El ‘primero yo’ esta enfermando a los centros de occidente.

 

¿Qué haría usted si un oficial de policía amenaza con arrestarle por intentar compartir un sándwich con una persona sin hogar desesperadamente hambrienta que realmente lo necesita? 

 

persona durmiendo en la calle en eeuu

 

Esa idea suena absolutamente extraña, pero esto está sucediendo en las principales ciudades en todo Estados Unidos. Más de 50 grandes ciudades de Estados Unidos han adoptado leyes “anti-camping” o “anti compartir comida” en los últimos años y en muchas de estas ciudades la policía están aplicando estrictamente estas leyes. A veces el objetivo parece ser que la gente sin hogar se vaya del espacio público.

Al parecer los políticos que están apoyando estas leyes creen que si las personas sin hogar no pueden conseguir más comida gratis y si son arrojados a la cárcel por “camping ilegal” finalmente decidirán ir otro sitio donde no molesten tanto a los ciudadanos que pagan sus impuestos.

UN CASO REAL

Una organización llamada Love Wins Ministries fue noticia nacional recientemente cuando la policía en Raleigh, Carolina del Norte, amenazó con arrestarlos si repartían salchichas, galletas y café a las personas sin hogar en el corazón de la ciudad.

Love Wins Ministries había estado haciendo esto durante años, pero ahora es aparentemente ilegal. Lo siguiente es de alguien que estaba allí

En la mañana del sábado, 24 de agosto, Love Wins Ministries apareció en la Plaza de Moore en 9:00, tal como lo hemos hecho prácticamente todos los sábados y domingos durante los últimos seis años. Le ofrecemos, sin costo ni obligación, café caliente y un sándwich de desayuno a quien quiera. Mantenemos esta promesa a nuestra comunidad en colaboración con cinco iglesias suburbanas grandes que nos ayudan con mano de obra y financiación.

En esa mañana tres agentes del Departamento de policía de Raleigh nos impidieron hacer nuestro trabajo, por primera vez. Un oficial dijo que si intentábamos distribuir comida, nos arrestarían.

Nuestra iglesia asociada trajo 100 galletas con salchicha y grandes cantidades de café. Pedimos a los oficiales el permiso para entregar las galletas a las más de 70 personas que se habían alineado, esperando para comer. Dijeron que no. Yo tendría que decirle a aquellos que estaban esperando que no podía alimentarlos, o sería arrestado.

Esto pasa literalmente en todo el país.

En Orlando, Florida leyes contra la alimentación de las personas sin hogar en realidad fueron confirmadas en la corte.

¿DESDE CUÁNDO ES ILEGAL DAR COMIDA A ALGUIEN?

En Orlando, Florida, ha sido desde abril de 2011, cuando un grupo de activistas perdió una batalla judicial contra la ciudad para revocar sus leyes del 2006 que restringen compartir comida con grupos de más de 25 personas. La ordenanza requiere que quienes hagan este reparto grande de alimentos lo hagan en los parques a dos millas del Ayuntamiento para obtener un permiso y limita a cada grupo a dos permisos por parque durante un año.

Lo curioso es que algunos de estos políticos del control creen que están “ayudando” a los desamparados aprobando esas leyes. En la ciudad de Nueva York, el alcalde Bloomberg ha prohibido a los ciudadanos donar alimentos directamente a los refugios de los sin hogar y en realidad está convencido de que es lo correcto para los sin techo…

Y es curiosa su explicación. Están fuera de la ley las donaciones de alimentos a los refugios sin hogar porque la ciudad no puede evaluar su sal, contenido de grasa y fibra, informa Marcia Kramer de CBS 2.

Glenn Richter llegó a una sinagoga de West Side el lunes para recoger rosquillas sobrantes — panecillos frescos nutritivos — para donar a los pobres. Sin embargo, bajo un nuevo edicto de policía de Bloomberg los alimentos ya no se pueden donar a los refugios de los sin hogar de la ciudad.

¿Cree Ud. que las personas sin hogar se preocupan por el “contenido de sal, grasa y fibra” de su comida? Por supuesto que no. Sólo quieren comer.

De hecho, según USA Today, más de 50 grandes ciudades han pasado esas leyes…

Atlanta, Phoenix, San Diego, Los Angeles, Miami, Oklahoma City y más de 50 otras ciudades han adoptado previamente algún tipo de leyes anti-camping o anti compartir comida, según el National Law Center sobre la Indigencia y la Pobreza.

La forma en que una nación está tratando a los miembros más vulnerables de la sociedad dice mucho acerca de quiénes son como nación.

NO SE TRATA SÓLO UNA COSA DE POLÍTICOS

Lamentablemente, no sólo los políticos se están volviendo insensibles.

Esto sucedió en Canadá, y es un ejemplo perfecto de la crueldad que está ganando a la sociedad.

La carta fue enviada por una vecina de la abuela de un niño autista a quien le molestan los ruidos que hace el niño.

La familia de un adolescente autista canadiense recibió una ofensiva carta de una vecina anónima que se quejaba de que el menor hace ruido y les pide que cambien de barrio o que le practiquen la eutanasia, reporta el periódico ‘La Presse Canadienne’.

A Maxwell Begley, un adolecente de 13 años de la ciudad de Oshawa, en la provincia de Ontario, Canadá, le diagnosticaron autismo cuando apenas tenía 2 años. Al muchacho le encanta jugar en el jardín de su abuela, que vive en la cercana localidad de Newcastle, donde pasa los veranos, pero una de las vecinas de la familia opina que

“un niño con discapacidad no debe andar por un vecindario como el nuestro”.

“Una madre enojada”, como se autodenomina la autora, dejó debajo de la puerta de la abuela de Maxwell una carta dirigida a la madre del muchacho, Karla Begley, en la que se quejaba de que los ruidos “propios de un animal” que, según ella, emite Maxwell “asustan a los niños normales“, añadiendo que

los llantos de los bebés y los ladridos de los perros son ruidos normales, pero el ruido que hace su hijo no lo es”.

A continuación, en el insultante mensaje, la anónima vecina agrega:

“¿Quién va a querer hacerse cargo del chico? Nadie querrá ofrecerle un trabajo, ninguna chica normal lo va a amar o va a querer casarse con él, y tú [en alusión a la madre] no vas a vivir para siempre. Creo que todas las partes su cuerpo que no estén afectadas por el retraso deberían ser donadas a la ciencia, ¿qué otra utilidad pueden tener?”.

Al final de la carta la mujer pide a la madre del niño que le hagan un favor a todo el vecindario y se muden, o que le practiquen la eutanasia a su hijo.

Los corazones están enfriando al mismo tiempo que crece la necesidad de amor y compasión en nuestra sociedad.

Fuentes: Activist Post, RT, Signos de estos Tiempos

 

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: