Noticia de Último Momento

 

Como era previsible en esta Semana Santa se producen ataques de los detractores de la realidad histórica de Jesús, pero esta vez de manera indirecta al negar la existencia de los apóstoles.

vitral de los apostoles

Este año National Geographic presta atención a un libro escrito por el autor Tom Bisell que se llama “Apóstol: viaje entre las tumbas de los Doce”

La teoría de Bisell es que los apóstoles nunca existieron y que en realidad son una mezcla de realidad y ficción.

Concretamente en el reportaje de National Geographic dice

“Algunos de estos nombres registrados en el Nuevo Testamento son, probablemente, personas reales. Probablemente hubo un Pedro y Juan; sin duda un Santiago (hermano de Jesús) y, quién sabe, un tal Tomás. Pero más allá de los propios Evangelios, no hay nada histórico para demostrar su existencia”.

Según su investigación hay una cantidad razonable de información sobre Pablo, sobre Santiago el hermano de Jesús y también sobre Pedro y Juan en la Biblia, pero no ha encontrado nada acerca de ellos en fuente seculares.

Según la entrevista Bisell era católico pero tuvo una inspiración viendo la película La vida de Brian.

Hay una escena en esa película donde Brian salta de una torre y aterriza en medio de un mercado lleno de profetas diciendo un paloteo sin sentido, y en este recitar atraen una gran audiencia.

Y esto para él fue un retrato de la psicología del primer siglo.

Para hacer el libro él viajó a los lugares de Tierra Santa y por ejemplo estuvo dónde Judas se ahorcó, en un lugar llamado Aceldama y dice que allí se siente como si fuera un lugar maldito y él lo atribuye a los siglos de odio y repugnancia hacia Judas.

El opina que probablemente haya habido un traidor de Jesús, pero probablemente la historia que describen los evangelios sea ficticia.

También cuenta que estuvo en Kirguistán en busca de la tumba de San Mateo, que según un mapa medieval de España las reliquias de San Mateo habían sido enterradas en un monasterio armenio en orillas del lago Issyk Kul, pero no descubrió ningún monasterio armenio ahí sino un monasterio Ruso del siglo XIX.

Respecto a Santiago el hermano de Jesús, lo pinta que es una persona real porque es mencionado por Flavio Josefo, el historiador judío del siglo primero.

Pero dice que no encontró ninguna tumba de Santiago aunque sospecha que Santiago es de veras, que hay pruebas de era el hermano mayor de Jesús y fue la figura más importante en el cristianismo del primer siglo después de Jesús.

Tom Bisell

Tom Bisell

Con esto además deja claro que no cree en la virginidad de la Virgen María tratándolo como hermano mayor y carnal de Jesús.

En definitiva la reacción de Bisell contra la realidad fáctica de los apóstoles es que las religiones abrahámicas monoteístas son bastante molestas en el mundo moderno y habla en tono crítico de la forma en que tratan a la mujer, en la forma en que los niños son vistos, y la forma en que ven la autoridad, y dice que no tienen lugar en la sociedad secular de hoy.

Al final de la entrevista Bisell trata de suavizar su ataque al cristianismo, diciendo que en definitiva las historias de los 12 apóstoles son como el mundo occidental decidió enseñar, cómo es el universo, cómo es la moral y cómo debe ser una comunidad.

Este libro, que asevera que no hay evidencia histórica de la existencia de los Apóstoles fuera del Nuevo Testamento, ignora la enorme cantidad de registros históricos de la vida de Jesús y las comunidades en el siglo primero.

Este es otro ejemplo que cumple la tradición de Semana Santa, donde siempre se produce algún intento de los ateos para socavar la fe de más de 2000 millones de cristianos en el mundo, y es cuando algún hábil escritor junta unos pocos datos y con ello hace una historia para vender libros a los ateos en la zafra anual que a ellos les molesta más.

Leer las notas aquí: