Esta imagen presidió la Misión Jesuítica durante 45 años como “Nuestra Señora de los Poyas y Puelches”.

Es memoria de la primera evangelización de las zonas del Nahuel Huapi.

nuestra-s-de-nahuel-huapi

Su vocación lacustre hace que la imagen de Nuestra Señora del Nahuel Huapí salga en peregrinación en Febrero por los lagos y las poblaciones ribereñas.
.
En memoria y homenaje a la Virgen y a los mártires sacerdotes, laicos y nativos, que dieron su vida por el Evangelio.

El nombre se Nuestra Señora viene del lago Nahuel Huapí (en araucano Isla del Tigre), uno de los mayores (75 kilómetros de largo y 550 km2 de superficie), y más bellos de la Argentina.

Divide sus frías aguas entre dos diócesis: al sur San Carlos de Bariloche y Neuquén en la ribera norte.

Nuestra Señora del Nahuel Huapi es la Virgen Patrona de Bariloche y todos los 3 de mayo es su Festividad, coincidiendo con el aniversario de la fundación de la ciudad.

San Carlos de Bariloche, o simplemente Bariloche, pertenece a la provincia de Río Negro, y es la cabecera del Departamento de Bariloche.

Bariloche es una importante ciudad de turismo, centro internacional de esquí y la ciudad más poblada de los Andes Patagónicos.

Está ubicada lindante al Parque Nacional Nahuel Huapi, en el sudoeste de la provincia de Río Negro, junto a la cordillera de los Andes, en la ribera sur del lago Nahuel Huapi.

Sus reservas naturales, que incluyen lagos, bosques y montañas, su estilo arquitectónico, y sus destacados centros de esquí son el principal atractivo y sustento económico de esta ciudad.

peregrinacion-nautica-ns-de-nahuel-huapi

Peregrinacion nautica

 

LA LLEGADA DE LA IMAGEN

En marzo de 1672, el Virrey del Perú, Conde de Lemos, le envía al padre Nicolás Mascardi 200 escudos de plata y una imagen de la Virgen, destinada a la Misión del Nahuel Huapi”.

“La prosperidad de la misión, en lo humano y el divino, era un hecho innegable y el buen misionero lo atribuía a la protección de Nuestra Señora de los Poyas o Nuestra Señora del Nahuel Huapi”.

El mismo Padre Mascardi, hablando del éxito de su misión lo atribuye

al “patrocinio y asistencia de la Virgen Santísima Nuestra Señora, a quien desde Chiloé, con solemne procesión, escogí por patrona de esta misión y siempre me asiste y acompaña con su imagen” (Carta relación enviada al Padre Bartolomé Camargo, el 15 de octubre de 1670)”

Fue el Obispo diocesano, Monseñor Esandi, quien dispone que la nueva Iglesia, Templo Mayor (hoy, Catedral) fuese puesta bajo la advocación de Nuestra Señora de Nahuel Huapí.

Denominación con que fue venerada una imagen en la antigua misión fundada por el Padre Mascardi, que se perdió al ser destruida la misión y expulsados los jesuitas.

interior-de-catedral-de-bariloche

 

HISTORIA DE LA MISIÓN

La Misión Nahuel Huapí fue fundada en 1670 por el padre jesuita Nicolás Mascardi y un grupo de indios poyas (antiguos habitantes de la zona anteriores a la invasión de los mapuches) quienes fueron víctimas de una “maloca” y encerrados en la cárcel de Calvuco, Chile.

Tras arduas gestiones durante cuatro años por parte del padre Mascardi ante las autoridades españolas, fueron liberados.

La Misión Nahuel Huapí fue incendiada y destruida totalmente el 14 de noviembre de 1717.

El padre Mascardi murió mártir el 15 de febrero de 1674 y otros sacerdotes, como el padre Felipe de la Laguna (holandés) enviado también en misión, murió envenenado con chicha en 1707.
.
Continúa la misión el padre Juan José Guillelmo (italiano), también muerto por los indígenas.
.
Asume la misión el jesuita chileno Francisco De Elguea, también asesinado por los mapuches el 14 de noviembre de 1717 con varios laicos.

ns-de-nahuel-huapi

 

LA IMAGEN

La imagen enviada en 1672 por el Virrey del Perú representa a Nuestra Señora del Populo muy popular en Roma.

Cuando la imagen es trasladada hacia el Nahuel Huapi por Mascardi, se le dio el nombre de Nuestra Señora de los Poyas, aludiendo a unos aborígenes del lugar, y más tarde se la entronizó como Nuestra Señora del Nahuel Huapi.
.
El 14 de Noviembre de 1717, los indios rebeldes destruyen por última vez la misión del Nahuel Huapi.

Los indios temían de los poderes de la imagen y la habían ocultado dentro de un cuero de caballo y la escondieron dentro de un bosque cercano.

De allí fue recuperada por el padre Arnaldo Jaspers y llevada a Chiloé y desde allí a Concepción.

La ciudad de Concepción la veneró, a Nuestra Señora del Nahuel Huapi, hasta mediados del siglo XIX, desconociéndose su paradero.

Los viajes de Angélica Fuselli tampoco dieron con su destino.

Angélica Fuselli era una escritora que en 1944 publicó un libro bajo el nombre de: “Historia poética de Nuestra Señora del Nahuel Huapi” y entonces se impulsó la idea de reproducir la imagen y se solicitó al director de Parques Nacionales un bloque de roca blanca para su construcción.

Con el asesoramiento del artista Emilio Saraco, residente por ese tiempo en Bariloche, José Lukman tallaría la nueva imagen.

Esculpirla tardó ocho años y luego fue bendecida por el párroco Don Enrique Monteverde en el jardín de la casa de Fuselli, el día 24 de Agosto de 1953.

Una década después, el 20 de Abril de 1963, la bellísima imagen de Nuestra Señora del Nahuel Huapi fue entronizada en el templo mayor (actual Catedral de San Carlos de Bariloche), presidiendo la ceremonia el Obispo de Viedma monseñor José Borgatti.

catedral-de-bariloche

 

EL TEMPLO CATEDRAL

El lugar donde está construido, a comienzos del siglo XX estaba ocupado por la Comisaría, el Juzgado y algunos hoteles.

La obra se construyó en 1946 según proyecto de los Arqs. Alejandro Bustillo y Miguel Césari, quedando inconcluso parte del proyecto.

En 1995 se hicieron importantes obras de terminación interior con materiales y técnicas actuales.

Se trata de una obra neogoticista, construida en piedra de la zona.

Por su monumentalidad y por la característica aguja de la torre que alcanza los 69 mts. de altura, esta imponente obra es visible desde gran distancia.

El edificio presenta la forma de una cruz latina con su cabeza orientada hacia el este.
.
Así la luz solar iluminaría los vitrales regalando su majestuoso espectáculo.

.
Sus muros son de piedra blanca, sus techos negros y la altura mayor del campanario se encuentra a 69 metros del suelo.

En 1942 se accede al dominio del terreno donde sería construida y dos años después la estructura de hormigón se encontraba terminada.

Obra realizada por la Compañía General de Construcciones bajo la batuta del Sr. Ingeniero Don Pedro Faukland, siendo su capataz Don Esteban Capitanich.

En este año comienza el trabajo de los picapedreros.

Más tarde se nombra capataz al picapedrero de origen Esloveno, Don José Lukman, su aprendizaje lo realizó en sus jóvenes años, formándose durante cuatro años en las cavas de romanas de Aurisinia.

Don José Lukman dio forma a arcos y anclajes que nos maravillan aún hoy.

El grupo de picapedreros eran unas veinte personas casi todos ellos aprendices, del total de trabajadores seis eran los que conocían bien su oficio: Don José Lukman, Don Juan Murgic, y Don Antonio Cosuta, quien fuera encargado de cortar la piedra en la cantera de Don Ángel Pizzutti en las bases del Cerro Carbón.

Los trabajadores, casi unos cuarenta, cuando iniciaban el descanso para comer lo realizaban en un chico edificio de madera, una fonda llamada “La Veneta”, esta estaba ubicada en la esquina de Vicealmirante O’Connor y Palacios, cerca de la obra, esta fonda estaba atendida por la Señora Emma Dilena de Lukman, esposa del capataz.

Las reuniones durante la comida en “La Veneta” acercaban a la comunicación entre los obreros propios de la ciudad y los que habían venido de Croacia, Eslovenia e Italia, los comensales se reunían a la mesa sentados en largos bancos.

vitrales-de-catedral-de-bariloche

 

LOS VITRALES DE LA CATEDRAL

Dentro de la Catedral los vitrales tienen su propia historia: Ezequiel Bustillo promovió una Comisión de Damas, presidida por la Señora Isabel Nevares de Ortiz Basualdo (hermana del Obispo Jaime de Nevares) reunió mediante donaciones el dinero para su construcción.
.
En Buenos Aires el señor Enrique Thomas sería el artista encargado para realizar los tan preciados vitrales, solo faltaba saber quién asesoraría en las imágenes que se verían en los mismos.

El Dr. Exequiel Bustillo habla con Monseñor Essandi para asesorarse sobre los motivos que reflejarían los vitrales, sugiriéndole que las imágenes fueran de orden referente a la región, aceptando la propuesta de Bustillo Monseñor Essandi participo con entusiasmo.

Se encargaron así al taller del artista Enrique Thomas una bellísima imagen de Nuestra Señora del Nahuel Huapi (patrona de la catedral).

En los vitrales podemos observar la representación de los aborígenes, el padre jesuita Nicolás Mascardi, fray Francisco Menéndez, el Gral. Julio Argentino Roca, Ceferino Namuncura, el primer cura del Pueblo de San Carlos de Bariloche el Padre Melanesio y los arquitectos del templo, Alejandro Bustillo como San Rafael y Miguel Ángel Césari como San Miguel Arcángel.

Los vitrales se colocaron en 1947, quedando terminada la obra por fuera y en su interior las paredes en bruto y el piso con cemento alisado.

Los vecinos Luis Fernández y Pablo Depellegrin acercaron unos bancos. En la cúpula del campanario se instaló un carrillón con amplificadores, que por años dio las campanadas para todo el pueblo.

Fuentes:

 

Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: