¿Por qué se permite cambiar el sexo por cirugía, pero otros cambios de la naturaleza humana no son aceptados? [2013-05-09]

El sexo es de las pocas atribuciones naturales que hoy es legítimo cambiar.
Hay paradójicos casos en que personas, que pueden caminar, se sienten como parapléjicas y piden que les corten la espina dorsal para sentirse como lo que realmente son, pero esto está prohibido y rechazado por nuestra cultura. ¿Pero qué diferencia tiene con quienes creen que nacieron con el sexo opuesto? ¿Porque a éstos les permite la cirugía para cambiar de sexo para sentirse como realmente son, y a los otros no?

 

toiletes unisex

 

La promoción de la homosexualidad hace la diferencia. Una sociedad que considera que el sexo es un constructo social, legitima hacer cualquier cosa con el sexo. Pero se escandaliza cuando el cambio se refiere a otras partes del cuerpo, donde ahí sí son partidarios del diseño original, mientras que en el sexo no lo son.   

EL DESORDEN DE IDENTIDAD CORPORAL

Hay un grupo de gente que sufre de una condición llamada desorden de identidad de la integridad corporal (o BIID). El trastorno se produce cuando una persona piensa que sus miembros no son los suyos y quiere las extremidades sanas sean amputadas.

El clip de abajo del programa de entrevistas de Anderson Cooper destaca una mujer que es capaz de caminar, pero opta por utilizar una silla de ruedas y ha pedido a los médicos cortar la médula espinal. Según ella, ser un parapléjico es “quién ella es” y la “cirugía correctiva” le haría verdaderamente feliz.

Usted puede tener la tentación de decir: “¡Eso es una locura! Estas personas necesitan ayuda”.

Pero tenga cuidado no sea que ser acusado de intolerancia. Después de todo, con el surgimiento de la moderna “psicología”, el foco primario de la salud mental no es asegurarse de que una persona está cumpliendo con la función propia de su naturaleza humana. En cambio, es, en palabras de la Asociación Americana de Psicología, “beneficiar a la sociedad y mejorar la vida de las personas”, lo que en última instancia significa simplemente asegurar que las personas “se sientan bien”.

¿QUIÉN DEFINE LO QUE ES “NORMAL”?

Mientras que la psicología es el estudio académico de los comportamientos mentales, la psiquiatría es la aplicación medicinal de esos principios. La obra de referencia principal en psiquiatría en EE.UU. (y de consulta en el mundo entero) es el Manual de Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, o DSM.

El manual ha pasado por varias revisiones que reflejan cambios en las actitudes culturales. Por ejemplo, en 1974 la homosexualidad fue eliminada del DSM-II como un trastorno mental, y en 1994 el aborto fue retirado del DSM-IV como un factor de estrés psicológico.

Uno de los principales cambios en el próximo DSM-V es la eliminación del trastorno de identidad de género, o el trastorno que ocurre cuando un hombre piensa que él es una mujer o una mujer cree que es un hombre. En cambio, el término ha sido reemplazado por la disforia de géneroo los sentimientos negativos que se producen cuando una persona no acepta el sexo que él (o ella?) le fue asignado al nacer.

Es importante tener en cuenta que el término de género contribuye a una visión falsa de la naturaleza humana, a saber, que ser hombre o mujer es una construcción social o psicológica.

En lugar de ayudar a la persona, alterando su punto de vista sobre su propio sexo, el tratamiento recomendado para la disforia de género es cambiar físicamente la anatomía de la persona con el fin de que coincida con el sexo que él piensa que tiene, a través de “cirugía de reasignación sexual”.

Aún más extravagantes, los servicios públicos se están moviendo hacia la necesidad de adaptarse a las demandas de la gente con la llamada disforia de género, o sea los “transexuales”, no sea que los tomadores de decisiones de las instalaciones corran el “riesgo de ser etiquetados como “transfóbicos” y declarados culpables de un crimen de odio. Por ejemplo, una piscina pública en Washington debe permitir a una “mujer”, que tiene genitales masculinos el acceso a las instalaciones de vestuarios, donde las adolescentes se cambian para las reuniones del equipo de natación local debido a las “leyes contra la discriminación.”

CONSECUENCIAS ABSURDAS

Si el trastorno de identidad de género puede ser renombrado disforia de género, ¿por qué no cambiar el trastorno de identidad de la integridad corporal a disforia cuerpo? Si el “género” es un concepto social y “hombres” y “mujeres” no tienen una existencia física real, ¿quién puede decir que el concepto de un ser humano “sano” no es una mera construcción social?

Si un varón biológico está convencido que es una mujer, y nuestra sociedad aplaca ese deseo, proporcionándole “cirugía correctiva”, entonces ¿por qué no dejar que una persona que puede caminar y está convencida de que es parapléjica recibir similar “cirugía correctiva” con la ruptura de su la médula espinal?

Hay enfermedades como el hermafroditismo o síndromes de Turner y Klinefelter donde la determinación del sexo no es exacta. Sin embargo, en el gran número de casos el sexo de las personas está claro y son sus estados mentales que están desordenados con la realidad. 

EL DISEÑO DEL MUNDO

Los católicos defienden la idea de que Dios existe y que ha diseñado el mundo para ser de cierta manera. Si Dios no existe, entonces el concepto “desordenado” no tiene ningún sentido. Algo está “desordenado” sólo cuando carece de su “orden” respecto a un diseño correcto.

Defensores de la conducta homosexual consideran que la enseñanza de la Iglesia de que la homosexualidad es “desordenada” es odiosa. Esto se debe a que evalúan el comportamiento con su propia norma:

“Mientras que a nadie se haga daño en contra de su voluntad, entonces la acción no está mal”

Para ellos, la conducta homosexual consensual no se aparta de esta norma y por lo tanto no es desordenada.

En última instancia, Dios ama a la gente, a pesar de sus deseos desordenados (el pecado no está ordenado respecto a la voluntad divina, y todos somos pecadores).

Debemos ayudar a nuestra cultura a ver por qué el estándar natural de “armonía y diseño” es mejor que la norma secular de “sentimientos de felicidad perpetua” y ayudar a las personas a que prosperen como hijos e hijas de un Dios que tiene un plan único y maravilloso para nuestras vidas.

Fuentes: Catholic Answers, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: