Ya existiría la tecnología para hacer trasplantes de cabeza completa entre seres humanos

Provoca alarma ética.

 

En occidente ya se ha realizado entre ratas y monos, y los chinos dicen que lo hicieron con un perro; en forma experimental. Pero ahora un científico italiano detalla cómo la tecnología actual podría estar disponible para permitir los primeros trasplantes de cabeza humana para el tratamiento de parálisis o enfermedades como la distrofia muscular. 

 

cabeza del mosntruo de frankenstein

 

Su posición se basa en el trasplante que se realizó en la cabeza de un mono en 1970. Pero hay varias cuestiones éticas que entran en juego en este procedimiento llamado Heaven (Cielo), incluida la personalidad de la persona, la calidad de vida que llevaría y el paciente donante.

“SÓLO HACER ESTOS EXPERIMENTOS NO ES ÉTICO”

Los trasplantes de órganos han hecho grandes avances en las últimas décadas y con el advenimiento de la impresión 3D se están comenzando a producir piezas de repuesto. Pero, de acuerdo con un científico italiano, una frontera que no ha sido abordada todavía pronto podría ser una posibilidad – un trasplante de cabeza humana entera.

Un artículo publicado en Neurología Quirúrgica Internacional describe cómo algunos de los retos que han impedido un intercambio de cabeza completa en los seres humanos ahora podrían ser superados.

Además de los desafíos científicos, las consideraciones éticas de ese procedimiento ahora se están discutiendo con otros científicos que dicen que “no debería ocurrir nunca”.

El Dr. Sergio Canavero del Grupo Avanzado de Neuromodulación de Turín en Italia, escribió que actualmente existe la tecnología para reconectar la cabeza de un donante a la médula espinal del destinatario. Él llama HEAVEN (cielo) al procedimiento.

Este tipo de trasplante se llevó a cabo en un mono rhesus en 1970. El animal vivió sólo ocho días después, pero durante ese tiempo, funcionó normalmente, de acuerdo con Canavero.

Canavero destacó las palabras del científico, Robert White, quien completó la hazaña en el mono:

En 1999, él predijo que “… lo que siempre ha sido materia de la ciencia ficción – la leyenda de Frankenstein, en la que todo un ser humano se construye cosiendo varias partes del cuerpo en conjunto – se convertirá en una realidad clínica a principios de siglo XXI… el trasplante de cerebro, al menos inicialmente, en realidad será el trasplante de la cabeza – o trasplante del cuerpo, dependiendo de su punto de vista… Con las importantes mejoras en las técnicas quirúrgicas y el manejo postoperatorio desde entonces, ahora es posible hacer el trasplante de cabeza para los seres humanos”.

 

dibujo de transplante de cabeza de un mono

 

El dibujo representa un trasplante de cabeza de un mono. (Imagen: White et al 1971 a via Neurología Quirúrgica Internacional)

CANAVERO EXPLICA EL PROCEDIMIENTO

En su documento, Canavero describe cómo él cree que esto es ahora posible.

Primero comienza con el enfriamiento de la cabeza del recipiente a una temperatura tan baja como para permitir a los cirujanos desconectar y volver a conectar la cabeza del donante en el cuerpo. Esta temperatura sería de entre 12° C y 15° C.

Para la separación de las cabezas de cada organismo para la transferencia, los cirujanos usan una cuchilla muy afilada para un corte limpio que

es “la clave para la fusión con la médula espinal, ya que permite que los axones cortados se ‘fusionen’ con sus contrapartes distales”.

Es en esta reconexión que la propuesta de Canavero se diferencia de los demás. Se sugiere el uso de polietilenglicol (PEG), un plástico, para ayudar a fundir las dos médulas espinales.

Además de la principal descripción técnica del procedimiento, Canavero también proporciona un escenario posible con el fin de dar al lector una idea de todo el esfuerzo.

DISCUSIONES ÉTICAS

Tal vez el lector se pregunte quién se beneficiaría de tal procedimiento. Se señaló que parapléjicos y pacientes con distrofia muscular podría ser candidatos para recuperar la función que se había perdido. También se informó que el costo, estimado por Canavero, para tal procedimiento sería por lo menos de U$S 13 millones.

Las consideraciones éticas, como las cuestiones de personalidad y otros componentes del cerebro han entrado en juego con la investigación en el pasado, pero el paciente donante presenta un problema también. Canavero describió al donante como con muerte cerebral, lo que nos lleva a problemas relacionados con la ética de la sustracción de órganos antes de que una persona esté oficialmente muerta.

The Daily Telegraph informó que el doctor Calum Mackellar del Consejo Escocés de Bioética Humanos dijo,

“Esto suena como algo de una película de terror“.

Canavero admite en el documento que no se ocupa de las consideraciones éticas del procedimiento.

CBS News informó que el Dr. Jerry Silver de la Universidad Case Western Reserve, quien formó parte del equipo que volvió a conectar con éxito la médula espinal cortada en ratas, recordando lo que era ver al mono blanco con la cabeza trasplantada,

cree que este tipo de investigación “no debería ser hecha otra vez”.

“Sólo hacer los experimentos no es ético”, dijo, de acuerdo con CBS. “Esta es una mala ciencia, esto no debe suceder.”

También dijo que la propuesta de Canavero está “a años luz” de ser realmente viable.

“Es una fantasía completa, que se pueda hacer en una lesión traumática en un mamífero adulto”, dice Silver.

Fuentes: The Next Big Future, The Blaze, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: