El mensaje alineado con la doctrina histórica del catolicismo a veces se pierde entre tanta información.

En estos tiempos revueltos de contradicción entre cardenales es bueno que ellos nos refresquen sobre la real batalla que se está librando ahora.

El cardenal Sarah habló sobre ello en mayo del 2016, en una conferencia en EE.UU.
.
Y el cardenal Caffara habló de lo mismo en mayo de 2017 en Roma.

Ambos hablaron de la misma batalla desde dos puntos de vista complementarios.

 

LA CONSTRUCCIÓN DE UN PARAÍSO UTÓPICO SIN DIOS EN LA TIERRA

El cardenal Robert Sarah, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, habló a una audiencia norteamericana de más de 1300 personas en Washington DC.

Siendo el orador principal en el Desayuno de Oración Nacional Católico anual, el martes 17 de mayo de 2016 y ha dicho cosas muy fuertes.

misa del cardenal srah

Sarah denunció la ideología de género como “colonización ideológica”.
.
Y lamentó el desmantelamiento “insidioso” de la libertad religiosa en los Estados Unidos.

“Hoy en día estamos asistiendo a la siguiente etapa – y la consumación – de los esfuerzos para construir un paraíso utópico en la tierra, sin Dios.

Es la etapa de negar el pecado y la caída por completo.

Pero la muerte de Dios se traduce en el entierro de bien, de la belleza, el amor y la verdad.

Lo bueno se convierte en malo, la belleza es fea, el amor se convierte en la satisfacción de los instintos primarios sexuales, y las verdades son todas relativas.

Así toda clase de inmoralidad no sólo es aceptada y tolerada hoy en las sociedades avanzadas, sino incluso promovida como un bien social.

El resultado es la hostilidad hacia los cristianos, y, cada vez más, la persecución religiosa”.

Esta es la razón de por qué es tan importante luchar para proteger a la familia, la primera célula de la vida de la Iglesia y toda la sociedad.

No se trata de ideas abstractas.

Esto se trata de la defensa de nosotros mismos, los niños y las generaciones futuras de una ideología demoníaca que dice que los niños no necesitan de las madres y los padres.

Que niega la naturaleza humana y quiere alejar a generaciones enteras de Dios.

La familia es la preparación física y la anticipación de la comunión que es posible cuando estamos unidos a Dios“, dijo Sarah.

“Es por esto que el diablo está intentando destruir a la familia.

Si la familia se destruye, perdemos nuestros fundamentos antropológicos dados por Dios y por lo tanto resulta más difícil dar la bienvenida a la buena noticia de Jesucristo: el don de sí, el amor fecundo”.

robert sarah cardenal

Y continuó:

“¿No vemos signos de esta guerra insidiosa en esta gran nación de los Estados Unidos?”, preguntó Sarah.

“En nombre de la “tolerancia”, las enseñanzas de la Iglesia sobre el matrimonio, la sexualidad, y la persona humana se desmantelan.
.
La legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo, la obligación de aceptar la anticoncepción dentro de los programas de salud.
.
E incluso ”las leyes de baño” que permiten a los hombres usar el baño y vestuarios de las mujeres.
.
¿No debería un hombre biológico usar el baño de hombres?
.
¿Cómo puede ser más simple el concepto?”

Sarah ofreció tres sugerencias: ser profético, ser fiel, y orar.

Les animo a realmente hacer uso de la libertad querida por sus padres fundadores, para que esto no lo pierdan”.

Algunos observadores del Vaticano dicen que podría ser uno de los más firmes candidatos a ser el próximo Papa, y el discurso, pronunciado en un tono tranquilo pero lleno de fuego y con poderosa retórica, fue una revelación.

El escritor católico estadounidense George Weigel alabó la conferencia de Sarah en un artículo publicado en First Things,

El cardenal Sarah no es un showman, pero hizo una profunda impresión en los 1300 asistentes por la profundidad de su fe y la lucidez de su presentación.

Él habló emotivamente de la solidaridad de la que los seres humanos son capaces porque estamos hechos a la semejanza de la comunión original de la solidaridad: la Santa Trinidad.

Y en ese contexto, defendió a los más débiles y los más vulnerables entre nosotros, en todas las etapas de la vida, llamando a su audiencia americana a vivir las verdades sobre las que la nación naciente apostó su independencia”.

 

LA BATALLA FINAL ENTRE DIOS Y SATANÁS HA LLEGADO

La profecía de la vidente de Fátima Sor Lucía que la batalla final entre Dios y Satanás será sobre el matrimonio y la familia se ha cumplido hoy, dijo el Cardenal Carlo Caffara en una conferencia católica en Roma en mayo 2017.

“Lo que Sor Lucía dijo en esos días se está cumpliendo en nuestros días”

Caffara hizo sus comentarios en el cuarto Foro anual de la Vida en Roma.

El cardenal Caffara, fue presidente fundador del Instituto Pontificio Juan Pablo II para Estudios sobre el Matrimonio y la Familia.

Caffara hizo sus comentarios sobre la “batalla final”, en referencia a una carta que escribió a la hermana Lucía a principios de los años 1980 para pedir sus oraciones, al comenzar su nueva empresa de fundar el instituto.

Nunca esperó una respuesta.

Pero, para su sorpresa, Caffara recibió una larga carta firmada por Sor Lucía en la que habló de la “batalla final” que vendría al final de los tiempos.

La vidente de Fátima escribió que

“La batalla final entre el Señor y el reino de satanás se hará sobre el matrimonio y la familia.

No tenga miedo, porque cualquier persona que trabaje para la santidad del matrimonio y la familia siempre luchará con la oposición en todos los sentidos, porque ésta es la cuestión decisiva”.

Y luego concluyó diciendo que

“la Virgen ya le ha aplastado la cabeza”.

Caffara dijo en su presentación que hay dos fuerzas opuestas entre sí en la batalla.

Uno es el “Corazón herido del Crucificado y Resucitado”, que llama a todos los hombres a sí mismo.

El otro es el “poder de Satanás, que no quiere ser expulsado de su reino.”

El cardenal dijo que la zona en la que esta batalla tiene lugar es el corazón humano.

Las dos fuerzas de atracción dan lugar a dos culturas.

Una “cultura de la verdad y la cultura de la mentira.”

“Hay un libro en la Sagrada Escritura, el último, el Apocalipsis, que describe la confrontación final entre los dos reinos.

En este libro, la atracción de Cristo toma la forma de triunfo sobre las potencias enemigas al mando de satanás.

Es un triunfo que llega tras un largo combate.

Los primeros frutos de la victoria son los mártires, dijo.

Caffara dice que la legalización del aborto proviene de la “cultura de la mentira”, donde el “crimen” de asesinar a un ser humano es visto como “bueno”.

El aborto es un

“acto sacrílego que es la “negación de la verdad más profunda del hombre”.

“La razón por la cual el hombre no debe derramar la sangre del hombre es que el hombre es la imagen de Dios.

A través del hombre, Dios habita en su creación. Esta creación es el templo del Señor, porque habita en el hombre.

Violar la intangibilidad de la persona humana es un acto sacrílego contra la santidad de Dios.

Es el intento satánico para generar una ‘anti-creación.’

Al ennoblecer la muerte de los seres humanos, satanás ha sentado las bases de su ‘creación’, eliminando de la creación la imagen de Dios, para ocultar su presencia en la misma”, dijo.

El cardenal dijo además que

“el ‘matrimonio’ homosexual también viene de la cultura de la mentira, ya que niega completamente la verdad del matrimonio, que proviene de la mente de Dios creador.

La revelación divina nos ha dicho lo que Dios piensa del matrimonio: la unión legal de un hombre y una mujer, la fuente de vida.

En la mente de Dios, el matrimonio tiene una estructura permanente, basado en la dualidad del modo humano de ser: femenino y lo masculino.

No dos polos opuestos, sino el uno con y para el otro”, dijo.

“La unión entre un hombre y una mujer, que se convierten en una sola carne, es la cooperación humana en el acto creador de Dios”, agregó.

Satanás, en el impulso de las mentiras del aborto y la homosexualidad, está tratando de destruir a los dos pilares más importantes de la creación, la “persona humana” creada a imagen de Dios y la “unión conyugal” entre un hombre y una mujer.

“La elevación axiológica del aborto a un derecho subjetivo es la demolición del primer pilar.
.
El ennoblecimiento de una relación homosexual, cuando se equipara al matrimonio, es la destrucción del segundo pilar”.

El objetivo final de satanás es

“construir una anti-creación real, una creación alternativa, donde Dios y todos los signos de su belleza y la bondad han sido borrados.

Este es el último desafío terrible, que satanás está lanzando a Dios, dijo el cardenal.

Ser un fiel seguidor de Cristo en estos tiempos significa

“declarar abierta y públicamente… la verdad de la creación de Dios con respecto a la dignidad de la persona humana y el matrimonio.

Alguien que no da testimonio de esta manera es como un soldado que huye en el momento decisivo en una batalla.

Somos testigos y no desertores, pero, si no hablamos abiertamente y en público…”, dijo.

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: