Lesbianas protagonizan primer “divorcio” gay en México, con la infidelidad como trasfondo [2011-3-1]

El pasado 23 de enero en la ciudad de Piedras Negras, en el Estado de Coahuila (México) se registró el “divorcio” de las lesbianas María Marcela Orozco, de 38 años, y Sandra Elvira Nava Jiménez, de 45.

Según indica el diario Milenio, éste sería el primer divorcio gay del país. La pareja de lesbianas se había acogido al Pacto Civil de Solidaridad, aprobado en Coahuila en enero de 2007, que permite también la unión civil de parejas homosexuales, con derechos de pensiones, disposiciones testamentarias especiales, entre otros.

Según la prensa mexicana, la separación de la pareja se debió a acusaciones de infidelidad y despilfarro económico.

En diálogo telefónico con ACI Prensa este 28 de febrero, Oscar Rivas Lozano, presidente del Instituto Mexicano de Orientación Sexual (IMOS), afirmó que, de acuerdo a las cifras que maneja esta entidad científica, se desprende que “las uniones homosexuales tienden a durar menos que las relaciones heterosexuales“.

Uno de los factores que causaría estas separaciones, según los estudios analizados por el IMOS, sería que “en las uniones homosexuales, los índices de infidelidad se triplican con relación a las parejas heterosexuales”.

Rivas señaló que la fidelidad tiene un significado diferente en las parejas homosexuales, pues “ellos hacen una distinción de la fidelidad emocional a la fidelidad sexual, y dicen, en algunos casos, que la fidelidad sexual no la consideran importante más sí la fidelidad emocional”.

Por ello, el IMOS se reafirma en que una institución como el matrimonio no puede aplicarse a la unión homosexual, pues “el mismo voto matrimonial habla sobre fidelidad, habla sobre ayuda mutua, habla sobre procreación. Y en el caso de las parejas homosexuales esto es distinto”.

“Las parejas homosexuales tienden a tener un periodo de duración entre tres y seis años, las más largas“, indicó Rivas y añadió que “casi siempre las más largas son de mujeres”.

Si estas cifras son comparadas con matrimonios heterosexuales, la diferencia es abismal, pues “los matrimonios en México, según datos del mismo Registro Civil, tiene un promedio de duración entre 10 y 15 años entre parejas heterosexuales”.

Al analizar a las parejas de lesbianas “encuentras que casi siempre hay temas de relaciones de parejas muy delicados porque son relaciones muy apasionadas, a veces demasiada emoción involucrada”.

“Desde el punto de vista psicológico uno lo entiende porque la relación hombre-mujer tiende a equilibrarse psicológicamente, porque la mujer tiende a ser mas intuitiva, más emocional y el hombre tiende a ser más reflexivo, más racional”.

“En el caso donde solamente hay dos mujeres no está muy presente este principio de equilibrio en la pareja psicológica y en el caso de los hombres mucho menos”, dijo el presidente del IMOS.

Por su parte, Juan Dabdoub Giacoman, de la organización mexicana Familia Mundial con sede en Monterrey, declaró a ACI Prensa que no es de extrañar la separación de esta pareja de lesbianas, pues “está claramente demostrado que las personas homosexuales tienen un altísimo nivel de inestabilidad en sus relaciones afectivas“.

Para Dabdoub, esto es “producto precisamente de esa afectación psicológica que las empuja a buscar una relación con personas del mismo sexo”.

Tras indicar que “en España se ha comprobado que un varón homosexual tiene relaciones duraderas con 39 personas distintas en promedio a lo largo de su vida”, Dabdoub señaló que las cifras son claras al demostrar que “lo que necesitan nuestros hermanos homosexuales es ayuda, no promoción; promoción que tarde o temprano los llevará a sufrir con mayor rigor los efectos de no recibir a tiempo una adecuada terapia reparativa“.

En México, las uniones homosexuales equiparadas al matrimonio solo son legales en el Distrito Federal, en donde la Corte Suprema dictaminó que no van contra la Constitución y a quienes se les otorgó el derecho de adopción.

La Iglesia Católica así como otras confesiones cristianas han criticado duramente este fallo, alentado por el jefe de gobierno Macelo Ebrard, que podría ser el candidato presidencial del Partido de la Revolución Democrática (PRD) para las próximas elecciones.

El Arzobispado de México dijo al respecto que esta equiparación de las uniones homosexuales al matrimonio es “moralmente inaceptable“.

La doctrina católica no aprueba el mal llamado “matrimonio” gay porque atenta contra la naturaleza, sentido y significado del verdadero matrimonio, constituido por la unión entre un hombre y una mujer, sobre la cual se forma la familia.

El Vaticano y los obispos en diversos países del mundo han denunciado que las legislaciones que pretenden presentar “modelos alternativos” de vida familiar y conyugal atentan contra la célula básica de la sociedad.

Fuente: ACI Prensa

 

Más noticias relacionadas

Lea las últimas noticias de Signos de estos Tiempos

“Signos de estos Tiempos” un noticiario sobre categorías cristianas de análisis

 


Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro


Luego de finalizada la petición, le llegará a su buzón de correo electrónico un email para verificar sus suscripcióny deberá contestarlo.