Recién en el pontificado del papa Francisco se ha establecido una fiesta litúrgica para Santa María Magdalena.

Poniéndola a la altura de los 11 apóstoles.

santa maria magdalena

El arzobispo Arthur Roche, secretario de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, expresó en su oportunidad:
.
“… El Papa Francisco ha tomado esta decisión en el Jubileo de la Misericordia para resaltar la relevancia de esta mujer que mostró un gran amor por Cristo y Cristo por ella.
.
María de Magdala es la primera en ver el sepulcro abierto y la primera en escuchar la verdad de la Resurrección del Señor.”

María Magdalena ha sido sin duda una figura controvertida, con numerosos relatos y mitos alrededor de ella.

Popularizados por gnósticos y feministas, que llegan al pico en la novela de Dan Brown “El Código Da Vinci”, donde se le adjudica ser la esposa de Jesús y haber tenido un hijo de él.

¿Qué es lo que sabemos acerca de María Magdalena por la Biblia?

María Magdalena era una parte del círculo íntimo de Jesús, y la amaba profundamente.
.
Fue el primer testigo de la resurrección, y ella llevó la buena noticia a los Apóstoles el día de Pascua.

Ella es una santa y un modelo para todos los cristianos que se esfuerzan por alcanzar la santidad.

Más allá de eso, sabemos poco acerca de su apariencia, edad, ocupación, las relaciones familiares, o la muerte.

Se estima que era de Magdala donde nuevas excavaciones sugieren que los cristianos y los judíos se llevaban muy bien e incluso adoraban juntos en las mismas sinagogas.

Sin embargo no es verdad que era la esposa de Jesús, ni que tuviera hijo con Jesús, que son los antepasados de los reyes merovingios de Francia como dice Dan Brown, atribuyéndole el mote de Santo Grial porque llevaba el linaje real de Jesucristo.

Ella no estuvo presente en la última cena, ni fue la sucesora de Jesús, ni una sacerdotisa como suelen decir algunos gnósticos y activistas feministas.

maria magdalena anuncia a los discípulos la resurreccion

Incluso las feministas de Ms. Magazine, reconocen que la relación amorosa atribuida con Jesús es completamente infundada.

En un artículo de 2006 se lee:

No hay evidencia que María Magdalena y Jesús eran amantes o casados.

Si bien hay elementos eróticos en la relación entre Jesús y María Magdalena en San Juan, capítulo 20 (donde hace un intento de abrazarlo y él dice:

“No me toques ni me retengas”).

Y en algunas obras apócrifas (en particular el Evangelio de Felipe).

Lo erótico en estos textos es un aspecto de lo místico, evocador de la intimidad de compartir el conocimiento espiritual.

La cuestión de la sexualidad genital de María Magdalena, con Jesús o cualquier otra persona, sigue siendo una pregunta abierta”.

En el artículo, publicado en Catholic News Service, “Los eruditos tratan de corregir la tradición cristiana sobre María Magdalena”, escrito por Jerry Filteau, se afirma:

En el año 591 el Papa San Gregorio Magno predicó un sermón en el que identificó como una misma persona las figuras del Nuevo Testamento de María Magdalena, la pecadora que ungió los pies de Jesús y los lavó con sus lágrimas, y la María, que era hermana de Lázaro y Marta de Betania.

A pesar de que sólo se estaba reflejando una tradición que había ganado algo de terreno en Occidente (y fue resistida por muchos de los primeros teólogos de la iglesia), el sermón se convirtió en un punto de referencia para la enseñanza y la predicación en Occidente.

Dijo el padre Raymond F. Collins , un experto en el Nuevo Testamento en la Universidad Católica de América.

La identificación de María Magdalena como una mujer pecadora arrepentida se solidificó en la Iglesia Latina durante siglos por el uso de esa historia.

Que se informa en el séptimo capítulo de Lucas, que era la lectura del Evangelio de la fiesta de María Magdalena, el 22 de julio.

De hecho, en el Calendario romano antes del Concilio Vaticano II, se llamaba la fiesta de “María Magdalena, penitente.”

El Padre Collins señaló que esto cambió en 1969 con la reforma del Misal Romano y el calendario romano

Desde entonces la lectura del Evangelio de la fiesta de María Magdalena ha sido el capítulo 20, versículos 1-2 y 11-18, del Evangelio de Juan.

aparicion de jesus a maria magdalena fondo

El Padre William Saunders, profesor de catequesis y teología en Notre Dame, ofrece una explicación clara de la confusión sobre la identidad de María Magdalena:

En los Evangelios, hay tres “personajes” particulares que participan en la controversia:

-María Magdalena , una seguidora de nuestro Señor (Jn 20: 11-18);

-la mujer penitente anónima (Lc 7: 36-50); y

-María de Betania, hermana de Marta y Lázaro (Lc 10: 38-42).

En Occidente, sobre todo desde el tiempo del Papa San Gregorio Magno, los tres personajes han sido identificados como Santa María Magdalena.

Sin embargo en el Este, los tres personajes han permanecido separados.

Y Santa María Magdalena y Santa María de Betania tienen fiestas separadas.

San Ambrosio, San Jerónimo, San Agustín, San Alberto Magno y Santo Tomás de Aquino todos se abstuvieron de abrir opinión final.

Así que, ¿por qué el Papa San Gregorio fusionó las tres “personajes” en uno?

En primer lugar, es necesario examinar las referencias específicas a la mujer llamada “María Magdalena” en los Evangelios.

Ella era una de las mujeres que acompañaron a Jesús y los apóstoles:

“Le acompañaban los Doce y algunas mujeres que habían sido curadas de espíritus malignos y enfermedades: María, llamada Magdalena, de la cuales habían salido siete demonios, Juana mujer de Cusa, administrador de Herodes, Susana y muchas otras personas que le asistían con sus medios” (Lc 8: 1-3).

También el Evangelio de San Marcos confirma que el Señor había expulsado siete demonios de María Magdalena (16: 9.)

María Magdalena también estuvo al pie de la cruz durante la crucifixión (Mc 15:40, Mt 27:56 y Jn 19:25).

Ella también fue testigo de la sepultura de Cristo, y en la Pascua,  fue la primera en descubrir la tumba vacía y luego la primera en ver al Señor resucitado (Jn 20: 1-18).

Teniendo en cuenta las referencias específicas a “María Magdalena”, el segundo paso es examinar si María Magdalena también puede ser la mujer penitente que se encuentra en el Evangelio de San Lucas (7, 36-50).

Recuerde que la mujer penitente entró en la casa de Simón el fariseo.

Ella lloró, y sus lágrimas cayeron sobre los pies de nuestro Señor.

Ella ungió sus pies con aceite perfumado y los secó con sus cabellos. Simón el fariseo se dijo a sí mismo:

“Si este hombre fuera profeta, sabría quién y qué clase de mujer es la que lo toca – es una pecadora”, una obvia referencia a su ser “intocable” por el pecado grave del adulterio, la fornicación o la promiscuidad.

Al final, Jesús perdona a la mujer penitente.

Esta escena es parte del ministerio de Jesús en la zona del Mar de Galilea.

Además, justo después de la declaración de perdón en Lucas 7:50, María Magdalena es mencionada por su nombre como seguidora de Jesús y se la identifica como “de la cual siete demonios habían salido” (Lc 9, 1-3).

Tenga en cuenta que Magdalena se deriva de Magdala.

Magdala, situada en el mar de Galilea, cerca de Tiberíades, era una ciudad rica conocida por sus pesquerías prósperas. Los romanos destruyeron la ciudad debido a su depravación moral y su participación en la revuelta judía.

Curiosamente, en el Talmud, la palabra Magdalena se deriva la expresión “rizar el pelo de las mujeres”, que significa “adúltera.”

A pesar de que la mujer penitente de Lucas 7 no se identifica específicamente como la María Magdalena “de los cuales habían salido siete demonios” de Lucas 8, uno podría fácilmente llegar a esa conclusión, al igual que el Papa San Gregorio.

Por otra parte, la tradición primitiva Iglesia también ha confirmado esta conexión.

El tercero y más difícil paso de la investigación es ver si María Magdalena podría de hecho ser María de Betania.

Después de Lucas 8, el Evangelio en los capítulos 9º y 10º relaciona historias tales como el milagro de la multiplicación de los panes, la Transfiguración, el exorcismo de un niño poseído y enseñanzas sobre el discipulado.

Nuestro Señor entonces viajó a “un pueblo” (es decir, Betania, aunque no se especifica por Lucas) a la casa de Marta, que “tenía una hermana llamada María” (Lc 10: 38-42).

Ahí Marta preparó una comida para nuestro Señor.

Mientras que el Evangelio de San Lucas no identifica específicamente a María Magdalena con María de Betania, el Evangelio de San Juan ayuda a resolver el problema.

En Juan 12: 1-11, Jesús llegó a Betania, “el pueblo de Lázaro, a quien Jesús había resucitado de entre los muertos.”

Marta servía una comida.

María ungió los pies de nuestro Señor con perfume y se secó los pies con sus cabellos.

Tenga en cuenta que esto es una escena diferente de la unción por la mujer penitente en la casa de Simón el fariseo en Lucas 7.

Sin embargo, el mismo tipo de acción en ambas escenas sugiere el mismo actor, es decir, María Magdalena.

Por otra parte, en Juan 11, la escena anterior donde Jesús levantó a Lázaro de entre los muertos, el Evangelio dice:

Había un hombre llamado Lázaro, que estaba enfermo.

Que era de Betania, la aldea de María y de su hermana Marta.

Esta María, cuyo hermano Lázaro estaba enfermo, fue la que ungió al Señor con perfume y secó los pies con sus cabellos” (Juan 11: 1-2).

Aquí María se identifica como “la que ungió al Señor”.

Mientras que algunos especulan que esta identificación en Juan 11 se refiere a la unción posterior en Juan 12, ¿por qué Juan necesitará hacer dicha referencia cuando la historia de Juan 11 fluye correctamente en la historia de Juan 12?

Lo más probable, la identificación se refiere a una acción anterior, a saber, la historia en la casa de Simón el fariseo.

Si este argumento es válido, entonces María Magdalena, la mujer penitente y María de Betania son la misma.
.
Por supuesto, todavía nos quedamos con un poco de misterio.
.
Sin embargo, estoy de acuerdo con el Papa San Gregorio, que llegó a la conclusión,
.
“la que Lucas llama mujer pecadora, a quien Juan llama María [de Betania], que creemos que es la María de los cuales siete demonios fueron expulsados de acuerdo con Marcos” (Homilías sobre los Evangelios).

Santa María Magdalena, la pecadora arrepentida, que encuentra tanto el perdón y la amistad con el Señor, que permaneció fiel a los pies de la cruz y que vio al Señor resucitado, es un poderoso ejemplo para cada creyente.

aparicion de jesus a maria magdalena alezandre ivanov noli fondo

 

ORACIÓN A SANTA MARÍA MAGDALENA PARA PETICIÓN

Por los gloriosos méritos
de la bendita María Magdalena,
te rogamos, oh Dios,
que nuestras ofrendas sean aceptables para Ti,
por cuanto tu Hijo Unigénito
aceptó el humilde servicio que ella le rindió.

(Hacer la petición)

Te lo pedimos por tu Hijo, Jesucristo,
que contigo vive y reina
en la unidad del Espíritu Santo y es Dios,
por los siglos de los siglos.
Amén.

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: