Entre el 30 de abril y el 1º de mayo estamos a 6 meses exactos de Halloween.

Y es una fecha cuando las culturas paganas europeas hacían una fiesta de bienvenida de la temporada más cálida.

En la cual empezaba a florecer la naturaleza.

Esta tradición floreció en el norte y el centro de Europa.

Y como sucede con Halloween, esta fiesta tomó prestada un nombre católico.

Así como Halloween significa etimológicamente Vigilia de todos los Santos, la fiesta de Walpurgis toma el nombre de Santa Walpurga o Walburga.

Quien fue canonizada este día.

Recomendamos leer también sobre los significados de la noche de Halloween aquí.

Santa Walpurga fue sobrina de San Bonifacio, y ambos fueron evangelizadores de las tribus paganas germánicas.

Y fueron fuertes luchadores contra las prácticas de invocación a los muertos y de brujería que ellas practicaban.

De modo que la fiesta de Walpurgis tiene dos facetas.

Una es la evocación de un santo católico que trabajó para evangelizar a los paganos.

Y otra faceta es la fiesta pagana en la que se pensaba que las hadas, las brujas y los muertos salían y deambulaban por la Tierra.

Entonces los pueblos se defendían contra esa irrupción del mundo sobrenatural prendiendo hogueras y haciendo otros rituales.

Esto se mantiene hoy, pero también es una noche en que las brujas y brujos tienen su reunión anual de brujería.

De modo que si queremos estar bien protegidos, pidamos la protección de Santa Walpurga ante el Walpurgis pagano y brujeril.

 

HALLOWEEN NO ES LA ÚNICA NOCHE EN QUE SE ADELGAZA EL VELO

En la noche las brujas viajan en sus escobas, aparecen los elfos aterrorizando a la gente y se ven las hadas en las colinas preparando el cambio de estación.

Esto no es el 31 de octubre cuando se festeja Halloween.

Sino que es la noche de walpurgis que se festeja del 30 de abril al 1º de Mayo.

Que tiene su correlato católico, y su antídoto, en la fiesta de Santa Walpurga.

Cómo podemos ver el nombre Walpurgis es tomado de la santa católica llamada Walpurga.

Lo mismo sucede en Halloween que se mezclan tradiciones paganas con tradiciones católicas.

Por lo tanto en esta noche se combinan dos leyendas.

Una es la de la fiesta de la llegada de la primavera, para ahuyentar a los espíritus malos.

Y la otra es la historia de la monja británica del siglo VIII, Santa Walpurga, que luchó contra los espíritus paganos de la misma forma que su tío San Bonifacio.

Esto tiene una versión germánica y una versión druídica de las tribus de las islas británicas.

El último día de abril y en madrugada del primero de mayo se encendían hogueras para ahuyentar a los espíritus de la oscuridad que venían a impedir la llegada de la primavera, en ambos lugares.

Y esto se mezcla con Santa Walpurga, que fue hija de un rey sajon y que por invitación de su tío San Bonifacio, fue Alemania a evangelizar las tribus germánicas y se quedó fundando y gobernando monasterios y conventos.

Esta santa obtenía gran veneración en los Países Bajos y en Alemania.

Y en toda esa zona de Europa del Norte y Central también las tradiciones paganas eran muy fuertes.

De modo que siguieron actuando pero tomaron el nombre de un santo católico.

Este sincretismo lo vemos por ejemplo en la santería y en la macumba en las américas, especialmente en el Caribe y Brasil.

Donde los dioses africanos que vinieron con los esclavos tomaron el nombre de santos católicos.

Y al igual que en estos ritos africanos hay una veneración por derecha y otra por izquierda, o sea una veneración blanca y otra veneración oscura.

En el mejor de los casos la noche de Walpurgis rememora ritos paganos para protección de los cultivos ante espíritus del mal.

Y en el peor de los casos es la noche en que las brujas salen a realizar hechizos malvados.

Pero sin duda se trata de un momento en que el velo entre el mundo natural y el mundo sobrenatural se adelgaza.

Y esto es tal como sucede en la noche de Halloween, de modo que estamos frente a celebraciones bianuales.

Porque la cultura del norte de Europa en aquel momento reconocía sólo 2 estaciones invierno y verano.

Y en cada una se hacían ritos de fertilidad y para expulsar los malos espíritus.

Por lo tanto Walpurgis marca el final de un ciclo estacional de la misma forma que lo hace Halloween.

Y eso sobrevivido a través de los siglos, en que la gente se disfraza de brujas y brujos y se hacen bromas.

Todo muy similar a Halloween pero aún no ha prendido la veta comercial de Walpurgis.

 

QUIÉN FUE SANTA WALPURGA

Santa Walpurga o Walburga nació en Devonshire en las islas británicas, en una familia aristocrática.

Fue canonizada el 1º de mayo del 870 por el papa Adrián II.

Y su víspera coincide con la fiesta que luego se denominó Walpurgis o Walpurgis Night o Walpurgisnacht.

Walpurga fue hija de San Ricardo el peregrino y su madre era hermana de San Bonifacio, el apóstol de Alemania.

También fue santo su hermano San Winnebald y su otro hermano San Willibald.

Por lo tanto era una de las familias más santas que dio Inglaterra.

Santa Walpurga fue educada por las monjas de Wimborne.

Porque su padre le había entregado a los 11 años a la abadesa para su educación, porque él había peregrinado con sus dos hijos a Tierra Santa.

Siendo aún joven y monja, su tío Bonifacio la invitó a evangelizar a los pueblos germánicos.

Y fue así que se convirtió en superiora de un monasterio que tenía una parte de monjes y otra de monjas en Heidenheim.

Murió el 25 de febrero del año 777 y sus restos están en Eichstatt.

Luego de enterrada en Eichstatt comenzó a filtrarse líquido desde su tumba y se descubrió que tenía propiedades curativas.

Este se convirtió en el famoso bálsamo llamado “Aceite de Walpurga”, que tuvo una fama de milagrosa en Europa.

Hoy sus reliquias están en varias partes de Europa.

A Walpurga se la invoca como patrona contra la hidrofobia, las tormentas y también es patrona de los marineros.

Su misión fue destruir los mitos paganos, al igual que su tío Bonifacio.

Hay que recordar que San Bonifacio cortó un roble idolatrado por una tribu germánica y la usó para construir una capilla.

Los paganos que le vieron cortar el árbol pensaban que iba a morir porque esa era la profecía.

Pero él no sólo derribo el árbol sagrado de los paganos sino que lo convirtió en insumo para el cristianismo.

Dando de esta forma el mensaje de donde estaba la verdadera fe.

 

LA NOCHE DE WALPURGIS

Walpurgis es exactamente 6 meses después de la Víspera de todos los Santos y se conoce como la Víspera de Santa Walpurga.

Y los paganos la conocen como la Noche de Walpurgis.

Qué es como un Halloween donde se lanzan conjuros rituales.

Y es un momento en que la barrera entre nuestro mundo y el sobrenatural se cruza con mayor facilidad.

Es un tiempo mágico porque es propenso para la adivinación, el ocultismo, los hechizos, aprovechando el velo más delgado.

Las mentes se apartan temporalmente de lo cotidiano. Y hay como una marea de energías mágicas en la naturaleza, según lo que opinan los espiritualistas.

Lo consideran un momento para buscar las raíces profundas de la vida, los misterios del conocimiento, de los hechizos de amor.

Vemos que en la quinta novela de Harry Potter llamada Harry Potter y la Orden del Fénix aparece una bruja desagradable llamada Walpurga Black, obviamente inspirada en Walpurgis.

La fiesta es celebrada entre la noche del 30 de abril y el 1º de mayo en Europa Central y del Norte, y es conocida como la “Noche de Brujas”.

Mientras que en la misma fecha los irlandeses y los escoceses celebran la fiesta de Beltane.

La cual constituye el principio del verano, según el antiguo calendario Celta, lo mismo que Samhain marca el principio del Invierno en Halloween.

Hay que recordar que el nombre Beltane viene del Dios Baal y es quemado en fogatas en esta fecha.

Beltane es uno de los ocho sabbats solares que observan los paganos.

De modo que la tradición germánica y la tradición druídica se combinan en el mismo día.

Son leyendas de que es la última oportunidad que tienen las brujas para provocar problemas antes de la venida de la primavera.

Y una de las cosas que se sucedía era que los fantasmas, las hadas y las brujas cambiaban de forma para parecerse a los humanos.

Esta noche los elfos o sea los muertos, salen de sus tumbas y caminan por la Tierra haciendo cosas malvadas.

Por eso en los pueblos antiguos y ahora también en la tradición, se prenden hogueras, se rocía con agua bendita y se adorna las casas con hojas de palma bendecidas.

También se tocan campanas, tambores y se golpean pedazos de madera sobre la Tierra para ahuyentar a brujas, elfos y hadas.

Y también como en Halloween se ponen espantapájaros con el mismo objetivo.

En la República Checa se queman brujas de trapo o solamente palos de escoba en hogueras.

Y la práctica es que la gente se divierta en torno al fuego rugiente las hogueras.

En Estonia se llama “día de la primavera” a esta fiesta.

Y la gente se disfraza de brujos y brujas deambulando por las calles con un humor carnavalesco.

En Finlandia es una de las cuatro fiestas más grandes del año, junto con la Nochebuena, Nochevieja y el Solsticio de Verano.

Se festeja el mayor carnaval del año y la gente se disfraza con máscaras y beben abundantemente vino espumoso y otras bebidas alcohólicas.

En Alemania la fiesta de Walpurgis tiene el nombre de Walpurgisnacht.

Y según la tradición, las brujas celebran noche una gran fiesta de llegada de la primavera en el monte Brocken, en el este de Alemania.

Allí se encienden grandes hogueras y las brujas bailan alrededor de ellas.

Esto hace que haya una gran peregrinación de personas dedicadas a la brujería hacia el monte Brocken, para su reunión anual y la planificación del futuro.

Esta tradición del monte Broken fue tomado por el Fausto de Goethe.

El demonio Mefistofeles lleva a Fausto a Broken para que se una al grupo de brujas que está celebrando.

También, al igual que Halloween, tiene su propia versión de Trick or Treat.

Y los jóvenes deambulan por Baviera por ejemplo haciendo travesuras.

En algunas partes de la Alemania rural se festeja como una especie de San Valentín, dónde se entrega un pedazo de árbol a la persona amada.

En la misma fecha los paganos celtas hacían el festival de la fertilidad y llegada de la primavera, conocido como Beltane.

Allí se hacen banquetes para recibir en la naturaleza el calor del sol después del frío invierno.

En Escocia, Gales e Irlanda se hacen festines donde se comen tortas de Beltane, que son horneadas en piedras calientes al aire libre.

Y se consumen con cerveza y whisky.

La leyenda es que una de esas tortas que se queme significa que la persona debe ser sacrificada en el fuego.

La tradición de las grandes hogueras se mantiene hasta el día de hoy

Fuentes:

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: