Lo que hizo extraordinario al Padre Pío ya se manifestó desde su infancia.

Tuvo experiencias místicas a la luz pública desde niño, que le siguieron toda su vida.

Al punto que se lo conocía en Pietrelcina como “nuestro pequeño santo”, porque estaba todo el día con el rosario en la mano.

Además la impresión que le daba a la gente que lo veía era como que ya no estaba más en la Tierra cuando rezaba.

El padre Pío comenzó a relacionarse con ángeles y demonios desde muy pequeño.

Y ha relatado que su ángel de la guarda fue compañero de él desde que tiene uso de razón.

Ya a los 5 años tuvo las primeras apariciones, que las tomaba como algo normal, que sucedía a toda la gente.

A esa edad tuvo la primera aparición de Jesús.

Y a esa edad decidió consagrarse a Dios y seguir la vida religiosa.

El Padre Pío, fue el cuarto hijo de Grazio Forgione y de María Giuseppa De Nunzio.

Nació el 25 de mayo de 1887.

Sus padres eran grandes trabajadores, capaces de ver la vida con alegría, a pesar del esfuerzo y de las dificultades para salir adelante en esa época.

Una familia sencilla y muy unida que vivía entre la pequeña casa de Rione Castello y la cuadra, un trozo de tierra en el barrio de Piana Romana.

Leer también la continuación de este artículo, su vida en San Giovanni Rotondo.

Pietrelcina dentro de la Provincia de Benevento

Pietrelcina dentro de la Provincia de Benevento

Su noviciado comenzó en el convento de la vecina Morcone, donde el 22 de enero de 1903, a los 16 años, se puso el hábito de capuchino y tomó el nombre de Fray Pío de Pietrelcina.

Una alegría y un pesar, al mismo tiempo, para su familia, que tuvo que sufrir la separación de Francesco.

Desde ese momento, se trasladó al convento de S. Elia a Pianosi, donde se quedó 2 años.

En 1907, pronunció sus votos en la Orden de los Capuchinos y en 1910 recibió la consagración sacerdotal en la Catedral de Benevento.

Su consagración fue acogida con una gran fiesta en la casa agrícola de Piana Romana.

La ciudad de Pietrelcina vista de lejos

Pietrelcina vista de lejos

El Padre Pio siguió con su peregrinación de convento a convento, trasladándose de Venafro a Foggia, pero sus condiciones de salud empeoraban continuamente.

Por lo que el superior del convento de San Giovanni Rotondo lo invitó a quedarse una temporada para respirar un poco de aire fresco.

Sus condiciones, en efecto, mejoraron notablemente, por lo que desde 1916, y durante toda su vida, el Padre Pío se quedó en ese convento, situado en una cuenca bien cultivada en la ladera sur del Gargano.

Pietrelcina es una ciudad italiana de 3.093 habitantes de la provincia de Benevento, en Campania.

Limita con la capital de la provincia y su centro está a unos 12 km. Pietrelcina está situado en una colina, a más de 340 m sobre el nivel del mar en el lado derecho del río Tammaro.

Iglesia de la Sagrada Familia

Iglesia de la Sagrada Familia

  

LA IGLESIA DE LA SAGRADA FAMILIA, EL CONVENTO, EL SEMINARIO Y EL MUSEO DE PADRE PÍO

Cuando se llega a Pietrelcina, se descubre, antes de todo, un oasis de tranquilidad y de paz.

Una avenida fresca y lujuriante conduce delante de la iglesia de la Sagrada Familia y del adyacente convento de los Frailes capuchinos con el museo que contiene muchas reliquias de Padre Pío.

El lugar recuerda un paseo del Padre con el párroco de Pietrelcina don Salvatore Pannullo.

Atravesando este sitio, el Padre Pío oyó algunos toques de campanas junto a un coro de ángeles.

Algunos años siguientes la hija espiritual de Padre Pio, Mary Pyle, una rica Americana, quiso hacer construir, en el mismo lugar, la iglesia de la Santa Familia, según el deseo del Fraile de los estigmas.

Museo del Convento de los padres capuchinos dedicado al Padre Pio

Museo del Convento de los padres capuchinos dedicado al Padre Pio

El Museo recoge objetos personales y litúrgicos de Padre Pio. Hay algunas fotos, libros, y otras reliquias del Fraile de Pietrelcina.

Habito del Padre Pio

Habito del Padre Pio

Sandalias del padre Pio

Sandalias del padre Pio

Ante el convento hay un jardín con la primera estatua de Padre Pío.

Obra, del artista Danilo Andreose, representa al Padre sonriente con tres pequeños frailes que le ofrecen el proyecto del seminario.

La estatua fue inaugurada el 6 de septiembre de 1971.

El verde del jardín y de los árboles relajan y ayuda el respiro del alma.

Todo estimula el peregrino a rogar, reflejar y encontrarse con los lugares de la memoria viva de Padre Pío de Pietrelcina.

Iglesia de Santa Maria de los Angeles

Iglesia de Santa Maria de los Ángeles

  

IGLESIA PARROQUIAL DE SANTA MARIA DE LOS ÁNGELES

Ahora dejamos la iglesia de la Sagrada Familia para ir hacia el centro de Pietrelcina.

Recorremos el Avenida de los Capuchinos y llegamos a Plaza Santa Maria Annunziata.

He aquí la iglesia de Santa María de los Ángeles, donde está la estatua de la Virgen “Santa María de la Libera”.

El Padre Pío tiene una gran devoción para “esta Virgen, que llama “A Madonnella Nostra”.

Madonna della Libera patrona de Pietrelcina en Santa Maria de los Angeles

Madonna della Libera patrona de Pietrelcina en Santa Maria de los Ángeles

En esta iglesia el joven Fraile Pio, ordenado diácono en el 1909, bautiza, por la primera vez, a un recién nacido: Ermenegildo Masone, que será después sacerdote Redentorista.

Aquí Padre Pío celebra la primera Misa el 14 de agosto de 1910, cuatro días luego de haber recibido la ordenación sacerdotal en la Catedral de Benevento.

“…por muchos días he estado enfermo; la causa de esto, a lo mejor, estaba en la emoción que yo he tenido en este tiempo.

La felicidad ha sobreabundado en mi corazón y me siento más fuerte en los sufrimientos, para amar a mi Jesús”. (Padre Pio a Padre Benedetto de S. Marco en Lamis, 17/8/1910)

“Ayer, fiesta de S. José, solo Dios sabe la felicidad y la dulzura que probaba en mi corazón, particularmente luego de la santa Misa.

La boca estaba llena de toda la dulzura del Cuerpo de Jesús (la comunión con la Eucaristía)” (Padre Pío a Padre Agostino)

Porta Madonnella

Porta Madonnella

  

PORTA MADONNELLA

Dejada la plaza “Santa Maria Annunziata”, vamos a visitar el “Castello”, el antiguo centro de Pietrelcina.

Después haber recorrido una callejuela estrecha, llegamos a “Porta Madonnella”.

Está caracterizada de tres cuadros en mayólicas que representan a la Virgen Coronada, cuya devoción está muy difundida en Foggia y en toda la Italia del sur.

A la derecha de la Virgen otro cuadro representa a Santo Antonio con el niño Jesús. A izquierda, el Ángel Miguel que aplasta la cabeza del serpiente.

Muchas veces el pequeño Francesco Forgione (Padre Pio), pasando por este sitio, quedaba impresionado de estas imágenes.

De sacerdote él recoge, a veces, y especialmente durante el mes de mayo, a los habitantes del barrio para rezar el rosario.

Y a lo mejor, en estos momentos Padre Pío empieza a idear los “Grupos de Oración”.

Vico Storto Valle

  

VICO STORTO VALLE

Subiendo la rampa que empieza desde “Porta Madonnella”, luego de algunos metros llegamos a una encrucijada. Vamos por la izquierda.

Recorridos algunos metros, encontramos una gran piedra que está sobre “Vico Storto Valle”, o “callejuela Storto Valle”.

La roca, las piedras, los guijarros, las callejuelas estrechas, todo recuerda la infancia de Francesco Forgione (Padre Pio).

Esta callejuela tiene tres lugares muy importantes en la Vida de Padre Pío.

Están: “La Torretta” o torre pequeña, la “Cocina” y la habitación natal.

Torreta, habitación utilizada como lugar de lectura del Padre Pío

  

LA TORRETTA

Recorriendo la callejuela “Storto Valle”, después de unos metros, encontramos una sugestiva escalinata que conduce sobre una casa, compuesta de una habitación y construida sobre la roca de la “Morgia”.

Esta “Torretta”, o bien, torre pequeña, es donde vive el Padre Pío desde 1909 hasta 1911, cuando se muda a la nueva habitación de calle Santa Maria de los Ángeles.

El lecho, la mesa y pocas cosas para vivir con oración y sencillez el amor para Dios.

En esta habitación el Padre Pío escribe la primera parte de su “Epistolario”, la colección de las cartas que, juntos a sus obras, enseña la altura mística de su itinerario espiritual y su asimilación, en el padecer, a Jesús crucificado.

Aquí el Padre Pío lucha contra el diablo y vive una extraordinaria vida espiritual: ve, a menudo, a Jesús, a la Virgen María, a san José, a san Francisco y al ángel guardián.

Aquí el fraile capuchino vive un tiempo de grande sufrimiento.

Pero con la vecindad de sus padres, hermanos y parientes, puede vivir con amor y serenidad su vida espiritual, preparándose para la gran misión de San Giovanni Rotondo.

“Yo deseo agradecer a Jesús: Él me dona la fuerza para afrontar los sufrimientos y las tentaciones que Él permite”. (Padre Pío a Padre Agostino 1/10/1910)

Casa natal del Padre Pio, Vico Storto Valle

Casa natal del Padre Pio, Vico Storto Valle

  

LA CASA NATAL DE PADRE PÍO

Después la “Torreta”, caminamos hasta la terminación de la callejuela donde está la casa natal del Padre Pío. Aquí él nace el 25 de mayo de 1887.

“Mamá Peppa” está embarazada y, juntos a su marido Grazio, está trabajando el terreno en la calle del campo, en Piana Romana, lejos algunos kilómetros de Pietrelcina.

Repentinamente Peppa siente los dolores del parto. El marido le dice de regresar a casa, mientras él va a llamar la comadrona.

A las cinco de la tarde, en esta habitación nace Francesco Forgione, el futuro Padre Pío.

Fuego en torno al cual la familia recitaba el Rosario

Desde cuando yo nací, Jesús me ha manifestado una predilección particular.

Él me ha demostrado ser mi Salvador, mi supremo bienhechor, el amigo cariñoso, sincero, fiel, el amigo del corazón, el amor eterno; la consolación, la felicidad, el consuelo y todo mi Tesoro”. (Letra de Padre Pío a Nina Campanile y su hermana, noviembre 1922)

En esta habitación Francesco Forgione (Padre Pío) duerme con sus padres durante los primeros años de vida.

Además va a dormir, con los hermanos, a la otra habitación que está sobre la misma callejuela, y que se llama: la Cocina.

La cocina

  

LA COCINA

Regresando hacia atrás algunos metros, localizamos otra casa compuesta de dos habitaciones muy pequeñas.

La Casa es llamada la “La Cocina”, porque en la primera habitación Peppa, la madre de Padre Pio, cocinaba la comida y sobretodo la cena a la tarde cuando Grazio, su marido, volvía de la campaña de Piana Romana.

En efecto, apenas entramos en la casa, a la izquierda vemos una chimenea. Aquí mamá Peppa preparaba la comida para la familia.

En la segunda habitación Francesco Forgione (Padre Pio) dormía con algunos hermanos, mientras otros hermanos dormían cerca de los parientes.

Es claro que mamá Peppa dormía en la otra habitación, aquélla donde nació Padre Pio.

Dentro la cocina mama Peppa cocinaba con mucho gusto las tortillas que Francesco quería. Pero ella preparaba también el queso a menudo.

En las noches de invierno toda la familia estaba reunida ante la chimenea, para decir sus oraciones y particularmente el santo rosario.

En cambio, en verano, la familia iba a pasear por la plaza de Pietrelcina o bien iba a la iglesia para rezar.

El domingo es un día particular para la familia “Forgione”. Día de fiesta, día del Señor.

Todos los habitantes de Pietrelcina van a la iglesia para participar en la santa misa.

En esta habitación, el futuro Padre Pio empieza a vivir sus primeras experiencias sobrenaturales.

Ve a la Virgen María, al ángel Guardián. Suceden los primeros éxtasis y también las primeras luchas contra el demonio.

En esta habitación, algunas veces Francesco Forgione se flagela para reparar los pecados del mundo.

Algunas veces mamá Peppa lo ve dormir con la cabeza apoyada sobre una piedra.

Sí, quiero la cruz. Yo le amo porque la veo siempre sobre los hombros de Jesús. Y Jesús ve muy bien que toda mi vida, todo mi corazón, están donados a Él”. (Padre Pío a Padre Agostino, 1 de febrero de 1913).

Iglesia de Santa Ana donde el Padre Pío fue bautizado

  

LA IGLESIA DE SANTA ANNA

Dejadas las dos casas de la niñez y de la juventud de Francesco Forgione (Padre Pío), subimos ahora, la escalinata que conduce al sitio más elevado del pequeño barrio del “Castello”.

Y aquí, donde se puede ver un panorama lujurioso de las colinas del Sannio, está la Iglesia de Santa Anna.

Es la Iglesia más antigua de Pietrelcina y en el tiempo del pequeño Francesco Forgione (Padre Pío), era la Iglesia parroquial.

Entrando en la Iglesia, vemos, sobre la pared detrás el altar, un gran cuadro que representa a la Virgen de Loreto.

A la izquierda del altar está el baptisterio, construido en raíz de nogal. Aquí fue bautizado, el 26 de mayo de 1887, Francesco Forgione. La madrina era la misma comadrona Grazia Formichelli.

En la segunda capilla a la derecha del altar mayor, debajo del altar de Santa Anna, están las reliquias del mártir S. Pio, traídas a Pietrelcina en 1801.

Y Francesco Forgione elegirá el nombre de este mártir para su vida religiosa.

Esta iglesia es uno de los lugares más importantes para el itinerario místico del Padre Pío.

Confesionario del Padre Pío en la iglesia de Santa Ana

Aquí él ve, por la primera vez, a los cinco años, al Señor Jesús. En la penumbra de la Iglesia.

Después haber solemnemente apoyado su mano sobre la cabeza de Francesco, Jesús le confirma que acepta su oferta de consagrarse a Él por siempre.

Aquí Francesco transcurre mucho tiempo rogando delante de Jesús Sacramentado.

Él vive muchas experiencias místicas con las apariciones de Jesús, de la Virgen María y del Ángel guardián.

En esta iglesia, desde 1910, el Padre Pío celebra la Santa Misa a menudo y confiesa la gente del barrio y del pueblo.

Y aquí, muchas veces la Virgen María acompaña Padre Pío al altar, para la celebración de la Santa Misa.

“Pero eso que más me hace sufrir, padre mío, es el pensar a Jesús sacramentado. El corazón está como atraído por una fuerza superior antes de unirse a Él, la mañana, en la Santa Misa….” (Padre Pío a padre Benedetto, 29/3/1911)

Mamá querida (la Virgen María) me ama tiernamente. Yo lo he comprobado también este mes de mayo. Esta mañana Ella me ha acompañado al altar.

Ha pensado a mi con todo su amor materno. Yo querría tener una voz así fuerte para invitar a los pecadores del mundo para amar a la Virgen María.

Ya que no puedo hacerlo, yo ruego y rogaré a mi pequeño Ángel Guardián para difundir este anuncio”. (Padre Pío a Padre Agostino, 1 mayo de 1912)

La casa di Zì Michele

La casa di Zì Michele

  

CASA DE CALLE SANTA MARIA DE LOS ÁNGELES

Después haber Dejado la pequeña plaza delante de la iglesia de Santa Ana, caminamos derecho la larga callejuela de Santa María de los Ángeles.

Recorridos algunos metros, vemos, a la derecha, la habitación donde vivieron los padres de Padre Pío en los primeros años de boda, hasta el nacimiento de Miguel, primer hermano del futuro santo.

Y luego de esta breve visita, doblamos a la derecha y ahora mismo vemos una pequeña escalinata que conduce a una casa.

Aquí, en la calle de Santa María de los Ángeles, número 44, hay tres cuartos.

El Padre Pío residió aquí desde 1910-1911 hasta el 17 de febrero de 1916.

En la primera habitación que está a izquierda habitó, desde 1941 hasta 1943, durante su estancia en Pietrelcina, Mary Pyle, la hija espiritual del Padre Pío construyó la iglesia de la Sagrada Familia y el anexo convento capuchino.

Aquel que está detrás la primera habitación es el dormitorio de Padre Pío.

Este lugar es muy importante para la vida del Padre Pío de Pietrelcina.

Y estos muros son testigos silenciosos de extraordinarios acontecimientos espirituales: “¡Si esos muros pudieran hablar!” (Padre Pio).

En esta habitación el Padre Pío lucha, a menudo, durante la noche contra el diablo.

Luchas físicas y espirituales, acompañadas de tentaciones y sufrimientos de todo tipo.

Aquí él ha tenido sensacionales encuentros con lo sobrenatural: con Jesús, la Virgen María, San Francisco y el Ángel Guardián que lo ayuda, a menudo, en las luchas contra el demonio.

“Yo he transcurrido esta noche pasada con el Señor Jesús. He sufrido mucho, pero en diferente manera respeto a la última noche.

El sufrimiento ha aumentado en mí la confianza en Dios. Yo Quiero a Jesús cada vez más” (Padre Pío a Padre Agostino, 28/6/1912)

“Siempre me ayuda, esta Mama de ternura (la Virgen María) especialmente en este mes de mayo.

Ella me guía con todo su amor materno” (Padre Pio a Padre Agostino, 6 de mayo de 1913)

Via del Rosario

Via del Rosario

  

VIA DEL ROSARIO

Ahora bajamos del barrio “Castello” para regresar a “Porta Madonnella”, y de aquí, después de haber doblado la esquina a derecha, llegamos al antiguo barrio “Pantaniello” donde está un viejo pozo.

Aquí Francisco Forgione (el futuro Padre Pio) siempre se paraba para despedirse de sus amigos del barrio, antes de encaminarse, por el sencillo y sugestivo sendero de campo, para alcanzar a los padres en la calle de “Piana Romana”.

“Todos los agricultores estaban a trabajar sus campos, y también los pastores salían con sus rebaños.

Los ruiseñores cantaban dentro los bosques. He aquí las ovejas balar y los corderos brincar” (Padre Pio, temas escolares)

Pequeña Capilla de San Francisco de Asis en Piana Romana

Pequeña Capilla de San Francisco de Asis en Piana Romana

  

PIANA ROMANA

Francesco Forgione viene a menudo a “Piana Romana”, la calle de campo donde sus padres tienen un lote y una pequeña casa.

Aquí lleva a pacer las pocas ovejas de la familia, mientras el padre Grazio y la madre Peppa azadonan la tierra.

En “Piana Romana” vemos, después de algunos años, a Francesco Forgione con el nombre de Padre Pío.

Casi cada mañana, especialmente cuando la temporada lo permite, después haber celebrado la Santa Misa, el joven fraile va a Piana Romana, para estar juntos a sus familiares y parientes empeñados en los trabajos de los campos.

Y mientras vive y respira el salubre aire del campo que mucho bien aporta a sus pulmones enfermos, lee y estudia dedicando también mucho tiempo a la oración, a la meditación y a la contemplación.

Olmo sobre el cual el Padre Pío recibió los primeros estigmas, custodiado en la Capilla de S.Francesco

Debajo de un Olmo, donde más tarde (en 1958) habrá construida una pequeña capilla, el Padre Pío se aísla en oración y vive extraordinarias experiencias místicas.

Y aquí el recibe por la primera vez, las llagas de Jesús. En el mes de septiembre de 1910.

“Anoche yo recibí una cosa que no sé aclarar ni comprender.

En medio de la palma de las manos ha aparecido un foco rojo, ancho casi como de un céntimo (moneda italiana de ese tiempo) y acompañado también de un intenso dolor en medio de aquellos rojo…

También debajo de mis pies yo siento un poco de dolor. Este fenómeno dura hace un año”. (Padre Pío a Padre Agostino, 8 de septiembre de 1910)

Paseo a pie en Pietrelcina

COMO LLEGAR A PIETRELCINA

En avión
aeropuerto más cercano
Napoli Capodichino

En coche • autopista
por Bolonia • Pescara • Bari (A14)
coger la salida de Termoli • Molise, seguir unos 155 km hacia Boiano • Benevento, coger la carretera ss. 212 hacia Pietrelcina, donde se llega después de unos 11 km

Por Roma • Nápoles (A1)
coger la salida de Caianello, seguir unos 70 km hasta Benevento, coger la carretera ss. 212 hacia Pietrelcina, donde se llega después de unos 11 km

Por Nápoles • Bari • Reggio Calabria • Salerno • Avellino este
coger la salida de Benevento, seguir unos 25 km hacia Benevento, salir en Benevento oeste, coger la carretera ss. 212 hacia Pietrelcina, donde se llega después de unos 11 km

En tren
desde Roma, Nápoles, Bari, Avellino y Campobasso hasta la estación de Benevento. Desde aquí, se llega a Pietrelcina en autobús de línea o en taxi


Equipo de Colaboradores de Foros de la Virgen María

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: