El 11 de julio de 1536 la Santísima Virgen se apareció a una pastora en doce años en la localidad de Combarbio, comuna de Anghiari.

Las apariciones se repiten en los siguientes tres meses.

Y la noticia se propagó entre las poblaciones de la alto Valtiberina, del valle de la Sovara y sus alrededores.

Las que peregrinaron en forma numerosa, con ferviente devoción a la Madre de Dios.

Los testimonios históricos se refieren los milagros atribuidos a la intercesión de la Virgen.

virgen del carmen de combarbio

Los obispos de Arezzo y Sansepolcro vinieron a conocer las apariciones y manifestaciones de la gente.
.
Examinaron cuidadosamente las pruebas obtenidas y reconocieron la veracidad de los hechos.
.
Autorizando la erección de un santuario en honor de María Santísima en el mismo lugar de las apariciones.

Esto sucedió en Combarbio que es una localidad de la comuna de Anghiari, Provincia de Arezzo, en la región de la Toscana.

El Santuario fue construido en menos de tres años por el concurso del muy generoso pueblo de Anghiari.

En el santuario se han derramado muchas gracias y milagros que están documentadas en el templo.

Se ha convertido en un lugar importante de peregrinación.

 

LA APARICIÓN

El 11 de julio de 1536, en el lugar llamado Combarbio al lado del foso de Vetrici, sucedió la primera de una serie de apariciones de la Virgen María a una niña de 12 años, Marietta, hija de un pastor del lugar, un tal Gambino Del Mazza.

Las apariciones continuaron en los días siguientes durante unos tres meses.
.
Y como resultado de estos milagros creció la maravilla, y la participación de las personas.
.
Hasta el punto de que las autoridades religiosas y civiles, tras un examen adecuado con la ayuda de expertos, admitió la veracidad de las apariciones y promovió la manifestaciones populares de fe.

Nuestra Señora pidió, a través de la pastora, erigir un templo en su honor.
.
Y ser representada con una tabla existente en la vivienda anghiarese de Mariotto Ciaperini, ex magistrado de la abundancia en Florencia.

En un documento de la época, existente en el archivo Capitular de Arezzo, se mencionan decenas de milagros.
.
El obispo de Arezzo, Monseñor Minerbetti reconoce la extraordinaria naturaleza del acontecimiento y autoriza a la comunidad de Anghiari recoger limosnas para la construcción de un santuario memorial.

El 11 de julio de 1537, en el primer aniversario de la aparición de Combarbio, estuvieron presentes alrededor de 20 mil peregrinos.

La comunidad de Anghiari instituyó “La obra de Nuestra Señora de Combarbio” para la construcción de la iglesia, ejecutada por el ingeniero Giovan Battista Camerini.

interior madoona del carmine combarbio

 

LOS ADMINISTRADORES DEL SANTUARIO

El 18 de octubre de 1540, por invitación de la comunidad de Anghiari, llegaron a Combarbio la familia de los Padres Menores Observantes de Verna.

Puesto que ya se había terminado la construcción de la iglesia y gran parte del convento adyacente.

El 4 de junio de 1545, los franciscanos de Verna dejan Combarbio, tal vez como resultado de demasiadas ofrendas hechas por los fieles, que estaban en contradicción con su voto de pobreza.

El 15 de junio de 1548, la Comunidad de Anghiari admite en la dirección del Santuario a los frailes carmelitas de la provincia de Mantua, y permanecieron allí durante más de 234 años, hasta 1782.

Fue en este período que el santuario cambió el nombre de Combarbio por el del Carmen.
.
Por el celo de los Carmelitas, se creó una unión conocida como de Nuestra Señora del Carmen, trayendo las ventajas de muchas indulgencias concedidas por varios papas.

El 1º de mayo de 1552, Monseñor Filicori, obispo de Città di Castello, consagró el santuario de las apariciones que se completó en 16 años.

La imagen de la Virgen fue colocada sobre el altar mayor, en el lugar del castaño, donde tuvieron lugar las apariciones.

En 1571, una bula del papa Pio V pidió a los pueblos del Valle del Tíber a visitar y rezar a la Madre de Dios en Combarbio.

En 1782, a raíz de la supresión de los monasterios, ordenada por el Gran Duque Pietro Leopoldo, los Carmelitas abandonaron el santuario.

Fue entonces que la comunidad de Anghiari toma el control y en 1803, se lo entregaron a los ermitaños Camaldolesi.

Ellos permanecieron allí 8 años, y abandonaron el santuario a raíz de la represión napoleónica en 1812.

En 1812 el Carmen fue anexado como capellanía a la iglesia de Micciano cuyo sacerdote “pro témpore” tenía la responsabilidad de gobernar el prestigioso santuario.

Como consecuencia de su trabajo se formó una Unión Piadosa de Nuestra Señora del Carmen, que en 1946 había alcanzado más 4 mil miembros.

 

LA ADMINISTRACIÓN ACTUAL

El 14 de junio de 1987, mons. Giovanni D’Ascenzi, con un decreto, coloca bajo la autoridad directa del obispo pro tempore de Arezzo – Cortona – Sansepolcro el santuario de Nuestra Señora del Carmen, ubicado en la Combarbio de Anghiari.

Este acto es una prueba más de la importancia que ha tenido y sigue teniendo este prestigioso santuario en la expresión de la devoción mariana del pueblo de la parte alta del valle del Tíber.

El 4 de junio de ese año, por decreto, designa a Don Giovanni De Robertis como delegado del obispo.

En 1992 Don Marco Salvi reconstituyó la Sociedad del Escapulario, que tiene más de ochocientas personas que han recibido el escapulario, comprometiéndose a vivir una vida de fe como la vivió María.

Anghiari_madonna_carmine grande

 

EL SANTUARIO

El conjunto arquitectónico, que consiste en la iglesia y el antiguo convento de los Carmelitas, fue erigido entre 1536 y 1552 sobre la base de los diseños de Giovanni Alberto Camerini de Bibbiena en el sitio donde el 11 de julio de 1536 la Virgen apareció a una pastora.

El santuario, objeto de la reestructuración por dos veces en el siglo XIX, ha sufrido algunos cambios en las líneas del proyecto original visible sobre todo en el interior de la iglesia donde se realizaron ocho altares en la nave central y crucero.

La iglesia se caracteriza por un notable desarrollo de la altura y la grandeza de una cruz latina con un gran crucero.
.
Al interior, el altar mayor de piedra, decorado con un fresco del siglo XVII que representa a los santos de la Orden Carmelita en el acto de invocar a María, conserva al centro una valiosa tabla de la escuela florentina de la Virgen y el Niño con San Juan del inicio del siglo XVI.

De gran interés son también las pinturas murales, ejecutadas alrededor de 1860, que se encuentran en el lado derecho de la iglesia de los Santos Juan Bautista, Alberto y Andrés, Nuestra Señora de la Asunción, Nuestra Señora del Rosario.

La planta del templo tiene una cruz latina, que mide unos 47 metros de largo y 20 de ancho, mientras que su altura en los aleros es de 17 metros.

Adyacente a la iglesia se encuentra el antiguo convento, la rectoría engloba al claustro, que se define en dos partes por un elegante pórtico del siglo XVI.

El campanario, construido en 1567, es del tipo de vela, con volutas de estilo renacentista tardío o pre barocco, y está acompañado por dos antiguas campanas y una campanita.

El interior del templo tiene una decoración en piedra arenisca que se extiende a lo largo de la cornisa, interrumpido, por razones de estilo, a los lados de los cruceros.

Sobre los lados del templo, antes del crucero, se derivan 6 nichos (tres en cada lado), con acabados en piedra y columnas de capiteles de estilo dórico. Dentro de estos nichos puede permanecer el mayor número de altares.

En los dos lados adyacentes al crucero, se continua la decoración en piedra arenisca con la realización de cuatro nichos donde se ven tres altares.

El altar mayor está en el centro del templo, frente a la puerta principal de entrada, está totalmente construido en piedra y se encuentra justo entre el final del coro y el comienzo del crucero.

En lo alto, sobre el tímpano, con varias inscripciones, se encuentra la imagen milagrosa de la Virgen del Carmen de Combarbio.

El altar mayor está completado en los lados por dos figuras, pintado sobre madera y representa a los profetas San Elías y San Eliseo.

EL EVENTO DE LA ASCENSIÓN

El santuario mariano situado en Combarbio de Anghiari, rebautizado después de la permanencia de los religiosos Carmelitas, conocido ahora como el santuario del Carmen, cada año reúne a los fieles de todas las parroquias de la vicaría de Anghiari en la Solemnidad de la Ascensión.

Este evento probablemente surgió como una nueva oportunidad para celebrar los sacramentos de la Confesión y Comunión de Pascua (Día de la Ascensión cae en el tiempo de Pascua), y está todavía viva y floreciente.

La fiesta del santuario del Carmen, cada año se enriquece con una extraordinaria participación de personas, no sólo del Vicariato de Anghiari, sino también de la totalidad de la Toscana y Umbria, Valle del Tíber y otras zonas de la diócesis.

Especialmente por los fieles que se han asociado con Nuestra Señora del Carmen, por la consagración del Escapulario, que registra récord de cientos de fieles.

Fuentes:


Equipo de Colaboradores de Foros de la Virgen María

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: