Una antigua leyenda afirma que María eligió su propio jardín.

Durante un viaje, acompañada de San Juan, llegó a éstas costas arrastrada por una tormenta.

Le gustó tanto aquel paraje que desde entonces se le ha considerado su jardín.
.
Y por ello ninguna mujer puede pisarlo. El emperador Alexios I lo declaró así en un edicto.

Vista aerea del Monte Athos

Vista aérea del Monte Athos

  

EL MONTE ATHOS

La península del Monte Athos en Grecia se encuentra donde según dice la tradición el Gigante Athos lanzó una gran piedra a Poseidón durante la Batalla de los Dioses.

Esta península que penetra 60 kilómetros en el Mar Egeo y cuya anchura va de los 7 a los 12 kilómetros, alberga 20 monasterios ortodoxos de gran belleza.

Esta península que penetra 60 kilómetros en el Mar Egeo, en la península de Chalkidiki, se considera el centro del monasticismo ortodoxo.

El Monte Santo tiene aproximadamente 50 Km de longitud, 8 a 12 Km de ancho y cubre un área de unos 350 kilómetros cuadrados.

En el siglo V d. C., llegaron los primeros monjes al Monte Athos, decepcionados por el aburrimiento de la vida comunitaria cotidiana.

Y encontraron este hermoso y deshabitado lugar ideal para adorar a Dios.

El Monte Athos se estableció oficialmente en 963 cuando un monje llamado Atanasio, el Atonita, construyó el Monasterio de Gran Lavra.

El Monte Athos está técnicamente está separado de la Unión Europea, y además goza de una cierta autonomía del resto de Grecia.

Está gobernado por la “Comunidad Santa” bajo el Patriarca Ecuménico de Constantinopla  y los representantes de los 20 Monasterios Santos.

Hay además 12 rincones ascéticos, compuestos por aldeas, celdas, residencias de monjes, con un área rural alrededor.

Y casas de retiro para aquellos que se han ido del mundo habitado.

Todos los monasterios son comunas con una liturgia común, oración, vivienda, alimentación y trabajo entre los monjes. 

El Superior del monasterio es elegido por los monjes y es de carácter vitalicio.

De los 20 monasterios ortodoxos, de gran belleza, 17 son griegos, 1 es búlgaro, 1 es serbio y 1 es ruso.

Los monasterios, construidos como verdaderas fortalezas.

forman el estado monástico más antiguo que aún existe, en la actualidad pese a estar bajo la soberanía griega

Mapa de Monasterios del Monte Athos

Mapa de Monasterios del Monte Athos

Pese a tratarse una península sólo se puede acceder a ella por barco.

Por otra parte el número de visitantes es muy reducido y necesitan un permiso especial.

Sólo se permite visitar la península a hombres, jamás a mujeres (la Unión Europea ha pedido repetidamente al gobierno griego la retirada de esta “ley” sin éxito).

De hecho está prohibida la presencia de hembras de todas las especies animales excepto de los gatos y las gallinas ponedoras.

Las condiciones para la residencia aún son más restrictivas.

Así sólo se permite residir en la península a cristianos ortodoxos, esta restricción no aplica a los visitantes, aunque los ortodoxos tienen prioridad para obtener permiso.

El permiso de visita es válido por solo cuatro días y otorgado por la oficina de Monte Athos.

Solo se otorgan 100 permisos por día para los griegos ortodoxos y 10 para los no ortodoxos.

Allí se utiliza el calendario juliano, abandonado por la mayor parte de Europa occidental en favor del calendario gregoriano actual.

Monasterio Chiropatamou

Monasterio Chiropatamou

  

SU HISTORIA

Las fuentes históricas son pocas, pero se cree que ya había monjes en el siglo III, conviviendo cristianos y paganos.

Pero fue durante el Imperio Bizantino cuando los monasterios florecieron.

en el siglo IX cuando se concedió a los monjes el control de la península de manera que sólo ellos pudieran asentarse en ella.

Finalmente en el siglo X los límites del estado monástico fuero definitivamente delimitados y su capital fijada en Karyes.

Monasterio Grigoroy

Monasterio Grigoroy

Tras las IV Cruzada (1204) cayó bajo dominio de Señores Católicos lo cual produjo que los monjes pidieran la protección del Papa Inocencio III, ante los atropellos, humillaciones y que fueron sometidos por los católicos.

Más tarde, en el 1307, los almogávares catalanes saquearon numerosos monasterios y aterrorizaron a los monjes durante un par de años.

Monasterio Santa Ana

Monasterio Santa Ana

Tras la caída del Imperio Bizantino los monjes consiguieron mantener buenas relaciones con los sultanes otomanos.

Así los siglos XV y XVI fueron pacíficos y bajo la protección de los sultanes otomanos se fundaron nuevos monasterios.

Pese a esta protección los ataques saqueos piratas fueron bastante habituales.

Monasterio Zograf

Monasterio Zograf

Pero durante el siglo XVII las cosas aún empeoraron más.

Los monasterios llegaron a una situación de crisis económica ahogados por los impuestos otomanos, las confiscaciones y las grandes sumas de dinero que tuvieron que pagar al sultán para mantener sus privilegios y autonomía.

Esta crisis obligó a cerrar varios monasterios y a optar a muchos monjes por la vida semi-eremítica.

Cada monje vivía de manera casi independiente, se encargaba de su propio sostenimiento y sólo ser reunía con otros monjes en la iglesia.

Frescos de un Monasterio del Monte Athos

Frescos de un Monasterio del Monte Athos

Los zares rusos en un intento de ampliar su influencia en la zona, ofrecieron grandes donaciones durante este período que ayudaron a mantener los monasterios.

Finalmente durante el siglo XIX la península se revitalizó gracias al patronazgo del gobierno ruso y se llegó a 7,000 monjes en 1902.
.
En 1912 la marina griega expulsó a los otomanos y la península pasó a formar parte definitiva de Grecia.

Monjes del Monte Athos comiendo

Monjes del Monte Athos comiendo

Tras la invasión de Grecia por parte de los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial, los monjes pidieron a Hitler que pusiera el Monte Athos bajo su protección personal.

Cosa a la que accedió, de manera que los ocupantes no interfirieron con el Monte Athos.

Monaterio de Konstamonitou

Monaterio de Konstamonitou

En la actualidad es parte de Grecia, pero sigue contando con el antiguo privilegio de auto-gobierno que le viene del antiguo estado monástico.

La población monástica se sitúa en torno a los 1600 muchos de ellos jóvenes.
.
Atrás quedan los años 70 en los que la población llegó al mínimo de 1145 monjes muchos de ellos de avanzada edad.

Monasterio Simonopetra

Monasterio Simonopetra

  

SU VIDA

Los monasterios del Monte Athos se han caracterizado por su oposición al ecumenismo y a la reconciliación con la Iglesia Católica.

Monasterio Agiou Pavlou

Monasterio Agiou Pavlou

Para entrar en el Monte Athos es necesario un diamonitrion (una especie de visado Bizantino datado según el calendario juliano) firmado por cuatro de los secretarios de los monasterios.

Recordar que a las mujeres no se les permite pues los monjes creen que su entrada alteraría la vida de las comunidades.

Pared de un Monasterio Atonita

Pared de un Monasterio Atonita

De modo que Athos es una república monástica, un resto del imperio bizantino en el siglo XXI dentro de la Unión Europea.

Oficialmente es una región autónoma griega, pero su singularidad tiene más de mil años.

Vista de adentro del Monasterio Philotheous

Vista de adentro del Monasterio Philotheous

Todavía hoy se rigen por las typika -cartas constitucionales proclamadas a lo largo de su historia-, algunas de las cuales se remontan al año 971.

En una de ellas, hace un milenio, se prohibía el acceso a las mujeres, y la norma se ha cumplido estrictamente desde entonces.

Monasterio Esphigmenou

Monasterio Esphigmenou

En el año 885, una crisóbula del emperador Basilio I declaraba que era un territorio que pertenecía exclusivamente a los eremitas, por lo que se obligaba a sus habitantes a abandonarlo.

Monasterio Esphigmenou

Monasterio Stavronikita

En Athos hay veinte monasterios, que rigen la vida en la Montaña sin deber obediencia a ninguna autoridad eclesiástica.

Son instituciones reales, porque fueron fundadas por la autorización de crisóbulas de emperadores bizantinos.

No pueden fundarse más y si el número de monjes excede su capacidad pueden acogerse a establecimientos menores, como las skete, kellion, kalyre, kathisma y hesychasterion, que dependen de ellos.

Varían en tamaño, desde los que parecen granjas hasta cuevas aisladas en los farallones de roca, en las que se cobijan los que evitan incluso el contacto con otros monjes.

Monasterio Stpaulmtathos

Monasterio Stpaulmtathos

El tiempo se mide según el antiguo sistema bizantino, que considera que el día empieza con la puesta de sol.
.
Salvo en el monasterio de Iveron, que sigue el modo caldeo y el día comienza al amanecer.
.
La fecha tampoco es la misma, ya que siguen utilizando el calendario juliano.

Los monjes dividen desde entonces su tiempo en partes iguales dedicadas a la oración, el trabajo y el descanso.

Vista cercana de Monasterio Xenophontos

Vista cercana de Monasterio Xenophontos

Con el diamonitirion bien guardado el peregrino puede emprender el descubrimiento de este mundo especial.

Puede caminar de monasterio en monasterio por senderos milenarios, admirar su arquitectura antigua, perderse por bosques intactos, sentirse pequeño ante la mole de la Montaña. Y ante la historia.

Cualquier monasterio tiene un pasado mucho más largo que el de cualquier Estado moderno.

Y todos guardan verdaderos tesoros del arte bizantino, del que son directos herederos.

Las paredes de sus iglesias rebosan de frescos e iconos prodigiosos y en sus bibliotecas se guardan manuscritos extraordinarios.

Algunos conservan reliquias únicas, como trozos de Vera Cruz, ropajes que llevaba la Virgen en el momento de la Crucifixión o incluso espinas de la corona del Señor, además de un número incalculable de partes incorruptas de santos.

abadesa_monte_atos1

  

EL JARDÍN DE LA VIRGEN MARÍA

La historia detrás de esta Montaña Sagrada es que fue entregada a la Virgen María por su hijo Jesús, para que fuera Su jardín.

La Santísima Virgen María navegaba acompañada por San Juan Evangelista desde Jope a Chipre para visitar Lázaro, el hermano de Marta y de María, a quien Jesús resucitó.

Eu barco perdió rumbo y se desvió a la costa este del Monte Athos, donde había un templo pagano y un oráculo de Apolo, cerca del actual monasterio de Iviron.

Cuando vieron a María, los ídolos paganos invitaron a las personas del vecindario a encontrarse con la Santa Madre de Dios, y se convirtieron al cristianismo

La Virgen quedó abrumada por la belleza natural de la montaña, la bendijo y le pidió a Su Hijo que fuera su jardín. 

Y se escuchó la voz de Nuestro Señor que decía:

“Que este lugar sea tu suerte, tu jardín y tu paraíso, así como un cielo para los que buscan la salvación”. 

Desde entonces, el Monte Athos es considerado como “El Jardín de la Virgen María”. 

A partir de este momento fue consagrado como el jardín de la Madre de Dios y estaría fuera del alcance de todas las demás mujeres.

María anunció a los residentes que la Montaña Sagrada era suya y antes de partir los bendijo.

Tradicionalmente se han registrado estas palabras según Gregory Palamas, en su Vida de San Pedro el Atonita,

“En Europa hay una montaña, muy alta y muy hermosa, que se extiende hacia el sur y muy profundamente en el mar. 

Esta es la montaña que he elegido de toda la tierra, y he decidido convertirla en el país de la orden monástica. 

Lo he consagrado para que sea de aquí en adelante mi morada: por eso la gente lo llamará la “Montaña Sagrada”. 

Todos los que vendrán a vivir allí después de haber decidido pelear la batalla contra el enemigo común de la raza humana, me encontrarán a su lado durante toda su vida. 

Seré su ayuda invencible, les enseñaré lo que deben hacer y lo que deben evitar. 

Yo misma seré su tutor, su médico, su enfermera. 

Cuidaré de darles comida y el cuidado que requieran sus cuerpos, y lo que es necesario para sus almas, para inspirarlos y vigorizarlos. 

Así no se apartan de la virtud. 

Y a todos los que terminen sus vidas en esta montaña con un espíritu de amor por Dios y arrepentimiento, les prometo recomendar a mi Hijo y a Dios que les otorgue la remisión completa de sus pecados”.

Por esta razón es famosa la presencia de íconos milagrosos de la Madre de Dios en los monasterios.

Entre ellos, está el icono Axin estin, una representación de la Eleousa o Virgen de la Ternura

El icono es considerado el protector de la Montaña Sagrada y su objeto más sagrado.

También está el de la Portaitissa, Nuestra Señora de la Puerta, que se encuentra ubicado en el monasterio de Iviron. 

Se dice que viajó por su propio poder al Monte Athos, llegando en una columna de fuego.

Fue colocado en el katholikon de Iviron pero se movió por si mismo a puerta de entrada del monasterio tres veces seguidas.

Y Nuestra Señora se apareció al Padre. Gabriel pidiendo que se construya una capilla para el ícono junto a la puerta,

“Porque no he venido aquí para que me cuides, sino para que yo te cuide”.

Otro es el icono Tricherousa, Nuestra Señora de tres manos, que se encuentra en el monasterio de Chilandar. 

Según la tradición atonita, pertenecía a Juan Damasceno, cuya mano había sido cortada por el califa pero posteriormente le fue restaurada.

El ícono resolvió la disputa sobre el nuevo abad de forma que ella en adelante asumirá el papel del abad.

Y hasta el día de hoy, el trono del abad está ocupado por el icono de la Tricherousa, y los monjes eligen únicamente a un abad adjunto.

placa en la entrada del monasterio san pantaleon

  

APARICIÓN CONTEMPORÁNEA DE LA VIRGEN EN EL MONTE ATHOS

La Theotokos apareció milagrosamente el 21 de agosto / 3 de septiembre de 1903 en el monasterio ruso de San Panteleimon en el Monte Athos. 

Una fotografía fue tomada en las Puertas Sagradas del monasterio durante la distribución de limosnas.

Que posteriormente reveló una imagen impresa de la Madre de Dios.

El monje Gabriel tomó una foto en la cola de hombres que recogían comida en un monasterio de la península del Monte Athos.
.
Cuando revelaron la foto, apareció lo que parecía ser una figura femenina.
.
A las mujeres estaba (y está) prohibida en toda la península, y ya que nadie había visto a esa mujer entre los pobres, se dedujo que era la Virgen María.
.
Y así lo ha reconocido ahora la Iglesia Ortodoxa Rusa. 
 

Su aparición apoyó la continua limosna del monasterio ruso, brindando consuelo a los ermitaños.

foto original de la aparicion de maria en el monte athos

Los monjes recordaron entonces las palabras del hermano Sebastián.

Según él, los porteros habían comentado que un eremita varias veces había visto a una mujer a la hora de repartir los panes cherek.

Algunos de los monjes itinerantes, se decía, también habían visto a la Santa Virgen en vivo entre los pobres y peregrinos. Sin embargo, en el mismo día de tomarse la foto nadie la vio.

Y era un día especial, porque el reparto de comida estaba a punto de prohibirse, o al menos, de limitarse seriamente.

En esa época el Monasterio de San Pantaleón ¡contaba con 3.000 monjes residentes!, y además había otros 4.000 ermitaños y monjes rusos repartidos en pequeñas ermitas y celdas de la península monástica griega.

El Monasterio una vez a la semana hacía un reparto de estas tortas de pan “cherek” junto a la Puerta Grande, y acudían entre 600 y 800 personas.

Al ver la imagen femenina, allí, en la cola, quizá recibiendo un pan, entendieron que la Virgen quería insistir en la necesidad de ser generosos con los pobres.
.
Así el monasterio ruso se reorganizó para repartir más y mejor la comida entre los mendicantes.

abadesa del monte athos

  

LA VIRGEN “PHOTO-GRAPHIA”

La fotografía de 1903 no circuló mucho en un principio, y en cualquier caso era un regalo para los monjes rusos, no para los griegos.

Luego llegó la tiranía soviética y la persecución de todo lo religioso, y escaseaban las ayudas para San Pantaleón, que se arruinó.

A finales de los 80, cuando empezó la reconstrucción del monasterio.

Se imprimieron muchas copias de la fotografía y se repartían por una Rusia que estaba a punto de dejar de ser soviética con una breve descripción de los hechos.

Muchos rusos, que pasaban gran parte del día haciendo cola para conseguir algo de pan, podían sentir que la mismísima Madre de Dios compartía esta experiencia.

En 2003, al cumplirse un siglo, el monasterio estableció una fiesta propia: la fiesta del “Icono Dibujado por la Luz” (en griego, eso significa “photo-graphia”, dibujo con luz… pero ellos lo llamaban en ruso).

Se pintó un icono basado en la foto con finalidades litúrgicas. A base de materiales de archivo y memorias orales, fue restablecido el orden de los hechos históricos.

icono_virgen_fotografia

En 2011 en el lugar de la aparición de la Madre de Dios se construyó una capilla conmemorativa en la que se arregló un manantial para celebrar ritos de bendición de agua.

Empezaron a circular testimonios de sanación y gracias a partir del uso de esa agua bendita.

También se consagró una capilla dedicada al nuevo icono de Dibujado por la Luz. Un par de ciudades rusas empezaron a colocar placas conmemorativas del hecho en sus iglesias.

El 27 de julio de 2013, en la reunión ordinaria del Santo Sínodo de la Iglesia Ortodoxa Rusa en el monasterio de las Cuevas de Kiev, se tomó la decisión de incluir en las celebraciones oficiales de la Iglesia Ortodoxa Rusa la festividad en memoria de la aparición de la imagen Dibujada por la Luz de la santa Madre de Dios en el Monte Athos en 1903.
.
Es lo más parecido a una aprobación oficial de una aparición en esta iglesia.

Fiesta de la teofanía en el Monasterio Vatopedi

Fiesta de la teofanía en el Monasterio Vatopedi

  

OTROS MILAGROS

Hay muchos testimonios sobre milagros que ocurren en el Monte Athos, con personas que reciben sanación e iluminación. 

Se menciona a los monjes que irradian la Luz de Dios no creada y a los ancianos invisibles.

Pero no se habla mucho de ellos porque impide que se siga produciendo el milagro.

El abad Efraín de Vatopedi ha dicho.

“Hemos conocido personas virtuosas en Athos que vivían por gracia, porque amaban a Cristo. 

A menudo los veíamos en la Luz No Creada, y a menudo fuimos testigos de cómo vieron el futuro”.

Esto alude a un fenómeno similar a la Transfiguración de Jesús en el Monte Tabor.

Y otro de los milagros es la tradición de los ancianos invisibles: los ascetas que han recibido de Dios el don de volverse invisibles.

El arquimandrita de Aquiles Tsoutsouras dice:

“Hay muchos. Algunos dicen nueve, otros siete, otros diez y otros doce. 

Permanecen en las áreas más aisladas de Athos y son invisibles a nuestros ojos. 

Aparecen aquí y allá para quien quieran.

Generalmente son monjes que han purificado sus corazones, pero a veces hacen sentir su presencia a los peregrinos”.

El abad Efraín habló de una de estas apariciones:

“Que los ancianos invisibles existen es un hecho. 

Hace unos años, un venerado anciano, el Padre Gerasim nos dijo que algunas personas entraban a su celda a medianoche y luego se iban

Uno de estos hombres se acerba al anciano para tomar la Comunión y se iba en silencio.

El P. Gerasim se dio cuenta de que este hombre que se le aparecería era uno de los ancianos invisibles

Pero un día se lo contó a uno de sus hermanos, que no había visto ni oído nada.

Pero después de eso el anciano invisible no vino más al Padre Gerasim”.

Fuentes:


Sergio Fernández, Editor de los Foros de la Virgen María

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: