Las historias de monstruos de la criptozoología aparecen en la vida de muchos Santos.

Y tienen connotaciones evangelizadoras.

Sobre todo estas historias se dan en los lagos y ríos de Irlanda.

Recordemos además que Irlanda era llamada “Insula Sanctorum”, que quiere decir Isla de los Santos.

Allí florecieron muchos santos y llegó a ser el país más católico del mundo.

El santo más famoso relacionado con un monstruo de la criptozoología es San Columba, que fue el primero que avistó al famoso monstruo de Loch Ness llamado familiarmente Nessie.

En este artículo haremos la historia específica de Columba y del monstruo Nessie.

Pero también mencionaremos otros santos irlandeses relacionados con monstruos.

   

EL LAGO LOCH NESS Y SU CRIATURA

Loch Ness es el mayor cuerpo de agua dulce en Gran Bretaña. 

Es el más grande de la cadena de lagos de Great Glen.

Está situado al sur oeste de Inverness, la ‘capital de las Highlands’.

Lago Loch Ness

Hay más agua en el lago Ness que todos los otros lagos en Inglaterra, Escocia y Gales en su conjunto. 

El área de captación de lluvia para Loch Ness es tan grande que una lluvia de tan sólo medio centímetro añade  11.000.000 toneladas de agua al lago. 

Se dice que el lago nunca se congela y esto es cierto.

Debido a la gran cantidad de agua en el lago hay un termoclina alrededor a partir de los 30 metros de profundidad en el lago.

El microclima hace que su temperatura nunca se altere de 6 grados Celsius. 

El agua de la superficie se enfría en invierno pero es calentada por el agua más caliente del termoclina de más abajo.

Esto puede hacer que el lago largue vapor en días muy fríos.

Se ha estimado que el calor emitido por el lago en un invierno es el equivalente a la quema de 2 millones de toneladas de carbón.

Se han registrado más de 1000 supuestos avistamientos de Nessie.

La criatura es larga y delgada, generalmente de color verde y con jorobas negras, con cola y cabeza de serpiente.

Es tímida y no parece ser tan agresiva como lo muestra la leyenda de San Columba.

Mediría más de 30 metros de largo.

Cuando está saliendo del agua, sólo puede ver su cuerpo entre las olas.

Cuando nota que está siendo vista se sumerge de nuevo formando círculos perfectos de agua tras de sí mientras desaparece de nuevo a las profundidades del lago.

Hace unos años el guardacostas auxiliar y empresario George Edwards hizo este espectacular hallazgo cuando estaba en un ejercicio de entrenamiento de guardacostas en el lago.

Recogió una señal anormal en su sonar.

La profundidad máxima del lago es de alrededor de 230 metros, y cuando hizo una maniobra circular con su barco obtuvo una lectura de 250 metros en su equipo de sonar.

Ahí dice George es la guarida de Nessie.

George, que en los últimos años ha visto muchas formas extrañas en el Loch Nees, ha estado manejando su embarcación por 12 años en el lago.

Imagen de Satélite de una figura de mas de 30 metros de largo supuestamente de Nessie

Según Wikipedia:

La referencia más antigua conocida sobre una misteriosa criatura presente en el río y el lago Ness, se encontraría en la Vida de san Columba (Vita Columbae, un texto del siglo VII), donde se describe que en el año 565 San Columba (521-597) habría salvado a alguien que supuestamente estaba siendo atacado por un animal en el lago. 

También según Wikipedia:

Columba o Colomba (7 de diciembre de 521 – 9 de junio de 597), llamado también en ocasiones Columba de Iona o, en irlandés antiguo, Saint Colm Cille, Columbkill o Columcille (que significa «Paloma de la iglesia»), fue una destacada figura entre los monjes misioneros gaélicos que reintrodujeron el cristianismo en Escocia a comienzos de la Edad Media.

Según San Adamnan, en una biografía escrita más de 100 años después de su muerte, el monje irlandés era un verdadero hacedor de milagros.

Columba profetizaba regularmente y curaba a los enfermos, discapacitados y cojos.

Una vez, cuando él no tenía vino para la misa, milagrosamente convirtió el agua en vino.

El monje también extrajo agua de una roca, calmó las tormentas en el mar.

Conversaba libremente con los ángeles, sometiendo bestias salvajes (como jabalíes y serpientes).

Proporcionó a varios pescadores una captura abundante de peces

Y llevó la paz a las facciones en guerra.

También multiplicó un hato de ganado dando mucha alegría a su dueño

Y exorcizaba a los demonios sin pestañear.

Además, una luz divina parecía seguirlo dondequiera que iba.

    

LA HISTORIA DE NESSIE Y SAN COLUMBA

Sabemos sobre los encuentros de Columba con monstruos, gracias a su biógrafo San Adamnan del siglo VII, en su libro: La Vida de San Columba”.

Coincidentemente, este es el primer informe escrito del monstruo del Lago Ness tal como dijimos.

Mientras estaba de pie en la orilla del río Ness, que fluye de Lago Ness, al norte de Escocia, Columba contempla la mejor manera para cruzar al otro lado.

Mientras evaluaba el problema, se encontró con un grupo de paganos Pictos (tribu escocesa) que estaban ocupados enterrando a un amigo que había sido atacado por una enorme “bestia de agua”, mientras nadaba en el río.

Cuando los dolientes reunidos le explicaron a Columba la historia, él puso su bastón sobre el pecho del fallecido y milagrosamente el hombre se puso de pie, sano y fuerte.

Contra el sentido común, Columba ordenó al Hno. Lugne Mocumin, uno de sus compañeros monjes, cruzar a nado el lago y traer de vuelta a una pequeña embarcación conocida como “coble” que había sido amarrada en la orilla opuesta.

Sin vacilar, Lugne se quitó la túnica y de inmediato se lanzó al agua.

El monstruo, alertado por salpicaduras sobre la superficie del agua alrededor de Lugne, corrió hacia el desafortunado monje, ávido de un bocado.

El monstruo hizo un gran rugido, lanzándose hacia el monje con la boca abierta, mientras Lugne nadaba en medio del lago.

Todo el mundo en la orilla gritó con la esperanza de prevenir al monje de su inminente muerte.

Sin embargo, Columba permaneció impasible.

En su lugar dio un paso adelante al borde del lago, haciendo la señal de la cruz, y mientras invoca el nombre del Señor, habló con voz fuerte:

“¡No irás más allá!” exigió al monstruo. “¡No toques al hombre! ¡Déjelo de inmediato!”

A pesar de que el monstruo estaba a no más que la longitud de una lanza del monje, al sonido de las palabras de mando del santo, el monstruo se detuvo e inmediatamente aterrorizado se dio a la fuga.

Como Adamnan describió, el monstruo se movió “más rápido que si se hubiera sido retirado con cuerdas”.

El monstruo huyó rápidamente a las profundidades del lago, lo que permitió al Hno. Lugne llegar al barco y traerlo sano y salvo.

Todos, incluyendo a Nessie, se sorprendieron.

Y si los paganos en el funeral no estaban lo suficientemente impresionados con Columba; por haber regresado a su amigo a la vida, quedaron completamente impresionados con la forma en que el monstruo obedeció al santo.  

Todos ellos dieron gloria al Dios de los cristianos.

Los Pictos se convirtieron siendo bautizados en las mismas aguas de río Ness.

   

LA VIDA DE SAN COLUMBA

San Columba, Abad de Iona, nació en Garten, Condado de Donegal, Irlanda el 7 de diciembre del 521.

Él pertenecía al clan real O’Donnell en Garten, Condado de Donegal, Irlanda.

Su padre era Fedhlimdh y su madre era Eithne.

Fue tataranieto de “Niall de los Nueve Rehenes”, un rey irlandés del siglo IV, por el lado paterno.

Fue bautizado Colum, que significa “paloma”, que fue latinizado en el nombre que lo conocemos como Columba.

Extrañamente hay un juego de palabras casi sobrenatural asociado con su nombre.

Al parecer, también es conocido por el nombre de Columcille, que significa “paloma de la Iglesias” en gaélico.

Él fue bautizado por un sacerdote llamado Cruithnechan en Tulach-Dubhglaise, que ahora se llama Temple-Douglas.

Este cura posteriormente se convirtió en su tutor y padre adoptivo.

Cuando se hizo mayor, Columba entró en la escuela monástica de Movilla bajo San Finnian.

Que había estudiado en el Monasterio Magno de San Ninian en las costas de Galloway.

Fue allí donde el monje se convierte en diácono.

Dejó Movilla y viajó a Leinster, donde se convirtió en un alumno de Gemman el Bardo.

Al término de sus estudios con Gemman, Columba entró en el monasterio Clonard, situado en el río Boyne, en el moderno condado de Meath.

Clonard fue un importante centro de erudición y la espiritualidad cristiana.

De hecho, en su apogeo, 3000 eruditos estudiaban allí.

Fue aquí, en Clonard, donde el Obispo Etchen de Clonfad ordenó sacerdote a Columba y más tarde llegó a ser conocido por los historiadores como uno de los “Doce Apóstoles de Irlanda.”

Columba se embarcó en una peregrinación a Roma, pero debido a las caprichosas vicisitudes de su agitada vida, sólo llegaría hasta Tours, Francia, donde adquirió una copia de los Evangelios que habían permanecido en el seno de San Martín durante todo un siglo.

Regresó a Escocia con la reliquia y la depositó en Derry (Skene, Escocia).

De acuerdo con el Venerable Beda, Columba dejó Irlanda y pasó por Escocia en el año 563 con otra peregrinación.

Columba se fue de Irlanda a los 44 años de edad, como “un peregrino por Cristo.”

Junto con 12 de sus compañeros monjes, cruzó el mar en una embarcación de mimbre cubierta con pieles.

Casa de San Columba

En la fiesta de Pentecostés, 12 de mayo de 563, llegó a Iona, una pequeña isla de las Hébridas Interiores, en la costa oeste de Escocia.

Más tarde se convirtió en un importante centro de la vida monástica gaélica; durante cuatro siglos siguió siendo un popular lugar de peregrinación y centro de retiro.

De hecho, la isla sigue siendo conocida en gaélico moderno como “Iona de San Columba” (es decir , “Icolmkill”).

Una vez en la isla, el monje y sus compañeros construyeron celdas simples, una iglesia y un comedor; permanecieron allí durante muchos años, logrando la conversión de los Pictos del Norte.

Junto con los SS. Comgall y Canice (también conocido como Kenneth) visitó a Brude, el rey de los Pictos, en su castillo cerca de Inverness, Escocia, pero el rey pagano les negó la entrada.

Temeroso de la autoridad moral de los cristianos, los guardias del rey cerraron las puertas del castillo y las bloquearon con pasadores.

Sin embargo, fosos, portones y terraplenes no significaban nada para un hombre que ahuyenta monstruos marinos, obligándolos a retroceder.

Columba oró y las puertas se abrieron, al igual que la puerta del castillo.

Los pernos fueron inútiles para detener a los buenos monjes de su misión evangelizadora.

Los monjes entraron en el castillo sin restricciones y los paganos, incluyendo el rey, estaban en estado de shock por el convincente poder de Cristo.

El rey escuchó a Columba con reverencia y fue bautizado. El resto de su corte hizo lo mismo.

Con esto inició la histórica conversión del pueblo de Caledonia.

La única oposición provino de los Druidas, que tenían miedo de perder su fuente de poder que se basaba únicamente en infundir miedo en los paganos para mantenerlos en esclavitud.

Durante los siguientes 32 años Columba predicó el Evangelio a la gente del norte de Escocia.

Y muchos más milagros siguieron a su paso.

Se dice que Columba nunca permaneció más de una hora sin estudiar, rendir culto, orar, escribir o la realización de un acto de piedad.

Cuando estaba en casa con frecuencia se dedicaba a transcribir libros y tratados.

Incluso lo hizo en la noche anterior a su muerte.

A lo largo de esta vida escribió 300 libros.

Los originales de dos de sus más famosos, El libro de Durrow y el salterio llamado La Cathach, aún se conservan.

El salterio está protegido en un santuario de Irlanda y se llevó una vez a la batalla por los O’Donnells como prenda de victoria.

Columba murió a los 77 años de edad, rodeado de sus discípulos.

Murió cuando se detuvo ante el altar para meditar antes de un servicio de medianoche.

Sus monjes lo enterraron dentro del claustro monástico.

Después de unos 100 años, sus restos fueron desenterrados y se colocaron en una iglesia.

Sin embargo, como hombres del norte y daneses a menudo invadían la isla, las reliquias del santo fueron llevadas a Irlanda y se mantienen en la iglesia de Downpatrick.

Sus libros y prendas de vestir eran veneradas en Iona.  Eran expuestas, llevadas en procesión, y les acreditaron muchos milagros.

La almohada de piedra en el que dormía se dice que aún se conserva en Iona.

Adamnan dice de Columba:

“Era angelical en apariencia, elegante en el habla, santo en sus obras” (Praef, II).

Pero su voz era fuerte, dulce y sonora, capaz a veces de ser escuchado a una gran distancia.

Se dice que tenía un temperamento irlandés y a menudo se le subía lo “irlandés”.

Pero después de todo, no se puede eliminar el mal de un lago o bien monstruos voraces escuchando gentilmente sus sentimientos y cantando alegremente.

Sin embargo, de acuerdo con su biógrafo, su ira se reservó hacia quienes agraviaban a otros.

Pero a pesar de sus defectos, Columba fue definitivamente amable y humilde con hermanos y extraños.

También era generoso, de buen corazón, tierno y amable, incluso con los animales que fueron traídos a él.

A menudo hablaba de la necesidad de mostrar bondad incluso para ellos.

Constantemente ayunó y mantuvo largas vigilias en la noche.

Adamnan nos asegura que Columba era querido por todos.

Debido a su gran y noble obra y su completa confianza en el Espíritu Santo, inclusive muchos no-católicos veneran a Columba hoy en día.

Es el santo patrón de Derry, Irlanda, brinda protección contra las inundaciones, contra el mal, protege a encuadernadores, poetas, editores, directores, autores, diplomáticos, hombres de Estado, Irlanda, Escocia y el condado de Ulster.  

El 9 de junio se celebra la fiesta de San Columba.

San Mochua

   

OTRAS HISTORIAS DE MONSTRUOS IRLANDESES Y CONVERSIONES

La criptozoología irlandesa vinculada a los santos es la historia de conversiones.

Luego de San Columba, el Santo irlandés más famoso por tratar con la criptozoología es San Mochua.

En el Libro de Lismore se cuenta que un día Mochua se acercó a Lough Cime.

Y allí un príncipe llamado Ceallach perseguía a un ciervo en el lago, pero ninguno de sus hombres quería ir al lago porque decían que contenía un monstruo.

Mochua prometió que ninguno resultaría herido y un hombre se lanzó al lago y nadó hasta el ciervo.

Entonces surgió el monstruo de las profundidades y devoró al hombre.

Inmediatamente San Mochua oró y el monstruo escupió al joven ileso.

Como consecuencia el príncipe y sus hombres se hicieron cristianos.

Otro Santo Irlandés vinculado con monstruos fue San Kiaran o San Ciaran.

Había una criatura en él río Shannon que atacaba rebaños de vacas y los granjeros le pidieron ayuda a San Ciaran.

El santo luchó contra el monstruo y lo condujo a Lough Ree dónde quedó confinado por las oraciones del santo.

Muchos de los granjeros se convirtieron al ver el poder de San Ciaran.

Y luego Ciran se hizo famoso por fundar el monasterio cristiano más influyente de la historia de Irlanda: Clonmacnoise.

San Kevin

San Kevin también fue un santo que enfrentó a monstruos.

San Kevin era un eremita con la particularidad que la naturaleza le obedecía.

Por ejemplo las vacas le lamían los pies y producían grandes cantidades de leche.

Pero apareció un monstruo en el lago local que comenzó a comer peregrinos y los granjeros le pidieron a Kevin solucionar el problema.

Entonces Kevin convenció el monstruo para que se mudara al Lough Nahanagan donde no podía hacer daño.

Los granjeros en agradecimiento oraban y repetían la historia de Kevin.

También hubo otros santos irlandeses que se enfrentaron a monstruos del lago en historias de conversión.

San Senan desterró a un monstruo devorador de hombres del Río Shannon.

San Colman salvó a una niña de ser devorada por un monstruo.

San Molua salvo a dos niños perseguidos por un monstruo.

San Brendan enfrentó a numerosos monstruos en su viaje a tierras extrañas hacia el oeste.

Estas son leyendas muy parecidas a las de San Jorge, quien se enfrentó con el dragón también en una historia de conversión.

Y se pueden mencionar también a San Teodoro de Amasea y San Donato de Arezzo en esta categoría de santos luchando contra animales de la criptozoología.

Fuentes:

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis:

Leave a Reply