha sido ampliamente utilizada en nuestra cultura porque lo vemos como una manera de escapar de la “carga” de la paternidad.

Vemos tomar la píldora como tomar una medicina para guardarnos de contraer la “enfermedad” del embarazo.
.
Y al uso del condón como ponerse un guante de goma antes de tocar a alguien que está infectado con un virus.

Los que tienen una apertura a la vida y decidieron usar la planificación familiar natural para lograr o posponer el embarazo han citado una serie de beneficios positivos, incluyendo la comunicación abierta, y un vínculo más fuerte.

De acuerdo a Juan Pablo II, cuando los cónyuges rechazan deliberadamente la posibilidad de la paternidad a través de los medios de control artificial de la natalidad, el carácter fundamental de la relación sexual cambia dramáticamente.

En lugar de ser una unión de personas, en el que los cónyuges están al menos dispuestos a ampliar su amor al convertirse en socios en la paternidad, el sexo anticonceptivo mueve sus relaciones maritales en la dirección de convertirse en una mera relación “bilateral” de disfrute, sin otro propósito que el de ser utilizado como un medio para el placer.

En lugar de ser visto como un co-creador del amor, el cónyuge ahora se ve principalmente como socio en una experiencia placentera.

 

7. CONSIDERAMOS AL ABORTO COMO UNA SOLUCIÓN A UNA SITUACIÓN DIFÍCIL

Se ha escrito mucho acerca de por qué el aborto es inmoral y se lleva una vida humana.

Pero uno de los efectos del aborto del que pocas personas hablan es el impacto que tiene sobre la relación entre la madre y el padre del niño que es muerto en el vientre materno.

Para la mayoría de las parejas, un aborto causa problemas imprevistos en su relación.

Las parejas post-aborto tienen estadísticamente más probabilidades de divorciarse o separarse.

Muchas mujeres post-aborto desarrollan una mayor dificultad para establecer lazos duraderos con una pareja masculina.
.
Esto es debido a las reacciones relacionadas con el aborto.
.
Tales como baja autoestima, mayor desconfianza de los hombres, disfunción sexual, abuso de sustancias, y el aumento de los niveles de depresión, ansiedad y enojo volátil. 

Las mujeres que tienen más de un aborto (que representa alrededor del 45% de todos los abortos) tienen más probabilidades de necesitar asistencia pública, en parte porque también son más propensas a convertirse en madres solteras.

Una compilación del impacto del aborto en las relaciones interpersonales mostró que,

Después de un aborto, la tasa de rupturas matrimoniales y disolución de la relación está entre 40 y 75 por ciento.







Y a menudo relacionada con el quiebre de la intimidad y la confianza. 

Además, muchas mujeres experimentan depresión, culpa e ira en relación con los sentimientos de haber sido abandonadas por su pareja que, a su vez, conduce a problemas de comunicación y, con frecuencia, a la disfunción sexual. 

Si sus parejas las han manipulado o coaccionado a tener un aborto, las mujeres tienden a sentirse enojadas y traicionadas.

Y los hombres, por lo general, sienten una pérdida de control y de orgullo sobre todo si no se les consultó”.

Victoria Milan

 

8. ACEPTAMOS LA PROMOCIÓN DE LA PROMISCUIDAD Y EL ADULTERIO

Una empresa Noruega llamada Victoria Milan promociona encuentros promiscuos y adúlteros en Europa.

Su slogan en la campaña en España es: “¿Estás casada? Revive la pasión, ten una aventura”

Y lo trata de vestir honorablemente diciendo que tener una aventura amorosa fuera del matrimonio es bueno para “reforzar así la convivencia conyugal”.

La empresa dice que los estudios demuestran que casi un 50 por ciento de la gente casada o con pareja han sido infieles alguna vez.

“Sea lo que sea que busques, personas casadas o en pareja, personas de tu propio país o del extranjero (Noruega, Dinamarca, Suecia…) las puedes encontrar en nuestra página web.

No sabes lo que te vas a perder si no lo intentas. ¡Recuerda que solo se vive una vez!”, dice la promoción.

El anuncio ha sido expuesto en carteles de vía pública, donde miles de personas de todas las edades pueden contemplarlo, y es especialmente destructivo en los niños y jóvenes.

La compañía, cuyo negocio es destruir a la familia a través del adulterio, dice que ya tiene 10 mil suscriptores.

Lo que sorprende es la impunidad con la que trata de introducir públicamente las tentaciones para romper las familias.
.
Basada en argumentos como la libertad de expresión, el libre mercado y que el adulterio no es delito.

Y esto pasa desapercibido a las autoridades que aceptan que la base de la sociedad tenga este fenomenal ataque.

 

COROLARIO

Hoy para muchos católicos es fácil tirar piedras contra aquellos que apoyan o participan en el “matrimonio” del mismo sexo.

Aunque debemos aclarar que se justifica la oposición a la redefinición del matrimonio.

Pero no nos podemos quedar pensando que sólo evitando la legalización del matrimonio del mismo sexo se solucionan los problemas de la familia y los matrimonios.

Tenemos que admitir que hay un montón de trabajo que hay que hacer para recuperar la santidad del matrimonio y para preservar la salud de las familias.

Que no tiene nada que ver con los hombres que quieren “casarse” con otros hombres y mujeres que quieren “casarse” con otras mujeres.

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis:






  • Cati

    Algunas mujeres, cada vez mas, sufren abortos de modo natural y no por ello dejan de ser menos traumáticos que los que se hacen con intervención del hombre. Tienen que llevar esa cruz junto con la carga de no poder tener hijos salvo por medios artificiales y, si son católicas practicantes renuncian a dichos medios.
    Leer que además ésto puede poner en riesgo sus matrimonios, no ayuda mucho.
    Se que el artículo se refiere a los abortos voluntarios, pero me preocupa que en la estadística se incluyan los abortos involuntarios.
    Es duro comunicarle a tu marido que has renunciado a acudir a una clínica de fertilidad por tus creencias mientras dia si y dia también ves parejas portando carritos con gemelos y encima ni tus padres ni tus suegros comprenden esa renuncia.

  • Angeles

    Un problema moral adicional que se presenta con la fertilización asistida, es que se fertilizan cuatro o cinco óvulos, de los cuales se implantan sólo dos, los más fuertes. Los otros tres, quedarán congelados por años, sin que sus padres piensen en ellos como sus hijos, porque simplemente no se enteraron de que existen. Escalofriante. Nos estamos volviendo de plástico y no nos damos cuenta. Ven Señor Jesús. Bendiciones

  • Ines DelCarmen

    Creo que la mayoria de estas opiniones son manipulacion de la mente de las personas. Si bien se ha banalizado el divorcio, tampoco se puede condenar de una manera tan tajante una situacion que a veces, hay que aceptarla por dignidad y la persona que lleva la vocacion de familia, no tiene por que quedarse sin pareja, porque el otro lo decidio por ella. Es una forma cruel de incriminar a todos por igual. Jesus es Dios y fue humano, un humano de SU tiempo y respeto algunas costumbres de su tiempo. En SU tiempo el matrimonio era arreglado, era una convenciencia entre los padres. Asi que de entrada estamos hablando de un matrimonio donde no habia voluntad sino obedciencia de los contrayentes. Aparte de una sociedad profundamente patriarcal y machista, como sigue siendo la Iglesia Catolica, donde solo los hombres son los seres superiores e iluminados que pueden ser sacerdotes. Personalmente no conozco casos de mujeres violadores de niños, ni pederastas. Sin embargo, abundan los casos de hombres que se hacen curas porque su “poder” moral les permite influir, degenerar y destruir la vida de niños inocentes. Eso Jesus no lo previo, porque es Dios y fue HUMANO. El matrimonio existe en tanto Dios este presente, y Dios se presenta en el amor. Cuando no hay mas amor, porque hay violencia, desprecio, infidelidad, abandono, Dios ya no esta en ese vinculo. Quien puede decir que DIOS esta presente alli? Solo un ciego o quien nunca ha estado casado. Alguien a quien NO lo asiste la misericordia divina.

  • Ines DelCarmen

    En mi pais, Uruguay, los divorciados que vuelven a formar familia se convierten en parias de la iglesia. No pueden volver a comulgar…y me pregunto…por que. Acaso Jesus no desafio algunas normas de su tiempo por misericordia? No invito a su mesa a los peores de la sociedad que eran los cobradores de impuestos? Los divorciados son parias, pero Pablo Goncalvez, un asesino y violador de mujeres inocentes, que jamas se arrepintio ni se arrepiente de lo hizo, si puede recibir la comunion y de hecho. el ex arzobispo de Montevideo, Nicolas Cotugno iba a la carcel a darle la comunion. Asi que una persona que reconoce que ya no hay amor en su familia, y no estamos hablando de situaciones livianas, sino de asuntos relativos a la dignidad, a la moral, y la proteccion fisica y espiritual de una persona respecto de su pareja, es un paria excomulgado, y un asesino violador irredento es un digno hijo de Dios. Si Jesus estuviera aca, no permitiria esa infamia.

  • Ines DelCarmen

    Y estoy absolutamente en desacuerdo con esa opinion ignorante desde cualquier punto de vista, sobre los anticonceptivos y el uso de preservativo. Las personas no pueden estar pendientes de fechas para amarse si estan casadas. Todo el mundo lo sabe y detras de esta opinion hay personas celibes o muy hipocritas, que cuando las personas no viven su sexualidad con libertad, no subliman lo que sienten en sentimientos cristianos sino todo lo contrario. En mi pais los mejores clientes de los travestis y las prostitutas son hombres del opus dei, que siempre tienen a sus esposas embarazadas. Escriva de Balaguer llevado a los altares por el poder y el dinero de esta secta, que crecio a la sombra de un tirano opresor como franco, decia que la condicion natural de la mujer es el embarazo. El no tenia ningun asidero ni cientifico ni experiencial para dar semejente opinion y aparte EQUIVOCADA. No se puede considerar natural tener tantos hijos que no se pueda atenderlos como seres humanos y no como un criadero. Este mundo tiene muchas exigencias para llevar una vida digna, sin lujos, pero digna. Las personas que viven de un sueldo y trabajan muchas horas por dia no DEBEN tener mas hijos que los que puedan realmente atender, Los hijos no son pollos, ni peces. Se les debe respeto, tiempo, amor, paciencia, dedicacion. Los padres con muchos hijos, no los atienden, Los hermanos mayores crian a los menores asumiendo un rol que no eligieron y que no les corresponde. Criar a los hijos es un deber y un derecho de los padres y no tener cuidado es negligencia. Asi que si la medicina ha logrado una forma de avanzar sobre este tema, bienvenida sea. Dicho sea de paso, el Vaticano era el mayor accionista visible de Schering, y hoy puede seguir siendolo a traves de testaferros. No seamos sepulcros pintados de blanco, por favor. La autenticidad exige misericordia y apertura mental.