¿Es posible hablar de polución de la sexualidad de la misma manera que podemos hablar de la contaminación del aire?

Absolutamente SÍ.

Podemos ver como la liberación sexual que transcurre está enfermando física y psicológicamente a la gente.

Y ver como la contaminación viola la naturaleza, violando su orden social intrínseco.

Nuestro ambiente sexual es tan contaminado como el aire de China.
.
Y el daño causado por esa contaminación es científicamente demostrable.

Una investigación oficial en EE.UU. vincula el sexo precoz con todos los comportamientos poco saludables que estudió.

Los que practican la abstinencia sexual tienen más comportamientos saludables que los que tienen sexo temprano.

Esto no se trata de prejucio contra el sexo sino de información objetiva.

Hoy en día, las madres y los padres octogenarios ven a sus nietos y se preguntan ¿qué pasó con el mundo?

Puede sonar ingenuo, pero si no entendemos cómo hemos llegado hasta aquí, cómo nos contaminamos, no vamos a saber a dónde vamos.

El primer paso para ayudar a la cultura occidental a recuperarse de la intoxicación con su libertad sexual ilimitada es entender donde comenzó la contaminación.

Así como podemos rastrear el la pandemia del Sida a la década de ‘80-90, podemos rastrear la contaminación sexual a una epidemia que se desató en los años ‘60 del siglo XX.

Y así como rastrear la aparición del virus del SIDA hasta los monos Rhesus africanos en 1920, podemos rastrear la contaminación sexual comenzando en los errores que ha esparcido la revolución bolchevique a partir de 1917.

Sobre lo que hace 100 años la Virgen de Fátima se apareció para advertirnos.

Ella nos dio una fórmula para que no se extendieran, la Consagración de Rusia al Inmaculado Corazón de María.

Pero la Iglesia no lo hizo a tiempo y permitió que la infección mutara, llegara a occidente, donde hoy domina toda la vida.

El marxismo soviético contaminó el pensamiento occidental en unión con el psicoanálisis de Freud, la teoría crítica de la Escuela de Frankfurt y la síntesis de ambos, el psicoanálisis marxista de Wilhelm Reich.

Que como veremos en este artículo creó la gran contaminación sexual de occidente buscando terminar con la infelicidad humana.

  

LAS DOS VERSIONES SOBRE LA INFELICIDAD HUMANA

Es un hecho el sentimiento de infelicidad y desdicha humana.

Pero no es culpa de Dios, sino de los hombres.

Los serios problemas que tenemos son el resultado del pecado original que el mundo moderno niega.

No fue Dios quien hizo al hombre infeliz, sino su pecado.

Para aliviar la condición humana, Dios envió a Su único Hijo para redimir al mundo y elevar al hombre a su estado original antes de la caída.

Jesús no sólo abrió las puertas del cielo, sino que también proporcionó al hombre la gracia y un plan para su salvación.

La visión revolucionaria de Cristo sobre la vida cambió verdaderamente la forma en que la gente había vivido y enseñó una revolución del alma.

Y para facilitar y perpetuar esta revolución, Cristo escogió a sus sucesores en la tierra y estableció su Iglesia en la roca de San Pedro para promoverla.

La Iglesia trajo amor y perdón donde no había habido.

Hacía hincapié en la modestia y la humildad, donde la gente era lujuriosa y orgullosa e instó a la gente a hacer buenas obras y a amar a sus enemigos.

Los hombres son infelices porque han ignorado las enseñanzas morales de la Iglesia sobre el pecado y se han unido tanto a sus vidas temporales, más allá de toda razón, que han perdido de vista el verdadero significado de la vida.

Sin embargo el enemigo ha suscitado la teoría contraria.

Dice que la infelicidad es causada por la coerción de un Dios que exige una moralidad que coarta la libertad.

Y que para terminar con la desdicha, la humanidad tiene que liberarse de las culpas generadas por la visión opresiva que los religiosos adjudican a los mandamientos de Dios.

Los seres humanos tienen que liberarse de las angustias de la conciencia, de los pecados crean culpa.

Esto significa decretar que Dios no existe y vivir como si fuéramos dueños de nuestro propio destino, relegando los Siete Pecados Capitales a los polvorientos archivos donde son archivadas las nociones medievales

Sin embargo la Ley de Dios está impresa en cada uno de nosotros, y por más revolución sexual que ha habido la sensación de infelicidad sigue existiendo.

Los reingenieros de la moralidad occidental piensan que la última barrera que debe romper esta libertad es la naturaleza sexual de la persona humana en su dualidad de hombre y mujer y el matrimonio monógamo y la familia. 

Y este razonamiento loco está destruyendo la sexualidad humana natural, la salud física y psicológica, y el matrimonio y la familia. 

La estrategia del enemigo es clara: dominar al hombre formando una alianza con uno de sus instintos básicos. 

Promete placer permanente. Esclavizando a la humanidad a través del espejismo de un placer sexual completamente privado de cualquier regla.

Pero además de la contaminación sexual que ha , está sucediendo lo que anticipó Platón: la extrema libertad conducirá a la tiranía más grave y feroz. 

Y ya estamos viendo cómo el mundo marcha a la conculcación de las libertades religiosas y civiles rápidamente.

Sigmund Freud

  

EL MARQUÉS DE SADE Y SIGMUND FREUD

El análisis de Augusto Del Noce en La Crisis de la Modernidad marca como antecedente de la contaminación sexual a la Ilustración y la Revolución Francesa.

Cuyo representante más radical  es el Marqués de Sade (1740-1814).

A quien Del Noce nombra como “el fundador del erotismo”, a través de novelas filosóficas que promovieron la libertad sexual.

Tan extremo que Napoleón le echó a la cárcel y lo privó de papel y lápices.

Pero ningún individuo hizo más para sacar a los pecadores del confesionario y ponerlos en el sofá que Sigmund Freud (1856-1939), el padre del psicoanálisis.

El psicoanálisis anima al pecador a concentrarse, no en el mal o el daño de la conducta del paciente, sino en las causas subconscientes y nutrir los problemas que han impulsado sus acciones.

Ha invertido la causa natural de las cosas, para que los pacientes piensen en sí mismos más como víctimas que como agentes activos de conductas malas.

Utilizó el complejo de Edipo para justificar sus propias acciones sexuales aberrantes e impulsos que surgieron de su hostilidad hacia su padre Jacob y su fuerte afecto por su madre Amalia.

En sus años 40 estaba plagado con varias fobias y una obsesión con morir.

Comenzó el hábito de la cocaína y comenzó una relación incestuosa con su cuñada Minna Bernays.

De acuerdo con el libro de 1993 de Eugene Michael Jones Degenerados Modernos, Freud hizo una religión complicada de la sexualidad, que no sólo proporcionará explicación sino el cumplimiento de todos sus deseos profundamente arraigados, así como apaciguar su conciencia problemática.

Gastó su vida militando contra los estándares universales de moralidad sexual que habrían condenado su conducta ilícita.

Su Complejo de Edipo lo exoneró de su deseo por Minna porque su violación del tabú más antiguo de la naturaleza lo había puesto por encima de la naturaleza, el pecado y Dios también.

Su teoría psicológica allanó el camino hacia una patología universal porque creía que incluso las personas normales son neuróticas en mayor o menor grado.

Pero no toda la confusión que se inició en los años sesenta se puede poner en la puerta de Freud.

Un actor importante de esta destructiva transformación social ha sido la Escuela de Investigación Social de Frankfurt, que emparejó a Karl Marx con la psicología freudiana.

Algunos integrantes de la Escuela de Frankfurt

  

LA ESCUELA DE FRANKFURT

La Escuela de Frankfurt se originó como el Instituto de Investigación Social en la Universidad de Frankfurt en Alemania en la década de 1920.

El millonario judío Félix Weil, que era un conocido patrón de la izquierda, fundó el Instituto.

En la década de 1930 la Universidad de Frankfurt se había convertido en un bastión del pensamiento izquierdista.

Con la elección de Adolfo Hitler en 1933 el Instituto fue calificado como una organización comunista y muchos de sus miembros huyeron de Alemania para los Estados Unidos.

Dsde América, sus principales defensores Theodor Adorno, Max Horkheimer y Herbert Marcuse desarrollaron una cultura de crítica que socavaría a Occidente de la manera teorizada por el comunista sardo, Antonio Gramsci.

Para estos marxistas, Occidente era una ciudadela de opresión y dominación que había que destruir.

Así concentraron su plan para subvertir las instituciones occidentales, tales como la familia, la religión, la cultura.

Planificaron un modelo balcánico de una sociedad multicultural donde los grupos minoritarios y sus intereses tenían un valor moral a priori.

Mientras que los grupos cohesivos, como la familia, eran vistos como patológicos y sujetos a críticas radicales.

Herbert Marcuse, en su Eros and Civilization, escrito en 1974, promovió la teoría de Freud de que la cultura occidental produce patología porque reprime los impulsos sexuales.

Esto se traduce en la falta perpetua de libertad y el sufrimiento.

La Escuela de Frankfurt se dio cuenta de que todo aquello que perturbaba la armonía familiar funcionaba a su favor.

En su Eclipse of Reason, Max Horkheimer sostuvo que todos los males modernos, incluyendo el nazismo, el colectivismo, la enfermedad mental y la criminalidad se deben a la naturaleza opresiva de la vida familiar.

Su objetivo era desconstruir a la familia hasta que su fuerza y ??vitalidad se hubieran evaporado.

El eje de la estabilidad familiar era el padre y su ausencia debilitaría a la madre y los hijos, quienes se convertirán en malos maridos y padres.

Desvalorizando la paternidad la familia probablemente caería.

Theodor Adorno fue incluso más lejos en su libro, La Personalidad Autoritaria.
.
El libro promovió la idea de que los occidentales que se identificaban con la familia, la nación o la raza sufrían de un trastorno psiquiátrico.

Los rasgos psicológicos instilados por un padre autocrático, según Adorno, conducen invariablemente al antisemitismo, al racismo y a la homofobia, las grandes patologías del siglo XXI.

Muchas de las patologías de la revolución de los años 60 encontraron su expresión en el libro de Adorno, incluyendo la rebelión de los padres, el comportamiento sexual ilícito y el desprecio por la movilidad social ascendente, el cristianismo y el patriotismo.

En poco más de una generación, Estados Unidos y Europa pasaron de ser una nación de familias a una tribu multicultural de grupos conflictivos.

La solidaridad del grupo había sustituido a la familia natural.

Occidente era ahora un mosaico de grupos de presión en guerra y grupos de identidad cultural.

Y todos los problemas personales se transformaron en problemas psicológicos, para ser tratados por psicólogos y / o productos farmacéuticos.

Y así llegamos a Wilhelm Reich el hombre que le puso nombre a la “revolución sexual”

Un psicoanalista marxista cuyas sugerencias prácticas son las que vemos campear en occidente.

Wilhelm Reich

  

WILHELM REICH

Wilhelm Reich (1897-1957), un psicoanalista austríaco, fue abanderado del siglo XX de la visión de Sade de la ciencia y la sexualidad

Su libro La Revolución Sexual se convirtió en la biblia de las revueltas de los estudiantes que comenzaron en París 1968.

Y un modelo para todos los desarrollos posteriores en la cultura del erotismo.

Estas son algunas de las propuestas que trasmitió

-la abolición de toda la vida de matrimonio, monógamo

-el fomento de la sexualidad infantil, debido a que la represión conduce a la perversión en la vejez

-la promoción de la educación sexual franca y la libertad sexual de los adolescentes

-que la abstinencia es patológica

-la libertad de las personas con sexualidades “anormales” como la homosexualidad, siguiendo sus inclinaciones

-la legalización del aborto

Reich comprendió que todas las nociones metafísicas implicaban la existencia de Dios.

Y afirmó que son un obstáculo para el logro de la felicidad universal a través de la plena satisfacción sexual.

En consecuencia, decir que el sexo está destinado para la procreación no es sólo represivo, sino secretamente religioso.

El sexo no tiene ningún propósito aparte de placer.

Por otra parte, la familia debe ser destruida como la institución represiva por excelencia.

La “agenda gay” de hoy es un refinamiento de esta praxis marxista.

Reich sustituyó a la lucha de clases con una “lucha contra la represión”.

Esto significaba, en la práctica, que la satisfacción sexual completa y la felicidad no era incompatible con la desigualdad económica.

Algo de esto suena a verdad.

La izquierda política, es especial la estadounidense, ha redefinido la justicia social como la libertad sexual. Y esto ha permeado a occidente.

Parafraseando a Marx su manifiesto es “Un fantasma recorre Europa, el fantasma del deseo sexual insatisfecho”.

Así, proclama la liberalización de las actitudes sociales y morales establecidas hacia el sexo, sobre todo la que se produce en los países occidentales durante la década de 1960.

Como el movimiento de liberación de las mujeres y los avances en la anticoncepción, que promovieron una mayor experimentación con el sexo, especialmente fuera del matrimonio.

Reich sabía que en Europa y en América, a diferencia que en la Unión Soviética, la familia tendría que destruirse desde dentro.

Así se formuló un plan para hacer precisamente eso y predijo que una vez que su plan estuviera en marcha, ningún poder en la tierra sería capaz de detenerlo.

Reich supuso correctamente que el camino para derribar los puntales de la familia era condicionar al hombre occidental para ver la anticoncepción, la fornicación, el adulterio, la pornografía, la sodomía, etc., como perfectamente normales y saludables.

Y vio la educación sexual en las escuelas como la mejor manera de “despojar a los padres de su autoridad moral.”

El difunto filósofo italiano Augusto Del Noce describe el libro de Reich La Revolución Sexual como “el Mein Kampf de la permisividad.”

El plan de Freud, la Escuela de Frankfurt y Reich funcionaron a la perfección, generando además una contaminación sexual en puntos poco visibles.

Y que son los efectos secundarios que no previeron ellos.

  

LA CONTAMINACIÓN SEXUAL

Hay hoy, literalmente, una epidemia mundial de disfunción eréctil (DE) entre hombres jóvenes, hombres menores de 40 años.

En un estudio reciente, uno de cada cuatro hombres que buscaban tratamiento para DE tenía menos de 40 años de edad, lo que provoca una alarma para los médicos.

En otro estudio se descubrió que un tercio de los hombres jóvenes sufrían de disfunción sexual.

Un estudio (en Italia) descubrió una duplicación de DE en adolescentes en sólo ocho años (2005-2013).

Un estudio en Canadá encontró que más del 50% de los adolescentes de sexo masculino informó algunos síntomas de la DE, y la mitad de los casos son graves.

Una causa que se destaca con gran claridad es que la epidemia mundial de DE se hace posible por la disponibilidad mundial de pornografía en Internet junto con la masturbación obsesiva.

Internet es la tubería que descarga de las aguas residuales de nuestro entorno sexual a un nivel sin precedentes históricamente.

La naturaleza súper normal e intensa del porno causa adicción real, al igual que la cocaína o cualquier opioide.

Lo que los investigadores Jennifer Riemersma y Michael Sytsma, llaman “un cóctel tóxico de la adicción contemporánea”.

Como los científicos ahora entienden, las adicciones de cualquier tipo, incluyendo la adicción sexual, “secuestran” el sistema de recompensa natural del cerebro, principalmente por sobrecarga del neurotransmisor  del “placer”, la dopamina.

Cuando nuestro centro de placer está continuamente sobreestimulado, responde “atenuando”, produciendo menos dopamina o eliminando los receptores de dopamina.

Eso hace que el adicto busque continuamente una “solución” más fuerte, gastando cada vez más tiempo persiguiendo estímulos sexuales cada vez más antinaturales.

Este ciclo de la adicción conduce a la destrucción adicional de nuestra sexualidad y el ambiente sexual.

Y la destrucción es social, ataca el corazón mismo del orden social: el matrimonio.

La Academia Americana de Abogados Matrimoniales informa que el 56% de los divorcios con los que se enfrentan son el resultado de la obsesión de un cónyuge por el porno.

Además la insatisfacción en el ciclo de la adicción sexual impulsa a la sexualidad humana a los límites de lo natural, a la búsqueda de una “solución” libidinosa en otra cosa que las relaciones heterosexuales.

Cada combinación sexual o variación está ahora disponible en la web, creando y respondiendo a las demandas del adicto: sexo con cualquier combinación de género, incluyendo transgénero, sexo oral, anal y masturbatorio, sexo con objetos  y las aberraciones que uno no se puede imaginar.

Por último, el sexo virtual generado por computadora en sí mismo.

Esto nos lleva a la destrucción moral.

La “tolerancia” causada por el abatimiento de los circuitos de placer del cerebro provoca una “tolerancia” sexual cada vez mayor en la sociedad.

En esto también juegan los programas de televisión, que muestran cada vez más perversiones sexuales, inoculando contaminación aún en quienes no se relacionan con la pornografía.

A medida que el porno es cada vez más antinatural se extiende por toda la sociedad, afectando a más y más hombres y mujeres.

Lo sexualmente antinatural se normaliza socialmente, redefiniendo radicalmente los deseos sexuales y, por lo tanto, la moralidad sexual de la sociedad.

El sexo anal la nueva adicción entre los más jóvenes está dando paso a la violación como nueva adicción, entrando la violencia generalizada al sexo.

Finalmente se llega a la destrucción psicológica y física.

El número de adictos al porno es tan grande, que los afligidos han comenzado sitios de chat terapéutico para aquellos que tratan de refrenar la adicción.

Los adictos, junto con la disfunción eréctil, experimentan muchos síntomas físicos imposibilitantes.

Como irritabilidad, fatiga, insomnio, temblor, incapacidad para concentrarse, depresión, deseo sexual completamente amortiguado por una persona real del sexo opuesto, período de libido completamente muerto, torpeza, pérdida de trabajo o abandono en la escuela, desarrollo de gustos sexuales cada vez más alarmantes, ataques de pánico, problemas de memoria y pensamientos de suicidio.

Como hemos visto, el enemigo ha generado una epidemia en la raza humana que la está devastando.

Pero además esto no es teoría ni ideología, los adolescentes de secundaria que practican el sexo, tienen comportamientos más negativos para su salud que los adolescentes que se abstienen sexualmente según una investigación oficial en EE.UU.

Y los que tienen comportamientos peores para su salud son los adolescentes que practican el sexo homosexual o bisexual.

  

LA INVESTIGACIÓN

Esta investigación oficial muestra que los estudiantes abstinentes tenían comportamientos más saludables en todas las categorías de conductas peligrosas y dañinas para la salud.

Y en el otro extremo, que los homosexuales (sexo homosexual o bisexual) tienen los comportamientos menos saludables de todos.

El resultado es sorprendente para quienes celebran la revolución sexual.

Pero está lo suficientemente libre de sospechas de parcialidad, porque la realizó una entidad gubernamental.

Y se hizo en uno de los países que festeja más la conducta sexual activa y la homosexualidad desde edades tempranas.

El estudio fue realizado por los CDC, Centros para el Control de Enfermedades de EE.UU. y publicado recientemente.

Examinó a los estudiantes de los grados 9 a 12 con preguntas tanto públicas como privados acerca de su comportamiento sexual.

Así como cuestiones relacionadas con la salud, incluyendo el uso del cinturón de seguridad, los mensajes de texto y los hábitos alimentarios, el consumo de drogas y alcohol, el abuso sexual, depresión y pensamientos / intentos suicidas, etc.

El estudio no examinó los riesgos más comunes de comportamiento sexual, como embarazo, aborto y enfermedades / infecciones de transmisión sexual, porque su resultado es más que obvio.

Globalmente el estudio encontró que:
.
48% de los estudiantes había tenido contacto sexual con el sexo opuesto solamente,
.
1,7% había tenido contacto sexual sólo con personas de su mismo sexo,
.
4,6% había tenido relaciones sexuales con los dos sexos.
.
45,7% por ciento de los estudiantes dijo que nunca había tenido relaciones sexuales.

El resultado de la investigación señala a la abstinencia y la monogamia como la opción más saludable para los adolescentes.

Sin embargo, los programas de educación de abstinencia siguen siendo burlados y ridiculizados por los activistas de aborto y de la revolución sexual.

En todas las categorías, los estudiantes abstinentes sexualmente reportaron comportamientos más saludables que sus pares sexualmente activos.

Glen Stanton en The Federalist llegó a la siguiente conclusión:

Las elecciones sexuales y valores de nuestros jóvenes tienen consecuencias en la vida real más allá de la propia sexualidad.

Por lo tanto, hay razones convincentes para alentar a los adolescentes a elegir no estar involucrados sexualmente con sus compañeros del opuesto o del mismo sexo”.

  

LOS RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

La Investigación, es la primera que estudia un gran repertorio de comportamientos de salud entre los estudiantes de secundaria y los examina de acuerdo a la actividad sexual que los estudiantes manifestaron tener.

Los comportamientos que se investigaron van desde prevenciones de seguridad como uso de casco para moto o bicicleta y cinturón de seguridad, hasta conductas claramente nocivas como consumo de drogas, pasando por temas como la realización de ejercicio físico, alimentación y visitas al médico.

Esta es una compilación solo de algunas de las medidas que examinaron los CDC compiladas por Glen Stanton, las más interesantes.

  

Usar cinturón de seguridad

Los adolescentes practicantes de sexo heterosexual son 143% más propensos a nunca o raramente usar un cinturón de seguridad que sus compañeros que tienen abstinencia sexual.

Los adolescentes homosexuales o bisexuales son 317% más propensos que sus compañeros abstinentes sexualmente.

  

Ser pasajero con un conductor que ingirió bebidas alcohólicas

Los que practican sexo heterosexual son 94% más propensos a viajar con un conductor que ha estado bebiendo, que los abstinentes sexuales

Los adolescentes homosexuales/bisexuales son 115% más propensos que sus compañeros abstinentes sexualmente.

  

Violencia en la pareja

Los que practican sexo heterosexual son 260% más propensos a experimentar alguna forma de violencia física en las relaciones de citas, que los abstinentes sexuales

Los adolescentes homosexuales/bisexuales son 683% más propensos, que sus compañeros abstinentes sexualmente.

  

Fumar diariamente

Los que practican sexo heterosexual tienen 3300% más probabilidades de fumar diariamente, que los abstinentes sexuales

Los adolescentes homosexuales/bisexuales son 9500% más propensos, que sus compañeros abstinentes sexualmente

  

Beber en exceso

Los que practican sexo heterosexual tienen 337% más probabilidad de emborracharse, que los abstinentes sexuales.

Los adolescentes homosexuales/bisexuales son 375% más propensos, que sus compañeros abstinentes sexualmente.

  

Fumar Marihuana

Los que practican sexo heterosexual son 336% más propensos al uso de marihuana, que los abstinentes sexuales

Los adolescentes homosexuales/bisexuales son 483% más propensos, que sus compañeros abstinentes sexualmente.

  

Uso de drogas ilegales pesadas

Los que practican sexo heterosexual son 500% más propensos a inyectarse drogas ilegales, que los abstinentes sexuales

Los adolescentes homosexuales/bisexuales son 2333% más propensos, que sus compañeros abstinentes sexualmente.

  

Depresión, sentimiento de tristeza, de desamparo

Los que practican sexo heterosexual son 48% más propensos a reportar sentirse tristes o indefensos casi todos los días durante 2 o más semanas seguidas después que dejaron de hacer algunas de sus actividades habituales, que los abstinentes sexuales

Los adolescentes homosexuales/bisexuales son 181% más propensos, que sus compañeros abstinentes sexualmente.

  

Tomar el Desayuno Diariamente

Los que practican sexo heterosexual tienen un 24% menos de probabilidades de desayunar diariamente, que los abstinentes sexuales

Los adolescentes homosexuales/bisexuales son 48% menos propensos, que sus compañeros abstinentes sexualmente

  

Ocho horas de Sueño

Los que practican sexo heterosexual son 21% menos propensos a tener 8 horas de sueño por noche, que los abstinentes sexuales

Los adolescentes homosexuales/bisexuales son 34% menos propensos, que sus compañeros abstinentes sexualmente.

  

Pelea Física

Los que practican sexo heterosexual es 133% más probable que hayan estado en una pelea física, que los abstinentes sexuales

Los adolescentes homosexuales/bisexuales son 187% más propensos, que sus compañeros abstinentes sexualmente.

  

LA ABSTINENCIA ES UNA GRAN OPCIÓN PARA LOS ADOLESCENTES

No está claro si las conductas poco saludables son las que fomentan la hipersexualización en los adolescentes o si abrirse al sexo tempranamente lleva a conductas poco saludables.
.
Pero lo cierto es que la investigación reseñada vincula fuertemente ambas cosas.

Por lo tanto la abstinencia sexual es una gran opción para los adolescentes por muchas razones.

Aquí está una serie de razones para la práctica de la abstinencia, y sobre por qué la abstinencia sexual es un ‘gran cosa’.

  

LAS RAZONES MAS FUERTES E INMEDIATAS

• La abstinencia sexual es la única garantía del 100% de que el adolescente no se convertirá en una mamá o un papá hasta que esté listo.

• No hay estrías, no hay bebés que lloran, no hay pañales, hasta que esté listo

• La abstinencia sexual es la única garantía del 100% de no contagiarse con una enfermedad de trasmisión sexual.

• Tener relaciones sexuales con un individuo tiene repercusiones psicológicas. Si hay una ruptura, el aumento de las posibilidades de la depresión y de inestabilidad de la salud mental son altos.

• La práctica de la abstinencia sexual es una gran manera de conocer a sus límites y desarrollar una relación más fuerte emocionalmente y espiritualmente con la persona que está saliendo.

• El adolescente no tendrá que ocultar nada a sus padres o sus amigos, evitando una gran cantidad de presión sobre su espalda y ayudando a fortalecer su relación con ellos.

• Sabrá que la persona con quien esté, está por mejores razones con él. Su personalidad, sus intereses, y todas las cosas buenas de él.

Veamos ahora unas listas que clarifican mejor la ventaja de la opción

  

CONSECUENCIAS MÁS PROFUNDAS DEL SEXO ADOLESCENTE

La consecuencia más evidente es la posibilidad de ser padre o de contagiarse enfermedades sexuales.

Pero además de ser físico, el sexo es también muy emocional.

Los adolescentes que participan en la actividad sexual están poniendo su corazón en el hecho.

Cuando un adolescente se dedica a cualquier tipo de actividad sexual, ambas partes están abriéndose a toda una nueva gama de emociones fuertes, sin experiencia.

Porque el sexo puede implicar gratificaciones intensas y emociones de euforia, pero a veces también lo contrario.

El sexo puede resultar en sentimientos muy poderosos de ira, depresión y soledad.

Cuando se piensa en la cantidad de novios / as que un adolescente pasa a través de la escuela secundaria, y todo el dolor que se asocia con estas relaciones sin la adición de sexo en la mezcla, se puede imaginar cuánto más devastadoras puede ser estas relaciones cuando implican el sexo .

Hay muchos beneficios de la abstinencia.

Sean cuales fueren las opciones el adolescente debería asegurarse de aprender sobre el sexo.

Cuanto más sepa, más preparado estará para manejar las situaciones que se presenten.

  

ALGUNAS DE LAS RAZONES PARA LA ABSTINENCIA ADOLESCENTE

• Esperar hasta que el adolescente se sienta listo para los aspectos emocionales y físicos del sexo.

• Esperar hasta que encuentre a la persona adecuada.

• Evitar enfermedades de transmisión sexual.

• No sentirse preparado para la posibilidad de ser padre.

• El dolor de perder a su pareja sexual por una ruptura o la muerte.

• Ganas de pasarlo bien sin las presiones y preocupaciones de la relación sexual.

• Perseguir otros intereses, tales como deportes o académicos.

• Creencias religiosas o morales por las que la abstinencia adolescente es la mejor opción.

• La buena comunicación con los padres que fomentan la abstinencia adolescente.

  

ALGUNOS DE LOS BENEFICIOS DE LA ABSTINENCIA ADOLESCENTE

• Evitar las enfermedades de transmisión sexual.

• Evitar el embarazo no planificado.

• Evitar una mala reputación.

• Evitar algunas de las consecuencias emocionales del sexo adolescente, sobre todo si la relación no funciona, incluyendo sentirse herido, sentirse utilizado, solo, enojado o deprimido

• Mejores relaciones; las parejas que esperan para tener relaciones sexuales tienen relaciones más sanas, de más confianza, y, si se casan, tienen menos probabilidades de divorcio, y generalmente tienen una mejor vida sexual que los que no esperan.

• Las niñas adolescentes que se abstienen de tener relaciones sexuales hasta que son mayores, son menos propensas a desarrollar cáncer cervical o quedar estériles.

• A diferencia de otras formas de control de la natalidad, la abstinencia no cuesta nada y no tiene efectos secundarios.

• Para los adolescentes la abstinencia puede ser un reto. Porque muchos que no mantienen la abstinencia no están preparados para tener seguro.

  

CONSEJOS PARA AYUDAR A MANTENER LA ABSTINENCIA

• Ser claro consigo mismo acerca de por qué el adolescente está haciendo su decisión, y recordar esto; a algunos adolescentes les resulta útil llevar un anillo, pulsera, u otro recordatorio de su decisión de mantener la abstinencia.

• Tomar decisiones sobre la abstinencia y sus límites antes de entrar en una situación sexual.

• Evitar situaciones que pueden hacer la abstinencia difícil, tales como el afecto llevado físicamente, lo que aumenta las ganas de tener relaciones sexuales, o situaciones en las que está solo con alguien que le atrae. Hay que tratar de tener citas en grupo.

• No beber alcohol.

• Encontrar otras salidas para la energía, como el deporte, la música, el arte o actividades educativas.

• Decir a sus amigos, y sobre todo a cualquiera con el que está saliendo, cuáles son sus normas y límites.

• Centrarse en los lados no sexuales del romance, como hablar, compartir intereses comunes, y salir en las fechas.

• Pasar tiempo con personas que apoyan sus normas, y evitar medios como revistas, música y películas que fomentan el sexo.

• Decidir de antemano cómo va a actuar si se encuentra en una situación comprometida, incluyendo cómo va a decir que no y como evitar la presión de la pareja para tener relaciones sexuales.

Fuentes:


Equipo de Colaboradores de Foros de la Virgen María

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: