Una muestra de la pérdida de fe entre los cristianos.

Cada día vemos que los límites de pérdida de fe de los cristianos se van superando, defendiendo teorías insustentables que hasta ahora manejaban los enemigos del cristianismo.

estatua de la virgen maria destruida

En un artículo publicado en la víspera de Navidad, un sacerdote-periodista anglicano, Giles Fraser no sólo niega públicamente el nacimiento virginal, sino que se burla de la idea, propone que la Santísima Virgen María fue sólo otra adolescente fornicadora y que es una buena cosa que Jesús haya sido un bastardo concebido cuando María tuvo un revolcón con un soldado romano.

Y esto lo hizo en un prestigioso periódico británico de alcance nacional y justo en el momento en que los más de 2100 millones de cristianos festejan el nacimiento de Jesús.

 

¿QUÉ? ¿CÓMO PUDO HABER DICHO ESO?

La arrogancia del artículo de Fraser en The Guardian sólo es superada por su ignorancia.

Fraser escribe:

“La polémica temprana contra el cristianismo se centró en las circunstancias del nacimiento de Jesús. En el siglo II, el escritor griego Celso escribió un libro acerca de cómo Jesús tuvo un nacimiento ilegítimo de una relación sexual entre María y un soldado romano llamado Panthera. La posibilidad también existe de que haya sido violada. Varios textos rabínicos posteriores se refieren a él como Jesús ben Pandera. Todo lo cual fue pensado como un insulto: Jesús era un bastardo. Obviamente, el hijo de Dios no podía ser un bastardo. Por lo tanto, el argumento implicaba que Jesús no era el hijo de Dios.

La idea de que Jesús nació de una “virgen pura” bien podría haber sido una reacción a estos insultos”.

giles fraser

Reverendo Giles Fraser

 

¿QUÉ ESTUDIÓ GILES EN SU CLASE NUEVO TESTAMENTO GILES?

El Padre Dwight Longenecker, que fue sacerdote anglicano y ahora es sacerdote católico, admite que había cero charla de la Santísima Virgen y ninguna educación sobre los orígenes de la devoción mariana.

Y dice concretamente:

“Puedo recordar que muchos años después choqué con uno de mis viejos profesores que se había hecho obispo anglicano y la mano derecha del arzobispo de Canterbury. Cuando se enteró de que me había convertido al catolicismo, dijo con una cara seria, “los católicos tienen un verdadero problema con Mariolatría”. Yo estaba horrorizado. El hombre realmente pensaba católicos adoran a María. Cuando uno se encuentra con una incompetencia e ignorancia de tal nivel uno queda estupefacto”.

Resulta que Giles Fraser es un experto en Nietzsche y asistió al Ripon College, un instituto protestante liberal para estudiar teología, así que no podemos esperar que tenga mucha comprensión del catolicismo, y como la mayoría de los protestantes, cuando se trata de María, una niño de primer grado en una escuela católica sabe más de ella.

celso

Celso

 

ABSOLUTAMENTE EQUIVOCADO CON LAS FECHAS

Fraser sugiere que la virginidad de María fue una reacción a primeras polémicas contra el cristianismo. ¿De verdad? Echemos un vistazo a los hechos.

Celso fue un filósofo griego que atacó al cristianismo en su obra escrita alrededor de 177 dC.

Pero el Reverendo Fraser no menciona porque quizás ni siquiera sepa de él, el Protoevangelio de Santiago. El Protoevangelio (a veces llamado el Evangelio de Santiago) está fechado, a más tardar, en torno al 145 dC y muchos estudiosos creen que puede aún más temprano como del 120 dC, y utilizó materiales y tradiciones orales de la iglesia de Jerusalén desde incluso antes.

El punto es que el Protoevangelio de Santiago es nuestra fuente de las historias del nacimiento de María, su infancia y la consagración a Dios.

Lo más importante es que el Protoevangelio es una defensa completa no sólo de la virginidad perpetua de María, sino en realidad de la concepción virginal del Señor y también del nacimiento virginal. (Para aquellos que no están familiarizados con la doctrina católica, la virginidad de María también se ha conservado a través del proceso de nacimiento.)

Ronald Hock, un erudito sobre el documento escribe:

“… Un desarrollo importante que se encuentra en el Protoevangelio de Santiago es el siguiente: “. María, el personaje central, no sólo es virgen en el sentido ordinario de una mujer joven en edad de casarse, sino una virgen de extraordinaria pureza y permanente“.







Hock sigue argumentando:

“De hecho, la pureza de María es tan enfatizada que se convierte en temática y por lo tanto responde a la pregunta fundamental que guía la narración: ¿por qué María, de todas las vírgenes en Israel, fue elegida para ser la madre del hijo de Dios? La respuesta es que nadie podría haber sido más pura”.

La fecha temprana del Protoevangelio y sus orígenes orales anteriores de las tradiciones de la zona de Jerusalén, demuestran que la idea del nacimiento virginal no fue una reacción a la crítica de Celso, sino todo lo contrario.

Celso estaba atacando a la creencia que ya estaba plenamente establecida dentro de la comunidad cristiana. Cuando se agrega el hecho de que los evangelios de Lucas y Mateo (que deben ser fechados antes de 65 dC) afirman claramente el nacimiento virginal, la suposición superficial y vulgar del reverendo Fraser se hace añicos.

Obispos Anglicanos en la ordenacion de una mujer Obispo, Libby Lane

 

LA GROSERA APOSTASÍA ANGLICANA

El Reverendo Fraser no cree en la concepción virginal de nuestro Señor o el nacimiento virginal, y ese es su derecho. Después de todo, negar estas doctrinas cristianas cardinales es más o menos comparable a los que los clérigos anglicanos están haciendo en estos días.

Por supuesto la mayoría de ellos no niegan algo tan grosero y blasfemo como lo hace el reverendo Fraser. Son ingleses y de clase media. Deben mantener las apariencias.

Así que por lo general afirman el nacimiento virginal, pero lo que quieren decir es que “María era en realidad una buena chica judía.” Los puntos que nunca parecen conectar son que si María quedó embarazada fuera del matrimonio, entonces no era exactamente una “buena chica judía”.

Fraser admite esto, y al impugnar la pureza de la Virgen hace escombros toda la idea de la castidad sexual, incluso en la propia Sagrada Familia.

Con una lógica retorcida e ingeniosa, Fraser escribe:

“Además, a Jesús no le importaban mucho todas las cosas de la familia nuclear, insistiendo en que la paternidad más importante que uno podría reclamar viene de Dios, y no de uno de los padres biológicos.

De ahí el requerimiento cristiano de nacer por segunda vez – el agua del bautismo es más existencialmente imperante que la sangre de la familia.

Esto, como San Pablo dice, es un renacimiento metafórico por adopción en una nueva familia no biológica. Razón por la cual, en mi opinión, los mejores encuentros de Navidad reflejan esto – cuando los que están sentados alrededor de la mesa son parientes de sangre, un surtido de “tías” y “tíos”, adoptados como parte de una familia extendida, o aún más radicalmente, cuando la comida de Navidad se hace con extraños; los perdidos, los que están solos y las personas sin hogar”.

Esto no es para menospreciar a María. Una joven mujer con el espíritu de Galilea, embarazada y soltera, que canta acerca de cómo Dios se expulsaría a los poderosos de sus tronos y levantaría a los humildes. No importa de dónde vienes o quiénes son tus padres. Los primeros cristianos respondieron a Celso por el camino equivocado. Cuando culpó a Jesús de ser ilegítimo, simplemente deberían haber respondido: ‘¿Y qué si él lo era?’”

A esta altura no es sorpresa que el Reverendo Fraser sea ala política de izquierda, y un firme defensor de la agenda LGBT con su correspondiente denigración de la familia.

pesebre 

 

LA POSICIÓN DE FRASER TIENE TERRIBLES IMPLICANCIAS

De modo que en un periódico nacional de prestigio y en Nochebuena, un sacerdote anglicano, escribe un artículo escandaloso que afirma:







-que María era una adolescente fornicadora,
-que Jesús era ilegítimo
-y que no sólo está perfectamente bien, sino que en realidad es preferible a los conceptos represivos y aburridos como la castidad, la fidelidad familiar y la Sagrada Familia como modelo para la felicidad humana, la perfección cristiana y una sociedad estable.

¿No se da cuenta el Reverendo Fraser de las implicancias de seguir su línea de pensamiento?

Si María no era virgen entonces ella concibió a Jesús a través de medios naturales. Si eso es cierto, entonces algún compañero de andanza sexual – tal vez José – sea el padre de Jesús, y entonces Dios no es su padre, y si Dios no es su padre, entonces no es de Dios Hijo y si él no es el hijo de Dios, entonces toda la doctrina de la encarnación es falsa.

¿Hay alguna cosa más perversa para un ministro cristiano que publicarlo en un periódico popular en la víspera de Navidad?

No sólo un sacerdote anglicano alto rango, sino también antiguo párroco de la catedral de San Pablo, colaborador de la producción religiosa de radio de la BBC y columnista nacional sindicado, escupe en público en el rostro de la Virgen María y niega la encarnación del Hijo de Dios.

Y al hacerlo con tanta seguridad insulta a todos sus correligionarios que creen en la de la fe cristiana y a más de los mil millones de católicos, desde el Santo Padre al devoto católico más simple.

Esta actitud pública, blasfema e ignorante es tan despreciable como la de los terroristas ISIS que saquean estatuas de María de las iglesias católicas, juegan al tiro al blanco con ellas y las orinan.

¿Y la jerarquía anglicana? ¿Ha mostrado algún indicio que lo Fraser ha escrito está quizás un poco fuera de lugar? ¿Hubo algún tipo de reprobación del reverendo Fraser?

Ni una sola palabra, y su silencio grita que la mayoría de los obispos, teólogos y clérigos anglicanos indirectamente asienten lo que él ha puso por escrito, porque la mayoría de ellos lo piensan de todos modos.

Fuentes:

 

Has click para ver las otras noticias
¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: