¿Qué agenda política está detrás de esto?
El grupo feminista nacido en Ucrania, llamado Femen, tiene en su mira atentar contra los cristianos y los musulmanes, con escándalos públicos mostrando sus pechos. Pero llama la atención que no se le conoce ninguna acción contra organizaciones judías. Cada mujer cobra un salario de U$S 1000 mensuales, a lo que hay que sumarle gastos de traslado, locales, etc., todo lo que implica una operación de varios millones de dólares al año.

 

feministas de femen detenidas en tunez

 

Se mencionan algunos nombres de poderosos detrás de ellas. Pero es claro que hay una agenda política detrás del grupo, que implica remover la sexualidad de cristianos y musulmanes a través del escándalo sexual. Tal vez piensen que el tema del sexo sea el punto débil para desestabilizar a estas religiones.

Viéndolo así, es posible hipotetizar que Femen, tal vez sea una estrategia de avanzada para secularizar las sociedades cristianas y musulmanas.

QUIEN ES FEMEN

La polémica en torno a Femen y a sus actos no es nueva, ya que sus protestas han desencadenado múltiples reacciones encontradas en los últimos años. El grupo, fundado en 2008, se hizo conocido por sus actos de protesta en ‘top less’ contra el turismo sexual en Ucrania, las instituciones religiosas, las agencias de matrimonio internacionales y el sexismo, entre otros temas.

El mayor escándalo estuvo protagonizado por la cofundadora del grupo, Inna Shevchenko, quien derrumbó una cruz ortodoxa en Kiev erigida como monumento a los católicos del Este que fueron víctimas de la persecución soviética como gesto de protesta por la condena contra tres miembros de el grupo Femenino de punk ruso Pussy Riot.

Femen se define como

“una organización de mujeres activistas en ‘top less’ que defienden su igualdad sexual y social en el mundo”. “Femen es el fundador de una nueva ola de feminismo del tercer milenio y tiene seguidores en todo el mundo”, apunta en su página web.

LA JUSTICIA ARRESTA A TRES EN TÚNEZ

Las fuerzas de seguridad de Túnez han arrestado el miércoles pasado a tres activistas del grupo feminista Femen después de que éstas protestaran en ‘top less’ frente a la sede del Tribunal de Justicia de la capital, Túnez, para solicitar la liberación de la activista de la organización Amina Tyler, quien será juzgada este jueves por poseer un bote de espray pimienta.

En la protesta, las activistas, que llevaban pintadas en sus cuerpos las frases ‘Liberación inmediata de Amina’, ‘Jodemos vuestra moral’ y ‘Demos el pecho a la revolución’, se han subido a la puerta de entrada al tribunal y han coreado eslóganes en favor de la liberación de Tyler.

La organización feminista explicó tras su arresto que Tyler fue detenida tras realizar la pintada en una pared cercana a una mezquita de la localidad de Kairuán, una de principales ciudades sagradas del Islam.

En esta ocasión, Femen, que ha definido la protesta como “un acto de sabotaje”, ha solicitado la liberación “inmediata” de Tyler y

ha advertido que “en caso contrario, ningún funcionario tunecino podrá sentirse seguro en Europa”.

Femen advierte al mundo de los peligros de la islamización de los países del Magreb. Las mujeres están soportando la carga del sufrimiento, las agresiones y la muerte, ha sostenido a través de su perfil oficial en la red social Facebook.

Así, ha apuntado que “Amina será el detonante de una nueva Primavera Árabe protagonizada por mujeres, que destruirá la ‘sharia’ (ley islámica) y el resto de restos de la barbarie medieval”, ha remachado.

UNA FATWA CONTRA LA TYLER

Tyler fue situada en el centro de la polémica tras publicar en marzo una fotografía desnuda de cintura para arriba y subirla a Facebook para respaldar a Femen.

Tras ello, el imam tunecino Adel Almi emitió una ‘fatwa’ –pronunciamiento legal no vinculante en el Islam– condenando a la joven a ser latigada en cien ocasiones y lapidada hasta la muerte.

Almi afirmó que Tyler

“quería destacar y llamar la atención posando desnuda”. “Esto significa que ya no tiene nada que perder y no puede ser consciente de la sacralidad de la mujer. Estas situaciones han de ser reprimidas para evitar eventuales catástrofes”, agregó.

Uno de los principales caballos de batalla de las fuerzas reformistas del país, que encabezaron las manifestaciones contra Ben Alí pero que no consiguieron imponerse en las elecciones debido al respaldo con el que cuentan las formaciones islamistas en los núcleos rurales, es el impulso de los derechos de la mujer y de las libertades civiles.

REACCIÓN DE FEMINISTAS MUSULMANAS

Activistas feministas musulmanas convocaron en abril un evento para mostrar su oposición y

“demostrar a Femen y a sus seguidoras que sus acciones son contraproducentes”.

“Por favor, publicad imágenes vuestras, ya llevéis hiyab, niqab o no lo hagáis. Es una oportunidad para las mujeres musulmanas para mostrar al mundo que tenemos voz, que somos de distintas formas y tamaños y que nos oponemos a la forma en la que somos representadas por Occidente, como un grupo homogéneo sin voz o voluntad propia, dijeron a través del grupo de Facebook ‘Mujeres musulmanas contra Femen. Día del orgullo Femenino musulmán’.

Poco después, decenas de mujeres enviaron fotografías suyas oponiéndose a Femen con mensajes como

‘Estoy orgullosa de ser musulmana, no necesito ‘liberarme’ y no quiero ser usada para reforzar el imperialismo occidental. No me representáis’, o ‘No necesitamos que mujeres blancas no musulmanas salven a mujeres musulmanas de los hombres musulmanes’.

Otros mensajes fueron:

‘Soy feminista de herencia musulmana, creo en el derecho de la mujer a elegir y no necesito estados patriarcales o feministas eurocéntricas para decirme lo que debo o no debo llevar’ o ‘Soy feminista musulmana. Femen no habla en nombre de las musulmanas ni las feministas’.

Asimismo, la activista feminista tunecina Bel Haj Hmida, cofundadora de la Asociación Tunecina de las Mujeres Democráticas, criticó a la formación y apuntó que

“la existencia en Túnez de organizaciones como Femen no influenciarán el estatus de las mujeres, que ya están preparadas para luchar ferozmente por sus derechos”.

Lo que se puede observar de esto es que la presencia de Femen produjo una reacción feminista de las musulmanas, lo cual de hecho ya cambia la relación de las mujeres en la rígida sociedad musulmana.

Y EN OCCIDENTE REACCIONAN FORMANDO UN GRUPO LLAMADO ANTÍGONAS

Como respuesta a la violencia exhibida por el grupo feminista radical Femen, ha surgido en Francia el grupo Antígonas (“Antigones”, en francés), que busca, como lo sugiere la máxima en la tragedia homónima de Sófocles, “compartir amor, no odio” y sin buscar ser “ni exhibicionistas ni histéricas”.

Las Antígonas buscan responder en las calles a Femen, que ha participado en el debate político francés promoviendo el mal llamado “matrimonio” homosexual.

En su manifiesto, el colectivo de mujeres francesas increpa a Femen que:

“Ustedes afirman que la condición de la mujer se defiende mostrando los senos, nosotras les respondemos que se adquiere con la dignidad”.
“Ustedes afirmán que la religión es una alienación, nosotras les respondemos que para muchas de nosotras es el camino de la libertad y de la autorrealización. Ustedes afirman que el machismo domina las sociedad y combatís a los hombres, nosotras les respondemos que sólo con los hombres seremos completamente mujeres”.

Las Antígonas respondieron también a la reivindicación de la “igualdad” entre los sexos hecha por Femen, remarcando que es

“la complementariedad entre hombres y mujeres lo que enriquece la sociedad”.

“A ustedes les pagan por reivindicar sus ideas, nosostros les respondemos que con la causa de la mujer no se comercia. Ustedes se afirman en la indignación y la violencia, nuestra fuerza son la calma y la determinación”, señalaron.

UNA ESPÍA CATÓLICA DENTRO DE FEMEN

El golpe más importante que asestaron las Antígonas a Femen fue infiltrar durante dos meses a una joven en el grupo radical.

Iseul Turan, estudiante de Derecho de 21 años, participó incluso en los entrenamientos realizados por Femen cada sábado, en los que las mujeres realizan ejercicios físicos y tácticas de comportamiento frente a la Policía.

No fue particularmente difícil infiltrarse, pues no le hicieron mayores preguntas al incorporarse a la organización.

Iseul reveló además que las feministas radicales ensayan las poses para conseguir fotos impactantes para la prensa, así como las actuaciones públicas en las que corren por la calle gritando sus consignas habituales como “No más Papa” o “En los gay confiamos”, parodiando el “En Dios confiamos” de los billetes de un dólar en Estados Unidos.

La joven estudiante de Derecho, que se define como “una católica normal”, explicó que en Femen de Francia existen tres círculos concéntricos de organización.

En el exterior están las simpatizantes, que básicamente hace propaganda en redes sociales.

Un círculo interior es el de las militantes, que no superan la veintena.

Y el núcleo de la organización feminista radical la conforman dos fundadoras, Inna y Oksana junto a tres mujeres francesas. Este grupo es el que mantiene el contacto directo con la sede en Ucrania.

Las integrantes de Femen, destacó además Iseul, “están en la acción”, nada relacionado “con el feminismo intelectualoide al que estamos tan acostumbrados en Francia”.

Al interior de la organización, la joven católica encontró todo tipo de mujeres, entre ellas profesoras y antiguas prostitutas, con un coincidente

“deseo de comprometerse con algo un poco nuevo, un poco punk, que implique un cierto riesgo, chicas que buscan un poco de protagonismo, o que simplemente se aburren

UNA PERIODISTA UCRANIANA TAMBIÉN SE INFILTRA

Una periodista de un canal de televisión ucraniano desenmascaró aún antes el movimiento feminista ucraniano Femen. La reportera se incorporó a las filas de la organización, supuestamente inspirada por sus ideas y participaba personalmente en las acciones topless, filmando los hechos con una cámara oculta.

Resultó ser que la esencia de la actividad de las participantes es un trabajo de propaganda remunerado pagado con dinero procedente de Europa Occidental y EEUU.

Para revelar públicamente la esencia de las Femen, la joven periodista tuvo que hacer un gran sacrificio y participar en las acciones topless de la organización. En el curso de varias semanas les enseñaban cómo exhibirse: comportamiento agresivo, habilidad para atraer la atención de los periodistas, haciéndose pasar por una víctima inocente. Pero lo más importante es mostrar los senos desnudos ante las cámaras.

La periodista tuvo su debut topless en París, donde las participantes de Femen acababan de abrir una nueva oficina:

“la acción transcurre junto a un centro cultural islámico. Y nosotras sentimos que el gentío está dispuesto a destrozarnos. De la represión se salvan únicamente las cámaras de los colegas”.

Y DESCUBRE QUE CADA UNA COBRA UN BUEN SALARIO

El viaje a París de la periodista fue pagado por el movimiento Femen. El pasaje del avión, la habitación en el hotel, el taxi y la comida – en total mil euros diarios por cada chica, sin contar la compra de los trajes y los servicios de los maquilladores y estilistas.

Además, resultó ser que las Femen cobran un salario, no menos de mil dólares por mes, cifra tres veces superior al salario medio en Ucrania. Por otra parte, el mantenimiento de las oficinas en Kíev sale dos mil quinientos dólares mensuales y la oficina recientemente abierta en París –varios miles de euros por mes.

Nadie sabe quién financia tan generosamente este movimiento y quién es el tutor que indica a las chicas sobre quien deben lanzarse con los senos al aire.

¿QUÉ AGENDA POLÍTICA ESTÁ DETRÁS DE ESTO?

¿Quién está en la cima de la pirámide? Algunos nombres circulan: el multimillonario alemán Helmut Geier, la mujer de negocios alemana Beat Schober, y empresario estadounidense y propietario de medios Jed Sunden. George Soros también es mencionado.

Las consignas de Femen son: combatir las religiones por todos los medios. El cristianismo tanto católicos como ortodoxos, fue el primer objetivo. Luego fue el turno del islam, que se convirtió en el blanco de las “chicas” en topless.

Para las Femen, el cristianismo y el islam son abiertamente los objetivos, por ello las iglesias y las mezquitas son sus principales sitios para el movimiento “feminista”, que nunca he oído, al menos alguna vez hacer esto en Israel o en otro lugar, como en una sinagoga o por que no en el Knéset (parlamento de Israel).

Conociendo el debate que existe en la sociedad israelí sobre el papel de las mujeres y las numerosas acciones organizadas por las feministas israelíes, es muy sorprendente observar el silencio ensordecedor de Femen al respeto. ¿O es que solo atacan a los que no son patrocinadores?.

Fuentes: Disidencia, RT, ACI Prensa, Europa Press, Signos de estos Tiempos  

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: