Nuestras alteraciones, nuestras pérdidas de paz, se interrelacionan con el entorno.

Y si estamos alterados muchas veces el entorno nos devuelve más perturbación y pensamientos negativos.

Tal como si fuera una especie de contagio.

Pero afortunadamente los cristianos tenemos a quien recurrir para restaurar la paz.

A través de la oración y el discernimiento.  

pensamientos negativos

Muchos expertos en psicología social han declarado en repetidas ocasiones que estamos atraídos por las emociones negativas.
.
Las que afectan a nuestra percepción del dolor.
.
Y lo estamos más que por las emociones positivas. 

Un estudio publicado en la revista Clinical Psychological Science, muestra que la forma en que las personas que nos rodean responden a los acontecimientos estresantes puede ser contagiosa.

Y también hay patrones de pensamiento distorsionado que causan angustia y trastornos. 

Estas distorsiones cognitivas nos llevan a malinterpretar o sobreanalizar los datos del mundo y vivir en una especie de irrealidad o una realidad exagerada.

La buena noticia es que los cristianos tienen a disposición un arsenal de armas para recuperar rápidamente su paz y felicidad, que otros carecen.

    

LA NEGATIVIDAD

Si nos fijamos en el mundo físico, muchos de nosotros encontramos la forma de la negatividad presente – las cosas ordenadas muestran la tendencia natural a estar desordenadas, tarde o temprano.

Es interesante ver que la mente humana, que es considerada como el sistema más ordenado y consciente en el mundo, no permanece intocable por el efecto negativo de la naturaleza.

La negatividad es omnipresente, eso parece.

La capacidad de regular las emociones es esencial para el bienestar físico como mental. 

Es un mecanismo básico que subyace a los trastornos del estado de ánimo y la ansiedad.

La capacidad de identificar y distinguir entre las emociones negativas nos ayuda a abordar el problema que llevó a esas emociones al primer lugar.
.
Sin embargo, aunque algunas personas pueden decir la diferencia entre sentirse enojado y culpable, otros pueden no ser capaces de separarlas.
.
Distinguir entre la ira y la frustración es aún más difícil.
.
Las emociones también pueden convertirse en un problema, por ejemplo, para las personas con depresión, que no pueden dejar de pensar en los pensamientos negativos.

Madurez en la oración

   

¿CONTAGIOSO?

El riesgo de depresión que viene con el pensamiento negativo también parece contagiarse.

En un estudio en la revista Clinical Psychological Science, los investigadores analizaron la “vulnerabilidad cognitiva” de 103 pares de estudiantes universitarios.

Éstaes la tendencia a pensar que los acontecimientos negativos son un reflejo de la propia carencia de una persona, o que van a dar lugar a acontecimientos más negativos. 

Los estudios han encontrado que las personas con alta vulnerabilidad cognitiva tienen un mayor riesgo de depresión:

“Encontramos que el grado de vulnerabilidad cognitiva de los participantes fue significativamente influenciado por el grado de vulnerabilidad cognitiva de sus compañeros de cuarto, y viceversa”, escribieron los investigadores.

Sólo tres meses de convivencia e necesitaron para ver este contagio.

Los investigadores también encontraron que los que experimentaron un aumento de la vulnerabilidad cognitiva durante los tres primeros meses de la universidad tenían casi el doble del nivel de síntomas depresivos a los seis meses.

Y peor en las grandes transiciones de la vida.

Antes de este estudio, se pensaba que la vulnerabilidad cognitiva no cambiaba mucho cuando una persona pasaba de la adolescencia.
.
Sin embargo, los nuevos resultados sugieren que durante las grandes transiciones en la vida la vulnerabilidad cognitiva puede ser alterada.

La energía negativa que una persona irradia afecta directamente a su entorno inmediato y sin embargo el estado de la persona también es dependiente de su entorno inmediato.
.
Por lo tanto, se puede suponer que una persona que está preocupada extenderá sus alteraciones en su entorno inmediato.
.
Y como efecto podría a su vez obtener más perturbación.
.
Y todo esto tendría un efecto caótico y acumulativo en todo el entorno.

Lo anterior nos indica claramente por qué el estado actual del mundo es lo que es hoy.

Nosotros, los seres egoístas de hoy en día no podemos pensar más allá de nosotros mismos y sólo queremos la paz para sí mismos; fallamos en entender la perturbación, que si hay una perturbación que nos rodea ¿cómo podemos estar en paz?

Pero muchas veces las cosas que nos suceden son por nosotros mismos, debido a cómo distorsionamos la realidad.
.
Por lo tanto ten en cuenta lo siguiente.

mujer orando con rozario en la mano

   

7 PENSAMIENTOS DISTORSIONADOS QUE SON UNA PUERTA ABIERTA AL MALIGNO

Muchas actitudes pecaminosas, miedos, rencores, aversiones, y ansiedades provienen del pensamiento distorsionado. 

Estos patrones emergen de nuestra carne, pero también son puertas abiertas para los demonios, que pueden explotar y torcer nuestra experiencia de la realidad más allá.

El mundo, también es capaz de explotar las distorsiones cognitivas, tanto para su beneficio como su influencia.

Por lo tanto, debemos aprender a reconocer y nombrar las formas más comunes de pensamiento distorsionado, también llamados distorsiones cognitivas, mediante discernimiento.

Vamos a echar un breve vistazo a algunas de las distorsiones cognitivas más comunes:

   

1 – SOBREGENERALIZACIÓN 

Se refiere a la tendencia a pensar que una situación negativa es parte de un ciclo constante de las cosas malas que suceden.
.
Las personas que generalizan en exceso suelen utilizar palabras como “siempre” o “nunca”.

Por ejemplo, una persona podría pensar que tenía planes para ir al cine con amigos, pero los planes no se concretaron.

¡Esto siempre me pasa; nunca llego a tener ninguna diversión!

La verdad más probable es que esa persona también tiene cosas agradables en su vida.

La vida es un poco de todo, pero en general, la mayoría de la gente tiene mucho más bendiciones de cargas.

Cotidianamente a la mayoría de la gente le van bien, mientras que sólo a unos pocos las cosas van mal.

Debemos evitar generalizar y exagerar acerca de cómo las cosas malas “siempre” nos suceden y las cosas buenas “nunca” se cruzan en nuestro camino.

Esta no es la realidad. No es un pensamiento sobrio.

Nos hace negativos, nos ponen miedo y ansiedad. 

No es de Dios y tiene su origen en el pecado de ingratitud.

Satanás sin duda puede aprovechar esta distorsión para agitar el resentimiento, el miedo, la ansiedad y otras emociones negativas.

El mundo, también, puede actuar en esto revolviendo hasta la misma negatividad y luego proponer soluciones falsas o incompletas.

   

2 – EL PENSAMIENTO DE TODO O NADA 

Esto se refiere a ver las cosas como perfectas o terribles, bueno o malo, 100% o cero, con poco o ningún espacio en el medio. 

Por ejemplo, puedo etiquetarme a mí mismo, ya sea un héroe o un perdedor total. Pequeños errores son vistos como un fracaso total.

Tal vez una persona en una dieta reincide por el consumo de un gran pedazo de la torta y luego piensa,

¡soy un fracaso total; no puedo con mi mismo! 

Hay muy poco “término medio” en el pensamiento de todo o nada.

También existe la tendencia a pensar que la afirmación de una cosa significa que se niegan otras.

El pensador todo-o-nada puede ofenderse por las afirmaciones o relativistas hechas por otros porque no ve un término medio.

Hay posibilidad de que muchas cosas pueden ser afirmadas y alabadas a la vez o que las preferencias pueden estar en un continuo en algún lugar entre cero y cien.

De hecho, la mayoría de las cosas de la vida caen en algún lugar en un continuo, con la gran mayoría en algún lugar entre el todo y la nada, entre el 100% y el cero. 

A menudo hay muchos resultados y combinaciones de cosas diferentes que son loables y / o aceptables. 

Pero el pensador todo-o-nada, a causa de esta distorsión cognitiva, tiene dificultad para recordar y aceptar esto.

El resultado de pensar todo-o-nada en un nivel personal puede ser por el excesivo orgullo (en el que uno piensa de sí mismo o de su rendimiento con demasiada exigencia)

O por baja autoestima (en el que uno se considera a sí mismo un completo perdedor).

En el plano social, el pensador todo-o-nada es a menudo hostil a todas las opiniones que no están completamente de acuerdo con lo que él insiste que es mejor.

Estas personas a menudo se ofenden cuando no están de acuerdo con ellas.

Por ejemplo, si alguien se adhiere algo distinto que él, él piensa que él (y / o su opinión) está totalmente descartada o incluso es ridiculizada.

De esta manera, el pensamiento todo-o-nada tiende a hacer que la gente hostil, con miedo, de piel fina, e innecesariamente insistente en la perfección o éxito total.

No es difícil imaginar cómo tanto el diablo y el mundo pueden acceder a esta visión distorsionada de la carne.

Y mantener la gente en sujeción con miedo, hostilidad, y muchas nociones de ansiedad.

El pensador todo-o-nada cree que, dado que el mundo no es perfecto, no hay nada bueno para celebrar, y por lo tanto descarta a aquellos que celebran algo como ingenuos, estúpidos, o peor.

niña con madre y fantasmas

   

3 – ADIVINACIÓN 

Esta es la predicción de que algo malo va a pasar sin ninguna prueba.
.
Por ejemplo, una persona puede pensar, no importa lo duro que haya preparado su charla, que se va a ir terriblemente mal.
.
La gente se va a aburrir o se van a burlar.

Esto es esencialmente una forma pesimismo y la negatividad que deshecha la esperanza contra es el pecado llamado “desesperación”.

Los que participan en este tipo de pensamiento tienden a ver el mundo como un lugar hostil y para ver las oportunidades como cargas y trampas.

Pero, por supuesto, las oportunidades no son necesariamente buenas o malas, hostiles o benignas.
.
No son más que oportunidades.

Además, el fracaso no siempre es total; a veces ni siquiera es un fracaso en absoluto.

La cruz fue un fracaso de muchos de los que fueron testigo de ese día, pero en realidad fue una victoria.

Algunos de nuestros “peores” conversaciones han tenido sorprendentemente buenos efectos.

La vida es una propuesta divertida. Pero el adivino rechaza todo esto e insiste en que el desastre se esconde en la siguiente colina.

Lamentablemente, la mayoría de los adivinos trabajan sobre sus profecías autocumplidas. 

Esperando cosas malas, por lo general ellos las consiguen, o al menos pueden recoger numerosas pruebas para demostrar su tesis.

Y ser confirmados en su espiral descendente de la negatividad, la ansiedad, la depresión, el cinismo y la desesperación.

Satanás puede explotar fácilmente la negatividad y el “presentimiento” de que las cosas malas van a suceder.

Los adivinos mantienen la puerta abierta para las andanzas del diablo, prácticamente dándole en bandeja la posibilidad de que pueda decir:

“Ves, te lo dije”.

Este pensamiento negativo tiene que dejarse.

Es una distorsión que niega la posibilidad que existe una oportunidad.

Y la posibilidad de resultados paradójicos o sorprendentes en todo tipo de situaciones.

   

4 – RAZONAMIENTO SOBRE BASE EMOCIONAL 

Esta es la creencia de que los malos sentimientos o emociones reflejan la situación de la realidad.
.
Por ejemplo, me siento ansioso cuando vuelo, por lo tanto, los aviones no son seguros.

Tenemos que tener mucho cuidado de recordar que los sentimientos son sólo sentimientos.
.
Que no deben ser ignorados por completo, pero tampoco deben ser el factor decisivo.

La escritura advierte: El corazón es engañoso por sobre todas las cosas (Jeremías 17: 9).

Muchos de nuestros sentimientos fuertes tienen su origen en acontecimientos traumáticos del pasado y pueden no reflejar la realidad actual.

Si me siento inseguro no significa que yo soy inseguro. 

Sentirse mal por la forma en que fue la reunión, no significa que en realidad fue mal.

Satanás y el mundo pueden explotar fácilmente los sentimientos para hacernos pensar cosas que no son necesariamente así.

Una parte importante del crecimiento espiritual es aprender a discernir los sentimientos, al verlos como parte de la imagen, pero no la imagen completa.

   

5 – LECTURA DE LA MENTE 

Esto es llegar a conclusiones acerca de lo que otros están pensando sin ninguna prueba.
.
Por ejemplo: mi amiga no se detuvo a saludar por lo que debe estar enojada conmigo.
.
Pero tal vez ella tenía prisa y no tenía tiempo para parar; o tal vez ella ni siquiera me vio. 

He aquí otro ejemplo, mi jefe lanzó una mirada negativa por lo que debe estar molesto conmigo y voy a ser despedido.

Pero tal vez como él estaba mirando en tu dirección y recordó algo que se le olvidó de hacer o una discusión que tuvo con su esposa.

O tal vez sólo tenía dolores de cabeza.

Este tipo de distorsión suele tener sus raíces en una forma de orgullo llamada grandiosidad.
.
En el que creemos que somos siempre lo más importante en la mente de otras personas o la razón por la que actúan. 

Leer la mente también tiene sus raíces en el orgullo porque confiamos demasiado en que tenemos el mando de todos los hechos y realmente sabemos lo que está pasando.

No lo tenemos, esta es una distorsión.

Hacemos bien en desarrollar una reserva saludable sobre nuestras conclusiones acerca de lo que otros están pensando o acerca de sus motivos.

Debemos pedir a Dios un cierto tipo de “ceguera” que nos indique que hay muchas cosas que realmente no podemos entender.

Esta forma de pensamiento distorsionado conduce a muchos miedos y ansiedades que son por lo general innecesarios y sin fundamento.

Satanás seguramente tiene muchas puertas a través de esta forma de orgullo y el pensamiento que produce ansiedad.

El-arbol-genealogico-1

   

6 – FILTRADO MENTAL 

Esto se centra sólo en las partes negativas de una situación, haciendo caso omiso de algo bueno o positivo. 

Por ejemplo, tengo un montón de buenos comentarios de la conferencia que hice, pero una persona no estaba de acuerdo con mi premisa.

Así que supongo que la conferencia no era tan bueno después de todo.

Esta distorsión es similar a la generalización excesiva.

   

7 – MODELO RÍGIDO DE COMO DEBEMOS ACTUAR

Esto el exceso de decirte a ti mismo cómo “debes” actuar.
.
Por ejemplo, yo debería ser capaz de manejar esto sin alterarme.

Es evidente que hay parámetros morales que debemos observar en nuestro caminar cristiano.

Pero también hay muchas otras reglas y normas que exigimos de nosotros mismos que no son necesariamente razonables o correctas.

Es común que alguna persona nos diga “yo debo hacer [esto o aquello]”.
.
¿Pero de dónde sacó que esa es la única posibilidad?
.
No todo lo que pensamos que deberíamos hacer es imprescindible, o debe ser hecho.

Debemos discernir cuidadosamente lo que se requiere de nosotros y lo que no, o lo que es meramente opcional basado en cada circunstancia.

Al diablo le gusta las declaraciones “debería” porque él ama a destruir la verdad mediante la exageración de ella y haciendo que parezca una carga insoportable.

También le da la oportunidad de disfrazarse con ropa de piedad.

Por ejemplo, considera la situación “debería” siguiente:

“Tu sabes que tus sus oraciones serían contestadas si sólo rezas o ayunas un poco más. Tu realmente debes aumentar tus oraciones y ayunos”.

Pero esto puede ser muy diabólico.

Primero, es diabólico porque en cierto grado es cierto.

Probablemente podríamos orar más si descuidamos otras cosas.

Podríamos rezar más si, por ejemplo, nunca dormimos. Pero no significa que debemos hacerlo.

Además, es diabólico porque si el diablo puede sembrar la idea de que deberíamos rezar más, entonces llegamos a que nunca hemos rezado lo suficiente. 

Y eso nos pone justo donde él quiere: desanimados, con culpa y ansiedad; no pone la oración como una carga y a Dios como un amo.

Por último es diabólico, ya que sugiere que vamos a conseguir lo que queremos como resultado de nuestros propios esfuerzos en lugar de por la gracia de Dios.

Con demasiada frecuencia declaraciones “debemos” son lobos con piel de cordero. 

Tenemos deberes legítimos, pero no confíes en cada pensamiento “debería”. Hay que discernir cuidadosamente.

Hay muchas distorsiones cognitivas más que podríamos discutir. No dudes en añadirlas en la sección de comentarios.

La vida de la mente es muy importante en la vida espiritual.

La conclusión es, no creas todo lo que piensas. Discierne, distingue, tamiza y clasifica. 

Ten en cuenta también que Dios quiere darte una mente sobria, una mente clara, una mente que está en contacto con la realidad en lugar de uno perdida en las distorsiones y la irrealidad.

Pide una mente sobria y sigue el viaje. Y este es el aporte del cristianismo y la ventaja que tienen los cristianos con el resto.

      

PRIMERO: DEJAR A DIOS EL CONTROL DE TODO

Muchas veces, cuando tratamos de discernir, buscamos la sensación de paz. Pero también hay que buscar el sentido de libertad.

Ser libre es ser liberado de lo que no es verdad.

Tu sabes la expresión, la verdad os hará libres (Juan 8:32).

Por eso es que nos debemos preguntar:

¿Buscamos la verdad lo suficiente? ¿Regularmente pedimos al Espíritu Santo por ello?

A menudo, esto significa ir al Espíritu Santo por la auto-iluminación.

El Espíritu Santo es el Espíritu de la Verdad y puede revelar las cosas ocultas.

Muchas veces, nosotros mismos tratamos de ejercer demasiado control, dejando a Dios afuera.

Nuestra necesidad obsesiva de controlar todos los aspectos de nuestra vida crea un inmenso estrés.

Porque los demonios le han convencido que usted no puede confiar en nadie más que en usted mismo para escribir su vida”, escribe Deborah Lipsky en Un mensaje de Esperanza.

Pare de pensar que es usted quien tiene que resolverlo todo.

Aléjese del centro del universo y ponga a Dios de nuevo en su lugar.

Si Dios intervino cada vez y detuvo la circunstancia que nos hizo tener miedo, ¿cómo no podemos desarrollar confianza, coraje y fe?

Así que deje de luchar con el miedo, no importa cuán justificado usted lo sienta.

Déjelo ir y permita a Dios”.

Como la Pequeña Flor lo puso: practicar el abandono.

La victoria, la verdad y la libertad vienen cuando ponemos nuestras cuestiones en Su control y no sólo bajo nuestro propio control (o el de otros).

Cuando está la verdad, el miedo disminuye. Cuanto más sabemos, menos miedo (esto es cierto incluso con las serpientes y las arañas).

“El que practica la verdad viene a la luz, para que sus obras sean manifestadas que son hechas en Dios”, afirma Juan 3:21.

Tenemos éxito cuando nos vestimos “del nuevo hombre, el cual, en la semejanza de Dios, ha sido creado en la justicia y santidad de la verdad” ( Efesios 4: 24).

Cuando vienen los pensamientos negativos tu mantra debería ser:

“Yo no decidí estar allí” o “Yo no elegí pensar eso”.

Pide por el Espíritu de la Verdad.

Los pensamientos negativos – la falsedad, la simulación – desaparecerán.

Y aquí es donde llegamos a la oración.

   

LA RELIGIOSIDAD Y LA ORACIÓN SON PODEROSAS PARA TRAER LA PAZ

En un estudio de 2008 publicado en la revista PLoS ONE, los investigadores encontraron que los meditadores / oradores cuando escucharon sonidos de gente que sufre, tenían niveles de activación más fuertes en sus junturas parietales temporales, una parte del cerebro vinculada a la empatía, que las personas que no meditan.

Estos estudios demuestran que la meditación y la oración regular apoyan eficazmente la salud mental, emocional y física de muchas maneras tangibles.

También un estudio reciente encontró que las personas que participan más activamente en la religión son más felices.

Y a su vez están más comprometidas con la comunidad a través de acciones comunales.

La felicidad es un producto de la paz interior.

El estudio de Pew Center se realizó en 25 países.

Y en todos ellos es significativa la cantidad de activos religiosamente que se sienten más felices en la vida que los que no son activos religiosamente.

No hay ningún país investigado dónde los que son activos religiosamente sean menos felices que el resto.

En concreto, aquellos que se declaran como activamente religiosos y asisten a los servicios religiosos al menos una vez al mes, experimentan una felicidad que según ellos es mayor que quienes no están en esta situación.

Por ejemplo tomemos el caso de Estados Unidos para ejemplificarlo. Un tercio de los adultos religiosamente activos se describen a sí mismos como muy felices, en comparación con un cuarto de los que no son religiosamente activos.

De la misma forma las personas que son activamente religiosas participan más en grupos voluntarios y comunitarios.

Por lo tanto la vinculación religiosa de las personas lleva a una mayor felicidad con la vida y un mayor compromiso con los otros seres humanos.

hombre orando

   

LA ORACIÓN ES LA FORMA CRISTIANA DE ALCANZAR LA PAZ

Estar en paz sólo es posible si existe la paz a nuestro alrededor y si discernimos nuestras opciones, pensamientos y emociones. 

La oración es una herramienta muy poderosa para ello.

Ora para conseguir la paz.
.
El Rosario es una buena oración.
.
Cada vez que te sientas sin paz a tu alrededor comienza con las oraciones, desgaja las cuentas del rosario y pide a María y al Señor te den la paz.

Cuando estés caminando o haciendo otras acciones que no signifiquen pensar en la tarea, ora.

Deja en manos de María y Jesús tus preocupaciones y pide calma, para ti mismo como para las otras personas a tu alrededor.

Llama a tus ángeles guardianes y pídeles que actúen en el entorno.

Por ejemplo que tu ángel vaya a ayudar al ángel guardián de una persona cercana a ti que está fuera de equilibrio, sin paz.

Solicita que ejércitos de ángeles vayan a orar y cantar melodías de paz al lado tuyo y de la persona alterada.

Y pide discernimiento. Para que las distorsiones de tus pensamientos y emociones no te jueguen una mala pasada.

Fuentes:


Equipo de Colaboradores de Foros de la Virgen María

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis:

Leave a Reply