Elixir de falta de caridad y misericordia.
Sin ningún pudor, Gina Rinehart, la mayor poductora minera de Austrlia, está abogando por la eugenesia de los más pobres para aumentar la inteligencia y capacidad de trabajo de los australianos.

 

Gina Rinehart

 

Y si bien dice que así podrían obtener mejores salarios, a fines del año pasado había dicho que los trabajadores deberían aceptar menos salario porque los africanos trabajan por mucho menos.   

Ha pesar de que probablemente no se políticamente correcto decirlo, por lo menos ella ha sido franca, diciendo lo que otros piensan pero no se atreven a decir.

EL LLAMADO A LA ESTERILIZACIÓN

La multimillonaria conservadora Gina Rinehart ha llamado a la esterilización de los pobres, con el argumento de que la única forma de aliviar la pobreza es detener que las “clases bajas” se multipliquen.

La heredera minera australiana dijo que la desigualdad de ingresos se debe a diferencias en la inteligencia, y la eugenesia es la única respuesta.

Nuestra nación se enfrenta a una grave crisis económica como la combinación de la fortaleza del dólar australiano y la caída de precios de las materias primas fallando en nuestra capacidad para competir a nivel mundial, explicó, la única solución lógica a esta crisis es el fortalecimiento de la calidad de nuestro recurso más preciado: capital humano.

Creo que cualquier pareja que gane menos de 100.000 dólares australianos (77 mil euros) al año debería ser esterilizada por la fuerza a través de una vasectomía o ligadura de trompas de Falopio. Aquellos que ganan más de 100.000 dólares al año deben ser alentados a tener hasta 10 o 12 niños.

Sólo mediante la eliminación de los residuos y centrándonos en los trabajadores más brillantes, más eficientes, podemos esperar competir con nuestros rivales en el mundo emergente.

HEREDAR LA TIERRA

Rinehart es la persona más rica de Australia y se ubica como una de las mujeres más ricas del mundo. La mayor parte de su fortuna proviene de una empresa minera que heredó de su padre y más tarde se convirtió en un importante exportador de mineral de hierro.

Su fortuna prosperó durante el prolongado auge exportador de materias primas de Australia, pero está en peligro; la economía de China se desacelera y los precios del mineral de hierro bajan. Agregando a sus problemas el aumento del costo de producción.

A finales del año pasado, Rinehart hizo un video argumentando que los australianos necesitan aceptar salarios más bajos porque la gente en África está dispuesta a trabajar por 2 dólares al día (1,5 euros). Pero en el último video parece haberse dado cuenta de que incluso eso no será suficiente.

El pago de los australianos es al menos una parte de la solución, pero no puede ser toda la solución. No tiene sentido pagar a alguien por nada si son demasiado vagos, borrachos y estúpidos como para funcionar correctamente con nuestro equipo minero sofisticado.

Así que estoy dispuesta a pagar un salario decente, si consigo al hijo de un médico y no al hijo de un camarero que está en el sistema de bienestar. El problema es que las clases bajas parecen parecen no producir personas inteligentes, y no puedo encontrar un trabajador decente en ningún lugar.

Ahí es donde entra en juego nuestro gobierno para detener a los pobres en procrear, podemos crear una nueva clase de australianos trabajadores inteligentes, y bien remunerados para forjar nuestro futuro económico.

Rinehart recientemente se posicionó 16 en la lista de las mujeres más poderosas del mundo de Forbes, por delante de la primera ministro australiana, Julia Gillard. Su fortuna se estima en más de U$S 21 mil millones en dólares estadounidenses.

Fuentes: Daily Currant, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: