Se conoce como Triduo Pascual a los tres días en que los católicos celebran la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.

El triduo Pascual es el mayor festival sagrado de la Iglesia.

En el que se relatan los últimos tres días de la vida de Jesús en la tierra, que son su pasión y resurrección.

Y significa básicamente la entrega de la vida del cordero de Dios en expiación de nuestros pecados.

sepulcro abierto

El triduo estaba formado originariamente por el Viernes y el Sábado santos como días de ayuno, lectura de la pasión y vigilia, junto al Domingo de Resurrección. Pero comienza al caer la tarde del Jueves Santo.

Hay que destacar que durante los tres días siguientes al Domingo de Ramos las parroquias aprovechan para hacer retiros espirituales.

E incluso , en las parroquias que habitualmente no lo hacen, se recita el Laudes y las Vísperas.

En estos tres días se acentúa la adoración eucarística antes de misa, los Vía Crucis y también las procesiones. 

Luego de esos tres días de preparación viene el Triduo Pascual.

Cuando se piensa en el triduo Pascual se habla de Misterio Pascual porque un punto central es la celebración de la Pascua que Nuestro Señor realizó con Sus discípulos, celebrando cuando Dios liberó a los judíos de la esclavitud en Egipto.

En esa celebración los judíos sacrificaban un Cordero sin mancha en recuerdo del ángel exterminador que pasó por alto las casas marcadas con la sangre del cordero y exterminó solamente a los primogénitos de Egipto.

Jesucristo fue la prefiguración de ese cordero pascual, que se ofreció para librarnos de la esclavitud del pecado.

Por lo tanto el misterio Pascual que celebramos en el triduo no es ni más ni menos que la celebración del plan de redención de Dios para la raza humana.

Que se ejecutó a través de la pasión, muerte y resurrección del hijo de Dios encarnado como hombre en la Santísima Virgen María.

Estos eventos no son meros recuerdos o historia pasada, sino que son el drama actual de la salvación, que es celebrado en cada misa, en cada eucaristía.

Una forma de ver el triduo Pascual y dividirlo en tres partes.

En la primera parte, que comienza el Jueves Santo, vivimos la despedida de Jesús en la última cena, su peregrinación al calvario y su muerte en la cruz.

El segundo período abarca desde su muerte el Viernes Santo hasta la tarde del Sábado Santo, que es cuando Nuestro Señor dormía la muerte corporal y los apóstoles estaban de luto.

Y el tercer período abarca desde la Vigilia Pascual hasta cuando Jesús bajo al purgatorio, al limbo y al infierno para liberar a los fieles que había muerto con anterioridad a su sacrificio.

En cada una de estas etapas hay un hondo misterio que recién lo conoceremos cuando veamos cara a cara al Señor.

    

¿QUÉ SIGNIFICA “TRIDUO”?

Viene de raíces latinas que significan, en esencia, “tres días” o “período de tres días”

Hoy en día se refiere al tiempo litúrgico que sigue a Cuaresma y precede a la temporada de Pascua.

De acuerdo con el documento principal que rige las celebraciones relacionadas con la Pascua, Paschales Solemnitatis:

Se llama “el triduo del crucificado, sepultado y resucitado”.
.
También se le llama el “Triduo Pascual” porque durante ella se celebra el misterio pascual.
.
Es decir, el tránsito del Señor de este mundo al Padre.

Entre los siglos III y VIII se añadió el Jueves a los días ya prescriptos.

Que en realidad era el último día de cuaresma y tiempo para preparar el triduo.

Estos tres días santos son culminación celebrativa de todo el año litúrgico, retiro espiritual de los creyentes en comunidad y momento principal de decisiones cristianas.

  

¿CUÁNDO COMIENZA Y TERMINA CONCRETAMENTE EL TRIDUO?

De acuerdo con las Normas universales sobre el año litúrgico y sobre el calendario:

El Triduo Pascual comienza con la Misa vespertina de la Cena del Señor.

Alcanza su punto más alto en la Vigilia de Pascua, y se cierra con la oración de la tarde del domingo de Pascua.

Esto significa que el Triduo se extiende desde la tarde del Jueves Santo a la tarde del domingo de Pascua.

Por lo tanto, incluye tres días completos, aunque no comienza a medianoche.

Estos tres días se distribuyen de la siguiente manera:

  • La última parte del Jueves Santo
  • Viernes Santo
  • Sábado Santo
  • La primera parte del domingo de Pascua

procesion con cristo crucificado

  

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE EL TRIDUO?

De acuerdo con las Normas Generales:

Cristo nos redimió a todos y dio perfecta gloria a Dios principalmente a través de su misterio pascual.

Muriendo destruyó nuestra muerte y resucitando restauró nuestra vida.

Por lo tanto el Triduo Pascual de la Pasión y Resurrección de Cristo es la culminación de todo el año litúrgico.
.
Así, la solemnidad de Pascua tiene el mismo tipo de preeminencia en el año litúrgico que el domingo tiene en la semana.

   

¿CÓMO ES OBSERVADO EL AYUNO EN ESTA TEMPORADA?

Según Paschales Solemnitatis:

El ayuno de Pascua es sagrado en los dos primeros días del Triduo.

Durante el cual, según la tradición antigua, las iglesia ayuna “debido a que el esposo ha sido quitado”

El Viernes Santo es un día de ayuno y abstinencia (de carne).

También se recomienda que se observe de esta manera Sábado Santo, a fin de que la Iglesia con el corazón levantado y limpio esté lista para celebrar las alegrías del domingo de la resurrección.

En concreto, el ayuno y la abstinencia por tanto se requieren en el Viernes Santo y el ayuno se recomienda también el Sábado Santo.

   

¿QUÉ ES EL “TENEBRAE”?

Tenebrae  (en latín, “sombras”, “oscuridad”) es el nombre dado antiguamente a un servicio particular de las lecturas hechas en esta época del año.

Según Paschales Solemnitatis:

Se recomienda que haya una celebración comunitaria del Oficio de lectura y oración en la mañana del Viernes Santo y Sábado Santo

Es apropiado que el Obispo celebre la Oficio en la catedral, e la medida de lo posible con la participación del clero y demás personas.

Este Oficio, que antes se llamaba “Tenebrae”, tenía un lugar especial en la devoción de los fieles como meditación y contemplación de la pasión, muerte y sepultura del Señor, a la espera del anuncio de la resurrección.

liturgia de la luz

   

¿QUÉ SUCEDE CADA DÍA DEL TRIDUO?

   

JUEVES SANTO

El Triduo Pascual comienza con la misa vespertina de la Cena del Señor del Jueves Santo, día de reconciliación, memoria de la eucaristía y pórtico de la pasión.

Se celebra lo que Jesús vivió en la cena de despedida:

“Cada vez que coméis de este pan y bebéis de esta copa, proclamáis la muerte del Señor, hasta que él vuelva” (1Cor 11,26).

Con la misa vespertina del jueves comienza actualmente el triduo.
.
Por eso se afirma que el Jueves Santo es “conmemoración de la cena del Señor”.

En él se halla el lavatorio de los pies, el cual significa un servicio que exige y requiere humildad.

Termina el jueves con una oración prolongada personal en silencio.

La hora santa puede hacerse, bien el Jueves Santo por la noche, o bien el Viernes por la mañana.

En muchas diócesis se realiza por la mañana la Misa Crismal, donde se bendice y reparte al clero los santos óleos que serán usados en los sacramentos durante el años.

   

VIERNES SANTO

El Viernes se centra en el misterio de la cruz, instrumento de suplicio y de muerte (madero), pero sinónimo de redención (árbol).

Este día, denominado antiguamente al modo judío parasceve (preparación), es hoy “celebración de la Pasión del Señor”.

Conmemoramos la victoria sobre el pecado y la muerte.

La actual celebración del Viernes Santo es austera: gira en torno a la inmolación del Señor.

Para nuestro pueblo, el Viernes Santo es un día de dolor, manifestado por dos figuras: el Nazareno y la Dolorosa.

Se suele leer la Pasión del Señor y en general se hace el Vía Crucis más importante con las 14 estaciones.

Por la mañana en general se practica la devoción de la Visita a las 7 Iglesias.

   

LA VIGILIA PASCUAL

La Vigilia Pascual es la celebración más importante del año, la culminación de la Semana Santa y el eje de toda la vida cristiana, hasta el punto de haber sido denominada “madre de todas las vigilias”.

Con la noche del sábado se inicia el tercer día del triduo.

Según el misal, es noche de vela.

Según la actual liturgia, el sábado es día de meditación y de reposo, de paz y de descanso, sin misa ni comunión, con el altar desnudo. 

Está constituida por una larga celebración de la palabra que acaba con la eucaristía. Se inicia el acto con una hoguera.

a) La liturgia de la luz

Se desarrolla de noche, fuera del templo, en torno al cirio, símbolo de Cristo, al que siguen los bautizados con sus luminarias encendidas.

b) La liturgia de la palabra

En esta segunda parte se describe la historia de la salvación. Son fundamentales las lecturas del Génesis (creación), Éxodo (liberación de Egipto), Profetas (habrá una nueva liberación) y Evangelio (proclama de la resurrección).

c) La liturgia del agua

La tercera parte celebra el nuevo nacimiento. Se desarrolla especialmente cuando hay bautismos, sobre todo de adultos.

d) La liturgia eucarística

La eucaristía es la cumbre de la vigilia. Los recién bautizados participan activamente en la oración universal, procesión de ofrendas y comunión.

Este día termina en alborozo por la noche, porque Jesús resucitó.

Por eso las parroquias tienden a realizar un ágape fraterno entre sus fieles.

jesus descendido de la cruz lamentos Giotto

   

LA EUCARISTÍA PASCUAL

En la eucaristía del Domingo de Resurrección, el acontecimiento pascual, sacramentalmente celebrado en la eucaristía, no se reduce sólo a Cristo y a la Iglesia, sino que tiene relación con el mundo y con la historia.

La Eucaristía Pascual es promesa de la Pascua del universo, una vez cumplida la totalidad de la justicia que exige el reino.

El día pascual de la resurrección, Jesús comió con los discípulos de Emaús y con los Once del cenáculo.

Son comidas transitorias entre la resurrección y la venida del Espíritu.

Estas comidas expresan el perdón a los discípulos y la fe en la resurrección.

Fuentes:

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: