En lo único que todos acuerdan es en el control de la población.
La psicosis de la escacés, muy apta para generar miedo con el fin de imponer políticas restrictivas, fue el marco de la conferencia Women Deliver, en que se expuso como tema central como controlar la población para conservar el “bien escaso” que es el medio ambiente, y que siguió planteando los reclamos de controlar el consumo, de parte de los países ricos, pero sobre bases testimoniales porque no implicó ninguna política al respecto.

 

Jeni-Klugman-WomenDeliver

 

Lo realmente operativo, y para lo que la conferencia realmente se realizó, fue para profundizar en las políticas abortistas y anticonceptivas para los países pobres, tal como explicamos en un artículo anterior, ver aquí.

LOS HIJOS PODRÍAN TENER QUE SER SACRIFICADOS POR EL MEDIO AMBIENTE

El polémico profesor de la Universidad de Princeton, conocido por su defensa del infanticidio y bestialismo (relaciones sexuales con animales), fue panelista destacado en la conferencia de tres días Women Deliver a la que asistieron Melinda Gates y más de 4.000 activistas del aborto y anticoncepción en Kuala Lumpur.

Singer dijo que en la medida que los ricos del mundo no sean susceptibles de contener su alta tasa de consumo en comparación con los pobres del mundo en un futuro próximo, es posible que los esfuerzos de planificación de la familia puedan,

“llegar a no ser suficientes… y debemos considerar qué otras cosas hay que podamos hacer… con el fin de prevenir algunas de las peores consecuencias de las catástrofes ambientales… “

“Es posible, por supuesto, que a pesar que demos a las mujeres opciones reproductivas, porque nos encontramos con la necesidad insatisfecha de anticonceptivos, nos encontremos con que el número de hijos que las mujeres eligen tener es todavía tal que la población sigue creciendo de una manera que cause problemas ambientales“, dijo. Las mujeres tienen más hijos debido a sus “puntos de vista ideológicos o religiosos”.

Singer añadió que los

“gases de efecto invernadero… están cada vez mas cerca de un punto de inflexión” y el cambio climático podría convertirse en una “catástrofe y causar que cientos de millones o miles de millones de personas se conviertan en refugiados climáticos”.

En ese caso, dijo,

“tenemos que considerar si se puede hablar de tratar de reducir el crecimiento de la población y si eso es compatible con las preocupaciones razonables que la gente tiene sobre el derecho de las mujeres a controlar sus decisiones de vida y su reproducción”.

Singer, que también ha argumentado el caso de otorgar derechos humanos a los primates, dijo que,

es “apropiado considerar si los derechos reproductivos de las mujeres son fundamentales e inalterables, o si, bioéticamente hablando, son ‘prima facie’ – son buenos e importantes a respetar, pero puede haber circunstancias imaginables en las que puede justificarse reemplazarlos“.

Entonces Singer compara el derecho de las mujeres a tener hijos con el derecho del campesino tradicional a pastar a sus vacas en tierras comunes. En la medida que los habitantes del pueblo se vuelven más prósperos y sus vacas mueren menos de enfermedad, dijo, viene el sobrepastoreo de la tierra común, los rendimientos caen… y este es un camino hacia el desastre”.

“Resulta que el derecho a pastar tantas vacas como quiera en la tierra común, no es un derecho absoluto“, dijo Singer. “Obviamente esto es lo que creo que deberíamos estar diciendo, incluso sobre el número de hijos que tenemos… Espero que no lleguemos a un punto en el que haya que anularlo… pero no creo que debemos retroceder al tener en cuenta esto como una posibilidad”.

LE ACTUALIZAN “LOS FIGURINES” SOBRE EL CRECIMIENTO DE LA POBLACIÓN

Sus puntos de vista no fueron del todo bien recibidos. Babtunde Osotimehin, director ejecutivo del UNFPA objetó:

“No hay manera de que lleguemos a un punto en el que estemos limitando los derechos de las personas de esta manera”.

Osotimehin fue uno de varios oradores en la conferencia en destacar lo que los pro-vida han estado diciendo durante décadas: que “el crecimiento de la población mundial en realidad se viene para abajo” y que las predicciones de hambre en todo el mundo y el desastre sobrepoblación fueron solucionados.

“India no sólo se alimenta a si misma, sino que exporta alimentos”, dijo Osotimehin.

Añadió que si bien algunas regiones del mundo continúan creciendo, otras tienen “más personas de 65 años de edad que de 5 años de edad, y esos países tienen problemas con la forma en que van a seguir siendo competitivos.”

Mas temprano en la conferencia, el Profesor de Salud Internacional del Instituto Karolinska, Hans Rosling, demostró claramente (como los opositores de control de la población también han sostenido durante décadas) que el descenso de la fecundidad se relaciona con la disminución de la mortalidad infantil y al aumento de la riqueza. También reconoció que los temores de una “explosión” de la población se han exagerado enormemente y la población mundial probablemente llegará a su máximo de alrededor de 9000 millones, y después comience a caer.

Alicia Yamin de la Escuela de Salud Pública de Harvard también dijo que el autor de la propuesta original de la explosión demográfica, Thomas Malthus, estaba equivocado

“Los seres humanos son más que simples consumidores”, dijo. “Tienen capacidad de la razón, y son  agentes activos capaces de resolver problemas”.

EL TESTIMONIO DEL EXCESIVO CONSUMO DE LOS RICOS EN RELACIÓN A LOS POBRES

El problema, para varios oradores identificados, es el consumo excesivo por el mundo rico.

“Un tercio de los alimentos que se producen en el mundo se desperdicia”, dijo Osotimehin. “Así que a veces no se trata de lo que está disponible, se trata de la política de distribución y se trata de la política de acceso“.

Una persona sin hogar en Dinamarca en realidad consume más que una familia de seis personas en Tanzania“, añadió.

Y los ricos en los países desarrollados tratan de consumir tanto como los estadounidenses ricos.

El “nuevo problema de la población”, dijo Osotimehin, “es que todo joven que crece en Tanzania quiere conducir un SUV (vehículo utilitario deportivo).”

Kavita Ramdas, una representante de la India de la Fundación Ford en Nueva Delhi señaló que la “huella ecológica” del consumo del estadounidense promedio es de 9,7 hectáreas, en comparación con el promedio para una persona de Mozambique: 4,7 hectáreas. Un SUV americano requiere 44.000 litros de agua para su producción. Y las casas americanas crecieron 38% en el tamaño entre 1975 y 2002, a pesar de que el número de personas por hogar se redujo.

Es difícil decir qué tan receptivos fueron los asistentes a la conferencia a este ataque contra el consumismo estadounidense (la casa de Melinda Gates es de 66.000 metros cuadrados y cuenta con una piscina cubierta con un sistema de sonido bajo el agua.)

EL TESTIMONIO DE LA SOBRECARGA DE LOS RICOS SOBRE EL PLANETA

Pero Ramdas estaba calentando el ambiente.

“No creo que todos los derechos deben ser puestos en piedra”, dijo. “¿Por qué no puede haber un derecho prima facie impuesto a los países que están realmente poniendo una carga insostenible para el planeta para todos nosotros?”

Ella continuó diciendo que los Estados Unidos y Europa no siempre van a tener este “brillo post-colonial en el que se asume que siempre van a tener el control”.

“Si los estadounidenses consumen más que los africanos, deberían ser forzados a una política de un solo hijo”, dijo en un momento dado.

Cuando un periodista en el panel dijo que,

no ve “cómo los países ricos puedan consumir menos” Ramdas dijo: “Ud, puede forzarlos… puede obligar a las mujeres a tener menos hijos, puede obligar a la gente a consumir menos…”

“El orden del mundo tiene que cambiar”, dijo Osotimehin, un médico de familia nigeriana.

“No sólo por el medio ambiente, tiene que cambiar los derechos, tiene que cambiar el transporte”.

Ramdas dijo que,

el Sur Global no tolerará “la hipocresía y la otra agenda de occidente”. “Hemos estado allí antes”, dijo.

“Hemos visto las esterilizaciones forzadas. Hemos visto los temores que Occidente tiene de que la gente de color marrón invada el mundo. Estamos cansados ??de ser esclavos a los amos coloniales”.

Irónicamente, Ramdas trabaja para la Fundación Ford, uno de los arquitectos originales de las políticas globales de control de la población que denuncia. Un funcionario de Ford, en el apogeo de la década de 1960 sobre los temores de superpoblación de los morenos en todo el mundo, especuló acerca de la “fumigación aérea de anticonceptivos India que podría ser neutralizada con una píldora antedotal con receta médica”.

Pero en su discurso de clausura Ramdas se alejó de control de la población a otra agenda global.

“Tendemos a hablar mucho de planificación de  la familia, pero se trata también de la elección no tener hijos. Se trata de la opción de entender que se puede tener relaciones sexuales sólo por el placer de tener sexo”, dijo entre aplausos y ha añadido que “el aborto seguro y legal gratuita” es vital para la causa.

Sin darse cuenta, Ramdas parece estar abogando – y adoptando ella misma – los mismos principios de la ideología occidental que sostiene el dogma control de la población occidental que tanto desprecia: una visión hedonista de sexo divorciado de la naturaleza y la familia, un total desprecio por la vida humana, y una incontenible urgencia por regular la conducta de los demás.

Fuentes: Life Site News, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: