TESTIMONIOS SOBRE MARÍA SANTIFICADORA

By abril 1, 2009TESTIMONIOS Y MILAGROS

Publicamos el relato de Henry Correa, Colombiano, que nos narra varios testimonios de la presencia de la Virgen María, especialmente como María Santificadora en Guarne, Colombia, ocurridos en el 2008.
Para muchos serán cosas que suceden habitualmente, que a veces pueden pasar desapercibidas si estamos distraídos, pero que tienen una gran significación espiritual.
Esta es la mejor demostración de que nuestra Madre del Cielo nos acompaña permanentemente, y que lo podemos ver si tenemos la gracia de mirar con los ojos de la fe…

Este es el relato de Henry Correa.

Estimados amigos hace días he querido compartir con ustedes de ciertas manifestaciones marianas que me están sucediendo a mi y a otras personas que vamos al sitio de peregrinación a “el Alto de la Virgen en Guarne – Antioquia-Colombia”, todos los primeros sábados de cada mes. En mi caso en especial, solo han estado ocurriendo los días domingos cuando decido ir.

PRIMER TESTIMONIO

El primer testimonio se dio en mi casa el viernes 26 de septiembre de 2008 en las horas de la noche 12 pm a 1 am aproximadamente.
Entré a mi habitación y sentí un olor a perfume, pensé que algo se había derramado, pero lo mas curioso es que fui al sitio donde había lociones, y para mi mayor sorpresa nada pasaba, verifique si había algún frasco derramado nada, salí haber si las matas de la casa estaban floreciendo tampoco y lo mas extraño era que no cuando caminaba en la habitación sentía que el olor iba tras de mi y llegó un momento en que el olor se impregnó en toda la habitación, salí para el cuarto de mi hija y la acompañe durante una hora y volví el olor estaba mas intenso.
Luego en las horas de la mañana, le hice el comentario a mi esposa de lo sucedido en las horas de la noche y me dijo que esas son cosas de la mente.
El día domingo 28 de septiembre de 2008 a las 8:25 pm me llama Don Edgar (amigo misionero laico tiene el don de recibir mensajes e invocar el Espíritu Santo y ver cosas que una persona normal no ve) diciéndome que estaba orando y estaba recibiendo un mensaje para mi y que debía presentarme con mi esposa e hija de 6 años al santuario de Maria Santificadora en el Alto de la Virgen.

SEGUNDO TESTIMONIO

Ocurrió yendo para allá en el Alto de la Virgen, cuando iba con mi esposa y mi hija de 6 años por el sitio de peregrinación, sentí como si alguien pasara junto a mí con un perfume, pero una fragancia muy suave, como de una mujer recién bañad, a un olor a jazmín, algo muy fresco, no se describirlo.
No le hice mucho caso, y pensé “me estoy volviendo loco”
En la noche me llamó don Edgar y le hice el comentario “don Edgar dígame si me estoy volviendo loco porque sentí como si una persona pasara por mi lado desprendiendo un perfume” y me dijo que ella estaba allá..

TERCER TESTIMONIO

El tercer testimonio sucedió a las dos semanas después.
Una cuñada que le encantan mucho los grupos carismáticos, me invitó a un grupo de oración dirigido por una señora que se llama Doña Carmen, yo estaba un poco reacio a ir. Al fin y al cabo ella se fue con su esposo al grupo. Y al rato decidí ir.
Cuando entro a la casa donde funciona el grupo, lo primero que siento es el mismo olor que había sentido en el Alto de la Virgen en Guarne.
Al rato dice la señora, después de estar orando a Nuestra Madre, que ella esta presente y que nos esta abrazando con su manto a todos en el grupo y a cada uno de nosotros nos esta ungiendo con una “motita” de algodón roja.

CUARTO TESTIMONIO

El cuarto testimonio sucedió el día Sábado 1º de Noviembre de 2008 cuando yo le estaba ayudando a un cuñado a vender una casa.
A primera instancia el negocio se estaba dañando, cuando nos mandaron para otra Notaria para realizar de nuevo la escritura.
En el camino le hice una promesa a Maria Santificadora que si me ayudaba y no había ninguna interrupción en la elaboración y firma de escritura de la casa, me iría inmediatamente a visitarla al Alto de la Virgen.
Cuando llegamos a la Notaria miraron todos los documentos y dijeron que todo estaba en regla que se podía proceder a realizar el negocio.
Inmediatamente se firmo escrituras, recibí el dinero y me fui para la Santificadora en Guarne en horas de la tarde.
Cuando llegué estaba el día muy frío, y demasiada bruma.
Cuando estaba subiendo al santuario por el camino, el cielo abrió un boquete entre las nubes y salio un rayo de luz que iluminó el camino, unas señoras que iban subiendo conmigo me dijeron, “¿señor usted vio lo que acaba de suceder?”, yo solo me limite a decirle “si señora vi lo que acaba de suceder”.

QUINTO TESTIMONIO

La quinta vez fue algo muy hermoso. Eso ocurrió el 30 de Noviembre de 2008.
Estábamos mi hermana, un cuñado, una amiga de mi cuñado y yo. Subíamos entre la 5a y 6a estación del Vía Crucis, eran aproximadamente las 11:30 de la mañana.
En el cielo apareció una luz. Cuando se aproximó su forma era como una mariposa.
Comencé inmediatamente a decir “allá viene ella, es ella….” estaba enloquecido y llorando.
Pasó al lado de todos nosotros y lo más especial era que cuando batía sus alas cambiaba de colores y salían destellos de luces como si fueran de Navidad, algo extraordinario.
A mi me daba vueltas alrededor y yo trataba de tocarla, agarrarla y no podía, y le gritaba a las personas que estaban conmigo “allá va ella miren” y luego se internó en el bosque. Mi cuñado, mi hermana y la amiga quedaron sin palabras, mudos, yo no hacía otra cosa que llorar.
Y para mi sorpresa sucedió algo extraordinario, el hecho quedó plasmado en una foto. Vean al lado, la foto de esa luz o mariposa (hagan click en la imagen para ampliar el centro enmarcado con azul), que es la presencia divina de Nuestra Madre del Cielo, María Santificadora. Si la aumentan al máximo verán sus destellos y los colores del manto.
Les mando también las fotos de las personas que tuvimos esa experiencia, foto 3779 mi cuñado, la monja y yo, foto 3788 mi hermana, yo y la monja, foto 3790 mi hermana, mi cuñado y la amiga.

SEXTO TESTIMONIO

La sexta vez ocurrió el 7 de diciembre de 2008.
Subí al santuario de María Santificadora y le ofrecí un ramo de flores con los colores de ella, azul, crema y blanco, e hice un pacto con ella.
Estaba sentado conversado con las hermanas Misioneras Esclavas de María Santificadora, cuando a lo lejos vi una mariposa diferente a todas, sentí un punzón en el cuerpo, las monjas me miraron y se quedaron calladas.
Esta mariposa era brillante, pero lo más triste era que volaba delante de toda la gente y a nadie le parecía algo extraño.
Cuando se estaba acercando, inmediatamente comen
té, “ahí va ella y que tristeza me da, pasa delante de todos y nadie la ve, como si no pasara nada”, una de ellas me comento que “solo la ven aquellos que tienen fe como usted, señor”.
Cuando decidí regresar al Vía Crucis 9 me encontré con una anciana de unos 75 años aproximadamente y me preguntó con una voz muy dulce: “¿mi niño me falta mucho para llegar al santuario?”, y le dije “no madre te falta poco, yo se que ella esta allá, ve” y le acaricié la espalda y se puso a llorar.
Cuando bajaba me detuve y me cogió un arrepentimiento tan grande de no haber llevado a la anciana que quería volverme y no podía, pero la conciencia me remordía porque no la ayude a subir.
Lo más especial fue cuando seguía bajando, era como si todos los pájaros se hubieran puesto de acuerdo para cantar.
Les comento que la voz de la anciana me taladra todavía en la cabeza; esa voz tan dulce no se la encuentra en ninguna anciana.

Hay una serie de manifestaciones que a diario suceden con otras personas a diario allá arriba donde la presencia de la Santísima Virgen se da como en las horas de la mañana, con su olor a rosas.
Y en especial las manifestaciones de las mariposas, que son tres:
– la luz que es la presencia de la Santísima Virgen,
– hay una mariposa intermedia que cuando bate sus alas muestra los colores del manto
– y la mas pequeña, es como si fuera de un color violeta claro y lo mismo cambia de colores como si uno estuviera viendo su manto.
Lo especial de estas mariposas es el batir de sus alas, sus movimientos son muy lentos y sus colores son reflectivos, como fosforescentes.

Solo quería compartir con ustedes estas manifestaciones que se dan en el Alto de la Virgen María Santificadora, donde hasta el momento se ha aparecido en 9 ocasiones físicas al vidente Luís Federico que ya murió, y cuyos restos reposan detrás de la capilla de Maria Santificadora.
Además les mando algunas fotos mías con mi hermana, cuñado y amiga.

Atentamente, Henry Correa.

Nota de administración: sobre el 10 de abril publicaremos la Historia de la advocación María Santificadora

IR AL INICIO